Dieta y Nutrición

Beneficios de las vitaminas en el organismo

Escrito por Zaritza Girón

Las vitaminas aportan grandes beneficios para la buena salud del cuerpo humano, debido a que intervienen en diversos procesos químicos que regulan la función del organismo y disminuyen el padecimiento de diversas enfermedades.

Anteriormente, la absorción de vitaminas sólo era considerada a través del consumo de ciertos alimentos, sin embargo, gracias a los avances tecnológicos, actualmente existen gran variedad de suplementos que contienen la cantidad necesaria de vitaminas que requiere el cuerpo humano.

A continuación, conocerás los tipos de vitaminas, sus beneficios y cómo consumirlas para que puedas disfrutar de las maravillosas ventajas que pueden aportar a tu salud.

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas, son sustancias indispensables para la formación, desarrollo y un correcto funcionamiento de cada uno de los sistemas que componen al organismo, además, son las responsables de los procesos de reacciones químicas y la liberación de energía necesaria para que el cuerpo humano funcione correctamente.

La mayoría de las vitaminas esenciales para el cuerpo, se encuentran dentro de las propiedades de los alimentos, otras pueden ser ingeridas mediante suplementos vitamínicos y algunas pueden ser producidas por el mismo organismo.

Cabe destacar, que cada vitamina posee una función específica que se centra básicamente, en mejorar las distintas funciones que ejerce el organismo y controlar las afecciones que este pueda presentar, por lo que una deficiencia de vitaminas puede acarrear descontroles en la función normal del organismo.

Tipos de vitaminas

Cada vitamina posee una función específica en el organismo, siendo de especial importancia la presencia de estas para que el cuerpo humano pueda ejercer sus funciones correctamente.

Existen 13 tipos de vitaminas, las cuales son:

  • Vitamina A (retinol)
  • Vitamina C (ácido ascórbico)
  • Vitamina D (calciferol)
  • Vitamina E (tocoferol)
  • Vitamina K
  • Vitamina B1 (tiamina)
  • Vitamina B2 (riboflavina)
  • Vitamina B3 (niacina)
  • Vitamina B5 (ácido pantoténico)
  • Vitamina B6 (piridoxina)
  • Vitamina B7/B8 (biotina)
  • Vitamina B9 (ácido fólico)
  • Vitamina B12 (cianocobalamina)

Además, se categorizan en hidrosolubles y liposolubles, a continuación conocerás qué función cumplen cada una:

Hidrosolubles

Este grupo está compuesto por la vitamina C y las vitaminas del grupo B. Se le denomina hidrosolubles porque pueden ser disueltas en agua, por lo que su ingesta debe ser en mayor cantidad debido a que dichos componentes se excretan regularmente por la orina.

La ingesta de cítricos, carnes rojas, pescado, cereales, abundantes frutas y hortalizas, mantienen a nivel óptimo la cantidad de vitaminas hidrosolubles en el organismo. En el caso de personas vegetarianas, estas deben ser absorbidas mediante suplementos vitamínicos.

Liposolubles

Las vitaminas A, E, D y K son las que componen el grupo de liposolubles, esto hace referencia a que el organismo almacena dichas sustancias en la grasa, tejidos e hígado, por lo que no pueden ser disueltas en agua y su déficit se presenta en casos de personas con problemas de alimentación.

La concentración de dichas vitaminas se encuentran en alimentos como: el hígado, la yema del huevo, verduras de hojas verdes, el atún y la particularidad de la vitamina D generada por el organismo cuando el cuerpo se expone a los rayos solares.

Beneficios de las vitaminas

Las vitaminas, al ser compuestos necesarios para el desarrollo vital del cuerpo humano, poseen múltiples beneficios que mejoran su funcionalidad y reducen el riesgo de padecer ciertas enfermedades, convirtiéndose así unas de las sustancias más importantes para la salud humana.

A continuación los beneficios que puedes obtener al consumir vitaminas:

Contribuyen con el buen funcionamiento del corazón

La tiamina o vitamina B1 y la vitamina C, son las dos principales sustancias empleadas para el buen funcionamiento del corazón, debido a que contribuyen a la absorción de hierro y previenen las enfermedades cardíacas asociadas con el colesterol LDL, que se aloja en las venas y arterias principales del organismo causando obstrucciones.

Por lo que, la ingesta de comidas ricas en dichas vitaminas, tales como: el tomate, la naranja, la avena, los frutos secos, el hígado entre otros, son importantes para aumentar los niveles de vitamina C y B1 en tu organismo.

Permiten el buen funcionamiento del sistema nervioso

Un estudio publicado por la Revista Médica de Chile, determinó que las personas de edad avanzada pueden llegar a padecer de demencia por el déficit de Vitamina B12, esto se debe a que dicho compuesto es importante en la producción de mielina.

La mielina, es una capa protectora que recubre los nervios encargados de transmitir las sensaciones que el cuerpo percibe y el cerebro procesa, por lo tanto, la Vitamina B12 es un suplemento importante para el buen funcionamiento del sistema nervioso, desde el desarrollo del embrión hasta las personas con edad avanzada.

Protegen las células del daño oxidativo

Los antioxidantes presentes en las vitaminas A, C y E, son compuestos que eliminan los radicales libres, evitando el envejecimiento prematuro del cuerpo y alteraciones en el ADN.

Por lo tanto, el consumo de frutos rojos, espinaca, nueces, remolacha, vegetales y frutas de color naranja, ayudan al organismo a absorber los antioxidantes necesarios para su buen funcionamiento.

Fortalecen el sistema inmune

Para el fortalecimiento del sistema encargado de crear defensas contra virus o enfermedades y contrarrestarlas, es necesario que consumas alimentos ricos en vitamina C y vitamina B6, esto se debe a que ambas son las principales sustancias encargadas de aumentar la barrera protectora que mantiene al organismo saludable.

Contribuyen con la buena circulación sanguínea

Uno de los sistemas más extensos e importantes del cuerpo humano es el circulatorio, puesto que se encarga de distribuir la sangre por todo el organismo para la buena función de los órganos y extremidades.

Para ello, es necesaria la ingesta de vitaminas tales como: vitamina B3, que se encarga de fortalecer los vasos sanguíneos, vitamina C que evita la coagulación de la sangre, la vitamina E que ayuda a ensanchar los vasos sanguíneos para una mejor circulación y la vitamina K encargada de coagular la sangre para prevenir hemorragias.

Mantienen el buen funcionamiento del metabolismo

El metabolismo, es la capacidad que posee todo humano encargada de los procesos fisiológicos y las reacciones químicas propias de cada sistema.

Existen personas que poseen metabolismos lentos o poco funcionales, por lo tanto, una dieta balanceada que incluya las vitaminas del grupo B, presentes en los plátanos, huevos y alimentos integrales, pueden acelerar el metabolismo naturalmente.

Fortalecen los huesos y músculos

Una investigación publicada por la Universidad Estatal de Oregón, certifica que la Vitamina D es esencial para el fortalecimiento del sistema óseo, ya que esta vitamina ayuda al organismo a absorber el calcio necesario para mantener la salud de los huesos y dientes.

Por otra parte, dicho componente también interviene en el desarrollo de masa muscular, lo que a su vez le proporciona una correcta contracción de la musculatura ayudando así a evitar afecciones como las contracturas o calambres.

Contribuyen con la formación de glóbulos rojos y hormonas

La vitamina B12, es el compuesto principal en la formación de glóbulos rojos, mientras que la vitamina E se encarga de oxigenar y proteger el aparato reproductor. Ambas vitaminas se pueden ingerir a través de alimentos o suplementos y el déficit de estas puede desencadenar enfermedades hematológicas y reproductivas.

Mantienen en buen estado la visión, piel y cabello

El National Institutes of Health, realizó una publicación donde detalla que la biotina ayuda contra la caída del cabello y mejora las condiciones de salud acarreadas principalmente por erupciones cutáneas, por lo que su consumo es necesario durante el desarrollo de todo individuo.

Por otra parte, la vitamina A es considerada la más efectiva contra los problemas a nivel ocular, debido a que es la encargada de del mantenimiento de las mucosas y tejidos blandos, mientras que también produce los pigmentos de la retina del ojo, convirtiéndose en la mejor aliada para las personas que sufren de la vista.

Mantienen la salud psicológica

La salud mental, es uno de los campos científicos más estudiado por la gran complejidad del cerebro humano. Las vitaminas del grupo B y la vitamina D, benefician a la salud psicológica gracias a que estas se encargan de los procesos metabólicos y celulares del organismo, haciendo que la función cerebral mejore notablemente.

Proporcionan energía y vitalidad

Si el cuerpo humano se mantiene saludable, con la suficiente cantidad de vitaminas necesarias para su buen funcionamiento, sentirás que posees la energía y vitalidad suficiente para realizar tus actividades diarias.

En este sentido, las vitaminas B, C y E, son las indicadas para la disminuir el agotamiento físico, por sus funciones metabólicas, antioxidantes y regenerativas, convirtiéndolas en el complemento ideal para mantener la vitalidad que necesitas.

¿Cómo consumir vitaminas?

Las vitaminas, al ser compuestos necesarios para la salud del cuerpo humano, deben ser consumidos mediante alimentos o suplementos para que el organismo las absorba y cada una cumpla su función.

Por tal motivo, a continuación conocerás las dos maneras de consumir vitaminas para que adoptes la que más te convenga:

En alimentos

Los alimentos son la principal fuente de vitaminas, además de proporcionar dichos componentes de manera natural, son la forma más fácil de consumo y la más recomendada cuando se trata de niños.

Por lo tanto, una dieta balanceada que contenga todo tipo de carnes, vegetales, cereales y frutas, te proporcionará grandes beneficios a nivel de salud y mantendrá tu cuerpo vitalizado con todas las vitaminas que adquieres de los alimentos.

En suplementos

Los suplementos, son preparados elaborados con la finalidad de proporcionarte una o varias vitaminas a través de fórmulas para batidos alimenticios, cápsulas o ampollas inyectables.

Actualmente, existen suplementos fabricados especialmente para las personas que cumplen un régimen vegetariano, debido a que estas suelen tener déficit de las vitaminas proporcionadas por los alimentos de origen animal, por lo que los suplementos son una excelente sustitución de dichas comidas.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud