Educación Sexual

¿Cómo masturbarse?: recomendaciones y técnicas placenteras

Escrito por Mauricio Colazingari

La sexualidad es un tema natural dentro de las acciones humanas. De igual manera, la forma en que demostramos nuestros sentimientos hacia a alguien en especial, o en otros casos, cómo nosotros nos damos nuestra propia satisfacción, de manera sexual e íntima.

En este sentido se encuentra la masturbación, lo cual es un tema normal durante la pubertad y el desarrollo de los jóvenes adolescentes, divertido y excitante para algunos, incómodo y poco ortodoxo para otros. Lo cierto es que se trata de la exploración del cuerpo de uno mismo.

En el presente artículo, comentaremos sobre lo que es la masturbación y cuáles son algunas de las recomendaciones para masturbarse, con técnicas placenteras que puedes probar en cualquier momento.

¿Qué es la masturbación?

La masturbación es un proceso sexual muy íntimo, que existe desde la creación del hombre. Muchas instituciones como la Real Academia Española, definen la masturbación como “un proceso de estimular los genitales o zonas erógenas, con el fin de obtener satisfacción sexual por uno mismo”.

La masturbación es muy común entre los jóvenes, quienes entran en la pubertad desde los 12 años (a veces el tiempo de la pubertad varía) y comienzan con la práctica de manera íntima, explorando su cuerpo, sus gustos y buscan maneras de satisfacer los deseos sexuales.

Con todo y ello, la masturbación ha estado plagada por muchos mitos, algunos vagamente la consideran dañina e inmoral. Otros dicen que la masturbación daña la visión y evita el crecimiento de los órganos genitales.

Por supuesto estos rumores son desmentidos por la comunidad médica, que la considera natural y completamente sana.

Beneficios de la masturbación para la salud

La masturbación tiene múltiples beneficios para la salud de las personas, incluso a nivel personal e íntimo.

Por ello es importante, conocer que su práctica no es simplemente por inercia sino que está incitada por sus beneficios altamente saludables y cómo esto nos beneficia a todos.

Disminuye el riesgo de cáncer de próstata

La masturbación disminuye de manera favorable el riesgo de los hombres para padecer cáncer de próstata. Debido a que estimula mucho más a este órgano y la eyaculación es muy continua, evitando que la próstata crezca hasta un punto máximo.

Esto se conoce gracias a diversas investigaciones como las de la Universidad de Harvard, que concluye que “los hombres que eyaculan al menos 21 veces al mes tienen un 33% menos de riesgo de sufrir cáncer de próstata que los que no lo hicieron”.

Previene la disfunción y la incontinencia

La masturbación es como una forma de ejercitar los genitales y los músculos que controlan la vejiga. Esto ayuda, a futuro, a prevenir factores como la disfunción eréctil o la incontinencia urinaria.

Lo anterior es debido a que mantiene entrenados a los músculos pélvicos, evitando la apertura indeseada de la uretra, además la masturbación ayuda en otros aspectos psicológicos como evitar el estrés y la ansiedad.

Potencia el sistema inmunológico

La masturbación genera un cambio muy notable en el cuerpo, liberando muchas hormonas y energías internas. De esta manera sube las defensas del sistema inmunológico, lo cual favorece para evitar enfermedades que se transmiten de manera más fácil.

Esto es gracias a la liberación de hormonas como la dopamina, oxitocina y endorfinas; con el aumento de estas, el sistema se vuelve más fuerte, pudiendo evitar resfriados y hasta gripes.

Mejora el sueño y el bienestar

La masturbación ayuda a las personas con problemas para dormir, resulta satisfactoria hasta el final, tanto así, que deja la mente despejada y el cuerpo menos tenso, logrando que el proceso de dormir sea rápido y sano.

Resulta bastante aliviante para el cuerpo y no te agota exhaustivamente, sino que relaja al cuerpo para un descanso pleno.

Disminuye el estrés

La masturbación libera la oxitocina, esta es una hormona que disminuye el cortisol, que está relacionada al estrés y la ansiedad.

Cuando la oxitocina aumenta, los niveles de estrés o pánico se van reduciendo de manera notable. Ya que el sistema inmunológico se encuentra estable y el cerebro se encuentra eufórico o tranquilo.

Mejora las relaciones sexuales

La masturbación resulta favorable para las relaciones sexuales, en caso mayoritario, para los hombres. Ya que se aprovecha la masturbación, para evitar disfunciones o la conocida eyaculación precoz.

En este sentido, la masturbación sirve como ejercicio para los músculos pélvicos y una práctica íntima, para controlar el nivel de excitación en el momento de las relaciones sexuales, y satisfacer más a nuestra pareja.

Recomendaciones para una masturbación placentera

Hay muchas maneras de masturbarse, con varios factores alrededor, que nos ayudarán a tener una experiencia más satisfactoria y disfrutable. Estas son algunas de las recomendaciones para obtener una masturbación mucho más placentera.

Buscar un lugar privado y relajarse

La masturbación no debe hacerse adrede, se tiene que escoger un lugar privado, que genere confianza, mucha relajación y por supuesto que resulte bastante cómodo para nosotros. Los cuartos siempre serán la mejor opción, es un lugar sagrado al que solo nosotros tenemos acceso.

Darse un baño caliente

La masturbación también debe darse con el cuerpo preparado físicamente, según la revista Vitonica “el agua caliente ablanda los tejidos y favorece la relajación muscular”. Lo que ayuda a estar más preparado y tranquilo para disfrutar el proceso de la masturbación, con los músculos preparados y nada tensos.

Comenzar poco a poco

Debes tomarte el tiempo para masturbarte, no apresures el proceso, trata de imaginar algo que te excite y cause emoción. Encuentra o busca algo que te ayude en la erección de tu pene (para los hombres), o la lubricación de la vagina (en el caso de las mujeres), por ello se debe comenzar con pequeños masajes, generando placer poco a poco.

Utilizar lubricantes y juguetes sexuales

Los lubricantes sirven mucho para estar cerca de una experiencia real, además que ayuda más a la estimulación de los órganos genitales.

Además que resulta favorable para las mujeres, para probar una masturbación manual o anal en todo caso.

Los juguetes sexuales resultan muy prácticos para las mujeres, quienes optan por consoladores o vibradores, para disfrutar una masturbación plena y muy cercana a una relación sexual. Los hombres pueden usar juguetes como muñecas sexuales o vaginas de plástico.

Ubicarse en una posición cómoda

Cuando se realiza la masturbación, debemos ubicarnos de manera correcta, que no resulte incómoda o insatisfactoria. Normalmente se puede estar acostado o de pie.

Todo depende de la comodidad que consigas y el acto que desees hacer dentro de la masturbación. Al momento del clímax, debes estar preparado con una posición indicada.

Poner música de su gusto

Puedes optar por música relajante o coqueta, para tener un ambiente más candente y erótico. Esto ayuda al cerebro a concentrarse en la fantasía y en una masturbación plena.

La música no genera distracción y ayuda a la persona a estar enfocado en su propia satisfacción. Es recomendable usar música solo de instrumentales, que no produzca molestia ni distracción alguna.

Apoyarse con revistas y películas para adultos

Además de la fantasía, tanto los hombres como las mujeres, pueden apoyarse en revistas, películas y videos cortos para adultos.

Los sonidos, las actuaciones y las escenas ayudan a estimular la masturbación de las personas, haciendo que el proceso sea más disfrutable y la práctica tenga resultados positivos. No es un elemento que se deba descartar, es uno de los más importantes.

Técnicas de masturbación para mujeres

Existen diversas y mejores técnicas para que las mujeres puedan masturbarse, de manera cómoda y satisfactoria. Debido a que los casos pueden variar por la fisiología de los distintos sexos. Entre esas técnicas están las siguientes.

