Psicología y Salud emocional

Alucinaciones: qué son, causas y tratamiento

Escrito por Mercedes Mansilla

¿Has visto un fantasma?, ¿Has oído a alguien decir tu nombre pero no hay nadie a tu alrededor?, ¿Se ha movido una silla por sí sola?, ¿O se trata de una alucinación?

Las alucinaciones pueden ser un signo de una enfermedad de salud mental, pero no siempre significa que una persona no se encuentra bien. De hecho, las alucinaciones son relativamente comunes. Pero, ¿Qué son realmente?

En este artículo podrás saber más sobre las alucinaciones, sus causas, los diferentes tipos de alucinaciones que se pueden experimentar y el tratamiento indicado para evitar tenerlas.

¿Qué son las alucinaciones?

Las alucinaciones son eso que sucede cuando alguien ve, oye, huele, saborea o hasta siente cosas que no existen en la realidad. En otras palabras, según la RAE las alucinaciones son una sensación subjetiva que no va precedida de impresión en los sentidos.

Las alucinaciones son comunes en personas que sufren de esquizofrenia. Las alucinaciones pueden ser aterradoras, pero generalmente hay una causa identificable. Pueden ocurrir como resultado de tomar drogas, o alcohol, o una enfermedad mental.

Causas de las alucinaciones

Según la prestigiosa revista médica WebMD, existen numerosas razones por las que una persona puede sufrir alucinaciones.

Hay muchas causas diferentes, desde las drogas hasta una enfermedad mental como la esquizofrenia, la enfermedad de Parkinson, la epilepsia, entre otras. A continuación te señalamos algunas de las causas más comunes que generan alucinaciones:

Efectos del alcohol y sustancias psicoactivas

Un estudio publicado por Industrial psychiatry Journal, sugiere que el consumo de alcohol puede generar alucinaciones.

Según el estudio, la alucinosis alcohólica es una complicación poco común del abuso crónico de alcohol, caracterizado por alucinaciones predominantemente auditivas durante o después de un período de consumo excesivo de alcohol.

Además, las drogas psicoactivas también podrían alterar la relación entre las partes del cerebro que procesan los sentidos y el lóbulo frontal, generando alucinaciones.

Consumo de medicamentos

Si bien, las alucinaciones son un síntoma común de la esquizofrenia, también pueden ser causadas por algunos medicamentos psiquiátricos como:

  • Olanzapina (Zyprexa)
  • Quetiapina (Seroquel)
  • Haloperidol (Haldol)
  • Zolpidem (Ambien)
  • Eszopiclona (Lunesta
  • Clonazepam (Klonopin)
  • Lorazepam ( Ativan)
  • Ropinirol (Requip)

De igual manera, también algunos medicamentos anticonvulsivos y medicamentos contra la migraña, pueden causar alucinaciones.

Enfermedades mentales

Existen muchas enfermedades que pueden causar alucinaciones, especialmente aquellas que afectan al cerebro o el sistema nervioso central. A continuación verás las más comunes.

Traumatismos o lesiones cerebrales

Un estudio publicado en Frontiers in Psychology, concluyó la relación entre escuchar voces, tener alucinaciones y vivenciar traumatismos o lesiones cerebrales.

Es probable que estos estén directamente vinculados a eventos estresantes y accidentes que se basan en las reacciones al trauma.

Epilepsia

Las convulsiones que acompañan a esta condición pueden aumentar las probabilidades de sufrir alucinaciones. El tipo que obtenga depende de la parte del cerebro a la que afecte la convulsión en sí.

Narcolepsia

La narcolepsia, un trastorno de sueño, está estrictamente vinculada con las alucinaciones, especialmente poco después de despertar. Mucha gente lo percibe como si hubiera un extraño en su habitación.

Estas alucinaciones pueden ser muy vívidas y aterradoras dado que es posible que no esté completamente dormido durante el sueño y experimente los sueños como realidad, según explica un estudio publicado en Mayo Clinic.

Fiebre muy alta

Según la revista médica WebMD, las alucinaciones son comunes en los niños con fiebre alta. Las alucinaciones suelen desaparecer en unos minutos al bajar la fiebre.

Otras infecciones o enfermedades como la meningitis también pueden desencadenar alucinaciones, las cuales desaparecen cuando se curan.

Enfermedades graves

Algunas enfermedades graves, como los tumores cerebrales, pueden provocar diferentes tipos de alucinaciones.

Otras enfermedades como la esquizofrenia, de la cual más del 70% de las personas que la padecen tienen alucinaciones visuales y entre el 60% y el 90% alucinaciones auditivas.

Alteraciones de la visión y el oído

Existe una afección, llamada síndrome de Bonnet que hace que las personas con problemas de visión como el glaucoma o las cataratas vean cosas.

Al principio, es posible que no se dé cuenta de que es una alucinación, pero eventualmente, se dará cuenta de que lo que está viendo no es real.

