Artículo Revisado・Medicinas

¿Cómo quitar el hipo rápidamente?

Escrito por Mauricio ColazingariRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

El hipo es un síntoma común que muchas personas sufren en algún punto de la vida, suele ser chistoso pero también incómodo y a veces peligroso. El hipo tiene diversas causas y una historia médica muy amplia.

Es por ello que, en el presente artículo presentaremos las principales causas del hipo, así como también los tratamientos caseros para quitarlo rápidamente y de forma muy efectiva.

¿Qué es el hipo?

El hipo es un trastorno que muchas personas sufren en algún punto de la vida, se trata de contracciones intermitentes en el músculo diafragma ubicado en el pecho, y entre los músculos requeridos para la respiración, que se cierran abruptamente e interrumpen una breve respiración.

El hipo no es considerado grave, ya que se puede sufrir en cuestión de segundos sin poder prolongarse más. Sin embargo, hay distintos grados de hipo que, si no se tratan adecuadamente, pueden interrumpir actividades cotidianas e importantes de la vida diaria.

Nota: Un estudio médico menciona algo importante *“La frecuencia de los espasmos oscila de 4 a 60 por minuto y suele ser constante en la persona que lo padece. A diferencia de otros reflejos (tos, vómito) este síntoma no sirve como función protectora ni fisiológica”*. (1)

¿Cuáles son las causas del hipo?

EL hipo tiene diversas causas, en su mayoría no son tan graves sino más bien ligeras y comunes, sin embargo no es motivo para no estar informado y al tanto. Por ello te compartimos las principales causas del hipo:

1. Comer rápido y en exceso

Es un síntoma común, ya que al comer rápido la garganta no procesa rápidamente todo los alimentos que se tragan, lo que hace que se puedan quedar atascados, haciendo que la digestión no se realice en el momento adecuado, provocando gases luego de haber digerido la comida.

Nota: No se debe comer rápido o en exceso ya que además del molesto hipo (por el cierre brusco en el músculo de la garganta), se puede perjudicar la salud del organismo en general.

2. Nerviosismo y estrés

No siempre son cosas físicas las que pueden causar el hipo, véase el caso del nerviosismo y el estrés, porque estas alteraciones tensan el cuerpo o llegan a cambiar la temperatura corporal.

Lo que genera espasmos y controles no adecuados en ciertos músculos del cuerpo, incluso en el diafragma, ocasionando un hipo incontrolable.

3. Irritación de la garganta o el estómago

El hipo puede verse causado por la irritación de la garganta, ya sea por infecciones o picazones por consumir alimentos sumamente calientes o por la acidez gástrica, que está relacionada con el estómago al digerir alimentos pesados y no digeribles.

Nota: Si esto no se trata adecuadamente, el hipo y los pequeños espasmos pueden prolongarse por días.

4. Alimentos picantes

Los alimentos picantes como los chiles picantes, los jalapeños, entre otros, pueden causar irritación o inflamación en la garganta (de personas muy sensibles) y con efecto previo a ello, el hipo. Aunque no suele durar bastante, puede resultar molesto al momento de salidas sociales o una cena formal con un grupo de personas.

5. Bebidas alcohólicas y gaseosas

Las bebidas alcohólicas o las gaseosas pueden ser muy fuertes para el organismo, sobre todo aquellos que no estén acostumbrados al consumo de estas bebidas, lo que ocasiona obstrucción del diafragma y pequeños espasmos inmediatos para generar el hipo, siendo molesto en momentos no deseables.

Nota: Gracias a un estudio médico se conoce que “El consumo en exceso de alcohol puede originar hipo. Su patogenia se ha relacionado bien por la distensión gástrica, o bien porque el alcohol es capaz de suprimir la inhibición que ejerce la corteza cerebral en el origen del hipo”. (2)

6. Inflamación respiratoria

La inflamación respiratoria puede deberse a una serie de diversas enfermedades respiratorias, las cuales pueden estar ligadas o tienen o como síntoma la presencia del hipo. Algunas de estas enfermedades pueden ser pulmonares y obstructivas, siendo perjudiciales o ser los casos más graves del hipo.

Importante: Se conoce que “La inflamación respiratoria o pulmonar es una condición caracterizada por inflamación de la vía aérea, destrucción y remodelación del parénquima pulmonar; resultando en obstrucción del flujo espiratorio de aire”. (3)

¿Cómo parar el hipo rápidamente?

Hay ciertas recomendaciones que se deben tener en cuenta para quitar el hipo, de forma rápida y efectiva. Se pueden aplicar sencillamente desde casa y no requieren de muchos materiales innecesarios:

1. Consumir agua fría

El agua fría tiene unos beneficios increíbles más allá de calmar la sed, esta ayuda principalmente para la recuperación muscular, después de largos ejercicios.

Lo mismo aplica en el caso del hipo, si los músculos se ven contraídos el agua fría hará que se vayan aliviando poco a poco, sin dolor ni molestias. Pero no consumas demasiada cantidad de agua o podría ser peor el resultado.

2. Contener la respiración brevemente

Esto puede ser bastante práctico y no es una herramienta que debas descartar, lo único que debes hacer es contener la respiración por al menos unos 10 segundos (incluso algunos minutos), con el fin de que los músculos se liberen solos de la tensión que tienen, cuando el hipo se encuentra atrapado y no tenga por donde salir dicho espasmo.

3. Respirar en una bolsa de papel

Este es un método efectivo, no solo para eliminar directamente al hipo, sino para la hiperventilación, que también puede llegar a causar el hipo, está directamente relacionado con la ansiedad, el estrés e incluso el molesto nerviosismo.

Es simple, al respirar en la bolsa de papel se recupera, en gran parte, el aire o el dióxido de carbono que se ha perdido, estabilizando la circulación de la sangre.

4. Estornudar o toser

Estornudar y toser pueden ser una opción muy viable para quitar el hipo, ya que este se trata de un espasmo corto y no tan fuerte. Por lo tanto, estornudar o toser, causa mayor presión en el pecho, lo que hace que los músculos respiratorios se abran inmediatamente, de esta forma se elimina directamente el hipo.

5. Flexionar las rodillas hacia el pecho

Este es un ejercicio de yoga, efectivo para liberar la tensión del cuerpo y mejorar la respiración directa en el pecho.

Tip: Solo debes encontrarte acostado y flexionar las rodillas hacia el pecho, te apoyas con tus brazos para mantenerlos en el pecho sin moverse, después vas inhalando y exhalando lentamente, recuperando la respiración y eliminando el hipo.

6. Comprimir el pecho

La técnica de comprimir el pecho es también parte de los ejercicios físicos, este es el caso de la compresión para que el pecho tenga presión en el diafragma, se puede hacer fácilmente inclinándose hacia adelante o agachándose en la misma posición. Todo con el fin de poder liberar las contracciones musculares.

7. Maniobra de Valsalva

La maniobra de Valsalva, es una técnica médica muy eficiente para los pacientes con falta de respiración o con disnea.

Consiste en una espiración forzada contra la glotis cerrada o por extensión a una resistencia, de lo cual se desprende un método sencillo donde el paciente inhale y exhale durante 10 a 15 segundos, soltando el aire bruscamente.

Nota: Un estudio médico menciona que “La maniobra de Valsalva, es una herramienta de naturaleza no invasiva y sin costo, pero olvidada y desperdiciada, capaz de proporcionar información trascendente sobre la causa de síntomas como la disnea”. (4)

8. Tomar agua apretando la nariz

Es un método casero que se aplica fácilmente, solo necesitas un vaso de agua y debes tomarla apretando tu nariz, ya que no hay un espacio donde el aire pueda salir desprendido.

Lo anterior hará que el agua al encontrarse en la garganta, haga una liberación de los músculos respiratorios que están contraídos, eliminando de inmediato el hipo.

9. Consumir azúcar, limón o vinagre

Hay ciertos elementos comestibles que pueden ocasionar gases efectivos, que al liberarlos eliminan el hipo y las tensiones musculares.

En este sentido, se encuentran el azúcar, el vinagre y desde luego el limón, que pueden servir como ácidos que liberan gases estomacales por la boca, haciendo que el hipo pierda su fuerza.

10. Enfocar la atención en otras cosas

Siempre concéntrate en cosas ajenas, ya sea una pequeña actividad que te distraiga del momento, como ver una película y hasta cocinar. Esto hará que los tratamientos actúen más rápido y no te enfoques mucho sobre si el hipo continuará presente.

De esta manera, puedes olvidarlo fácilmente y permitir que el tratamiento que hayas escogido sea efectivo.

Conclusiones Claves

  • El hipo es un trastorno muy común en las personas.
  • Ocurre por una repentina contracción en los músculos respiratorios y el diafragma, además de nervios y ansiedad.
  • Lo pueden padecer niños, adolescentes y adultos.
  • Tiene diferentes grados, como ser agudo, persistente o grave.
  • Los tratamientos son eficaces y no se requiere acudir a un médico para aplicarlos.
  • Hay que mantenerse enfocado en actividades ajenas para olvidar la molesta situación del hipo, incluso cuando se aplican los tratamientos.