Psicología y Salud emocional

Caja de Skinner: ¿qué es y cómo funciona?

Escrito por Marie Galindo

John B Watson, le otorgó el nombre a lo que hoy conocemos como el conductismo, y este estudio, situaba en la mente la causa de todas las acciones.

Burrhus Frederic Skinner, se le otorgan también razones pero del conductismo radical y fue situado como uno de los psicólogos más importantes del siglo XX.

B F Skinner entonces, reformuló la ley del efecto convirtiéndola en la ley del reforzamiento, y se encargó de probar como los organismos son capaces de aprender conductas y aumentar las posibilidades de que vuelvan a producirse gracias a los refuerzos, obteniendo así condicionamientos operantes.

En este sentido, Skinner desarrolló con su teoría de estímulos que desencadenan respuestas, una cámara para analizar el comportamiento de animales pequeños y orientarlos a realizar ciertas acciones.

En el artículo a continuación, explicaremos con más detalles en qué consiste el experimento de la caja de skinner, sus componentes y características.

¿Qué es la caja de Skinner?

La caja de Skinner en un concepto básico y general, es una caja que contiene una palanca o cualquier otro dispositivo que debe manipular el animal. Es cuestión de búsqueda de recompensa, generalmente alimentos.

Para la Encyclopaedia Herder la cámara experimental de Skinner, es un mecanismo de refuerzo de la conducta. La primera vez que el animal obtiene la recompensa, es por ensayo y error, pero mediante los dispositivos programados del sistema se modifica la conducta del animal en función al objetivo deseado.

Componentes de la caja de Skinner

Estas cajas o cámaras suelen tener tres elementos básicos para el desarrollo correcto del experimento. Y estos son: el operandum, estímulo discriminativo y el dispositivo reforzador.

Operandum

Operandum o también conocido en otros trabajos de investigación como Manipulandum, es el mecanismo de proceso sobre el cual se ejerce control para la conducta. Controlando, claro está, las variables y el ambiente donde esta situación se desenvuelve.

Estímulo discriminativo

Es aquello que le demuestra al sujeto que la experiencia es exitosa. Hace más probable las respuestas que han sido reforzadas o compensadas en su presencia. Pueden ser señales como luces o sonidos que se relacionan con la cabalidad de la actividad cometida.

Dispositivo reforzador

Es aquel que registra las respuestas obtenidas y genera los estímulos (normalmente placenteros cuando ha sido exitoso y busca reforzarse la conducta).

Experimento de la caja de Skinner

Con este sistema, Skinner buscaba la estabilización u olvido de conductas. Fue llevado a cabo en 1948 y participaron ocho palomas. Estas fueron puestas en una caja, que posteriormente fue conocida como Caja de Skinner y se les suministraba alimento en intervalos independientes a sus respuestas.

Se descubrió con este fenómeno (aunque hasta cierto punto se consideró supersticioso), que la respuesta que el sujeto en estudio realizaba justo antes de recibir alimento, era reforzada y considerada como consecuencia de la aparición de la recompensa, es decir, que esta conducta sería la razón de la obtención de la misma.

Algunas palomas desarrollaron actitudes, como dar vueltas en sentido contrario a las agujas del reloj o golpear la cabeza en las esquinas de la caja de forma muy particular.

En tal sentido, las respuestas del ámbito científico fueron encontradas. Algunos apoyan la aparición de las respuestas en las palomas como desarrollo de conducta bajo refuerzo, y otros hicieron la observación de que todas las palomas suelen desarrollar conductas idénticas.

Sin embargo, existieron rumores por muchos años que ensuciaron el nombre de Skinner, que aunque fueron declarados como falsos y descartados con el tiempo, hablaban de que cuando Skinner utilizó una cuna para introducir a la pequeña Deborah (su hija), causó estragos a la altura de producirle una enfermedad mental permanente.

El objetivo de Skinner con la cuna de Deborah era reforzar la confianza de la niña, su comodidad y evitar que se enfermase. Fue entonces cuando Skinner era sinónimo de miedo, pero nada era cierto.

Cabe destacar que, Lauren Slater escribió un libro titulado Openning Skinner’s Box y en la entrevista de uno de los hijos de Skinner preguntaron por la pequeña Deborah y la respuesta fue: “Nada de eso es cierto. Es artista y vive en Inglaterra”.

Características de la caja de Skinner

La famosa caja de Skinner es un experimento que materializó la ley del reforzamiento. Se mencionan a continuación las características principales de ese sistema para entender mejor la funcionalidad de sus objetivos.

Se utilizó para analizar el condicionamiento operante

En el Blog de investigación de M. Dlozar, explica que el condicionamiento operante se trabaja con un principio de reforzamiento continuo. Y, posteriormente, se aplica un reforzamiento intermitente para poder estabilizar la condición.

Con la caja de Skinner se puso en práctica y se comprobó la capacidad de este paradigma, controlando el entorno y las consecuencias variables (positivas o negativas). Con este sistema entonces, se analizaron los estímulos que llevan a una persona a tener comportamientos concretos.

Estudió el comportamiento de los animales

Los experimentos comenzaron con animales pequeños (ratas o palomas), teniendo como objetivo el uso exclusivo de comunicación limitada. Con ello, se pudo demostrar que son las consecuencias de sus acciones las que provocarán la adaptación de su conducta.

Posee mecanismos de estímulos

El aprendizaje es descrito por investigadores como la modificación del comportamiento observable y que suele ser respuesta a estímulos exteriores o interiores. Watson fue el padre del “Conductismo metodológico”, y con ello diferenciaba esta aplicación de otras postulaciones anteriores.

Los estímulos son en la caja de Skinner (visuales o sonoros), los que producían una primera referencia para atribuir la oportunidad de cometer la acción y posteriormente recibir la compensación que traería consigo el refuerzo.

Buscó reforzar la ley de reforzamiento

La ley del refuerzo evolucionó a partir de los experimentos de Skinner. Él buscó modificar la Ley del Efecto con métodos objetivistas y no mentalistas. Skinner no permitía que se definiera como que el estímulo era la conexión para la respuesta, sino más bien un incremento de la probabilidad de la misma.

En el artículo de Psychestudy titulado Skinner’s theory on Operant Conditioning, se expone como para Skinner la mejor forma de entender el comportamiento de los individuos era analizando las causas de una acción y sus consecuencias.

Las respuestas constituyen el mismo operando

El “operando” son las acciones realizadas por un organismo que tienen efecto sobre el entorno. Este efecto puede ser positivo o negativo. Si entonces, el efecto que se produce es positivo, se busca reforzar la conducta, pero si el efecto es negativo, se está orientando para desaparecer la frecuencia de la misma.

Permitió predecir y controlar la conducta

Con el reforzamiento de la conducta y sus estímulos, el efecto y objetivo del experimento se basaba en las secuencias de aprendizaje. Es por tanto que las variables se manejaban para el conocimiento y anticipación de las respuestas.

B. F Skinner consideraba que el éxito del experimento, dependía de que el comportamiento pudiese controlarse o predecirse como resultado.

Permitió explicar el juego patológico

Para la neurociencia fue de gran interés los aportes de esta conducta, debido a que se obtuvo respuesta de ciertos comportamientos interesantes. El juego patológico es considerado una forma de toxicomanía sin drogas.

En el Blog de Psicólogos en acción explica cómo las casas de apuesta tienen sistemas de recompensa variables, donde apostar sería darle a la palanca. Apostar varias veces nos produce pérdidas y un par de ganancias, lo cual provoca una reacción sumamente adictiva.

Tuvo repercusión en diferentes áreas de la psicología

Skinner trajo incorporación a la psicología a través de sus estudios. Sobre todo, en el área del conductismo. En la construcción de sus teorías, aún cuando se basaban sólo en estudios animales, se concentraban en el comportamiento.

Es por tanto que en sus obras planteaba maneras sistemáticas para el comportamiento y el análisis del condicionamiento aplicado.

Skinner al igual que Pavlov y Watson, también estudiaron sobre el reflejo. Fue determinado entonces como una correlación de eventos entre estímulo y respuesta. Ellos entendían que la aplicación de observaciones impondrían orden al comportamiento.

Como ya hemos mencionado previamente, también se direccionó en el estudio de la teoría del condicionamiento, estableciendo su dependencia condicional y el evento necesario como respuesta.

Emilio Ribes con su investigación de Skinner y la psicología: lo que hizo, lo que no hizo y lo que nos corresponde hacer, expuso la importancia del interés de Skinner para desarrollar un método audaz para el desarrollo del comportamiento, y además la factibilidad de su metodología propuesta.

Permitió observar otros fenómenos conductuales

El conductismo era para entonces una convergencia histórica con muchas influencias, pero en la actualidad se ha demostrado su naturaleza de doctrina psicológica.

Skinner hacía hincapié en que el conductismo era algo interno, externo, de experiencia y conducta, ya que evadía la posibilidad de dar la razón a quienes consideraban que era ajeno por ser un proceso mental de eventos privados.

Entonces él permitió que el conductismo se entendiera como algo de lógica e investigación. Incluso, permitió la expansión de los distintos tipos de conductismo y cuáles eran sus orígenes y características.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud