Artículo Revisado・Medicinas

¿Qué es la anencefalia?: causas y prevención

Escrito por Mauricio ColazingariRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Muchas veces la naturaleza puede ser traicionera, incluso en el campo médico existen ciertas anomalías del cuerpo humano, a veces bastante perjudiciales para la vida cotidiana.

En el presente artículo, conoceremos una anomalía famosa conocida como la anencefalia, así como sus principales causas y la prevención ante ella.

¿Qué es la anencefalia?

La anencefalia es una anomalía extraña que ocurre en el tejido cerebral, específicamente en el área del tubo neural (una estructura del sistema nervioso central), siendo una de las anomalías más comunes en el desarrollo embrionario.

Tratándose de una serie de defectos cognitivos, que perjudican el tejido cerebral y la médula espinal, se conoce que la anencefalia ocurre a comienzos del desarrollo del feto y se presenta un cierre brusco del tubo neural, sin causas conocidas o determinadas, lo cual genera que el feto nazca sin parte del cráneo o cámara craneal adecuada.

Nota: Un estudio menciona que “La anencefalia se presenta en alrededor de 1 de cada 10.000 nacimientos y el número exacto no se conoce, porque en muchos casos de estos embarazos se presenta un aborto espontáneo”. (1)

Causas de la anencefalia

La anencefalia tiene diversas teorías sobre sus causas, aunque no están muy determinadas, sin embargo son factores que pueden influir. Te presentamos las principales causas:

1. Tubo neural defectuoso

Esto se refiere a una serie de defectos o malformaciones cognitivas del tubo neural, a través del cerebro y la columna (incluso la médula espinal) cuando ocurre el cierre del tubo neural. Es considerada una de las posibles causas principales, así como la más grave del sistema nervioso central.

Importante: Un estudio médico menciona que *“Los defectos del tubo neural son la segunda anomalía congénita con una frecuencia que generalmente oscila entre 0,5 y 2 por cada 1000 embarazos en EE UU”*. (2)

2. Alteración en genes y cromosomas

Es otra posible causa de la anencefalia cuando ocurre una alteración en los genes, osease los fragmentos del ácido desoxirribonucleico (ADN), que puede ocurrir por mutaciones o malformaciones, así como también recibir un cromosoma extra, el cual es causante de anomalías cromosómicas y síndromes o un trastorno en el ser humano.

3. Bajo consumo de ácido fólico durante el embarazo

El bajo consumo de ácido fólico es perjudicial para el desarrollo del feto. Se trata de una vitamina muy nutritiva, que se encuentra principalmente en los vegetales verdes como el brócoli, las espinacas y hasta los frijoles. Brinda la producción del ADN, ayudando a transportar la información genética y además el desarrollo de glóbulos rojos.

Nota: Se conoce gracias a un estudio, que *“La disminución en la prevalencia de los defectos del tubo neural por la suplencia preconcepcional de ácido fólico es trascendental en la prevención de malformaciones congénitas”*. (3)

4. Obesidad y diabetes

La obesidad (comúnmente sobrepeso) es un factor de riesgo enorme para el desarrollo de la diabetes, lo cual durante el embarazo puede afectar la vida del feto, lo que se conoce también como diabetes gestacional, en estos casos no se puede controlar el tipo de azúcar en la sangre de las mujeres, siendo perjudicial y puede durar años.

5. Factores ambientales

Los factores ambientales también juegan un papel importante como causa de la anencefalia, véase la contaminación ambiental, el dióxido de carbono, el humo del tabaco y la exposición prolongada al sol (Muchos factores ambientales pueden variar por el país y el clima).

6. Medicamentos anticonvulsivos

Especialmente para aquellos que padecen de epilepsia, el consumo de medicamentos anticonvulsivos durante el embarazo, es sumamente perjudicial para el feto e incluso para la madre, mayormente por los efectos secundarios que estos medicamentos conllevan.

Nota: Los medicamentos anticonvulsivos más conocidos son carbamazepina, oxcarbazepina, lamotrigina y el ácido valproico.

¿Cómo se previene la anencefalia?

Afortunadamente, hay diversas maneras de prevenir la anencefalia durante el embarazo para proteger la vida del feto y de la madre. Te presentamos las principales prevenciones que se deben tener en cuenta:

1. Consumir ácido fólico antes y durante el embarazo

Es recomendable agregar a la dieta alimenticia alimentos ricos en ácido fólico antes y durante el embarazo.

Nota: Este tipo de nutriente lo conseguirás en los vegetales verdes, diversas frutas cítricas tales como la piña, la naranja y la fresa (ricas incluso en vitamina B). Cabe destacar que la nula presencia de ácido fólico, no es común en el ser humano

2. Mantener una alimentación y peso adecuados

Se debe consumir los alimentos en porciones adecuadas y no exageradas, para esto es necesario hacer chequeos médicos durante el embarazo, los cuales determinen la cantidad (en gramos) de los platos alimenticios que se deben consumir durante los 9 meses.

Importante: El peso también se debe cuidar, ya que un exceso del mismo aumenta el riesgo de enfermedades y complicaciones tanto para la madre como para el bebé, donde se incluye la anencefalia.

3. Evitar medicamentos no aptos durante el embarazo

No consumas medicamentos como antidepresivos, desinflamatorios u otro tipo de fármacos que tengan efectos secundarios graves, durante el embarazo esto puede afectar el sistema nervioso central y por ende perjudica la vida del feto.

4. Evitar temperaturas elevadas durante el embarazo

Evita la exposición prolongada al sol (véase ir a la playa durante el embarazo o incluso bañarse en agua extremadamente caliente), ya que esto puede afectar la piel y generar ampollas u otro tipo de males, que afectan tanto a la madre como al feto que se está desarrollando.

Conclusiones Claves

  • La anencefalia es una anomalía del tejido cerebral y es una de las más comunes.
  • Ocurre durante el desarrollo del feto y especialmente durante la etapa prenatal del embarazo o la cuarta semana de esta.
  • Las causas no son específicas, pero varían por factores ambientales, malformaciones o defectos del tubo neural.
  • Se puede prevenir fácilmente, mayormente por el consumo de alimentos ricos en ácido fólico y vitamina B.