Estrés y ansiedad

El estrés puede exacerbar los síntomas de trastornos psicóticos, del estado de ánimo, ansiedad y traumatismos.

Y cuando estos trastornos se encuentran en un nivel severo es cuando aumenta el riesgo de psicosis. Entonces, de alguna manera, el estrés puede causar alucinaciones indirectamente.

Tipos de alucinaciones

Las alucinaciones pueden afectar su visión, olfato, gusto, oído o sensaciones corporales. Existen varias formas diferentes de alucinaciones.

Las alucinaciones son un síntoma común de la esquizofrenia, pero también pueden ser causadas por el abuso de drogas o el consumo excesivo de alcohol, fiebre, duelo, depresión o demencia. Algunos de los diferentes tipos de alucinaciones son:

Visuales

Las alucinaciones visuales implican ver cosas que no existen. Las alucinaciones pueden ser de objetos, patrones visuales, personas o luces.

Por ejemplo, puede ver a una persona que no está en la habitación o luces intermitentes que nadie más puede ver.

Auditivas

Las alucinaciones auditivas se encuentran entre los tipos más comunes de alucinaciones.

Es posible que escuche a alguien que le habla o le dice que haga ciertas cosas. También pueden ser sonidos, como pasos o chasquidos o golpes.

Táctiles

Las alucinaciones táctiles implican la sensación de tacto o movimiento en su cuerpo. Por ejemplo, puedes sentir que te tocan, o que insectos se arrastran por tu piel.

Del gusto y el olfato

Las alucinaciones olfativas involucran su sentido del olfato, como por ejemplo, sentir un olor desagradable al despertarse o sentir que su cuerpo huele mal, etc.

Este tipo de alucinación también incluye aromas agradables, como el olor a flores. Las alucinaciones gustativas son similares a las alucinaciones olfativas, pero involucran al sentido del gusto en lugar del olfato.

Pseudoalucinaciones

Las pseudoalucinaciones son imágenes mentales vívidas, que difieren de las alucinaciones verdaderas en que carecen de todas las cualidades de las percepciones verdaderas.

Por ejemplo, puedes escuchar una voz dentro de tu cabeza en lugar de percibir como proveniente del exterior.

¿Cómo tratar las alucinaciones?

Las alucinaciones pueden ser alarmantes para cualquier persona, independientemente de si las estás experimentando directamente o si estás presenciando a alguien que las tiene.

Algunas alucinaciones requieren de ayuda profesional. Las siguientes son algunas formas de tratar las alucinaciones:

Medicamentos indicados por especialistas

Si sufres de alucinaciones frecuentes, debes buscar ayuda profesional. Los antipsicóticos o neurolépticos, pueden controlar la mayoría de las alucinaciones. Sin embargo, estos medicamentos requieren de una receta médica.

Evitar el consumo de sustancias psicoactivas

Si sufres de alucinaciones, evita el consumo de drogas, especialmente marihuana, cocaína y alucinógenos, como LSD (dietilamida de ácido lisérgico), mescalina, psilocibina, PCP (fenciclidina) y ketamina, entre otros.

Moderar el consumo de alcohol

El consumo de alcohol puede desencadenar alucinaciones, en caso de una complicación el abuso crónico y excesivo de alcohol. Estas alucinaciones son típicamente auditivas pero pueden manifestarse como visuales o táctiles.

La condición también se caracteriza por alteraciones del estado de ánimo y delirios que pueden simular la esquizofrenia. A menudo, la alucinosis alcohólica desaparece por sí sola si dejas de beber alcohol.

Gestionar el estrés

Muchas personas que padecen estrés y ansiedad crónicos sufren de alucinaciones en menor grado.

Además padecen síntomas como nerviosismo, agitación, tensión, palpitaciones y dolor en el pecho. De hecho, la ansiedad es uno de los problemas de salud mental más comunes.

Descansar adecuadamente

Pasar varios días sin dormir puede alterar la percepción. Es posible que experimente alucinaciones o ver algo que no está allí si no visitas el mundo de los sueños con frecuencia.

Ejercitarse y alimentarse adecuadamente

El ejercicio puede reducir las alucinaciones, según un nuevo estudio publicado en PubMed. Es probable que establecer un régimen de ejercicio sea más eficaz cuando se trata de personas más jóvenes.

Sin embargo, adoptar un estilo de vida saludable también ayuda a mejorar la salud del cuerpo y el cerebro a largo plazo.

Apoyo y comprensión familiar

Si tienes un ser querido o un conocido que sufre de alucinaciones, habla con esa persona sobre su experiencia y pregúntale si hay algo que puedas hacer para ayudar.

Escucha lo que la persona diga sin juzgarla. Empatiza con sus emociones y ayudala, manteniendo un tono tranquilo, hablar de estos problemas es beneficioso para el tratamiento.