15 increíbles beneficios del sexo para la salud

Tabla de contenido

El sexo va más allá de la reproducción. Para muchos, el sexo representa una actividad sumamente placentera, especialmente si es practicada en una pareja.

El sexo involucra intimidad, contacto físico y una cierta confianza entre ambas partes. Pero, más allá de sus beneficios emocionales, al sexo se la ha atribuido otras ventajas.

El sexo ayuda y fortalece a la persona desde diferentes ángulos, como estamos a punto de explicarte.

Beneficios del sexo para la salud

Una relación se encuentra sustentada por muchos pilares, pero pueden generalizarse en dos grandes mitades.

La mitad física, que es el afecto y placer físico que el sexo proporciona, y la mitad emocional, que corresponde a la comunicación, confianza y respeto.

Sin embargo, ambas mitades no están aisladas del todo. El sexo tiene poderosos efectos psicológicos, emocionales y físicos que benefician a la pareja o individuo.

A continuación, te mencionamos algunas de ellas.

1. Fortalece el sistema inmune

Una vida sexualmente activa (más de dos veces por semana) también eleva tus defensas.

Los beneficios inmunológicos que el sexo proporciona fueron corroborados por un estudio publicado en la revista Neuroimmunomodulation.

El estudio demostró que el orgasmo y la estimulación sexual (ya sea durante la masturbación o el sexo) elevan ciertas células del sistema inmunitario, como son los leucocitos.

También se encontró que las parejas que practican sexo regularmente (una o dos veces por semana) presentan una mayor cantidad de inmunoglobulinas A (anticuerpos).

Los anticuerpos tipo A son la primera línea de defensa contra microorganismos, se encuentran en abundancia en mucosas, como la oral y en las vías respiratorias.

2. Controla la presión arterial

Mantener relaciones sexuales eleva las presiones arterial sistólica y diastólica. También lo hace durante el orgasmo, donde se eleva aún más, y luego retorna rápidamente a la normalidad.

El sexo puede ser un beneficio para aquellos con problemas para controlar su presión arterial.

Primero, estimulación de sistemas neuroendocrinos. Estos liberan moléculas antiinflamatorias que disminuyen el estado inflamatorio en el sistema circulatorio (común en pacientes hipertensos).

Segundo, es un ejercicio de intensidad moderada. Los ejercicios cardiovasculares aeróbicos son recomendados para mejorar la circulación, la presión sanguínea y reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV).

Por último, la relajación generalizada al luego de un orgasmo dilata los vasos sanguíneos (se estimula el sistema parasimpático), lo que disminuye la presión arterial.

3. Mejora la salud cardiovascular

El sexo es una actividad anaeróbica que, como cualquier otra, activan respuestas neuroendocrinas y cardíacas que elevan la presión arterial, el flujo sanguíneo y la frecuencia cardíaca.

La Sociedad Española de Cardiología categoriza a la actividad sexual como un ejercicio físico de intensidad leve a moderada.

La actividad física impide el desarrollo de la arteriosclerosis, muy útil para aquellos bajo riesgo de desarrollar alguna (ECV).

¿Cómo lo hace? Disminuye el estado inflamatorio generalizado, mejora el perfil lipídico (disminuye los niveles de LDL y aumenta los de HDL) y mejora el estado de la circulación en general.

Por lo tanto, se disminuye el riesgo de infarto agudo al miocardio, enfermedades cerebrovasculares, obesidad y la diabetes.

Sin embargo, existen pacientes de alto riesgo que, si muestran síntomas durante la actividad sexual, deberán demorar esta hasta ser evaluados por un especialista.

Estos son: pacientes que padecen de angina inestable, arritmias severas desencadenadas por el ejercicio, patología grave de válvulas cardíacas, síntomas de insuficiencia cardíaca y pacientes con miocardiopatía hipertrófica sintomática.

4. Disminuye la percepción del dolor

La actividad sexual estimula la liberación de la oxitocina.

La oxitocina es una hormona secretada por la glándula pituitaria que ejerce una amplia gama de efectos emocionales, sociales y fisiológicos.

Esta hormona interactúa con el sistema endocannabinoide, un sistema regulador que involucra al componente endocrino, nervioso e inmune de nuestro cuerpo.

