Psicología y Salud emocional

¿Qué es el amor unilateral y cómo se debe enfrentar?

Escrito por Enmanuel Da Silva

Sentir algo por un compañero de clases, del trabajo o un amigo, pero los cuales no son correspondidos, son eventos muy frecuentes en nuestra vida diaria. Estas emociones generan toda una plétora de emociones: tristeza, insuficiencia, frustración e incluso ira.

Incluso, puedes llegar a tener, aún, sentimientos por aquella persona que alguna vez fue tu pareja. Es completamente normal, pero eventualmente, debemos superar estas emociones.

Sin embargo, no es una tarea sencilla. Requiere convicción y esfuerzo de tu parte. No obstante, aquí te mostraremos algunas recomendaciones básicas que puedes necesitar. Pero recuerda, estas no son soluciones mágicas. El resto depende de ti.

¿Qué es el amor unilateral?

El amor unilateral es un fenómeno común que, en algún punto de la mayoría de personas, llegamos a experimentar. Se trata de una afección emocional, física (o ambas) hacia una persona y que esta no corresponde nuestros sentimientos.

El amor unilateral puede manifestarse de múltiples maneras, ya sea una admiración excesiva hacia una figura pública famosa (como un cantante o atleta), o a personas cercanas, pero las cuales no expresamos nuestras emociones.

El amor unilateral puede incluso reinar en relaciones románticas, donde una persona imprime esfuerzo, dedicación y amor para mantener la relación, mientras que la otra persona no lo hace.

Características del amor unilateral

Como habíamos dicho, el amor unilateral puede darse lugar de distintas maneras. Pueden ser atracciones físicas o emocionales ligeras hacia otra persona o, incluso, convertirse en verdaderas obsesiones.

Constituye un sentimiento no recíproco

La reciprocidad es imprescindible en toda relación interpersonal de cualquier clase. Por naturaleza, cuando entregamos o hacemos algo por alguien, deseamos algo de vuelta.

Esto no es, necesariamente, algo físico o material (remuneración económica), sino que puede ser algo emocional. Ser agradecido genuinamente por tu acción y recibir de vuelta parte de ese amor que proporciona.

En el amor unilateral, no existe esa reciprocidad. La persona da su amor y no lo recibe. Un ejemplo de ello es escuchar a alguien mientras este se desahoga sobre sus problemas y aflicciones.

Sin embargo, cuando los roles se intercambian (el receptor se convierte en emisor) y la persona es ignorada, se convierte en una muestra de amor unilateral.

Suele ocurrir en la adolescencia

La prevalencia del amor unilateral durante la segunda década de vida es alta (en particular, durante la adolescencia), como demuestran ciertas encuestas.

Una posible explicación se debe a la inmadurez o incapacidad de los adolescentes de manejar sus emociones, produciendo sensaciones de apego y deseo hacia otros, a pesar de no recibir alguna clase de afecto de regreso.

Erik Erikson explicó, en su teoría del desarrollo, que durante esta etapa de la vida del ser humano (llamada identidad vs la falta de identidad), el individuo profundiza su búsqueda sobre quién es realmente, sus deseos, ambiciones, miedos e inseguridades.

Esta agudización sobre su propia identidad, y si se siente identificado con quién lo rodea, puede generar esas sensaciones de apego unilateral, donde el individuo se siente identificado y comprendido por la otra persona.

Puede convertirse en obsesión

Sentir atracción hacia alguien con quien solo tienes una amistad o simplemente un conocido, pero no tienes el valor y fortaleza emocional para expresarlo, es algo completamente normal.

Sin embargo, cuando estas emociones se agudizan con el tiempo y la otra persona se vuelve el eje, en donde todos tus pensamientos y acciones giran alrededor de él, se vuelve un problema.

Esta obsesión puede volverse patológica y afectar el estado emocional de la persona, llevando a depresión, dependencia y sensaciones de insuficiencia.

Suele basarse en necesidades físicas y afectivas

Brindar una razón en específico del porqué el amor unilateral se desarrolla es difícil. Sin embargo, en ciertos casos, puede existir una o varias causas identificables que, a la larga, expliquen estos sentimientos unilaterales.

Entre estos, está el deseo de ser amado o apreciado por otra persona. Durante las primeras fases del desarrollo psicosocial del individuo, se deben adquirir virtudes que fortalezcan el autoconcepto y autoestima de la persona.

Cuando esto no ocurre, se generan las dependencias emocionales, depresión, ansiedad y mucho más. La persona busca ser aceptada, tal y como es, por otro. No importa lo que cueste.

También ocurren en relaciones tóxicas donde, a pesar de los abusos y manipulaciones mentales, la persona se aferra fervientemente a la relación, por temor al abandono o la soledad.

En casos extremos detona trastornos emocionales y psicológicos

Retomando el punto anterior, cuando la raíz del amor unilateral deriva de una carencia o dependencia emocional, esto desemboca en mayores trastornos emocionales, incluso patológicos.

Si una persona obsesionada con la otra es rechazada, puede desencadenar ataques de ira, tristeza, frustración, ansiedad e incluso comportamientos autodestructivos (abuso de sustancias, suicidio, etcétera).

La persona manifiesta un dolor real

En muchos casos, la mente reina sobre el cuerpo. Esto es especialmente cierto en los estados emocionales agudos, donde lo que sentimos se manifiesta físicamente.

Dolores de cabeza, pérdida de apetito, de energía, depresión generalizada y dolor en cualquier parte del cuerpo. El estrés crónico es capaz de desencadenar una serie de respuestas fisiológicas nocivas al estado general del individuo.

Por lo general es un amor incondicional

En muchas de estas situaciones, la otra persona no retorna, de alguna manera u otra, los sentimientos otorgados.

Las razones pueden ser falta de interés, manipulación emocional, o simplemente no se encuentra consciente que sus acciones no demuestran interés alguno en las emociones de la otra persona.

Puede durar mucho tiempo

Esta clase de afectos emocionales pueden perdurar días, semanas, meses e incluso años. Las obsesiones psicológicas hacia otras personas no desvanecen espontáneamente.

Algunos requieren de ayuda terapéutica para construir la convicción emocional y amor propio para dejar ir esas emociones tan persistentes. Por ende, no dudes en buscar ayuda psicológica si consideras que es necesario.

¿Cómo enfrentar el amor unilateral para superarlo?

La sensación de no ser amado a pesar de dar amor deja una sensación amarga en nuestro ser. Nos hace sentir solos e insuficientes, incapaces de cumplir los estándares de la otra persona.

Sin embargo, esto no es un estado permanente o que no tenga solución. Existen herramientas y estrategias terapéuticas para crecer como persona.

Acepta la realidad

Puede que luzca como una respuesta muy simple a este dilema emocional, pero superar el amor no correspondido es, al fin y al cabo, aceptar las circunstancias actuales y superarlas.

No existen una serie de pasos fijos a seguir para lograrlo, ni una guía o manual. Encontrarás sugerencias y recomendaciones, pero solo son pequeñas orientaciones, no una solución definitiva a tu situación emocional.

El personaje que dictamina si utilizas, o no, estas herramientas eres tú. No es una solución sencilla y tendrás que atravesar por distintas fases para alcanzar la aceptación.

Conoce bien a la persona objeto de tu amor

Al igual que tú no eres perfecto, nadie lo es. Tampoco lo es el objeto de tu amor no correspondido, es una persona compleja, con virtudes y fortalezas, así como también debilidades e imperfecciones.

Establecer contacto con la otra persona, socializar con ella, ayudará a descubrir quién verdaderamente es. Si es la clase de persona que merece tus sentimientos o no lo es.

Sin embargo, esto puede resultar difícil para muchos. La idea de un amor no correspondido, a distancia, es reconfortante para algunos. De esa manera, no correrán el riesgo de ser rechazados o ridiculizados por sus emociones.

Sin embargo, adherirse a estos sentimientos solo logrará deteriorar tu felicidad y la imagen que tienes de ti mismo como persona.

Limita el contacto con esa persona

Si deseas superar la rotura con una pareja que no te amaba lo suficiente o no correspondía tus acciones y sentimientos, evita comunicarte, en toda medida posible, socializar con la persona.

Aunque suene extremista, interactuar con la persona constantemente solo hará que tus emociones por él o ella vuelvan a florecer, lo que impediría y hasta retrasaría todo progreso para superar estas emociones unilaterales.

Evita idealizar

Es frecuente que el amor unilateral resulte de la idealización de la persona, como un representativo de un conjunto de aspiraciones, virtudes y cualidades que esperas de otra persona.

En otras, un ideal. No ves al otro como verdaderamente es: una persona. Diferente y, a la vez, similar a ti y muchos otros más. No son seres perfectos, que denotan sus cualidades incesantemente como emblemas.

También experimentar ira, tristeza, frustración, alegrías, albergan esperanzas y, al igual que tú, podemos ser dominados por nuestras emociones y actuar irracionalmente.

Conocer a la persona te ayudará a disipar la ilusión de la perfección y el idealismo. En cierto modo, te ayudará a descubrir a la otra persona y lo que tú, realmente, deseas en ella.

No te menosprecies

En las relaciones románticas, donde los esfuerzos de uno de los dos no es apreciado por el otro, es común toparse con estas situaciones.

La persona no valorada cree, genuinamente, que merece este trato o menosprecia su valor como individuo al no marcharse de una relación que no vale la pena, por miedo a la soledad y sensación de abandono que pueden experimentar.

En otras circunstancias, ocurre porque la persona no se considera lo suficientemente buena para satisfacer los estándares de su objeto o persona de interés.

No detengas tu vida

No permitas que estos sentimientos se vuelven obsesivos y dediques cada pensamiento hacia la persona. Por más afecto que sientas, no puedes permitirte convertir eso en el centro de tu vida.

Recuerda que, antes de esa persona, existían otras en tu vida: familia, amigos o conocidos. Tienes hobbies e intereses que puedes continuar o adoptar otros nuevos, perseguir tus proyectos académicos o laborales y mucho más.

Socializa con otros

Aislarte a ti mismo y centrarte en tu objeto o persona de amor, solo conseguirá alejar a todos los demás de tu vida, que sentirán que no los aprecias lo suficiente. Esto causa, a su vez, un ciclo vicioso donde la persona experimenta tristeza al haber perdido a aquellos cercanos a él.

Si deseas superar a la otra persona, socializar con otros es una buena alternativa. Se sabe que las interacciones sociales son capaces de elevar el estado de ánimo de la persona, así como también reducir el riesgo de enfermedades tales como la depresión.

Realiza actividades recreativas

Actividades tales como la lectura, el ejercicio, prácticas de meditación como el yoga o las técnicas de respiración, son excelentes ejemplos de actividades que desvían tu atención de la otra persona.

Además, estas actividades fomentan un estilo de vida saludable al hacerte más consciente sobre tu integridad física y mental. Te hacen tomar decisiones en base a tu salud y no en base a esos sentimientos no correspondidos.

Enfócate en tus metas y objetivos

Construir metas a corto, mediano y largo plazo son importantes para construir un futuro para ti. Está bien trazar grandes metas, pero lo que te mantendrá enfocado y encarrilado en una buena dirección, son las pequeñas metas diarias que se acumulan.

Dentro de estas pequeñas o grandes metas, construye objetivos. Estas pueden ser pequeñas acciones (mantenerte enfocado en tu trabajo por una hora sin distracción alguna, salir a trotar, dibujar...) que te permiten cumplir con tus metas.

Piensa en las metas y objetivos de la siguiente manera: las metas son las localizaciones a las cuales queremos llegar, los objetivos son los vehículos que empleamos para llegar a susodichas lugares.

No realices cambios sino es por ti

Cambiar para agradar a la otra persona o que comience a fijarse en ti no son actitudes sostenibles a largo plazo, ni tampoco saludables, desde el punto de vista emocional.

Todo cambio que hagas en tu vida debe ser para ti. Para mejorar como persona, reconocer tus límites y trabajar en ellos. Si verdaderamente posees una debilidad que desees mejorar, no cambies por esa persona. Cambia porque te hará un mejor tú.

Busca ayuda psicológica si es necesario

Resolver y superar los conflictos de índole emocional y psicológica no es nada fácil. Existen múltiples recursos en la web que te sugieren hacer esto o aquello, pero si verdaderamente sientes que este problema te absorbe cada día más, recomendamos acudir a sesiones de terapia psicológica.

El psicólogo te proporcionará las herramientas necesarias para avanzar en este arduo proceso de recuperación, resolverá tus dudas y, en general, servirá como un gran guía y consejero valioso.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud