Dieta y Nutrición

15 recomendaciones efectivas para bajar de peso sin dieta

Escrito por Mercedes Mansilla

El verano se acerca y antes de siquiera darnos cuenta, nos encontramos buscando con ansias dietas rápidas para poder adelgazar y disfrutar de nuestro bikini.

Muchos nos encontramos googleando términos como "nutrición adelgazar" o "cómo bajar de peso rápido", a medida que la temperatura sube y se acerca la época de bikini y los shorts.

Pero no te desesperes, puedes bajar de peso de forma fácil y sin convertirte en un esclavo de las dietas y el gimnasio.

Para tu suerte, hemos preparado nuestros mejores tips para que puedas lograrlo de forma rápida, fácil y natural.

¿Cómo bajar de peso sin dieta?

Probablemente te has hecho esa pregunta varias veces, y normalmente la respuesta que muchos creemos que es la correcta es “debo dejar de comer” o “debo comer mucho menos”, pero ¡NO! Esas jamás deberían ser respuestas, si en verdad lo que quieres es adelgazar y nunca recuperar esos kilos perdidos.

A continuación, podrás saber más sobre este tema en las siguientes líneas:

1. Tomar agua al levantarse antes del desayuno

Beber agua antes del desayuno te mantendrá hidratado y activará tu metabolismo. Según los expertos, si bebes entre 2 o 3 vasos de agua en ayunas podrás bajar de peso a lo largo del tiempo, sin necesidad de seguir un duro plan de pérdida de peso. Esto se debe gracias a la sensación de saciedad que produce la misma.

Por otro lado, un reciente estudio hecho por Life Source Water, indica que beber agua antes de desayunar mejora la piel, elimina toxinas y ayuda a aliviar los dolores y molestias, lo cual convierte el agua en una de las mejores opciones para lograr tu objetivo y bajar de peso.

2. No dejar de comer

Dejar de comer no debería ser una opción, ya que no solo estarás arruinando tu salud y debilitando tu cuerpo, sino que también tu metabolismo se verá perjudicado. No obstante, cuando creas que has logrado tu meta, el efecto rebote en conjunto con tu metabolismo arruinado harán que engordes aún mucho más.

Por el contrario, deberás respetar las 4 comidas y las colaciones entre las mismas para tener una buena nutrición. Por supuesto que los alimentos que vayas a ingerir deben ser sanos, ricos en proteína y reducidos en grasas, harinas y azúcares.

Según un estudio de la NHS, dejar de comer nos puede traer problemas de salud mental, física y emocional, además tendremos hambre constantemente, lo que nos llevará a una falta de energía abismal.

3. Moderar ligeramente las porciones

Hacer esto todos los días es importante porque te ayudará a adelgazar, a controlar las porciones, a digerir mejor los alimentos y a mantenerte fuerte. Por lo tanto, es una de las mejores opciones si deseas bajar de peso sin seguir una dieta estricta.

Además, moderar ligeramente las porciones hará que te sientas mejor contigo mismo porque no sentirás malestares corporales y estomacales por comer en una gran cantidad, y tampoco tendrás la necesidad de ir a dormir luego de comer, dado que has comido en menor cantidad y no tienes el estómago repleto.

4. Dormir adecuadamente

Lo creas o no, el momento en el que el cuerpo humano más calorías quema es a la hora de dormir, ya que en tan solo 1 hora de sueño una persona que pesa 60 kg, quemará alrededor de 50 calorías dado que el peso de la persona y la cantidad de horas que duerme determinarán cuántas calorías serán quemadas.

Desde ya, las personas que logran que esto suceda son aquellas que hacen ejercicio con frecuencia y comen alimentos saludables, porque poseen un metabolismo rápido.

5. Comer más despacio

Al comer más despacio, la sensación de saciedad vendrá con más facilidad y antelación, en cambio, si tragas rápido comerás mucho más, ya que tu cerebro tardará en enviar el mensaje de que tu cuerpo se encuentra satisfecho.

Por otro lado, según un estudio perteneciente a American Heart Association, las personas que comen rápidamente tienden a sufrir obesidad e infartos porque están ingiriendo alimentos de forma constante sin pausas y haciendo que su sistema digestivo se deteriore. Ahora que sabes esto, deberías considerar seriamente empezar a comer lento.

6. Consumir ensaladas, verduras y sopas

Consumir ensaladas, verduras y sopas te ayudará a evitar alimentos con mucha grasa y a que te alimentes correctamente gracias a las fibras que contienen los vegetales, las cuales son saciantes, reducen el colesterol, disminuyen el tejido graso, previenen el estreñimiento y poseen un alto contenido de vitamina D.

7. Optar por las grasas saludables

Eliminar completamente las grasas en tu comida, puede llegar a ser muy dañino para la salud debido a que el cuerpo humano necesita grasa para sobrevivir.

En especial nuestras hormonas y nuestro cerebro necesita grasa, ya que gracias a ella pueden ejercer sus funciones primordiales. Es por ello que las grasas saludables juegan un papel de gran importante cuando de alimentarnos se trata.

Para mantener tu salud en buen estado, podrás comer alimentos como nueces, almendras, aguacates, maíz, queso fresco light, soja y carnes magras, los cuales contienen grasas saludables en una buena cantidad.

8. Tratar de comer a la misma hora

Comer a la misma hora además de ser fácil y sencillo, es más que crucial dado que colaborará para que adelgacemos, para que no acumulemos grasa intestinal y para que aceleremos nuestro metabolismo. Piensa que lo comenzarás a tomar como una rutina y sabrás a qué hora deberás comer sin la preocupación de comer muy tarde.

9. Cenar temprano y ligero

Cenar temprano contribuirá a que duermas profundamente, por consiguiente tu cuerpo tendrá más energía para hacer ejercicio en la mañana y para que hagas todos los planes y rutinas que tengas en mente.

Por otra parte, cenar ligero ayuda a mantener y a mejorar el metabolismo, también ayuda a que nuestro cuerpo tenga una buena digestión, lo que nos hará dormir mejor.

Recomendamos hacer esto todos los días para que se vuelva un método efectivo.

10. Realizar actividad física constante

Esta debería ser la regla número uno en tu lista si deseas bajar de peso. De hecho, es el punto más esencial porque, según un estudio del Journal of Diabetes and Metabolic Disorders, podemos adelgazar sin hacer ejercicio, pero hacer ejercicio diariamente y restringir calorías, nos ayudará aún más para bajar de peso y tonificar el cuerpo.

Los ejercicios de resistencia y los aeróbicos son muy recomendados para aquellas personas que padecen diabetes tipo 2, lo cual demuestra una vez más lo importante del deporte y los ejercicios en nuestra vida diaria. Algo que no debemos ignorar jamás, ya que no nos debemos fijar solamente en nuestra estética, sino también en nuestra salud.

Haz ejercicio durante al menos veinte minutos, aunque lo ideal es siempre hacer entre treinta y sesenta minutos para quemar la mayor cantidad de calorías posibles.

11. Regular el consumo de carbohidratos procesados

Los carbohidratos procesados contribuyen al aumento de peso, pueden incidir en accidentes cerebrovasculares y pueden inducir la diabetes.

Por eso, regular el consumo de carbohidratos o comerlos acompañados de vitamina D, reducirá considerablemente las posibilidades de contraer estas enfermedades.

Dejar estos alimentos es muy importante para tu salud, así que no lo pienses 2 veces.

12. Consumir chocolate negro

Parece un sueño hecho realidad que el chocolate sea parte de nuestros pasos, pero sí ¡Es increíble! El chocolate negro tiene múltiples múltiples beneficios, los cuales no te puedes perder.

Por ejemplo, una reciente investigación de Everyday Health señala que el chocolate negro disminuye la presión arterial, produce sensación de bienestar, es bueno para los intestinos y ayuda a quemar grasa.

13. Optar por meriendas saludables

Merendar con alimentos sanos como el yogur griego con avena o fruta, nos dará un mejor rendimiento deportivo, disponiendo de la energía necesaria para hacer deporte, de igual manera que nos permitirá prevenir la obesidad y reducir nuestro peso.

Si tu familia o amigos meriendan cosas ricas e insalubres, y tu te tientas al ver eso y deseas comer lo mismo que ellos, recuerda que la nutrición y adelgazar son más importantes, tampoco olvides que la disciplina es un músculo y deberás tener paciencia para acostumbrarte a mantener una alimentación sana. ¡Nunca olvides esto para lograr tus metas!

14. Masticar chicle de menta

Esta es una gran elección para reducir el apetito de manera que, si se hace con precaución y no durante demasiado tiempo, podrás evitar el hambre insaciable.

De lo contrario, si masticamos chicle continuamente, engañaremos al estómago y este no tendrá los alimentos correspondientes, lo que nos causará malestares estomacales.

15. Cambiar las bebidas gaseosas y pasteurizadas por jugos naturales

Las gaseosas son los alimentos más rápidos en convertirse en azúcar en nuestro cuerpo debido a la gran cantidad de la misma que estas bebidas contienen, no son para nada recomendables.

Ya sea que quieras bajar de peso o convertirte en una persona saludable y llena de energía, mejor cámbialas por agua o por jugos naturales, como el agua de avena, 2 litros de agua o cualquier bebida reducida en azúcares y calorías.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud