Psicología y Salud emocional

12 increíbles beneficios de la meditación que no conocías

Escrito por Mercedes Mansilla

Es tarde y vuelves cansado de tu trabajo, el estrés golpea a tu puerta y no puedes conciliar el sueño. Das vueltas en la cama y no paras de pensar, ¿Suena familiar? Tal vez es hora de darle una oportunidad a la meditación. Son innumerables los beneficios que tiene la meditación para tu salud.

Todos estuvimos alguna vez en ese lugar. La rutina, el trabajo, los problemas financieros o de familia, relaciones, la necesidad de tomarnos unos días de vacaciones, o una pandemia nos pueden empujar a sentir ansiedad o estresarnos. Pero que no cunda el pánico, la meditación puede ser la solución.

La meditación no tiene que ser algo complicado, ni mucho menos una actividad que solo los monjes budistas practican. No necesitas un retiro espiritual, ni una ciencia rara.

Todos podemos practicarlo desde la comodidad de nuestras casas. Tampoco necesitas pasar horas meditando, unos minutos pueden ser suficientes. En este artículo te contamos por qué meditar te puede mejorar la vida.

¿Qué es la meditación?

La meditación es una antigua práctica de bienestar que se enfoca en entrenar la conciencia, la atención y la compasión.

En los últimos años, se ha descubierto que la meditación puede reducir el estrés y la ansiedad, mejorar el enfoque y la concentración y aumentar la sensación de calma y relajación.

La meditación se originó tanto en oriente, como en las prácticas ayurvédicas de la India ,la medicina de China y de Japón. Sin embargo, ahora se practica en todo el mundo y está ganando popularidad en las culturas occidentales.

Debido a que existen diferentes prácticas en las tradiciones espirituales y religiosas, hay muchas formas de meditar. Algunos tipos de meditación incluyen un escaneo corporal, visualización, y meditación de atención plena, entre otros.

Beneficios de la meditación para la salud

Cientos de estudios han demostrado los beneficios de la meditación. Algunos de estos son: disminución del estrés, mejora de la concentración, disminución de la presión arterial y reducción de los síntomas de ansiedad y depresión, entre otros.

Y si bien existen diferentes tipos de meditación, todos pueden ofrecer beneficios similares para la salud física y mental. A continuación veremos algunos de los beneficios de la meditación para tu vida.

1. Disminuye el estrés y la ansiedad

Un estudio publicado en National Center for Complementary and Integrative Health donde se evaluó la respuesta de 3,515 participantes ante la meditación, concluyó que los meditadores mejoraron la ansiedad y la depresión causadas por el estrés.

2. Beneficia al sistema inmunológico

Por otro lado, un estudio llevado a cabo por la NHS determinó que meditar beneficia al sistema inmunológico. La investigación sugiere que la meditación puede tener beneficios para su vida y la función inmunológica, entre otras mejoras.

Esto se debe a que la meditación crea un entorno mental positivo para que florezca el sistema inmunológico, lo que ayuda a aumentar los anticuerpos.

La meditación estimula las regiones de función cerebral del sistema inmunológico. Esta aumenta la actividad en la corteza prefrontal, la ínsula anterior derecha y el hipocampo derecho. Estas partes controlan las emociones positivas, la conciencia y la ansiedad.

Además estas áreas del cerebro actúan como un centro de comando para el sistema inmunológico. Si se estimulan, el sistema inmunológico funciona eficazmente.

3. Disminuye la presión sanguínea

La meditación es un tratamiento efectivo para controlar la presión arterial alta y evitar los posibles efectos secundarios de algunos medicamentos, según un nuevo metaanálisis realizado por la Universidad de Kentucky.

4. Incrementa la tolerancia al dolor

Wake Forest Baptist Medical Center analizó cómo infiere la meditación en la tolerancia al dolor. El estudio concluyó que la meditación puede efectivamente aumentar la tolerancia al dolor en adultos.

Los investigadores de la Facultad de medicina de Wake Forest analizaron los datos obtenidos de un estudio publicado en 2015 que comparó la meditación con placebos.

El estudio determinó que algunas personas son más conscientes que otras, y esas personas sienten menos dolor.

Las resonancias magnéticas revelaron que una mayor atención durante el estímulo doloroso se asocia con una mayor desactivación de la corteza cingulada posterior, un nodo neuronal central de la percepción del dolor.

5. Contribuye con la relajación muscular

Relajar la mente y las diferentes áreas del cuerpo controlando la respiración y calmando la mente ayuda a que los músculos se relajen.

De hecho, existe un tipo de meditación denominado “relajación muscular progresiva” que se puede utilizar exclusivamente para relajar los músculos.

6. Aumenta la concentración

La concentración es algo con lo que todos tenemos problemas. En esta época tecnológica, somos bombardeados con información y notificaciones constantemente.

Esto nos quita el foco de nuestras tareas. Sin embargo, existen condiciones como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) que perjudican aún más la habilidad de concentrarse.

Sin dudas los medicamentos y la terapia son buenas formas de controlar los síntomas del TDAH.

Sin embargo, las investigaciones muestran que la meditación también puede ser una buena manera de mejorar la concentración, y la atención plena según un estudio publicado en Hogrefre, dado que nos obliga a mantenernos en el presente.

7. Aumenta la memoria y la creatividad

Cuando meditas, tienes que dejarlo todo: sonidos, imágenes, pensamientos, y sentimientos.

Aprender a desapegarse de esta manera es una de las mejores formas de dejar fluir la creatividad.

La meditación te enseña a ser flexible y desapegado, y a dejar fluir las ideas. Y como si eso fuera poco, también aumenta la memoria.

En un estudio publicado en PubMed se pidió a los participantes que meditaran durante 8 semanas.

Al final del estudio se observó que el flujo sanguíneo cerebral aumentó en el grupo de meditación en el lóbulo frontal y los lóbulos parietales, ambas áreas involucradas en la recuperación de recuerdos y la capacidad de guardar nuevas memorias y recordar.

8. Incrementa la empatía con los demás

La meditación aumenta la empatía con los demás, dado que meditar activa una mayor actividad cerebral en las regiones relacionadas con la empatía que se encuentran situadas en una región anterior de la corteza prefrontal.

Intenta meditar, al menos una vez a la semana y esto hará que tu empatía mejore.

9. Aumenta la calidad del sueño

La meditación puede ayudarte a dormir mejor. Como técnica de relajación, puede calmar la mente y el cuerpo mientras mejora la paz interior.

Si meditas antes de acostarte, la meditación puede ayudar a reducir el insomnio y los problemas de sueño al promover la calma general.

Esto se debe a que la calma en el cuerpo hace que “apaguemos” el sistema nervioso parasimpático, una de las ramas del sistema nervioso que controla las reacciones y los reflejos, y te mantienen alerta y despierto.

10. Fortalece el equilibrio emocional

La meditación ayuda a elevar la inteligencia emocional. Esto se debe a que apoya la autoconciencia emocional que es la base del desarrollo de todas las competencias de la inteligencia emocional, dado que nos permite una forma de monitorear y evaluar lo que hacemos y cómo pensamos y sentimos.

11. Fomenta los pensamientos positivos

Quizás el beneficio más publicitado de la meditación es que te pone de buen humor.

Un estudio sueco descubrió que la meditación está fuertemente relacionada con un estado mental positivo y una reducción del estrés, promoviendo pensamientos más positivos.

12. Incrementa el autoconocimiento

La meditación aumenta la capacidad de percibirse a uno mismo de una manera más saludable y en el momento presente.

La autoconciencia se asocia con una disminución de la activación de las regiones del cerebro asociadas con la falta de autoestima, según la revista Biological Psychology.

¿Cómo meditar adecuadamente?

A continuación te presentamos los conceptos básicos para que puedas empezar a disfrutar de los beneficios de la meditación.

Utilizar ropa cómoda y fresca

Se aconseja utilizar ropa cómoda y liviana, de un material poroso, suave y flexible, como el algodón.

Idealmente, debes encontrar el punto ideal entre la ropa holgada y la que te quede ajustada. Apunta a una vestimenta que te quede cómoda.

Algo que se suele aconsejar es utilizar ropa de colores suaves como, por ejemplo, celeste, blanco, o beige mientras se está meditando.

Escoger una hora conveniente

Aunque las horas antes del amanecer se consideran las mejores para la meditación, la mayoría de los expertos aseguran que cualquier momento en que puedas meditar es bueno.

Ubicar un espacio tranquilo

Puedes meditar en cualquier lugar: en el parque, durante un viaje, en tu habitación, en la sala.

Meditar sentado en un lugar tranquilo y sin ruidos es, tal vez, la mejor forma para comenzar. También puedes hacerlo acostado en tu cama antes de dormir.

Mantener una buena postura corporal

La meditación se puede realizar de cualquier forma: sentado, de pie, acostado y hasta caminando. Simplemente ten en cuenta mantener una posición neutral y cómoda y mantén la espalda alineada.

Cuando el cuerpo está erguido, tanto el cuerpo como la mente tienden a estar alerta y atentos. Al mismo tiempo, cuando estamos sentados o acostados, se produce un cierto grado de relajación.

Realizar ejercicios de calentamiento

Siempre se recomienda hacer ejercicios básicos de estiramiento antes de meditar, ya que ayudará a aliviar algunos dolores y relajar los músculos.

Tratar de tener el estómago vacío

Es recomendable meditar antes de comer, dado que es muy probable que te quedes dormido si meditas después de comer.

Si ya has comido, espera dos horas después de la comida para meditar.

Realizar respiraciones profundas

La respiración consciente es una práctica de meditación muy poderosa. La idea es centrar su atención en tu respiración, en el ritmo y cómo se siente en cada inhalación y exhalación.

Dejar fluir los pensamientos que surgen

Deja que tus pensamientos fluyan por tu mente. Como un río, seguirán fluyendo si no intentas detenerlos, y así verás cómo en algún momento desaparecen y tienes la mente en blanco.

Incrementar el tiempo progresivamente

Cinco minutos de meditación cada día pueden hacer una diferencia. A medida que te sientas más cómodo, puedes ir aumentando gradualmente la duración de la práctica.

Mantener una sonrisa suave

Sonreír durante una sesión de meditación le envía una señal al cerebro de que estás experimentando un momento positivo, entonces tu cerebro automáticamente asociará la práctica de la meditación con algo bueno.

Convertir la meditación en un hábito

Hay muchas formas de meditar. Pero lo importante es formar el hábito de meditar. Comprométete a solo 2 minutos al día, luego puedes hacerlo durante 5 minutos.

Elige una hora y un desencadenante para la meditación. No tiene que ser una hora exacta del día, sino una hora general. El desencadenante debe ser algo que hagas con regularidad, como lavarte los dientes, cenar o ir a la cama.

Utilizar desencadenantes es una de las mejores formas de construir un hábito, dado que estas pegando un hábito nuevo que quieres adquirir junto con uno que ya estás habituado a llevar a cabo.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud