Psicología y Salud emocional

Abandono emocional: ¿qué es, efectos y cómo superarlo?

Escrito por Mercedes Mansilla

Al hablar de abandono emocional, nos referimos a un estado subjetivo donde el individuo se siente indeseado, lo que le genera inseguridad y miedo al rechazo.

En este estado, la persona no puede tomar conciencia de que su bienestar depende de si mismo y de su predisposición para salir adelante.

Quienes sienten abandono emocional, suelen ser personas que han tenido una infancia difícil, con padres ausentes o violentos.

Sin embargo, si esta sensación no se trata puede devenir tanto en enfermedades mentales como físicas.

Para salir adelante, primero debes reconocer que este estado es subjetivo y que las cosas no son lo que parecen.

A continuación, en el siguiente artículo te compartiremos una valiosa información al respecto del abandono emocional, donde podrás conocer las causas que lo producen así como los efectos en la salud y de qué maneras se puede superar.

¿Qué es el abandono emocional?

El abandono emocional es un sentimiento de carencia. Este sentimiento se gesta en la niñez en quienes no fueron comprendidos por sus padres, no tuvieron la suficiente atención o simplemente se sintieron dejados de lado.

Esta sensación de ser desplazados marca un patrón donde si no se trata el conflicto, la persona que sienta el abandono emocional lo seguirá replicando. El mismo conflicto aparecerá con todos sus vínculos y es posible que genere problemas con sus parejas, sus amigos y colegas, entre otros.

Causas del abandono emocional

El abandono emocional comienza en entornos que no están preparados para atender nuestras necesidades. En estos entornos, es probable que el hijo no haya sido buscado o que los padres se encuentren en una situación desfavorable que no les permita hacerse cargo de ellos.

Esto puede deberse a conflictos económicos o de pareja, o simplemente no están preparados psicológicamente para atender las necesidades de un niño.

Estos padres suelen ser jóvenes o faltos de experiencia y el contexto que los rodea no es favorable en lo absoluto. El abandono, en muchos casos se debe a la ignorancia y falta de experiencia más que a la falta de afecto.

Relaciones disfuncionales

Así como la relación con el niño es errática, la relación entre todas las partes se da de manera disfuncional. Hay un conflicto que se desatiende y el niño no puede comprender por qué no recibe el amor y la atención que necesita.

Padres tóxicos o ausentes

Al hablar de relaciones tóxicas debemos comprender que los padres desarrollan conductas dirigidas intencionalmente hacia un niño. Esto produce en él un daño interno a través de sentimientos negativos, como la desvalorización y desestima hacia su propia persona sin justificación.

Depresión y ansiedad

La depresión infantil tiene dos características que la diferencian de la del adulto. En primer lugar la dificultad del niño para poder expresar verbalmente sus emociones y por otro lado, el hecho de que aún su personalidad se encuentra en formación.

Herencia genética

Los genes pueden jugar un factor importante, dado que los factores hereditarios intervienen en muchas conductas complejas como capacidades cognitivas, personalidad y psicología.

Esto no significa que uno está condenado a nacer en una familia con determinadas características, sino que deberá buscar ayuda profesional para evitar repetir los mismos patrones.

Síntomas del abandono emocional

El abandono emocional se puede manifestar de diferentes formas, dado que todos experimentamos nuestros sentimientos y respondemos de diferentes maneras, según nuestro comportamiento y personalidad. Mientras algunos tienden a refugiarse en su interior y tomar una posición más victimista, otros pueden reaccionar con agresividad.

Apatía

La apatía, es definida por el filósofo existencialista Abbagano como la impasibilidad del ánimo y dejadez, indolencia, falta de vigor o energía.

Cuando nos sentimos y nos comportamos de manera apática, nos mostramos indiferentes ante las situaciones que nos rodean. Casi como un limbo existencial donde pareciera que nada nos importa.

Desconfianza

El psicoanalista Erik Erikson desarrolló una teoría del desarrollo de ocho fases. El autor tuvo en cuenta la primera etapa como la de confianza versus desconfianza, esta surge entre el nacimiento y el primer año de edad. Donde el niño aprende a confiar o a desconfiar de su entorno.

Desinterés afectivo

El hecho de haber tenido una infancia dificultosa, donde el niño se sintió falto de afecto puede desencadenar en un adulto desinteresado.

Tras una investigación, los psicólogos Sotil y Quintana, afirmaron que las familias que hayan tenido una separación o falta de comunicación, suelen generar miembros sin interés en el vínculo y apoyo de la familia. Esto puede desembocar en que no sientan seguridad entre ellos mismos.

Incomprensión emocional

Las personas que se sienten incomprendidas emocionalmente, son aquellas que piensan negativamente sobre sí mismas de manera consciente. También siempre esperan ser rechazadas por los demás. Se sienten insatisfechos y este estado emocional se traduce en relaciones deficientes.

Baja autoestima

El psicoterapeuta Branden, define la autoestima como la evaluación que efectúa y mantiene al individuo respecto a si mismo. Es como uno se siente respecto de sí mismo y constituye un juicio personal de dignidad.

Quienes tienen baja autoestima sienten que no son dignos ni merecedores de sus logros y afectos. Tienen miedo al rechazo dado que ellos son los primeros en juzgarse a sí mismos.

Vacío interior

El concepto de vacío interior se refiere a todo lo que está relacionado con sensaciones como el aburrimiento, la soledad y desesperanza. Es un sentimiento subjetivo que genera un malestar físico, como si la persona se sintiera desanimada y vacía.

Perfeccionismo

Los perfeccionistas suelen vincularse con cierta hostilidad dado que tienden a comunicarse de forma agresiva, exigente y crítica. Al mismo tiempo, tienen una gran sensibilidad interpersonal, ya que basan su autoestima en la aceptación de los demás. Necesitan de la aprobación y admiración de otros y por ese motivo se exigen al máximo.

Efectos del abandono emocional

El abandono emocional deja huellas que debemos estar dispuestos a sanar. Reconocer esto y consultar a un profesional, te ayudará a desprenderte de aquellos sentimientos que te marcaron.

Recuerda nuestras experiencias no nos condenan, tal como dijo el filósofo Jean Paul Sartre, “somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros”.

Trastorno de estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático, sucede cuando una persona sufre un acontecimiento de estas características ya sea en primera persona o como testigo.

Todo aquello que recuerde del acontecimiento traumático, provocará un intenso estrés psicológico. Esta gente tiende a tratar de evitar todo aquello que recuerde al trauma.

Trastorno límite de personalidad

Quienes poseen este trastorno, también conocido como trastorno borderline de la personalidad, pueden tener cambios de estados anímicos bruscos. También pueden mostrarse con incertidumbre sobre cómo se ven a sí mismos y cuál es su papel en el mundo. Suelen ser personas que cambian rápidamente de intereses y valores.

No se pueden aferrar a intereses o valores, dado que su concepción sobre sí mismos cambian constantemente.

Ansiedad

La ansiedad se refiere a un sentimiento inherente al ser humano, el cual todos hemos experimentado en algún momento. La ansiedad puede ser ocasional o convertirse en un trastorno cuando la preocupación y el miedo se convierte en algo constante.

Este sentimiento puede interferir con las actividades cotidianas, el desempeño laboral y relaciones interpersonales. Por eso, al sentir ansiedad, debemos analizar si es producto de alguna situación ocasional o si se vuelve una sensación constante que nos impide seguir con nuestra vida con normalidad.

Dificultades sociales

Socializar es el proceso por el cual uno aprende a diferenciar lo aceptable y lo no aceptable en su comportamiento. Este proceso debe fomentarse en los niños a muy corta edad.

Los conflictos en la infancia, nos impiden discernir cuáles son los comportamientos correctos y cuáles no. Esto puede generar problemas para relacionarnos con los demás, dado que nuestra concepción es diferente. Por otro lado, es probable que desarrollemos conductas socialmente inaceptables, como por ejemplo, la agresividad.

Depresión

La depresión es una enfermedad recurrente, frecuentemente crónica y requiere de un tratamiento a largo plazo. Esta requiere de un profesional capacitado para ayudarnos a salir adelante, ya que la misma puede ser peligrosa tanto para la persona como para su entorno.

Fobias

Las fobias suelen presentarse en los trastornos de ansiedad. Una persona con una fobia sufre miedo o ansiedad por un objeto o situación específica.

Al estar en esta emoción, la persona se ve impedida a desarrollarse de forma natural y puede generar un malestar significativo en su trabajo, estudios, entre otros.

Trastornos alimenticios

Los trastornos alimenticios son un conflicto en la conducta alimentaria, donde la misma se ve afectada por el control de peso. Está asociada a una gran variedad de consecuencias psíquicas, sociales y de salud.

Aquellos que no pueden expresar sus emociones, terminan descargando sus tensiones en su cuerpo y en la manera de alimentarse. Esto genera un desorden alimenticio dado que, el alimento representa la vida y alguien con este tipo de conducta, la rechaza.

Problemas de autoestima

Para Maslow, representante de la psicología humanista, la mayoría de las personas que no han desarrollado un alto nivel de estima nunca llegan a realizarse. Para él existen dos tipos de necesidades de estima, la propia y aquella que proviene de otras personas.

Es necesario entender que se puede trabajar y mejorar la autoestima. Donde aceptarnos, querernos y perdonarnos son los tres primeros pasos.

¿Cómo superar el abandono emocional?

Para superar el abandono emocional primero debemos reconocerlo y perdonar. Todo aquello que hemos vivido y experimentado no debe ser nuestra condena.

Lo cierto es que, dependiendo del tipo de abandono emocional, nos veremos predispuestos en mayor o menor medida a perdonar.

No es lo mismo perdonar a alguien que nos ha dejado a un lado por falta de experiencia y conocimiento, que a alguien que lo ha hecho adrede.

Sin embargo, aún así debes intentar desapegarte de esas emociones negativas dado que al único al que le generan sufrimiento es a ti.

Recuerda que tenemos la capacidad y el derecho a elegir qué hacer con aquello que no podemos cambiar.

Concientizarse de las emociones

Todos tenemos poseemos distintas emociones según el día, momento o situación que estemos atravesando. Para poder reconocerlas pregúntate todos los días qué emoción sientes y mide del 1 al 10 su intensidad.

Determinar las necesidades emocionales

¿Te has preguntado qué te hace feliz? Todos tenemos necesidades diferentes y necesitamos reconocer que nos hace felices. Reconoce cuáles son los momentos y vínculos que te fortalecen.

Expresar los sentimientos

Aprender a expresar nuestros sentimientos, suele asustarnos porque pensamos que la mirada ajena puede juzgarnos o generarnos un conflicto.

Entender que quienes no comprendan tus sentimientos tienen también el derecho a irse, así como tú también lo tienes. Se transparente con tus vínculos para saber si realmente quieren elegirte.

Practicar el autocuidado

El cuerpo es nuestro envase. Sin él no podríamos vivir la experiencia de la vida. Procura cuidarlo, comienza a alimentarte sano, haz deporte, descansa. Mereces amor y cuidado propio, ya que nadie más que tú puede hacerse cargo.

Fortalecer el autoestima

Tener una autoestima elevada nos permite tener una relación sana con nosotros mismos y nuestros vínculos. Practica el autocuidado y el amor. Recuerda que eres merecedor de la abundancia y el amor, pero antes de esperar que venga de otros, primero debe venir de ti.

Liberarse de culpas

La culpa es un sentimiento humano, es natural juzgarnos. Sin embargo, no logramos nada juzgándonos sino reaccionando. Si has actuado de manera errónea es hora de perdonarte y seguir adelante. No te evadas ni te juzgues.

Acudir a terapia de ser necesario

Tendemos a querer hacerlo todo solos, pero es necesario pedir ayuda y acudir a terapia siempre que lo necesitemos. Reconocer que no podemos solos es el primer paso para superar nuestros problemas.

Te recomendamos informarte sobre psicología y elegir el tipo de terapia que más te resuene. Una alternativa es acudir a la terapia cognitiva, la cual y explica la conducta y cómo esta afecta a entidades, estados y procesos de naturaleza mental.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud