Educación Sexual

¿Qué es la andropausia?: síntomas y tratamiento

Escrito por Jesús Emilio Torrealba

El ser humano no ha encontrado hasta ahora la manera de evitar la vejez, y con ello el deterioro de su organismo, y esto conlleva a muchas consecuencias tanto psíquicas como biológicas. En el hombre particularmente, sobreviene una etapa inevitable llamada “andropausia''.

En el varón la edad lleva consigo un descenso en los niveles de andrógenos. Estos cambios en los niveles hormonales, están asociados a un conjunto de manifestaciones clínicas englobadas dentro de un síndrome que ha recibido múltiples denominaciones.

En este artículo, te daremos a conocer la información necesaria para que sepas manejar y sobrellevar este periodo particular para el hombre.

¿Qué es la andropausia?

El hombre cuenta con patologías propias de su género que llegan a presentarse a determinada edad como parte del proceso del envejecimiento hormonal, entre las que destaca la etapa conocida como la andropausia.

Conocida también como hipogonadismo, síndrome de deficiencia de testosterona, síndrome de declinación de andrógenos en el envejecimiento masculino o climaterio masculino, la andropausia no es más que una etapa en la cual ocurre una disminución en la producción de hormonas, especialmente una llamada testosterona.

El término andropausia, se utiliza para describir los síntomas y signos asociados a una declinación gradual de la secreción de testosterona, lo que ocurre durante el envejecimiento en los hombres.

Puede ocurrir entre los 40 a 55 años y a diferencia de la menopausia en la mujer, esta condición se presenta de forma gradual y se manifiesta en la pérdida progresiva de las capacidades sexuales.

No es una enfermedad, es una etapa propia del sexo masculino. Este problema viene relacionado al envejecimiento del organismo, principalmente de las glándulas gónadas encargadas de la producción de testosterona.

Síntomas de la andropausia

En el hombre se producen alteraciones en el organismo, que pone de manifiesto la existencia de que algo no está bien.

Debemos mencionar que la aparición precoz de los síntomas de la andropausia, se debe a que el individuo posee patologías de base como hipertensión, diabetes, insuficiencia renal entre otras. La manifestación de los siguientes síntomas pueden indicar la presencia de la etapa de la andropausia:

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil es, entre otras, una consecuencia de la disminución de la testosterona. La falta de firmeza en la erección masculina o la nula presencia de la misma, puede ser indicativo del padecimiento de la andropausia en el hombre.

Reducción de la libido

Libido es un término que se usa en medicina y psicoanálisis de manera general, para denominar al deseo sexual de una persona.​ Como comportamiento sexual, la libido ocuparía la fase apetitiva en la cual un individuo trata de acceder a una pareja potencial

La libido en hombres con frecuencia se relaciona con los niveles de testosterona, la cual disminuye a medida que los hombres envejecen, impactando directamente en el apetito sexual.

Disminución testicular

Los cambios por el envejecimiento en el sistema reproductor masculino, se presentan principalmente en los testículos. La masa tisular disminuye y el nivel de la hormona sexual masculina, la testosterona, se reduce gradualmente.

Agotamiento y falta de energía

El agotamiento y falta de energía generalmente se manifiesta con la vejez, esto debido entre otras causas a la disminución de los niveles de testosterona en la sangre, hormona que mantiene en actividad el sistema músculo esquelético del organismo.

La presencia del desgano, apatía en la realización de actividades cotidianas puede ser un indicativo de la presencia de la andropausia en el hombre.

Reducción de la fuerza muscular

Con el paso de la edad y la consecución de otros factores como la edad y la disminución o ausencia de actividad deportiva, pueden causar una reducción progresiva de la fuerza muscular.

La testosterona está directamente relacionada a la fuerza muscular en el hombre. La disminución de los niveles de esa hormona en la sangre, inevitablemente también llevará a una reducción de la fuerza muscular.

Problemas de memoria y atención

Estudios realizados, indican que en la etapa de andropausia se presenta una disminución sobre las funciones cognitivas del individuo.

La falta de memoria, concentración o de atención, actos que nos mantienen en contacto constante con la realidad, sumado a otras manifestaciones, son indicativos de etapas propias del envejecimiento en el hombre.

Alteraciones de la circulación

Algunas patologías asociadas al sistema circulatorio como puede ser la hipertensión arterial, pueden presentarse en la etapa de la andropausia.

Como se ha mencionado, la causa principal de la presencia de la andropausia es el bajo nivel progresivo de la testosterona. Algunos estudios han indicado que existe una relación entre los niveles bajos de testosterona y factores de riesgo cardiovascular.

Estudios en hombres con enfermedades cardíacas, presentan niveles más bajos de testosterona en la sangre que aquellos con un funcionamiento arterial normal.

Depresión y mal humor

La andropausia se inicia con cambios sutiles, que usualmente son atribuidos erróneamente a condiciones de estrés, depresión o cambios de la edad.

Estos cambios afectan al plano anímico, pudiendo provocar irritabilidad, desasosiego, disminución de autoestima, pérdida de confianza en sí mismo, existe temor ante situaciones comúnmente cotidianas y sus situaciones personales se ven afectadas.

Este cuadro psicológico, puede interpretarse en esta oportunidad como el padecimiento mental de esta etapa del hombre. Así mismo, niveles bajos de testosterona podrían alterar el estado de ánimo, provocando generalmente una sensación de tristeza.

Problemas para dormir

Los cambios hormonales pueden afectar a los patrones del sueño (bien con insomnio, bien con una sensación de somnolencia continua), aunque no tiene por qué ser de forma grave.

Anemia

Entre las variadas funciones y utilidades que tiene la testosterona, es que regula la eritropoyesis en diversas especies de mamíferos, incluyendo a los humanos de ambos sexos.

Si bien se ha demostrado un efecto de testosterona sobre las células madre eritrocíticas, también tiene la capacidad de regular la disponibilidad de hierro en el organismo. El hierro es un importante componente de la hemoglobina, y su deficiencia conduce a anemia. Para detectar esto es necesario realizarse un análisis de sangre.

Osteoporosis

En cuanto a la osteoporosis en el hombre en la etapa de andropausia, cualquier déficit anormal de testosterona tiene repercusiones.

Se ha demostrado que la disminución a largo plazo de testosterona es típica en un 30% de los hombres con osteoporosis vertebral, considerando que con menos testosterona, hay menor absorción intestinal de calcio, lo que conlleva a una disminución de formación ósea.

El dolor de espalda, pérdida de estatura, postura encorvada puede ser indicativo de un proceso de osteoporosis, se recomienda la realización de una densitometría ósea.

Sudoración excesiva

Denominamos "sofocos" a una sensación intensa de calor, que suele producirse en las personas en torno a los 40-50 años, con manifestaciones ostensiblemente físicas (rubor, sudoración), sin relación con la temperatura ambiente.

En el hombre se estima que la andropausia comienza a finales de la tercera década, con manifestaciones vasomotoras (calor y sudoración). Los hombres sufren un descenso de testosterona mucho más temprana y mucho más lenta, de tal forma que la inmensa mayoría no asocian ese calor inesperado a síntomas andropáusicos.

Causas de la andropausia

A pesar de que se considera como principal responsable de la andropausia, la disminución de la producción de la testosterona, existen otros factores que la pueden agravar, de las cuales mencionamos las siguientes:

Déficit de testosterona

Los motivos del descenso de la testosterona con la edad, pueden estar ligados a diferentes factores relacionados con el testículo y su regulación hormonal por parte de la hipófisis y el hipotálamo en el cerebro.

Parece ser, que en la edad avanzada desciende la secreción de la hormona liberadora de hormonas sexuales por un efecto de agotamiento. Al mismo tiempo, puede haber una disminución de las células productoras de testosterona a nivel de los testículos.

Envejecimiento

Con el aumento en la edad viene el envejecimiento de los órganos, entre ellos los ligados a la producción de hormonas. A partir de la tercera década, el envejecimiento normal del hombre provoca una caída del 1% anual en los niveles de testosterona; este porcentaje aumenta gradualmente desde los 45 años.

Sin embargo, aquellos hombres con factores de riesgo (diabetes, hipertensión, colesterol, obesidad…), probablemente notarán un descenso mayor y más abrupto en dichos niveles.

Factores genéticos

Trastornos genéticos como el síndrome de Klinefelter, hemocromatosis, síndrome de Kallmann, síndrome de Prader-Willi y distrofia miotónica, pueden dar paso a la etapa de la andropausia.

Problemas vasculares

Otra causa a la cual se le atribuye el agravamiento de la etapa de andropausia, son los problemas en el sistema circulatorio. Según varios estudios, los hombres con enfermedades cardíacas presentaron niveles más bajos de testosterona en la sangre que aquellos con un funcionamiento arterial normal.

Consumo de cigarrillo

Otro factor que inciden en las manifestaciones clínicas y síntomas de la andropausia es el tabaquismo.

Está suficientemente documentada las consecuencias de ser fumador activo o pasivo y en particular sobre la andropausia, ya que puede precipitar un envejecimiento prematuro de los órganos encargados del control y la producción de hormonas, específicamente las andrógenas.

Consumo excesivo de alcohol

El consumo de bebidas alcohólicas en exceso, igualmente puede acelerar envejecimiento temprano o causar daños en los órganos encargados del control y la producción de hormonas, específicamente las andrógenas como la testosterona.

Estrés emocional

Los trastornos psicológicos no pueden verse como un problema emocional “convencional”, como una respuesta a los eventos de la vida; deben estudiarse y tratarse también como los desencadenantes de otras etapas biológica en el hombre.

Tratamiento para la andropausia

A continuación te vamos a indicar según escribe la literatura sobre el tema, sobre algunas formas de tratar esta etapa biológica en el hombre:

Medicamentos indicados por especialista

El tratamiento médico farmacológico para mitigar esta etapa, es la reposición faltante de hormona testosterona en la sangre. Para ello, se pueden aplicar inyecciones intramusculares, geles en diversas partes del cuerpo e incluso administración por vía oral.

Es importante tener en cuenta que, si el diagnóstico es andropausia, se debe ser muy vigilante con la próstata.

Mantener una alimentación saludable

Llevar un estilo de vida saludable, es la clave para evitar el envejecimiento prematuro de los órganos, especialmente de aquellos encargados del control y la producción de hormonas.

Realizar ejercicio físico

Se ha comprobado que la realización constante de actividad física en la etapa de andropausia, mitiga los efectos de esta. La actividad física indicada son aquellas actividades físicas de alta intensidad como los hits, deportes de potencia, carreras rápidas, actividades anaeróbicas o aeróbicas de alta duración.

Reducir el consumo de alcohol y café

Reducir el consumo de bebidas alcohólicas y estimulantes como el café, contribuyen a la conservación de salud y el bienestar del organismo. La práctica de hábitos saludables en relación al consumo de alcohol y café, puede garantizar un envejecimiento tardío de nuestros órganos.

Evitar el cigarrillo

Al igual que en el consumo de alcohol y café, evitar el consumo de cigarrillos es importante para nuestro bienestar general. Como se ha mencionado, hay suficiente literatura que comprueba los efectos nocivos del tabaco.

Evitar el estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad alteran nuestra psique, nuestra forma de percibir a nuestro entorno con la realidad. Estos estados patológicos alteran el correcto funcionamiento de nuestro organismo, alterando notablemente los ciclos de la vida, entre ellos el ciclo de la andropausia.

En resumen, la andropausia no es una enfermedad, corresponde a una etapa en la vida del hombre y la cual no podemos evitar sino mitigar. Desde temprano debemos instruirnos sobre ella y saber cómo enfrentarla.

Así como la mujer necesita entendimiento y comprensión del hombre durante la vivencia de su etapa de menopausia, de esa misma manera el hombre requiere del mismo trato en la andropausia, porque corresponden a ciclos inseparables de ambos sexos.

Frente a esto, un estilo de vida saludable y la práctica periódica de actividades deportivas son las terapias más indicadas en esta etapa. El tratamiento farmacológico debe tomarse como último recurso.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud