Artículo Revisado・Medicinas

¿Cómo bajar la hemoglobina?: recomendaciones clave

Escrito por Ydequis ÁlvarezRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La hemoglobina es una de las proteínas más importantes del cuerpo humano, dado que ayuda al buen funcionamiento de los órganos y permite que todo el organismo obtenga el oxígeno que necesita.

Sin embargo, los problemas con la hemoglobina pueden ser letales en algunos pacientes, debido a que los valores se elevan por casos como la obesidad y el tabaquismo, por lo cual es necesario tener los niveles de glóbulos rojos adecuados para evitar padecer patologías crónicas.

Por esta razón, en el presente artículo conoceremos las recomendaciones para bajar la hemoglobina y prevenir complicaciones.

¿Qué es la hemoglobina?

La hemoglobina es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos de la sangre, la cual se encarga de transportar el oxígeno a los pulmones, los tejidos del sistema respiratorio y demás órganos.

La hemoglobina tiene un compuesto llamado hemo y más de 250 aminoácidos de distintos grupos, que son los que permiten que el cuerpo humano pueda inhalar oxígeno y exhalar dióxido de carbono.

Por otro lado, cuando una persona padece de diabetes, se estudia el nivel de la hemoglobina glicosilada (A1c), a fin de medir el azúcar del organismo durante los 3 meses anteriores, lo cual informará si el paciente está mejorando o empeorando.

Importante: Según un artículo de un especialista en endocrinología, el Dr José Ramón Calles, “una pequeña muestra de sangre determina el cálculo de la hemoglobina A1c para el seguimiento del control metabólico de la diabetes.” (1)

Causas de la hemoglobina alta

La hemoglobina es la encargada de mantener a todos los órganos del cuerpo con oxígeno. Cuando hay desniveles en esta proteína, el organismo puede verse afectado. Por esta razón, te mostramos algunas de las causas que elevan los glóbulos rojos:

Obesidad

La mala alimentación y la obesidad suele ocasionar un déficit de vitaminas y nutrientes, donde la falta de minerales como el cobre, hierro y zinc, pueden limitar la absorción de oxígeno de los órganos, ocasionando así la muerte de los glóbulos rojos.

Consumo de cigarrillo

La hemoglobina suele aumentar, cuando el cuerpo tiene una necesidad de oxígeno. Una persona que consume un alto nivel de cigarrillos, ocasiona un sobretrabajo en los pulmones y limita su buen funcionamiento.

Para destacar: El cigarrillo produce una degeneración en el sistema circulatorio y respiratorio. La exposición constante al monóxido de carbono producido por el tabaco, es letal para las proteínas de las células del torrente sanguíneo.

Fármacos

Algunos tipos de medicamentos y tratamientos, generan un alto contenido de glóbulos rojos, lo cual ocasiona que la sangre se espese. Ciertos fármacos aumentan la producción de eritropoyetina, que es una hormona que genera demasiados glóbulos rojos en el organismo.

Altitudes elevadas

Las personas que viven en lugares superiores al nivel del mar, suelen tener una menor producción de glóbulos rojos. Esto se debe a que el organismo naturalmente limita la fabricación de la proteína para compensar la falta de oxígeno.

Dato curioso: A estos casos se le conoce como “mal de altura”. Suele suceder en lugares con 2000 metros superiores al nivel del mar.

Trastornos cardíacos

Las enfermedades cardíacas, pueden ocasionar una falta de oxígeno en los órganos y tejidos. Esto puede traer como consecuencia el aumento de la hemoglobina, ya que, el hematocrito aumenta.

Deshidratación

La ausencia de agua en el organismo, puede disminuir el plasma en la sangre y aumentar la hemoglobina. También ocurre una ausencia de electrolitos que lleva a un cansancio, dolor de cabeza y síntomas de falta de oxígeno.

Afecciones pulmonares

Las enfermedades de tipo pulmonar como la hipertensión y la fibrosis, ocasionan una reducción de oxígeno en el torrente sanguíneo. Esto tiene como consecuencia el aumento de la hemoglobina.

Nota: Otras patologías que pueden afectar la producción de glóbulos rojos son la bronquitis, el enfisema y los defectos congénitos.

Cáncer

El cáncer y los tumores que afectan la médula ósea, pueden ocasionar un descontrol en la producción de eritrocitos. Un síntoma común de enfermedades cancerígenas, es un aumento desproporcionado de la hemoglobina.

¿Cómo bajar la hemoglobina?

Tener la hemoglobina controlada, es necesaria para el buen funcionamiento de los órganos. A continuación te daremos algunas recomendaciones para bajar los niveles de esta proteína en la sangre, a fin de tener menor riesgo de complicaciones:

Evitar el consumo de cigarrillo

Para reducir los niveles de la hemoglobina es necesario dejar el tabaquismo. Así se elimina el monóxido de carbono, que ocupa el lugar del oxígeno en la sangre. Esta situación ocasiona hipoxia y aumento de los glóbulos rojos.

Hidratarse constantemente

Tomar agua regularmente, controla el porcentaje de hematocrito en la sangre. La deshidratación produce una ausencia de líquido en la sangre que ocasiona enfermedades respiratorias, cardíacas, e incluso la muerte.

Alimentarse de manera equilibrada

Es necesario mantener una alimentación eficiente, para cuidar los nutrientes que consumimos al día. Ingerir alimentos altos en minerales puede ocasionar un aumento de la hemoglobina en la sangre.

Tip: Los alimentos como granos, legumbres y semillas se deben consumir con regulación para evitar picos desproporcionados en la hemoglobina.

Mantener un peso saludable

Lo ideal es mantener una alimentación saludable, acompañado de actividad física diaria. Al cuidar nuestro peso corporal, estamos evitando sufrir de enfermedades y molestias que descontrolen los niveles de proteína en la sangre.

Importante: Un estudio realizado en la Universidad Santo Tomás de Chile, aseguró una mejoría de hemoglobina en pacientes que realizaban ejercicios de resistencia y aeróbicos. (2)

Controlar la ingesta de hierro

El hierro es un mineral de gran utilidad para el buen funcionamiento del cuerpo, el cual ayuda a prevenir la anemia; pero consumir en exceso este mineral a través de píldoras o alimentos que lo contengan, puede ocasionar un descenso de la proteína en la sangre y aumento de la hemoglobina.

Tip: Para lograr el porcentaje de hierro en el organismo se debe controlar el consumo de perejil, mariscos, yema de huevo, granos y cereales.

En este sentido, un estudio realizado en la Universidad Católica de Murcia de España, se basó en incorporar un alimento alto en hierro (quinoa) en la dieta diaria de 35 sujetos, los cuales presentaron un aumento en la hemoglobina, masa muscular y sensación de saciedad, por lo cual, es necesario consumir este mineral de forma moderada. (3)

Donar sangre

El donar sangre es completamente seguro y no pone en peligro la salud. En este proceso el cuerpo pierde líquidos, que busca reemplazar y esto puede ser de mucha utilidad para quienes tienen la hemoglobina alta.

Permanecer en zonas con mayor oxígeno

Si se tienen problemas de hemoglobina alta, es necesario evitar lugares con altitudes muy elevadas. Se recomienda residenciarse en lugares con menor presión atmosférica. Así los niveles de oxígeno están controlados y la producción de glóbulos rojos disminuye.

Disminuir los niveles de estrés

El estrés y la ansiedad, aumentan la producción de glóbulos rojos en la sangre y aumentan los niveles de hemoglobina. Se recomienda mantener una actitud serena y evitar los altibajos emocionales.

Acudir con un especialista de ser necesario

Los niveles altos de hemoglobina pueden ocasionar enfermedades cardíacas, respiratorias y renales. En caso de presentar un aumento de esta proteína, es necesario dirigirse a un médico especialista que pueda ofrecer al paciente un tratamiento especializado.

Dato curioso: Algunos médicos recomiendan el consumo de vitamina b12 para la buena formación de sangre y proteínas, regulando así la hemoglobina y previniendo la anemia.

Conclusiones Claves

  • Se debe evitar alimentos ricos en riegos y ácido fólico
  • Las carnes rojas se deben consumir con moderación
  • La hemoglobina alta limita el tránsito de la sangre en el torrente sanguíneo.
  • Los niveles altos de hemoglobina pueden ser síntoma de enfermedades cancerígenas.