Al activarse, se inhibe la liberación del neurotransmisor GABA, encargado de la transmisión de los impulsos dolorosos.

El sistema endocannabinoide también libera la molécula anandamida que reduce la percepción del dolor físico. Por lo tanto, este sistema neuroendocrino es la mitad de la razón que disminuye la sensación de dolor durante el sexo, siendo la oxitocina la otra mitad.

Esto explicaría el porqué mantener relaciones sexuales disminuye el dolor producido por la migraña y dolores de cabeza.

5. Mejora los huesos y músculos

Durante el sexo, se contraen los músculos del piso pélvico. Son aquellos que mantienen en su sitio a la vejiga, el útero y otros órganos.

Durante el sexo, estos músculos se contraen y relajan intermitente por estimulación sexual. Esto fortalece los músculos y los órganos que sostiene.

Además, la actividad física ayuda al mantenimiento (homeostasis) de los huesos. A partir de la tercera o cuarta década de vida, la densidad ósea en el individuo disminuye.

Las mujeres son más susceptibles a ello, y sufren de alto riesgo de desarrollar osteoporosis. Las actividades físicas, como el mantener relaciones sexuales, se contraponen a esta degeneración progresiva.

6. Ayuda a quemar calorías

Como ya hemos mencionado, la actividad sexual es un ejercicio físico moderado. Como todo ejercicio, se quema calorías mientras se practica.

El número de calorías quemadas varía dependiendo de la persona, el sexo, su metabolismo, la duración de la actividad sexual y mucho más.

Un estudio publicado por la Universidad de Quebec en Montreal, Canadá, utilizó unos brazaletes para monitorear la actividad física (ya sea sexual o no) de 21 parejas heterosexuales.

Sin embargo, la cantidad de calorías quemadas durante el sexo fue notablemente más baja que en otras actividades, pero no insignificantes. Estimaron que, en promedio, un hombre de 69 kilos podría quemar 3.5 kcal durante cada minuto de sexo.

Por supuesto, esta cifra puede elevarse si se aumenta la intensidad y duración de la actividad sexual.

7. Reduce el riesgo de cáncer de próstata

Los efectos anticangerínos que el sexo brinda es mediante la estimulación del sistema endocannabinoide.

También tiene un efecto antiinflamatorio y antiproliferativo (es decir, disminuye la replicación de células cancerígenas).

La anandamida se ha demostrado que retrasa el crecimiento y disminuye el riesgo a padecer de ciertos tipos de cánceres, como el de próstata y de mama.

Por otro lado, la frecuencia de eyaculaciones puede que sea un factor a considerar para el desarrollo del cáncer de próstata.

De hecho, en un estudio prospectivo publicado en el JAMA Network, observó que los hombres que eyacularon 21 veces o más al mes presentaban menor incidencia de cáncer de próstata comparado con aquellos que lo hacían con menor frecuencia.

8. Previene la atrofia vaginal

La atrofia vaginal son una serie de síntomas y fenómenos que ocurren en la vagina durante la menopausia, en los años anteriores (perimenopausia) o los años posteriores (posmenopausia)

Consiste en un adelgazamiento de las paredes vaginales, acortamiento y estrechamiento del canal vaginal, resequedad e inflamación. Esto hace las relaciones sexuales muy dolorosas.

La atrofia vaginal resulta de la disminución de estrógenos circulantes y problemas en la circulación. El acto sexual practicado con frecuencia favorece la salud cardiovascular y, por lo tanto, el estado circulatorio.

Otras causas, como la quimioterapia contra el cáncer de mamá, pueden causar atrofia vaginal. La estimulación del sistema endocannabinoide disminuye la aparición de cáncer de mamá o cualquier otra malignidad.

9. Incrementa la fertilidad

El ciclo menstrual de una mujer está constituido de varias fases, en las cuales su fertilidad llega a su pico en algunas (ovulación y la fase lútea), y en otras su fertilidad disminuye significativamente.

Por lo que una pareja, si desea el embarazo, debe tener relaciones sexuales durante esa ventana de tiempo.

Durante esta serie de cambios fisiológicos, hay cambios fisiológicos. Por ejemplo, las variaciones inmunológicas que facilitan la fecundación.

La revista Fertility and Sterility publicó un estudio en el cual se observó que la frecuencia del sexo favorecía la secreción de citocinas, como el interferón gamma y la interleucina 4.

Estas, a su vez, favorecen una regularización del ciclo menstrual.

10. Mejora la salud bucal

Los beneficios inmunológicos que ofrece el sexo ayudan a fortalecer barreras bioquímicas en toda parte de nuestro cuerpo, incluyendo nuestra boca.

La boca es el asiento de enzimas, células inmunitarias y microorganismos anaeróbicos que impiden la entrada de microorganismos patógenos.

Tener relaciones sexuales con frecuencia estimula nuestro sistema inmune, como ya lo hemos descrito.

11. Reduce el estrés

El estrés causa en nuestro cuerpo una plétora de reacciones fisiológicas en nuestro cuerpo.

Se ha comprobado que el estrés inhibe la liberación de la anandamida, mediadora de efectos analgésicos.

Por otro lado, la liberación de la oxitocina, serotonina y otros neurotransmisores favorecen la sensación de felicidad y relajación en nuestro cuerpo, actuando como un antagonista del estrés.

Finalmente, la estimulación del sistema endocannabinoide también disminuye el estrés, ansiedad, síntomas de la depresión y mucho más.

Por lo que se recomienda practicar el sexo con frecuencia durante la semana.

12. Reduce el insomnio

El insomnio es causado por una miríada de razones y se ha convertido en un problema que afecta a una porción significativa de la población. Pero, para una persona sexualmente activa, esto puede que no sea un problema.

Durante el sexo, se liberan las endorfinas, oxitocina, prolactina y otras moléculas durante el sexo y el orgasmo relajan nuestro cuerpo.

Cuando nuestro cuerpo se encuentra bajo estrés, tenso o ansioso, se liberan altas concentraciones plasmáticas de cortisol, la hormona del estrés.

Un estudio publicado en 2019 por la revista Frontiers in Public Health observó que el sexo justo antes de la hora de dormir favorecía la calidad y cantidad de sueño, sin diferencia alguna entre ambos sexos.

También favorecía la rapidez con la cual una persona se dormía.

Nuevamente, esto puede deberse al pico de liberación de la oxitocina y prolactina.

13. Mejora la piel y el cabello

Las capas de la dermis se encuentran extensamente vascularizadas. Deben estarlo para lograr el constante recambio celular, facilitar la difusión de nutrientes y hormonas, drenar los desechos celulares y demás.

Como ya hemos explicado, la frecuencia cardíaca y la circulación aumentan durante el acto sexual.

Otro beneficio del sexo para tu piel es que inhibe la producción de cortisol. Este último, en altas concentraciones, es nocivo para tu piel.

¿Por qué? Primero, el cortisol inhibe la producción de colágeno y otras proteínas estructurales, esenciales para tu piel. Segundo, el cortisol aumenta la pérdida de agua a través de la piel, lo que lleva a la resequedad.

14. Afianza la relación de pareja

Las investigaciones sobre el efecto de la oxitocina concuerdan que su liberación favorece las relaciones interpersonales.

También fortalece la memoria, confianza, reduce el miedo y favorece la disposición a compartir emociones y pensamientos íntimos.

Pilares indispensables que la pareja debe asegurar si desean mantener una relación saludable y amorosas. En general, el sexo tiene un efecto positivo para tu salud, física y emocional.

La falta de confianza, intimidad y afecto físico se convierte en un problema que causa discusiones y distanciamiento en muchas parejas.

15. Favorece el autoestima

Como hemos descrito, durante el acto sexual se liberan hormonas responsables de la felicidad, relajación, intimidad, confianza, y, sobre todo, seguridad sobre sí mismo.

La capacidad de participar en actos sexuales y cumplir los deseos de la otra persona eleva la estima y apreciación que la persona tiene de si mismo. Además, favorece la intimidad y unión entre las parejas.

A las relaciones saludables y sólidas se les asocia con mayores niveles de confianza, autoestima y seguridad.

Disfrutar de una alta autoestima es importante para tu salud. Se ha demostrado que bajos niveles de autoestima, y las condiciones asociadas, aumentan la proclividad a infecciones u otra clase de afección.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/TuInfoSalud

https://www.instagram.com/tuinfosalud/

https://www.facebook.com/tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_infosalud/

https://medium.com/@tuinfosalud