Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

¿Qué son los alimentos reguladores y para qué sirven?

Escrito por Jesús Emilio TorrealbaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Los alimentos de origen vegetal, tienen su clasificación sobre la base de su función en el organismo. En esta clasificación se destacan los alimentos reguladores, cuya función es el aporte de elementos necesarios para el funcionamiento del organismo.

En el siguiente artículo, te damos la información necesaria sobre los alimentos reguladores y su utilidad para el ser humano.

¿Qué son los alimentos reguladores?

Los alimentos reguladores son aquellos que tienen en su composición fibras, vitaminas, minerales y otros compuestos, que no son producidos en suficiente cantidad por el organismo y que inciden directamente en el funcionamiento del cuerpo humano.

Aportan fundamentalmente micro y macronutrientes, y entre sus propiedades tienen una acción antioxidante además de regular los procesos metabólicos.

Importante: Su función principal es lograr que el organismo trabaje correctamente; también son conocidos como alimentos protectores, esto, por el control que tienen en los órganos del cuerpo.

¿Para qué sirven los alimentos reguladores?

En estos alimentos existen muchas propiedades químicas y nutricionales que le otorgan variados beneficios al organismo. A continuación te mencionamos las más destacadas:

1. Potenciar el sistema inmune

Una característica de este tipo de alimentos es su aporte de vitaminas A, del complejo B, vitamina C y la vitamina E (1), que funcionan como potentes antioxidantes, con lo cual contribuyen a potenciar el sistema inmune.

Nota: El color de los alimentos reguladores identifica su potencial para la salud humana, como por ejemplo el rojo y el naranja identifican a los alimentos ricos en vitamina C y compuestos antioxidantes.

2. Mantener hidratado el organismo

Otra particularidad de estas frutas y vegetales, es que tienen un alto porcentaje de agua y su consumo garantiza la hidratación del organismo humano, en especial las frutas.

En este grupo pueden entrar frutas como: fresas, naranjas, mandarinas, piña, aguacates, uvas, mango, limón, papaya, plátano, sandía entre otras, con un alto contenido de agua.

3. Regular las funciones digestivas

Los alimentos reguladores tienen una importante cantidad de fibras solubles e insolubles, con un resultado beneficioso sobre la actividad digestiva. Las fibras solubles tienen el efecto positivo de pegarse a las grasas y el colesterol de los alimentos, con lo que impiden su absorción.

Para destacar: El efecto de las fibras insolubles es principalmente darle forma, volumen y consistencia a los excrementos, para que estos sean fácilmente expulsados evitando el estreñimiento, permitiendo el adecuado funcionamiento de los intestinos.

4. Fortalecer el sistema óseo, muscular y visual

Gracias a su alto porcentaje de vitaminas como la A, la C y la K, sumado a los minerales como el calcio, el magnesio, el manganeso y el fósforo, además del aporte de cofactores para la síntesis de colágeno, los alimentos reguladores fortalecen las funciones del sistema osteomuscular (2) y visual (3).

5. Estimular la absorción de nutrientes

Son necesarias ciertas vitaminas y minerales, para que el organismo absorba otros nutrientes. Los alimentos reguladores aportan por ejemplo, ácido ascórbico o vitamina C que ayuda en la absorción del hierro.

Nota: La vitamina D favorece la fijación del calcio y frutas como la piña contienen una enzima que ayuda a la digestión y absorción de los distintos nutrientes.

6. Favorecer la salud mental y estado de ánimo

La serotonina y otros neurotransmisores, son responsables del equilibrio del sistema nervioso central. Las vitamina C, B6, B12 y minerales como el magnesio y el zinc, regulan el estado de ánimo a través de varios mecanismos que son imprescindibles en la síntesis de la serotonina, hormona que favorece la salud mental. (4)

7. Mejorar la salud cutánea y capilar

Los frutos secos como las avellanas o las nueces, contienen un tipo de vitamina B llamada biotina (5). Esta vitamina interviene en el crecimiento del cabello y el fortalecimiento de las uñas.

Para destacar: También los antioxidantes contenidos en los alimentos reguladores, impiden el estrés oxidativo de las células causado por los radicales libres, retardando el envejecimiento de las células de la piel.

¿Cuáles son los alimentos reguladores?

Los principales alimentos reguladores se encuentran especialmente en el reino vegetal. Te mencionamos a continuación sus principales fuentes:

1. Frutas

Entre los alimentos reguladores se encuentran las frutas como las naranjas, la mandarina, el limón, la sandía, la piña o las fresas entre otras, aportan gran cantidad de vitaminas, principalmente la vitamina C y agua. Son propicias para deportistas y en general deben ser incluidas en la dieta.

2. Vegetales y hortalizas

Otra fuente de vitaminas y minerales, lo constituyen los vegetales y las hortalizas. Se destacan en su aporte de betacarotenos y fibra abundante. En este grupo de alimentos reguladores podemos encontrar vegetales como: lechuga, acelga, zanahorias crudas y espinacas, también verduras como espárragos, remolachas, champiñones, brócoli entre otros.

3. Semillas

Otra fuente de alimentos reguladores lo constituyen las semillas como la chía, zapallo, garbanzos, porotos, amapola, maíz, entre otras. Su principal aporte lo constituyen los ácidos grasos de cadena larga omega 6.

Conclusiones Claves

  • Los alimentos reguladores aportan los micro y macronutrientes requeridos por el cuerpo humano.
  • Su principal fuente proviene del reino vegetal, como las frutas, verduras, hortalizas y semillas.
  • Tienen propiedades antioxidantes y potencian varias funciones del organismo.
  • Contribuyen en muchos procesos metabólicos del organismo, garantizando su correcto funcionamiento.
  • Son alimentos libres de grasas saturadas, por lo que su ingesta en exceso no representa peligro para la salud.