Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

¿Qué es la árnica y para qué sirve?

Escrito por Jesús Emilio TorrealbaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Tal vez los beneficios en el uso de terapias naturales, está más soportada por uso y costumbre del hombre a través de los siglos, que la que es presentada por la evidencia científica.

Este es el caso de la planta de árnica montana, cuyos aportes a la terapia medicinal, no ha tenido en su totalidad investigación por la ciencia. Pero esto no ha impedido que la medicina natural la recomiende con amplitud, para resolver algunos problemas de salud del hombre.

En el siguiente artículo, te presentamos las bondades de esta planta y te explicamos cómo contribuye a mejorar tanto la calidad de vida del ser humano como la salud pública en general.

¿Qué es la árnica?

Esta planta proviene de la vertiente Pirenaica, en el norte de Portugal y de Italia, en Croacia y en Moldavia. Los primeros documentos, manifiestan que la árnica montana L. se remontan al Medievo.

No se conoce la etimología y el significado exacto del nombre latín, y ha sido objeto de muchas especulaciones. El nombre "armich" aparece por primera vez en el siglo XIV en el Matthiolus.

El nombre es presumiblemente de origen francés y significa "protegerse" (hamais). Se conoce también por quina de los pobres, hierba de las caídas, dorónico de Alemania y tabaco de las montañas.

Nota: La composición química de la árnica es bastante compleja y parece haber sinergia muy interesante entre sus diferentes componentes como los flavonoides, lactonas sesquiterpénicas, en donde destaca la helenalina, triterpenos pentacíclicos derivados del taraxastano, aceite esencial, carotenos entre otros. (1)

Si se ingiere internamente, la toxina helenalina produce grave gastroenteritis, y hemorragia interna en el tracto digestivo si se ingiere suficiente cantidad.

Propiedades de la árnica

Las propiedades que se describen a continuación, se realiza sobre la base de sus componentes químicos y al uso fitoterapéutico de la planta:

Antiinflamatoria

Gracias a la actividad antiinflamatoria de los extractos de esta planta, así como las lactonas sesquiterpénicas que los componen, el mecanismo de acción de la actividad antiinflamatoria de la flor de árnica está relacionado con la inhibición de la activación de dos factores de transcripción y por consiguiente con una menor producción de citocinas.

Al efecto antiinflamatorio, quizás contribuyen otros de sus componentes como los flavonoides o los ácidos fenólicos.

Dato curioso: Un artículo titulado "Eficacia y seguridad de Árnica montana en entornos posquirúrgicos, dolor e inflamación" (2), manifiesta que la árnica puede representar una alternativa válida a los medicamentos antiinflamatorios.

Analgésica

Las lactonas sesquiterpénicas, como la helenalina, ayudan a aliviar el dolor causado por golpes, torceduras, contusiones y otras lesiones de origen musculoesquelético, especialmente en deportistas.

En un artículo de revisión de la Revista cubana de plantas medicinales, se concluye que este producto natural puede utilizarse de manera segura y eficaz en el tratamiento del dolor. (3)

También es utilizado en dolores postoperatorios, en procedimientos quirúrgicos odontológicos, para calmar el dolor. Así lo refleja un artículo sobre la “Árnica montana en el tratamiento del dolor después de la odontectomía de terceros molares retenidos”. (4)

Adicionalmente, la árnica montana interactúa con otros medicamentos como los fármacos anticoagulantes, que potencian su efecto antiinflamatorio y analgésico.

Antiséptica

La planta de árnica montana, por su alto contenido de helenalina y 11α,13-dihidrohelenalina, pueden restringir la actividad de gérmenes in vitro frente bacterias como arthrobacter citreus, bacillus brevis, bacillus subtilis, corynebacteriuma insidiosum, entre otras.

También puede actuar como antiséptico buco-faríngeo en casos de estomatitis, amigdalitis y faringitis.

Importante: En una investigación titulada “Actividad antibacteriana de extractos de plantas medicinales contra bacterias periodontopáticas” (5), se recomienda el uso de extractos alcohólicos de H. virginiana, árnica montana y árnica officinalis para medicamentos tópicos en profilácticos periodontales.

Cicatrizante

En irritaciones cutáneas, picaduras de insectos, urticarias, quemaduras leves, escoceduras, y para tratar el acné y el prurito, remedios con árnica, generalmente son efectivos.

Antihistamínica

A pesar de no existir evidencia científica, la medicina complementaria, a través del uso reiterado en varios usos terapéuticos para enfermedades y síntomas cotidianos, ha recomendado el uso de la planta de árnica en el tratamiento de reacciones alérgicas de la piel, como la dermatitis atópica, cuando esta proviene de una reacción alérgica.

Nota: La árnica también es recomendada para tratar reacciones alérgicas como enrojecimiento de la piel, producto de picaduras de insectos. Esto probablemente a sus efectos antiinflamatorios y antibacterianos de sus componentes.

Sedante

Los traumatismos en el cuerpo y las patologías articulares, causan en el individuo, trastornos psicológicos como la depresión, a causa del dolor experimentado . Gracias a su efecto analgésico sobre los traumatismos y dolores articulares, causa un efecto psicológico relajante y a la vez tranquilizante en el individuo.

Nota: No hay evidencia científica de la actuación directa de la planta de árnica o de sus componentes como sedante, sin embargo, la medicina complementaria la incluye como un efecto adicional.

Beneficios de la árnica para la salud

Los beneficios mostrados por la investigación científica han sido limitados, debido a los pocos estudios realizados en esta planta. Sin embargo, la medicina natural, le ha conferido más aportes a la calidad de vida de los pacientes. Aquí te enumeramos los más relevantes:

Reduce dolores articulares

Tanto la medicina científica como la natural, han certificado las propiedades antiinflamatorias de la árnica. Esta planta posee en sus flores, un componente llamado helenina, responsable directo de la propiedad antiinflamatoria de la árnica. La reducción del proceso inflamatorio, incide en la reducción del dolor articular.

Importante: En una investigación, se demostró que el uso del gel de árnica, es tan efectivo como el efecto causado por otros antiinflamatorios. (6)

Reduce el dolor muscular

El aceite de árnica, por su efecto antiinflamatorio y analgésico debido a los componentes de sus flores como los flavonoides (astragalósidos, quercetol, glucogalacturónido e isoquercitrócido), lactonas sesquiterpénicas (en la cual destaca la helenalina) y otros, es muy utilizado para aliviar el dolor muscular provocado por traumatismos o los asociados a la osteoartritis.

Elimina hematomas

Los componentes de la árnica tienen un efecto rubefaciente, provocando un incremento del flujo sanguíneo en el área donde se pueda estar formando, o exista un hematoma, elevando localmente la temperatura y favoreciendo la circulación sanguínea.

Fomenta la circulación sanguínea

El efecto rubefaciente es causado por los componentes de la árnica, que provocan irritación y enrojecimiento de la piel debido al aumento local del flujo sanguíneo. Este efecto alivia el dolor y la inflamación en diversas afecciones osteomusculares

Alivia afecciones bucales

Un preparado de sus hojas se puede usar como enjuague bucal o en gargarismo para aliviar dolores relacionados con la garganta como la faringitis o la amigdalitis, ya que la medicina natural ha comprobado su efectividad para el combate de bacterias.

Nota: La árnica también es utilizada luego de procesos quirúrgicos dentales, para mitigar el dolor y la inflamación.

Contribuye con la cicatrización

Uno de los usos comunes de la árnica montana, es su capacidad para la cicatrización en casos de abrasiones de la piel, ampollas no abiertas, heridas leves, llagas bucales entre otras. Además, su efecto antiséptico, contribuye en la cicatrización.

Importante: Un artículo sobre “Arnica montana L., planta medicinal europea con relevancia” (7), realiza una exposición sobre los diferentes aspectos de esta planta, incluyendo sus propiedades astringentes.

Alivia irritaciones de la piel

Gracias a sus efectos antiinflamatorios, analgésicos, antibacterianos y astringentes combinados, ayuda en el tratamiento de afecciones de la piel como irritaciones, picaduras de insectos, urticaria, quemaduras leves, entre otras.

Dato curioso: Un artículo titulado “Arnica and stinging nettle for treating burns - a self-experiment” (8), expone los resultados de su investigación, concluyendo que el Combudoron (un compuesto combinado de árnica y ortiga), parece tener efectos positivos sobre la curación de las quemaduras inducidas por láser de grado 2.

Mejora los labios agrietados

Los componentes de la árnica, también poseen propiedades antioxidantes que pueden neutralizar los radicales libres y ayudan a prevenir y corregir los signos del envejecimiento en la piel.

En otro estudio sobre “Caracterización fenólica y capacidad antioxidante de plantas de uso medicinal”, se describe la capacidad antioxidante de la árnica. (9)

Elimina los mareos

A pesar de que hasta la fecha no existe evidencia científica, que soporte el uso de la árnica para tratar mareos y vértigos, la medicina natural ha indicado el uso de la árnica en la reducción de colesterol, por la acción antioxidante de algunos de sus componentes.

Como sabemos, uno de los síntomas de la dislipidemia (10) son los mareos. Igualmente, en los padecimiento de vértigos y mareos debido a un accidente o trauma, la medicina complementaria aconseja el uso de árnica montana en forma de infusión.

Beneficia el cuidado del cabello

El uso de extracto de la planta de árnica estimula los folículos pilosos, fortaleciendo y rejuveneciendo el cuero cabelludo y evitando que caiga prematuramente. La medicina natural indica que el extracto de árnica también puede usarse para combatir la caspa.

¿Cómo utilizar la árnica?

Las formas de uso de la árnica montana, están basadas sobre su aplicación externa. Cuando se requiera el consumo interno, debe acudirse a un especialista para su dosificación. A continuación te mostramos las dos formas más comunes de uso:

Infusión de árnica

Esta infusión está indicada para ser usada externamente, para tratar algunas patologías de la piel y en la cavidad bucal. Esta sencilla receta te puede ayudar en variados problemas:

Ingredientes

  • Flores de árnica
  • Agua caliente

Preparación y uso

  • Colocar las flores de árnica en el agua hirviendo
  • Dejar reposar por 10 minutos y luego colar
  • Sumergir una compresa y aplicarla tibia sobre la región afectada.

Tip: Esta infusión es para usarse en el caso de magulladuras, contusiones y hematomas en la piel. También puede ser usado para hacer gárgaras en el caso de afecciones en la garganta, pero nunca ingerida.

Ungüento de árnica

Otro uso del árnica montana, es a través de ungüentos, utilizados para tratar golpes, magulladuras, moretones. Además es utilizado para tratar afecciones reumáticas en las articulaciones.

Nota: La árnica funciona dilatando los vasos capilares para aumentar el flujo de sangre en una lesión. Esto trae hormonas curativas a la zona y mueve la sangre estancada que se manifiesta en los moretones. El resultado es una disminución de la hinchazón y un tiempo de curación más rápido.

A continuación te indicamos cómo preparar este maravilloso ungüento:

Ingredientes

  • Flores y hojas de árnica
  • Aceite de oliva
  • Cera de abeja

Preparación y uso

  • En una cacerola pequeña a fuego muy bajo, mezcla las flores y hojas de árnica y el aceite de oliva. Cuando comience a burbujear, apaga.
  • Deja reposar la mezcla de aceite durante 1 o 2 horas.
  • Cuela la mezcla de aceite y tira las flores y hojas.
  • Vierte el aceite en una cacerola limpia y seca y agregue la cera de abejas. Pon la mezcla a fuego lento hasta que la cera de abeja se derrita.
  • Vierte el bálsamo terminado en un frasco y deja enfriar hasta tener una consistencia cremosa.

Conclusiones Claves

  • La árnica montana es un potente analgésico, antiinflamatorio.
  • En casos específicos puede ser usada como antiséptica y antibacterial.
  • Su uso es externo.
  • No se recomienda su consumo interno, debido a sus fuertes efectos secundarios sobre el aparato digestivo, en especial si padeces de colon irritable, si consumes demasiada árnica.
  • La medicina natural recomienda ampliamente su uso para variadas patologías comunes.
  • El uso de terapias naturales de fácil acceso, deriva en una comunidad sana, con una mejor calidad de vida y buena salud pública en la población.