Artículo Revisado・Psicología y Salud emocional

¿Qué es el conformismo y cuáles son sus efectos?

Escrito por Mercedes MansillaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

¿Alguna vez tuviste la sensación de que todo te daba lo mismo?, ¿Sentiste que le faltaba emoción a tu vida?

Como menciona la famosa frase del reconocido lingüista Noam Chomsky: “El conformismo es el camino fácil, y la vía al privilegio y el prestigio; la disidencia, trae costos personales”.

Todos, en algún momento de nuestras vidas, atravesamos etapas de conformismo o circunstancias que nos hacen creer que debemos aceptar las cosas tal como nos son dadas, por miedo a los costos de ir contra la mayoría.

Eso sucede cuando nos refugiamos en nuestra zona de confort y evitamos decidir por miedo a equivocarnos. Por esa razón, a continuación te compartimos un artículo donde podrás conocer qué es lo que detona el conformismo y sobre todo cómo podemos evitarlo.

¿Qué es el conformismo?

Al hablar de conformismo (1), hacemos referencia al cambio de creencias o conductas debido a la presión de un grupo, esto modifica las decisiones previas del sujeto en dirección a la norma establecida por el grupo.

¿Qué quiere decir esto? Significa que cuando nos adentramos en un pensamiento conformista, nuestras acciones no van acorde a lo que queremos o deseamos sino que da respuesta a lo que creemos que se espera de nosotros.

Nota: Nos conformamos y nos transformamos en alguien con quien no resonamos.

Características del conformismo

Si bien podemos atravesar momentos conformistas, es importante reconocerlos y poder recuperar las riendas de nuestras vidas. Al contrario de lo que simula ser, el conformismo nos aliena y nos lleva a sentirnos incómodos en nuestra propia piel.

A continuación te invitamos a leer las características del conformismo, para que puedas identificarlo.

Constituye un fenómeno psicológico

Para el psicólogo Solomon Asch, el conformismo es un proceso de reorganización cognitivo (2). En él, el individuo ingenuo reestructura sus ideas acerca del fenómeno sobre el que presenta conformidad, intervienen en ello procesos de disonancia cognitiva.

Conclusión: En pocas palabras, el individuo cambia sus ideas sobre lo que le genera conformidad para sentir que aquello es lo que le genera bienestar.

Involucra el cambio de opinión bajo presión de terceros

Los conformistas a menudo actúan como un camaleón social y como menciona Erich Fromm, estas personas asumen el color de su ambiente y buscan verse e identificarse como los demás. (3)

Desde luego, esta manera de comportarse le generará una división entre sus sentimientos y los disfraces con los que se muestra.

Se basa en el deseo de integración y aceptación

Según un estudio de la Universidad Abierta Iberoamericana (UAI), el conformismo se asocia con las dimensiones de integración social y la aceptación social. (4)

Estas personas consideran que al conformarse, van a pasar a pertenecer y generar lazos de confianza y actitudes positivas hacia los demás. Sin embargo desestiman lo más importante y es que están actuando bajo las ideas de los demás, perdiendo su identidad.

Se suele ceder a la presión social

Tras realizar su famoso experimento en los años 50 respecto a la influencia social, Asch llegó a la conclusión de que el procesamiento individual se ve afectado por el pensamiento mayoritario por más erróneo o absurdo que sea. (5)

En este sentido, el conformismo hace que una persona se deje llevar por ideas y comportamientos colectivos del entorno, dejando de lado la individualidad.

Se presenta mucho más en las mujeres

Tras un análisis, los psicólogos Smith y Bond llegaron a la conclusión de que las mujeres se ven afectadas en mayor medida por la influencia social y sobre temas en los que son menos expertas. (6)

Esto quizás se deba a la condición social histórica de las mujeres, de asumir comportamientos sumisos y dóciles, lo cual ha sido producto de las normas sociales establecidas en casi todos los grupos sociales.

Se busca evitar conflictos y rechazos

Muchas veces quienes tienen miedo al rechazo y evaden todo tipo de conflictos, caen en el conformismo. Esto sucede, dado que, relacionan el mundo ‘normal’ con sobriedad, decoro y conformismo. (7)

Importante: Evitar todo tipo de conflictos puede llevarnos al otro extremo y en ese caso caeremos en hedonismo, desafío a la autoridad y desenfado.

Se suelen imitar comportamientos de otros

Helbert Kelman, afirma que la conformidad, es el grado hasta el cual los miembros de un grupo social cambiarán su comportamiento, opiniones y actitudes para encajar en las opiniones del grupo. (8)

Tal como ya hemos mencionado anteriormente, la persona que está en una situación conformista se camufla entre los demás. Asumiendo comportamientos e ideas que no son suyas, pero que las asume como si lo fueran.

Causas del conformismo

El conformismo se suele dar por diversas causas y puede ser inducido por factores externos tanto como internos. A continuación desarrollaremos cada una de ellas.

Educación recibida

La educación en la mayoría de los países pareciera venderse como un sistema empaquetado. Se considera que todos los niños tienen las mismas capacidades y deben integrar los mismos conocimientos. Frente a esta creencia limitante crecemos y nos educamos. (9)

Nota: Muchos niños se convierten en adultos que siguen a la mayoría simplemente por costumbre o porque creen que así es como debe ser.

Autoestima baja

Quienes tienen falta de autoestima buscan causar una impresión favorable. En este sentido, estas personas comienzan a sentir presión buscando ser aceptados por los demás. (10)

Esto se debe a que consideran que si actúan como el resto espera de ellos, serán aceptados.

Falta de motivación

Al estar en un estado conformista, se suele experimentar falta de motivación o apatía, dado que al no ir por nuestros deseos todo nos parece que da lo mismo. Sentimos que nada nos llena, por ende nada nos motiva. (11)

Desconocimiento de la identidad personal

Al diluir nuestra personalidad en la de los demás, puede llevarnos a desconocer quiénes somos y cuál es nuestra propia identidad. Olvidamos qué es lo que nos mueve y nos motiva y vivimos la vida cómo si estuviéramos en un limbo. Ni muy muertos, ni muy vivos.

Efectos del conformismo

Estar en un estado conformista durante un lapso significativo, comenzará a afectarnos. Es fundamental escuchar nuestro cuerpo y atender nuestra salud mental para no caer en ello.

Por lo tanto, no dudes en tomar acción si descubres que te encuentras en esta situación. A continuación desarrollaremos cada uno de sus efectos.

Trastornos de personalidad

El conformismo puede llevarnos a tener ciertos trastornos de la personalidad como por ejemplo, el trastorno obsesivo compulsivo. (12)

Milon, define que este trastorno pertenece al patrón del conformismo donde el individuo se preocupa por el orden, perfeccionismo y control mental e interpersonal a expensas de la espontaneidad y la eficacia.

Pérdida de la individualidad

Al fusionarnos con el grupo perdemos nuestra individualidad. Si bien es necesario formar lazos y redes no debemos confundirlo con dejar de lado nuestros principios y valores y adentrarnos en el conformismo.

Falta de compromiso propio

Si nos hacemos responsables de nosotros mismos, tarde o temprano atravesaremos una etapa conformista.

Comprometerse con uno mismo significa correr el riesgo de que ciertas personas no nos acepten y querer evitarlo puede que nos lleve a hacer lo que creemos que esperan los demás de nosotros.

Autopercepción negativa

Según un estudio realizado en la Universidad de Cuenca, quienes tienen una autopercepción negativa de sí mismos buscan imitar a la mayoría, considerando que van a poder percibirse de manera positiva al ser igual a los demás. Sin embargo esto solo incrementa su negatividad. (13)

Dependencia excesiva

Al delegar nuestro poder de decisión a las miradas de los demás generamos una dependencia excesiva hacia los otros, donde la mirada de los otros es más importante que cualquier pensamiento propio.

Nota: Es por ello que es importante asumir nuestro papel y no delegar ante los demás.

Frustración

El sentir que no podemos decidir o que no tenemos opción puede llevarnos a sentir frustración y cuando nos frustramos sentimos realmente que no queda más por hacer. Es en ese entonces cuando bajamos los brazos y nos adentramos en el conformismo.

Cómo creo que no puedo, entonces simplemente pienso que debo aceptar lo que me es dado. Sin embargo, este concepto es errado y solamente hace que nos adentramos cada vez más en la desidia.

Depresión

Al deprimirnos, nos sentimos desganados casi como si nos faltara vitalidad. Ante esa sensación asumimos que no nos corresponde decidir o simplemente no nos importa.

Seguimos a los demás prácticamente sin ganas ni emoción, ya que hemos perdido nuestra motivación, la misma funciona como combustible de nuestros deseos. Si nos sentimos desganados, no podremos ir en pos de ellos.

¿Cómo evitar el conformismo?

En primer lugar, para evitar el conformismo debemos reconocer que no queremos que sea parte de nuestras vidas. Una vez asumida esta afirmación debemos encontrar la forma de afianzar nuestra identidad.

A continuación te mostramos cómo puedes evitar caer en el conformismo y llevar una vida plena.

Aceptarse tal como se es

Si no nos aceptamos tal cual somos nadie podrá hacerlo dado que estaremos mostrando una imagen distinta a lo que realmente somos.

Tip: Un buen ejercicio es anotar aquellas cosas que te gusten de alguien a quien admiras y en otra columna aquellas que admiras de ti. Estamos seguros de que podrás encontrar varias similitudes.

Fortalecer el autoestima

Si bien aceptarnos tal cual somos es el primer paso para fortalecer la autoestima, debemos agradecernos a nosotros mismos por todo lo que hemos logrado. Como dice la conocida expresión, el universo responde a la ley de atracción.

Tip: Te sugerimos que para trabajar tu autoestima anotes todo aquello que has logrado en una columna y lo que quieras lograr en otra. Ambas columnas deben estar escritas en tiempo presente.

Trabajar en el amor propio

Puede que haya ciertas cosas que no te gusten. Pero en vez de enfocarte en lo que no debes enfocarte en lo que sí y eso se logra fortaleciendo el amor propio.

Piensa en aquellas cosas que te gustan de ti, prémiate cada vez que obtengas algún pequeño logro y recuerda soltar todos aquellos pensamientos negativos que no hacen más que darte y entorpecer tu progreso.

Expresar sin temor las opiniones, deseos y criterios

Decir lo que pensamos, sentimos y opinamos hace que podamos salir al mundo a reconocer nuestra propia identidad y que los otros vean nuestra verdadera esencia.

Si bien al principio es complejo, te prometemos que ser más acorde a tu esencia hará que te rodees de más personas que resuenen contigo.

Mantener con firmeza las decisiones

Ser firmes con las decisiones que tomemos, significa ser coherente y responsables con lo que somos.

Nota: No debemos dudar de nosotros mismos al decidir, dado que, mientras con más firmeza actuemos, iremos con mayor constancia en el camino que hemos elegido.

Solicitar ayuda profesional de ser necesario

A veces adentrarnos en el conformismo, puede resultarnos casi tan complejo como salir de él. Esto sucede porque solemos asumir creencias limitantes que solo nos condicionan y limitan nuestro avance.

Importante: Cuando sientas que por más que quieras te es imposible salir de ese lugar en el que te encuentras es importante acudir a un profesional.

Tener apoyo de alguien especializado hará que puedas encontrar y romper con todos aquellos patrones que te limitan.

Conclusiones Claves

  • El conformismo puede generar algunos trastornos de la personalidad como el trastorno obsesivo compulsivo.
  • Al estar en un estado conformista, se suele experimentar falta de motivación, ya que al no ir por nuestros deseos todo nos da lo mismo.
  • El conformismo modifica las decisiones previas en dirección a la norma establecida por el grupo.
  • El conformismo puede llevarnos a frustrarnos y sentir que no queda más por hacer.