Artículo Revisado・Remedios Caseros

¿Cómo quitar el dolor de pies de manera efectiva?

Escrito por Mercedes MansillaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

El dolor de pies puede ser una verdadera molestia. A todos nos ha sucedido en algún momento de nuestras vidas. Probablemente eres una persona que sufre un dolor persistente en el talón o en los pies que no desaparece.

Seguramente también ya hayas buscado algunos remedios caseros y ninguno de ellos parece acabar con el dolor. Empiezas a preguntarte si el dolor es una parte de tu vida que debes aceptar.

Te invitamos a conocer un poco más sobre este tema, en el siguiente artículo.

Causas del dolor en los pies

Puede haber muchas causas por las que puedas estar sufriendo dolor en los pies. Si has pasado más tiempo en tu casa debido a la pandemia por el COVID-19, eso significa que has estado más tiempo luciendo tu par de pantuflas y sandalias favoritas.

Por lo tanto, es posible que por eso estés experimentando más dolor de pie de lo habitual. Por otro lado, si has empezado a entrenar en casa sin utilizar el calzado adecuado para hacer ejercicio también podría estar causando problemas en tus pies.

De cualquier manera, el dolor en el pie es muy común y la mayoría de las personas aseguran haber experimentado dolor de pies en algún momento de su vida. ¿Sabías que los pies son la segunda parte del cuerpo con más huesos?

En este sentido no debería sorprendernos que nos duelan los pies, ya que son una estructura compleja. El pie y el tobillo contienen en total 26 huesos, 33 articulaciones, y más de 100 músculos, ligamentos y tendones.

¡Ouch! Todo esto puede explicar por qué existen tantas causas del dolor en el pie. Sin embargo, nos enfocaremos en las más comunes a continuación.

Envejecimiento

Según un estudio publicado en Science Direct, el dolor de pie afecta, aproximadamente, a una de cada cuatro personas mayores. De igual manera, el dolor de pie se puede tratar de forma eficaz en las personas mayores con intervenciones como masajes y el calzado adecuado y las ortesis.

Sobrepeso

Según un estudio publicado por la NHS, las personas con obesidad son más propensas al dolor de pie en comparación con sus contrapartes de peso normal.

Esto se debe a que el sobrepeso y la obesidad ejercen una mayor presión sobre los pies y las extremidades inferiores, lo que lo hace más propenso a experimentar artritis y dolor de pies.

De hecho, también puede crear un ciclo debilitante en el que resulta difícil mantenerse en movimiento y hacer ejercicio, lo que puede resultar en un aumento de peso aún mayor.

Tiempo prolongado de pie

Estar de pie durante largos períodos de tiempo puede causar estrés y dolor en los pies. Todo el cuerpo puede experimentar cambios en términos de postura, dolor de espalda, juanetes, callos y verrugas plantares.

Sin embargo, existen muchas formas de evitar estas afecciones con un cuidado adecuado de los pies, un buen calzado, y una buena postura.

Enfermedades del pie

La causa más común de dolor de talón es la fascitis plantar. La fascitis plantar es la inflamación de una parte blanda de tejido que conecta el hueso del talón con los dedos de los pies.

Si le da miedo levantarse de la cama por la mañana porque esos primeros pasos le complica, es posible que lo tenga.

Si siente que está pisando agujas cuando se levanta después de estar sentado durante horas, es posible que lo tenga. Se estima que entre el 7% y el 10% de la población en los Estados Unidos tiene fascitis plantar.

Otro de los problemas ortopédicos más comunes es el pie plano. Las personas con pie plano no tienen arco en los pies o tienen uno poco pronunciado.

Algunas personas con pie plano experimentan dolores en el pie, especialmente en el área del talón o del arco. El dolor puede empeorar con la actividad.

Lesiones

Las lesiones como los esguinces de ligamentos, las distensiones musculares, los hematomas y las fracturas suelen ocurrir de forma repentina y pueden ser el resultado de una sola o varias tensiones en el pie.

Un esguince ocurre cuando los ligamentos que mantienen unidos los huesos se estiran demasiado y sus fibras se rompen. Esto puede provocar dolor crónico en el pie, inestabilidad articular y deformidad.

El sobreesfuerzo puede causar fracturas por estrés, tendinitis, fascitis plantar y osteoartritis.

Las fracturas suelen ocurrir en los huesos metatarsianos, los huesos largos del pie y en el tarso. Estas fracturas a menudo son causadas por un estrés leve al caminar excesivamente.

Deformidades congénitas

Las anomalías congénitas más comunes de los pies son: pie zambo (talipes equinovarus), un defecto congénito en el que el pie que hace que se tuerza o se deforme.

Por otro lado se encuentra la deformidad en la mecedora (o pie zambo sobrecargado), y más comunes como el pie plano, el metatarso varo (desviación de los huesos del metatarso) y el pie cavo (un arco muy pronunciado).

Según un estudio publicado en Journal of Radiology, estas deformidades congénitas pueden causar dolores agudos en la planta del pie y deben ser tratados con un médico especialista.

Zapatos inadecuados

Esta tal vez sea la razón más prominente por la que muchas personas sufren dolor en los pies. El calzado demasiado apretado, demasiado holgado, hermético o con una forma poco natural puede causar o agravar los problemas.

Casi la mitad de todas las mujeres experimentan pies doloridos. A menudo el culpable son los zapatos de tacón o zapatos que no le quedan bien en talle.

Te recomendamos siempre utilizar zapatos cómodos y que el talle se ajuste tan bien, tanto de largo como de ancho.

Traumatismos fuertes

Las tensiones, estiramientos o desgarros en los músculos o tendones y los esguinces también suelen deberse al estiramiento. Mientras que las fracturas óseas, a menudo, ocurren durante resbalones o caídas.

A medida que la edad avanzada y el estrés repetitivo en el pie, pueden hacer que una persona sea más susceptible a estas lesiones. El calzado y el entrenamiento inadecuados también son factores en muchos casos de traumatismos del pie.

Remedios caseros para quitar el dolor de pies

A veces, el dolor de pie puede volverse insoportable o muy molesto. Por eso, aquí te compartimos algunos remedios caseros con ingredientes que seguro tienes en casa para acabar con esta pesadilla.

Estas son algunas de las mejores estrategias caseras para aliviar el dolor de pie.

Aplicación de Hielo

El hielo puede reducir la hinchazón y la inflamación, mientras que tomarse unos minutos del día para descansar puede dar a sus pies algo de tiempo para recuperarse.

Si te duelen los pies, agarra una bolsa de hielo para refrescarte y darle un descanso a tus pies. Mantén el hielo en tus pies durante 15 minutos a la vez con una compresa helada varias veces al día.

Baños de contraste

Los baños de contraste se utilizan para aliviar dolores de pie y ayudar a disminuir la inflamación. Implican sumergir la extremidad dolorida alternativamente en agua fría y tibia.

Sumerge en un balde de agua helada (tan fría como puedas tolerar) durante aproximadamente 2 minutos. Luego, sumerge el pie en otro balde lleno de agua tibia, a unos 40 °C , durante 30 segundos.

Los remojos se alternan hasta 15 minutos. Lo ideal es repetirlo 3 veces al día. Es importante terminar el baño con un remojo en agua fría para reducir la inflamación.

Masajes con aceites esenciales

Intenta masajear tus pies con un rodillo para masajear las plantas de los pies (lo puede encontrar en las tiendas de salud), o rueda tus pies sobre una pelota de tenis en el piso durante varios minutos.

Recomendamos masajear con un aceite esencial para aliviar el dolor de pies, algunos aceites buenos para reducir el dolor son: el aceite esencial de romero y el aceite de alcanfor que son analgésicos y relajantes musculares naturales.

Masajes con gel de árnica

El aceite de árnica es un remedio herbal conocido por su potencial para aliviar dolores de pies, esguinces y distensiones musculares.

Es muy eficaz, simplemente toma un poco de ungüento de árnica y aplícalo en la planta de tus pies con masajes que sigan la línea de las fibras del músculo, especialmente en la zona donde te duele y sobre la fascia plantar.

Masajes con gel aloe vera

Así como el gel de árnica, puedes hacer exactamente lo mismo con el aloe vera. El gel de aloe vera es muy eficaz para reducir la inflamación y aliviar dolores.

Solo debes colocarte un poco de gel en la planta de tus pies con masajes que sigan la línea de las fibras del músculo de la zona afectada.

Masajes con pepino

Los pies son susceptibles a la inflamación y el pepino es conocido por sus efectos antiinflamatorios. Te mostramos una receta de un remedio casero que no puedes dejar de intentar en casa.

Ingredientes

  • 2 pepinos grandes
  • ½ taza de agua

Preparación y aplicación

  • En una licuadora agrega todos los ingredientes.
  • Licúa todo hasta obtener una pasta homogénea, parecida,por ejemplo, a la consistencia del hummus.
  • Aplica la pasta sobre tus pies y masajealos durante 15 minutos, luego enjuaga con agua fría y sécate. Puedes intentar este remedio 3 veces al día y guardar la pasta en la nevera.

Masajes con cebolla

¿Sabías que las cebollas pueden aliviar el dolor y la inflamación? Esto se debe gracias a un flavonoide presente en la cebolla, llamado quercetina, que puede amortiguar los químicos que causan inflamación. Intenta este masaje con cebolla y dile adiós al dolor de pies.

Ingredientes

  • 1 cebolla cortada
  • ½ taza de agua

Preparación y aplicación

  • En una licuadora agrega todos los ingredientes.
  • Licúa todo hasta obtener una pasta homogénea.
  • Aplica la pasta sobre tus pies y masajealos durante 15 minutos, luego enjuaga con agua fría y jabón.

Inmersión en manzanilla

El baño de pies con manzanilla es una maravillosa receta casera para relajar los pies cansados. Este calmante para el estrés casero es muy fácil y económico de hacer.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla
  • 1 litro de agua

Preparación y aplicación

  • Prepara la infusión de manzanilla y déjala entibiar.
  • Una vez que esté a una temperatura acorde, ponlo en un recipiente donde puedas sumergir tus pies durante 20-30 minutos.
  • Enjuágate con agua fría y sécate.

Inmersión en vinagre de manzanas

El vinagre además de aliviar dolores, puede protegernos contra bacterias, hongos y otros microbios, por lo que poner los pies en remojo podría tener muchos beneficios para la piel de los pies.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre de manzana
  • 1 taza de agua

Preparación y aplicación

  • Mezcla partes iguales de vinagre y agua en un recipiente.
  • Sumerge tus pies en la mezcla por 5 minutos antes de enjuagarte.

Inmersión en menta

El baño de pies con menta es ideal para relajar los pies cansados y desinflamar la hinchazón. Este remedio casero es muy fácil de hacer, además huele genial y puedes hacerlo todos los días.

Ingredientes

  • 7 hojas de menta
  • 1 litro de agua

Preparación y aplicación

  • Prepara la infusión de menta y déjala entibiar.
  • Una vez que esté a una temperatura acorde, pásala a un recipiente donde puedas sumergir tus pies durante 20-30 minutos.
  • Enjuágate con agua fría y sécate los pies.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud