Artículo Revisado・Medicinas

Ansiolíticos: ¿Qué son y para qué sirven?

Escrito por Marie GalindoRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La medicina tiene un amplio espectro de aplicación y utilidad, en términos generales. Han creado herramientas para cubrir muchas de nuestras necesidades e incluso, mejorar nuestra calidad de vida. Un claro ejemplo, son los ansiolíticos.

En el siguiente artículo, ahondaremos sobre qué son los ansiolíticos, cuál es la gran variedad de su existencia, para qué están orientados, contraindicaciones y posibles efectos secundarios.

¿Qué son los ansiolíticos?

Los ansiolíticos son fármacos que están principalmente orientados a suprimir o en su defecto disminuir, los síntomas en los distintos tipos de ansiedad.

El principio activo de los ansiolíticos son benzodiazepinas, que actúan en las partes del Sistema Nervioso Central (SNC) potenciando la actividad inhibidora de componentes y que a partir de su función, son orientadas a mitigar los síntomas de ataques de ansiedad y de pánico. (1)

Importante: Estos medicamentos no deben ser consumidos sin tener precaución ni responsabilidad, su consumo solo debe ser bajo prescripción médica.

Tipos de ansiolíticos

Los ansiolíticos se caracterizan por clasificarse a partir de su naturaleza y de su composición. Con eso, además tiene influencia su efecto y severidad de respuesta en el organismo. A continuación mencionaremos y describiremos los mismos.

Barbitúricos

Los ansiolíticos barbitúricos, provienen del ácido barbitúrico y por ende actúan como un sedante en el Sistema Nervioso Central. Producen un efecto leve y tienen campo de acción en el área de anticonvulsivos.

También producen relajación y somnolencia en el organismo, y son reconocidos como los primeros medicamentos en ser aplicados como ansiolíticos.

Nota: Suelen causar dependencia física y psicológica debido a su efecto, en caso de un consumo desmedido y sin supervisión.

Benzodiacepinas

Las benzodiacepinas tienen amplio espectro de acción, tienen efectos y mecanismos tanto ansiolíticos como hipnóticos, miorrelajantes (relajar el músculo esquelético) y anticonvulsivos.

Este fármaco actúa dependiendo de la dosis suministrada, siendo una referencia las dosis bajas para acción sobre la ansiedad y dosis altas para inducir el sueño.

Influye también factores farmacocinéticos, como su absorción y penetración en el SNC y la afinidad del organismo del paciente con el ansiolítico. (2)

Antidepresivos

Los ansiolíticos y antidepresivos, tienen acción sobre el procesamiento de dolor en el SNC y el umbral de percepción. Se aplican para cuadros de estrés, ansiedad, alteración del sueño y depresión.

Para destacar: Suelen ser orientados principalmente sobre pacientes que presentan riesgos de enfermedades psiquiátricas. Tienen alta efectividad en estudios realizados, sobre todo por su efecto a largo plazo, condicionando los efectos adversos y variaciones según el fármaco utilizado en el tratamiento. (3)

Neurolépticos

Los neurolépticos son tranquilizantes y antipsicóticos, que suelen aplicarse como tratamientos alternativos a alucinaciones. Son de origen sintético y tienen la capacidad de influenciar en actividades superiores del Sistema Nervioso Central. (4)

Funcionan por ser antidepresivos y bloqueantes ß adrenérgicos, lo cual permite la correcta orientación hacia el control de cuadros de estrés y ansiedad. Los mismos han sido desarrollados a través de los últimos 40 años en la industria farmacéutica.

Antiepilépticos

Los antiepilépticos son fármacos que se prescriben en caso de presentar cuadros de epilepsia. Los receptores y la afinidad de sus componentes permite que la acción sedante y antiepiléptica produzca un efecto de relajación muscular, lo que entonces influirá variablemente según la dosis suministrada.

Importante: Es necesario destacar además que se utilizan fármacos que no son utilizados en tratamientos recurrentes, debido al desarrollo de tolerancia y presencia de efectos colaterales a las dosis que suelen convertirse en dependientes. (5)

Simpaticolíticos

Las sustancias simpaticolíticas, son aquellas que se encargan de suprimir la actividad del Sistema Nervioso Simpático (SNS), lo que se traduce como la reducción de impulsos y producción y liberación involuntaria de hormonas.

Nota: Estos medicamentos son de uso reducido y supervisado con orientación ansiolítica debido a los efectos adversos que suelen producir.

Neuroesteroides

Los neuroesteroides tienen efecto neuromodulador, que influye actuando como ansiolítico. Tienen además efectos anticonvulsivos, sedantes, miorrelajantes. La acción de los neuroesteroides como ansiolíticos, se debe a un metabolito neuroactivo que posee este tipo de propiedades.

¿Para qué están indicados los ansiolíticos?

Los ansiolíticos tienen una orientación para su indicación, dentro de los que caben varios tipos de trastornos en específico. Los mismos, serán mencionados y descritos a continuación para su consideración.

Ansiedad

El principal objetivo de los ansiolíticos, es controlar la sintomatología de los cuadros de ansiedad, reducir su aparición y permitir también la inhibición de desencadenantes presentes en otros tratamientos médicos indicados.

Nota: Las dosis recomendadas siempre deben venir de una supervisión médica para prevenir el exceso innecesario y la creación de una dependencia o tolerancia en el organismo.

Nerviosismo

Debido a que el principio activo de los ansiolíticos es la acción depresora del Sistema Nervioso Central, es un tratamiento indicado también para casos de estrés o nerviosismo.

Es importante destacar que los fármacos ayudan a reducir los síntomas, más no solucionan el problema, por lo que es indispensable el tratamiento médico para cuadros o trastornos de este tipo.

Insomnio

La mayoría de los ansiolíticos, debido a su naturaleza, tienen acción relajante y somnolienta, por lo que aunado a ello, como los trastornos de ansiedad suelen venir acompañados de insomnio, son tratamientos que se complementan para disminuir los efectos que producen en el organismo y tratar de volver el ritmo de vida a uno normal.

Trastornos del estado de ánimo

Son tranquilizantes leves, se utilizan para evitar recurrir a antidepresivos, por lo que influyen positivamente en la nivelación de los químicos del cerebro que nos permiten revertir los efectos de los trastornos del estado de ánimo. Reducirlos o al menos controlarlos.

Convulsiones

Como hemos mencionado a lo largo del artículo, los ansiolíticos tienen una estrecha relación con los fármacos que son destinados a evitar cuadros de convulsiones, debido a la naturaleza de su composición y el efecto que tienen en nuestro organismo.

Nota: Es por ello que este tipo de medicamentos pueden ser recetados para el control de estos efectos y permitir que los músculos se mantengan relajados de ser necesario.

Contraindicaciones de los ansiolíticos

Como todos los medicamentos y fármacos de influencia alta en nuestro organismo, tienen ciertas contraindicaciones que se deben tomar en cuenta para prevenir efectos adversos innecesarios y evitables, por lo que entonces mencionaremos y describiremos los mismos en caso de ser necesario su reconocimiento.

Sensibilidad a los componentes

La sensibilidad ante los componentes de un fármaco, produce reacciones en el organismo. Es por ello que se debe considerar siempre y revisar la formulación y composición de los mismos antes de consumirlos.

Son la reacción ante la interacción de antígeno-cuerpo y es consecuencia de la respuesta inmune al fármaco o alguna sustancia que haya sido introducida en nuestro organismo.

Embarazo y lactancia

Los ansiolíticos son fármacos que no deben consumirse durante el proceso de gestación o lactancia, debido a la influencia que tienen sobre nuestro organismo.

Para destacar: Existen estudios donde determinan que es en los primeros tres meses del embarazo donde existe mayor riesgo, sobre todo con potencial genético. (6)

Evitar consumir con bebidas alcohólicas

Sucede que tomar bebidas alcohólicas durante un tratamiento de ansiolíticos, aumenta los riesgos de posibles accidentes en el individuo. La suma de ambas sustancias producen efecto de desorientación, debido a una intoxicación que produce en el cerebro.

Además la combinación de estas sustancias, multiplica los efectos en el organismo, por lo que la mezcla puede conllevar a una sobredosis que ralentiza las capacidades del cuerpo e incluso produce un paro cardíaco.

Efectos adversos de los ansiolíticos

Los efectos adversos son aquellos efectos no deseados, que se producen posterior al consumo de algún fármaco o medicamento. A continuación, mencionaremos los efectos secundarios de los ansiolíticos para considerarlos y tenerlos en cuenta.

Dependencia

Los ansiolíticos son fármacos, que gracias a su naturaleza y el efecto que tiene en el organismo, son propensos a producir dependencia de los mismos. Incluso, si se retira el tratamiento de forma inesperada, produce el síndrome de abstinencia, nerviosismo y cefalea.

Debilitamiento

Los ansiolíticos producen malestar, fatiga, reducción del estado de alerta, debilidad muscular, dificultad para concentrarse. Por esa misma razón los tratamientos no deben ser improvisados ni auto medicados.

Nota: Siempre deben estar bajo la supervisión de un profesional médico.

Malestares gastrointestinales

Existen estudios que se han enfocado en demostrar cómo ciertos medicamentos, como los ansiolíticos, alteran la flora intestinal, lo cual influye en el sistema inmune e interviene en la aparición de enfermedades que pueden afectar diferentes órganos en nuestro cuerpo. (7)

Alteraciones cardíacas y respiratorias

Hay estudios que prueban cómo, aparte de la adicción que puede desarrollarse por estos fármacos, existen ciertos efectos adversos en pacientes con presencia de alteraciones cardíacas y respiratorias. (8)

Sobre todo por la reducción de actividad plaquetaria y prolongación de cuadros de taquicardia, arritmias e hipertensión.

Reacciones cutáneas

Las reacciones cutáneas, son consideradas uno de los principales problemas y de los efectos adversos más comunes frente a medicamentos o fármacos. Y existen muchos mecanismos que pueden producir o desencadenar estas reacciones, donde solo el 10% de ellas tienen que ver con reacciones alérgicas.

Alteraciones de conducta

Las alteraciones de conducta, suelen ser consecuencia de una intoxicación progresiva por medio de los medicamentos suministrados. Suelen ser suministradores para efectos depresores en el Sistema Nervioso, pero como efectos secundarios presenta alteraciones indeseadas y estado constante a la defensiva.

Disminución de la libido

Por los efectos y principios que tienen estos fármacos, se produce una respuesta que disminuye el libido y ralentiza la respuesta sexual, lo que llega a significar la ralentización e incluso inhibición de los orgasmos.

Irregularidades menstruales

El consumo de medicamentos como ansiolíticos, pueden producir una irregularidad y desajuste en los períodos menstruales. No significan nada malo, solo son motivados por la acción de estos fármacos en nuestro organismo.

Conclusiones Claves

  • Los ansiolíticos son fármacos que van orientados a la disminución de cuadros de ansiedad o de su sintomatología.
  • El principio activo de los ansiolíticos es la relajación muscular y la inhibición y depresión de respuestas del Sistema Nervioso Central.
  • Existen una amplia gama en la variedad de ansiolíticos a partir de la naturaleza de sus formulaciones. Los mismos tienen distinta fuerza y dosis recomendada dependiendo la indicación.
  • Una de las principales contraindicaciones de los ansiolíticos es que el paciente consuma los mismos sin responsabilidad ni supervisión médica.
  • Son bastante propensos a crear dependencia y a producir intoxicaciones progresivas en nuestro organismo.
  • Se pueden orientar para disminuir problemas y trastornos como ansiedad, nerviosismo, insomnio, entre otros.