Estimular el clítoris

El clítoris es un área erógena muy delicada en la mujer, se trata de una parte muy excitante cuando es estimulada. Es capaz de detonar orgasmos muy intensos.

Las mujeres pueden tocarse suavemente el clítoris, incluso con un lubricante, con los dedos se hacen movimientos suaves para ir generando placer lentamente.

Realizar distintos movimientos con los dedos

Como se dijo anteriormente, se necesita realizar diferentes movimientos con los dedos, toques de manera suave y ligera al comienzo. Diversos movimiento circulares, que se logre sentir como una especie de masaje. Las manos son capaces de hacer una ligera presión que genere un máximo placer.

Después de ello, la mujer encuentra su libertad para usar sus dedos con la comodidad que desea, incluso puede usarlos para penetrarse suavemente.

Estimular el punto G

La Doctora Beverly Whipple descubrió el punto G definiéndolo como “un lugar de excitación de la sexualidad femenina, capaz de bloquear el dolor y generar un estímulo sexual muy satisfactorio”.

Estimular este punto, es como una intensa necesidad, ya que se encuentra frente a la pared interior de la vagina, y requiere de sutileza y de exploración minuciosa, para que la mujer consiga la forma de sentirse satisfecha y con los movimientos adecuados para estimular este punto.

Utilizar juguetes sexuales

Los juguetes sexuales más usuales para las mujeres, son sin duda los vibradores, pero no son los únicos juguetes, ya que existen los plugs anales y los vibradores tango. En muchas adolescentes y mujeres solteras, optan por un consolador para disfrutar de una fantasía sexual.

Muchos de estos juguetes varían su intensidad, por lo que la mujer puede controlar la fuerza que ella desee del vibrador, con el fin de dar un máximo placer.

Probar distintas posiciones

Las mujeres pueden probar diferentes posiciones para satisfacerse ellas mismas, de manera manual o anal.

Posiciones sencillas como el perrito, la cuchara entre muchas otras, con el fin que la mujer explore sus zonas erógenas y pueda sentirse como en una verdadera relación sexual. Se trata de probar diferentes poses.

Técnicas de masturbación para hombres

Los hombres también tienen diferentes técnicas para disfrutar de una masturbación plena y cómoda. A diferencia de la mujer, estos son los que practican más para satisfacer a estas. Controlar la eyaculación y disfrutar de un sexo pleno.

Usar lubricantes

Los lubricantes ayudan a humedecer el área de los genitales, haciendo que la masturbación sea más placentera y se sienta real. Es necesario también para tener mejor movilización para el miembro genital del hombre.

Intentar con la mano no dominante

Con la mano dominante es más sencillo terminar la masturbación y no poder disfrutarla.

Es necesario tratar de estimular el pene con la mano no dominante (dependiendo de si eres zurdo o derecho), esto ayudará a alargar el proceso de la masturbación, disfrutando de los diferentes movimientos que se hagan.

Experimentar distintos frotes

Los hombres pueden optar por diferentes frotes en su cuerpo, de manera suave y a veces de manera más brusca.

La masturbación de los hombres se vale mucho de esos tipos de frotes. Masajear el área sensible del pene e ir haciendo el estímulo, acelerando el proceso poco a poco.

Estimular el perineo y próstata

La próstata y el perineo son áreas erógenas de los hombres. Estimular o masajear estas áreas, genera una erección inmediata y logra satisfacer el área pélvica del hombre.

No es extraño, resulta de cierta forma, muy placentero para un hombre, además que ayuda a fortalecer los músculos pélvicos para mejorar la eyaculación.

Probar con juguetes sexuales

Los hombres pueden optar por juguetes sexuales como las muñecas inflables o vaginas de plástico, además que son de uso personal, pueden ser lavadas con facilidad y generan cierto grado de placer en los hombres.

Todo esto con el fin de disfrutar de una experiencia cercana a la realidad, muy satisfactoria y placentera.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud