Artículo Revisado・Medicinas

¿Qué es el albendazol y para qué sirve?

Escrito por Ydequis ÁlvarezRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Hoy en día se ha demostrado que los parásitos pueden ocasionar fuertes enfermedades en nuestro organismo, incluso generarnos la muerte. Para ello, existen fármacos que son efectivos y confiables para eliminar estos huéspedes.

Uno de ellos, es el albendazol, el cual es un medicamento confiable y efectivo, siendo comercializado en distintas presentaciones para que se pueda adaptar a las condiciones de cada paciente.

Por esta razón, en este artículo te brindaremos toda la información necesaria para conocer el uso y contraindicaciones del albendazol a fin de emplearlo correctamente.

¿Qué es el albendazol?

El albendazol es un fármaco antiparasitario usado para erradicar enfermedades causadas por parásitos agresivos. Puede ser consumido por niños y adultos, en distintas dosis para eliminar larvas y nematodos adultos que se alojen en nuestro cuerpo.

Asimismo, este medicamento ocasiona debilidad en las células de los parásitos que causan deficiencia intestinal. De igual forma, el albendazol actúa de manera inmediata, ayudando a restaurar los tejidos intestinales y protegiéndolos de futuras enfermedades.

Para destacar: El albendazol es efectivo gracias a que impide la captura de glucosa en los parásitos, causando así la muerte de los mismos, dado que es absorbido en el organismo por medio de las mucosas intestinales, lo cual produce que se metabolice rápido en el hígado.

Composición

Este es un fármaco que proviene del benzimidazol, el cual se encarga de atacar y eliminar larvas que afectan el sistema digestivo y pulmonar. Tiene como nombre químico metil-5-(propiltiouracilo)-2-benzimidazol ­carbamato.

Un comprimido de este fármaco, posee como principio activo 400 mg de albendazol. Tiene como componentes excipientes lactosa monohidratada, povidona, celulosa microcristalina, sacarina sódica, estearato de magnesio y propilenglicol.

Presentaciones y dosis

Este es un medicamento que se puede encontrar de venta libre en varias partes del mundo. Se logra hallar en jarabes de 400 mg, y tabletas de 200 mg y 400 mg. Las dosis más altas son usadas en adultos con enfermedades de parasitosis crónica.

Los comprimidos pueden ser tragados con ayuda de un líquido, masticados o triturados. En el caso del jarabe solo se debe beber la cantidad recetada por el médico. Este medicamento se puede consumir dos veces al día, acompañado con alimentos.

Nota: La dosis de albendazol va a depender de lo agresivo que sean los parásitos. En caso de ser un pronóstico crónico, la porción más común es ingerir este medicamento durante 28 días seguidos. Para diagnósticos más leves se recomienda una sola dosis que se repite a los 15 día.

Todo el tratamiento y las dosis pueden variar según lo indique el médico. Algunas patologías requieren repetir las cantidades durante varios ciclos. Se debe tomar solo la porción recetada, ya que consumirlo en exceso puede acarrear consecuencias secundarias perjudiciales para la salud.

¿Para qué sirve el albendazol?

Los parásitos gástricos suelen atacar a personas de distintas edades, por lo cual es necesario estar siempre alerta y preparados para evitar contraer enfermedades parasitarias. A continuación, te explicamos los usos que se le puede dar al albendazol:

Infecciones intestinales por parásitos

El albendazol es un fármaco antiparasitario y antihelmíntico, que es usado en tratamientos para combatir parásitos como Hymenolepis nana, Ascaris lumbricoides, Strongyloides stercoralis Ancylostoma duodenale Taenia spp, Trichuris trichiura, y echinococcus granulosus.

También es usado de manera específica, para atacar parásitos que se alojan en el sistema digestivo, siendo capaz de descomponer las células de hongos y larvas intestinales. El albendazol también es usado para tratar enfermedades como la giardiasis infantil.

Importante: Diversas investigaciones y ensayos han demostrado la efectividad de este medicamento. Uno de ellos fue un estudio realizado en Perú, donde se desparasitó a más de 1.193 pacientes. La dosis fue de 400 mg y se constató que el albendazol es eficaz para atacar y eliminar lumbricoides y anquilostomideos. (1)

Neurocisticercosis

La neurocisticercosis es una enfermedad que puede ser tratada con medicamentos antiparasitarios y antiinflamatorios, donde el albendazol es ideal para atacar los cisticercos y se recomienda, tomar 2 veces cada 24 horas, durante 15 días.

De esta manera, la implementación de albendazol es efectiva para curar esta enfermedad. En caso de que el paciente no reaccione, se deben aumentar las dosis o ir a una nueva revisión médica con un especialista.

Importante: En el Hospital “Barros Luco” de Chile se realizó un análisis al desarrollo empírico del albendazol en el neurocisticercosis, donde se comprobó que este medicamento posee una gran efectividad, especialmente en aquellos pacientes que presentan quistes subaracnoideos gigantes. (2)

Hidatidosis quística

Esta es una patología que afecta gravemente el hígado, los pulmones y demás órganos. El albendazol se usa para eliminar los helmintos que atacan con esta enfermedad y se receta juntamente con cirugía, en caso de existir quistes.

Nota: La dosis recomendada es 2 tomas diarias durante 30 días, sin interrupciones. Se deben hacer 3 ciclos de 1 mes, con 15 días de pausa entre cada uno, y consumirlo en la cantidad de 400 mg diarios en niños y 800 mg en adultos por día.

Contraindicaciones del albendazol

El albendazol suele ocasionar en algunos pacientes síntomas perjudiciales para la salud. A pesar de que este medicamento puede ser usado por personas de distintas edades, es necesario reevaluar su consumo en los siguientes casos:

Sensibilidad a los componentes

La composición de albendazol puede producir molestias en algunos pacientes, debido a que existe una hipersensibilidad a los componentes de este medicamento, lo cual puede ocasionar intoxicaciones, alergias y asfixias.

Nota: En caso de presentar sensibilidad a los componentes de la fórmula del albendazol, es necesario retirar su consumo de inmediato.

Embarazo y lactancia

Este medicamento no debe ser administrado en mujeres embarazadas o que desean quedar en este estado. En caso de estar lactando no se debe consumir albendazol, ya que puede producir efectos secundarios en el lactante.

Niños menores de 1 año

Este fármaco viene en distintas presentaciones y dosis. Algunas cadenas farmacéuticas han comercializado jarabes y tabletas poco agresivas que pueden ser consumidas por niños.Sin embargo, se recomienda evitar la administración de albendazol en niños menores de 2 años, ya que podría ocasionar problemas a largo plazo.

Nota: Existen antiparasitarios de uso pediátrico que pueden tener la misma efectividad que este medicamento, en caso de que el infante presente complicaciones por el consumo de albendazol.

En Venezuela se realizó un estudio con 22 infantes a los que les administraron albendazol de 400mg por 5 días. Se concluyó que la droga no es tan efectiva en estos casos, solo se debe recetar en niños cuando sean intolerantes a medicamentos como el metronidazol. (3)

Interacción con otros medicamentos

El albendazol suele ser recetado en conjunto con otros medicamentos; pero en algunos casos puede ser poco beneficioso, dado que llega a aumentar los niveles de plasma si se combina con dexametasona y cimetidina.

Para destacar: Algunos fármacos como la fenitoína y la ritonavir pueden reducir la efectividad del albendazol como antiparasitario. Se recomienda evitar unificarlos en un tratamiento, ya que pueden impedir que la infección disminuya.

Efectos adversos del albendazol

Todos los pacientes son distintos y reaccionan de forma diferente a un tratamiento de fármacos. En ocasiones, el albendazol produce algunos efectos secundarios. A continuación te explicamos cuáles son los síntomas negativos más comunes que genera este medicamento:

Malestares gastrointestinales

El albendazol puede producir diarrea en algunos pacientes. Si se presenta algún desbalance intestinal leve o crónico, se debe retirar el consumo del medicamento de forma inmediata. En este caso, se debe realizar una revaluación del tratamiento.

Dolor de cabeza

Este medicamento puede producir molestias y dolor en la cabeza. Algunos pacientes han llegado a presentar una fuerte migraña, luego de iniciar su tratamiento con albendazol. Este síntoma debe ser evaluado con cuidado, ya que puede producir convulsiones.

Vértigo y mareos

Lastimosamente este medicamento puede producir mareos, vómitos y vértigo en algunas personas. Esto se debe a un aumento de enzimas hepáticas. En este caso, se debe evitar el consumo del fármaco o bajar la dosis.

Pérdida de cabello

La pérdida de cabello es uno de los síntomas que más tarda en aparecer. Suele ocurrir luego de tener un tratamiento de albendazol por más de 3 meses. Esto sucede porque las dosis del medicamento son muy altas. En este caso, se recomienda pausar el tratamiento por 2 semanas.

Conclusiones Claves

  • El albendazol es un fármaco capaz de eliminar parásitos en distintos órganos del cuerpo.
  • Debe ser consumido solo si es recetado por un médico o farmacéutico.
  • En dosis muy altas puede ocasionar vómitos ,diarreas y mareos.
  • No se debe administrar en niños menores de 2 años ni en embarazadas o mujeres en plan de fertilidad.
  • Se debe evitar tomarlo en ayunas.