Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

10 increíbles beneficios del bicarbonato para la salud

Escrito por Jesús Emilio TorrealbaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

El bicarbonato de sodio, es uno de los minerales utilizado por la medicina tradicional, para el tratamiento de diversas enfermedades. Es un compuesto muy versátil ya que es muy usado en la cocina y en forma cosmética.

En el siguiente artículo, te mostramos las bondades de este mineral para que sepas cómo aprovechar sus beneficios.

¿Qué es el bicarbonato?

El bicarbonato es un compuesto blanco sólido cristalino, el cual tiene como fórmula química NaHCO3, que se obtiene al combinar ingredientes moleculares como el carbono, sodio, hidrógeno y oxígeno. Esta mezcla es en realidad un tipo de sal.

Nota: A pesar que es un mineral de la naturaleza, el bicarbonato de sodio también se produce en el organismo, a nivel de las mucosas de las paredes estomacales, en el páncreas y el riñón.

¿Cuáles son los beneficios del bicarbonato?

Los beneficios del bicarbonato de sodio, provienen de sus distintas propiedades terapéuticas que lo catalogan como beneficioso para el organismo. Te mencionamos los más destacados:

1. Mejora malestares estomacales

El bicarbonato de sodio es alcalino, por lo que puede neutralizar el efecto del exceso de ácido clorhídrico en el estómago, mejorando los malestares estomacales, es decir que tiene un efecto antiácido, además de contener el reflujo.

Basta una preparación de agua en una taza, con media cucharadita de bicarbonato de sodio antes de las comidas, para evitar la acidez.

Importante: Esta solución es temporal, ya que el organismo al detectar que no tiene la suficiente acidez en el estómago, secretará más ácido clorhídrico en el estómago, causando un efecto rebote. Es importante entonces, tener la comunicación con el médico.

2. Ayuda a desintoxicar el organismo

El bicarbonato de sodio combinado con jugo de limón, ayuda a alcalinizar el organismo, neutralizando el exceso de ácido del organismo, protegiendo el hígado y los riñones.

Para destacar: Un estudio sobre “Acidosis metabólica y progresión de la enfermedad renal crónica: incidencia, patogenia y opciones terapéuticas”, describe el uso del bicarbonato de sodio, como una opción terapéutica económica y sencilla frente a la acidosis metabólica. (1)

3. Alivia la congestión nasal y dolor de garganta

La medicina tradicional ha utilizado en los casos de congestión nasal y lavados nasales, una combinación de agua previamente hervida, sal sin yodo y bicarbonato de sodio. Esta terapia ha dado resultados beneficiosos.

En el caso del dolor de garganta, si este es producido por virus o bacterias, el bicarbonato de sodio se considera que tiene propiedades antisépticas que ayudan a mitigar los efectos de microorganismos sobre la garganta que puedan derivar en dolor.

Tip: Prepare un lavado nasal con agua previamente hervida y una pizca de bicarbonato de sodio, para descongestionar la nariz.

4. Favorece la higiene y salud bucal

Gracias a su acción astringente y antiséptica, el bicarbonato de sodio puede ayudar en enfermedades bucales como la gingivitis o prevenir la formación de la placa dental, reduciendo el número de bacterias que atacan a los dientes y encías.

En este sentido, un estudio titulado “Actividad antibacteriana del bicarbonato de sodio”, describe a este mineral como una posible alternativa para reducir la presencia de ciertas bacterias en la cavidad bucal. (2)

Para destacar: En otro artículo sobre “Evidencia de la neutralización del ácido de biopelícula por bicarbonato de sodio”, se describe la posibilidad del bicarbonato de sodio para alterar las propiedades cariogénicas de ciertos microorganismos en la dentadura. (3)

5. Alivia picaduras de insectos

Así mismo, sumado a su propiedad astringente y antiséptica, al bicarbonato de sodio se le atribuye en la piel su actividad antiinflamatoria, coadyuvando en las lesiones en la piel causadas por picaduras de insectos.

Tip: Se recomienda mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de agua esterilizada para formar una pasta y aplicar en la picadura. Espera 15 minutos y enjuaga con abundante agua.

6. Combate infecciones fúngicas

La medicina tradicional ha utilizado por décadas una combinación de zumo de limón con bicarbonato de sodio. Por un lado, la acción antioxidante de la vitamina C, que contrarresta la acción de los radicales libres sobre las células y por otro la acción antiséptica del bicarbonato de sodio: ambas ayudan a combatir las infecciones fúngicas en la piel.

Nota: El bicarbonato de sodio equilibra el pH de la piel, por lo que la convierte en una zona poco habitable para ciertos microorganismos.

7. Favorece la salud de la piel

El bicarbonato de sodio gracias a su efecto antiséptico y astringente, evita que las pequeñas heridas se contaminen, además ayuda a mitigar los procesos inflamatorios de la piel.

También es utilizado como exfoliante para eliminar las células muertas de la piel, así como también mantiene el equilibrio del pH de la piel, evitando el desarrollo de microorganismos patógenos.

8. Elimina el mal olor corporal

La sudoración excesiva puede causar que tanto la humedad como el vello, favorezcan que las bacterias se desarrollen. Estas bacterias pueden ser causantes de malos olores en el cuerpo, especialmente en las axilas.

Gracias a sus propiedades antibacterianas, el bicarbonato de sodio ayuda a combatir las bacterias que pueden estar causando estos malos olores.

9. Favorece la salud del cabello

Debido a su fórmula alcalinizante, el bicarbonato de sodio puede eliminar el exceso de grasa o cebo en el cabello. También es muy beneficioso para la mitigación de la caspa debido a su propiedad antifúngica, lo cual favorece a la eliminación del hongo (género Malassezia) que la provoca.

Importante: No es recomendable usar este mineral en exceso, ya que puede causar irritación y resequedad en el cuero cabelludo, por una posible alteración del pH. Es recomendable consultar al dermatólogo.

10. Alivia el cansancio en los pies

La medicina tradicional, ha utilizado el baño de bicarbonato de sodio en los pies como relajante, a su vez que elimina hongos por su acción antifúngica. Además, su efecto exfoliante ayuda a eliminar la piel muerta. Basta con sumergir los pies en agua tibia, con una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio.

Contraindicaciones del bicarbonato

Existen situaciones excepcionales en las cuales la administración de este mineral, debe realizarse bajo estricto cuidado y supervisión médica. Te mencionamos las más importantes:

1. Insuficiencia cardíaca

En esta patología cardíaca están presentes estados protrombóticos, pro-inflamatorios y procoagulantes, por lo tanto es común que sea recetado el uso de productos como el ácido acetilsalicílico para prevenir la aparición de ataques al corazón. En tal sentido, el uso de bicarbonato de sodio puede disminuir los efectos farmacológicos de la aspirina.

Nota: Se recomienda consultar al médico sobre el uso de este mineral en la insuficiencia cardíaca.

Un artículo de revisión sobre “Intoxicación por ácido acetilsalicílico, fisiopatología y manejo”, describe la utilización del bicarbonato de sodio en el proceso de alcalinización de la orina en estados de intoxicación por ácido acetilsalicílico. (4)

2. Insuficiencia renal

En pacientes que tienen bajos niveles de calcio y potasio en la sangre, el uso de bicarbonato de sodio puede empeorar estos niveles, siendo perjudicial en pacientes con insuficiencia renal. Solo bajo supervisión médica, puede ser administrado este mineral.

3. Hipertensión arterial

La fórmula química del bicarbonato de sodio, contiene sodio, que es una sal, y ya es reconocido que el aumento de sodio en la sangre, causa aumento de la tensión arterial en personas hipertensas. En caso de requerir el consumo de este mineral, se aconseja consultar al médico.

Conclusiones Claves

  • El bicarbonato de sodio tiene un alto contenido alcalinizante.
  • Se obtiene de la naturaleza pero también el organismo lo produce a través del páncreas y los riñones.
  • Es muy utilizado contra la acidez estomacal.
  • Tiene propiedades astringentes, antifúngicas y antisépticas.
  • Su consumo debe ser supervisado por un especialista.
  • Combate malos olores en el cuerpo, especialmente en axilas y pies.