Artículo Revisado・Psicología y Salud emocional

Depresión crónica: qué es, causas y tratamiento

Escrito por Ydequis ÁlvarezRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Hoy en día existen muchas personas que sufren de depresión crónica, lo cual es un problema común y bastante grave que afecta negativamente a la salud emocional de quien lo padece, ya que es un tipo de trastorno que se presenta de manera prolongada.

Los principales síntomas que sufren las personas que padecen depresión crónica son irritabilidad, tristeza, aislamiento, baja autoestima, alteraciones del sueño y falta de energía o concentración, que causan un efecto bastante negativo en la calidad de vida.

Por lo cual, en el siguiente artículo, se explicará todo sobre la depresión crónica, donde se presentarán las posibles causas que la generan, sus síntomas y tratamiento para combatirla.

¿Qué es la depresión crónica?

La depresión crónica o trastorno depresivo consistente que puede ocurrir a cualquier edad, es un estado mental prolongado por un período de tiempo, que se convierte en enfermedad sobre una persona, que está caracterizada por no tener interés alguno en varias actividades de carácter normal como el comer, hablar o trabajar.

En este sentido, un informe publicado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, menciona que la depresión crónica, consiste en una alteración del estado de ánimo donde se presenta tristeza, aislamiento, fatiga, pensamientos de culpa o de inutilidad. (1)

Dato curioso: Otra patología relacionada a la depresión es la distimia, la cual es un estado de ánimo depresivo que padece una persona por un tiempo mínimo de dos años, que necesita atención primaria profesional.

Causas de la depresión crónica

La depresión crónica, es un trastorno de ánimo que puede ser causado por varias razones, aunque generalmente se debe a alteraciones mentales o traumas psicológicos que hayan afectado la conducta de una persona, siendo estos los siguientes:

Alteraciones cerebrales

Una de las principales causas que provocan depresión crónica en una persona, son las alteraciones cerebrales, en donde hubo una variación de un gen o mutación del mismo, que como consecuencia afecta al desarrollo y funcionamiento del cerebro.

Para destacar: Un estudio realizado en la Universidad Nacional de Educación a Distancia en España, mencionan que las alteraciones de conducta son consecuencias de daños adquiridos al cerebro, que causan trastornos neurológicos en las personas como la depresión crónica. (2)

Factores genéticos

Una de las causas que parece frecuente en la depresión crónica en las personas, es el factor genético, en donde familiares de sangre antepasados que hayan tenido este trastorno, pueden heredarlo a sus hijos por la variación de genes que puedan tener.

Experiencias traumáticas

La depresión crónica, también puede ser causada por experiencias traumáticas que haya tenido una persona, ya que pudieron implicar una amenaza de vida o una situación abrumadora que afecten al comportamiento por la experiencia emocional vivida.

Importante: Un estudio que se realizó en la Universidad los Libertadores en Colombia, explica que las experiencias traumáticas son eventos con carga informacional que afectan a los pacientes a largo plazo, donde no han podido integrar este hecho de forma consciente a sus vidas. (3)

Antecedentes de trastornos mentales

Una persona con antecedentes de trastornos mentales, puede padecer de depresión crónica, al haber tenido un episodio de alteración cerebral en el pasado, ya que estos son de larga duración y pueden llegar a ocasionar trastornos graves en la personalidad.

Nota: Las personas que han padecido trastornos mentales en el pasado, pueden tener síntomas activos o residuales de estos, afectando su capacidad neuronal para realizar actividades diarias, como el autocuidado, manejo de emociones o interacciones sociales.

Síntomas de la depresión crónica

La depresión crónica, es un trastorno emocional que causa múltiples síntomas sobre una persona, que puedan llevarlo a un riesgo de salud grave o complicaciones en su vida diaria como el trabajo o familia, por lo cual se toman en cuenta los siguientes:

Falta de energía y concentración

Un síntoma principal de la depresión crónica, es la falta de energía y concentración sobre uno o varios asuntos en específico. Esto se debe por la acumulación de estrés, preocupación, problemas o responsabilidades que causan fatiga y desorientación.

Para destacar: La falta de energía y concentración en las personas, son problemas severos que, si no se actúa rápido para disminuirlos o eliminarlos, pueden llegar a perjudicar más la salud mental y física, lo cual, empeora el problema principal que es la depresión crónica.

Tristeza y apatía

La tristeza y apatía, son uno de los síntomas que más se manifiestan en una depresión crónica, ya que existe una sensación de desesperanza e infelicidad continua que provocan desánimo y desilusión, interfiriendo en el desarrollo de la vida cotidiana.

Importante: Un estudio que se realizó en la Universidad Nacional Autónoma de México, menciona que la tristeza y depresión, son indicadores sobre una etapa confusa y dolorosa en una persona, que resulta complejo de tratar en la que puedan presentarse otros síntomas. (4)

Alteraciones del sueño y apetito

Otro de los síntomas que causa la depresión crónica sobre una persona, son las alteraciones del sueño y apetito, en lo que se produce una gran dificultad para conciliar el sueño por las noches, así como también se alteran las horas de la comida o incluso omitirlas.

De igual forma, estos síntomas representan un problema serio para la salud de las personas, ya que pueden provocar irritabilidad, pérdida de peso en exceso o cambios conductuales agresivos y apáticos sobre casi cualquier cosa.

Baja autoestima

La baja autoestima en las personas, es causada generalmente por percepciones y pensamientos negativos sobre uno mismo. Esto la mayoría de veces suele suceder gracias a episodios de tristeza fuertes que están pasando en el entorno.

Nota: Cuando una persona tiene falta de autoestima, se percibe a sí misma como inútil o incompetente en algún área de la vida, lo cual impide el reconocimiento sobre sí mismos de lo valiosos y talentosos que son, practicando la auto negación de forma frecuente.

Irritabilidad

También es posible tener varios episodios de irritabilidad, cuando se padece de depresión crónica, ya que siempre existirá una pequeña sensación de frustración y enojo que puede volverse grave por problemas aparentemente pequeños.

Aunque la irritabilidad puede llegar a ser algo normal en algunas ocasiones, se debe tratar de controlar lo más pronto posible, debido a que los sentimientos y emociones excesivos, pueden causar mucha frustración y odio que afectan a las relaciones y vida cotidiana.

Aislamiento

Una persona con depresión, se tratará de aislar intencionalmente para evadir cualquier interacción social o responsabilidad posible, ya que las ganas para hablar o realizar cualquier actividad son muy pocas o casi nulas al sentirse triste.

Para destacar: El aislamiento, se manifiesta cuando una persona se aleja significativamente de su entorno de manera voluntaria. Esto puede causar consecuencias como una depresión más grave, déficit de atención, dificultad para tomar decisiones o soledad extrema.

Tratamiento para la depresión crónica

Una vez conocidas las causas de una depresión crónica y los síntomas que pueden llegar a manifestarse, hay que mencionar también los tratamientos para combatir este trastorno y así ayudar a quien lo necesite, siendo estos los siguientes:

Terapia psicológica

Una de las principales recomendaciones es acudir a terapia psicológica, para así llevar un tratamiento más personalizado y se pueda lograr obtener mejores resultados a través de charlas, cuestionarios, test, ejercicios mentales, e incluso hipnosis.

Nota: La ayuda de un psicólogo servirá para encontrar un modo de vivir en armonía con uno mismo.

Fármacos recetados

La utilización de fármacos recetados, pueden ayudar a combatir la depresión cuando ya es un caso diagnosticado como enfermedad. Los antidepresivos son medicamentos que poseen sustancias químicas, que generalmente son serotonina, norepinefrina y dopamina, que sirven para regular el estado de ánimo de los pacientes deprimidos.

Evitar el consumo de alcohol y sustancias psicotrópicas

El consumo de alcohol y sustancias psicotrópicas debe evitarse en absoluto, ya que estos empeoran la depresión, volviendo más difícil la solución del problema, debido a que pueden provocar adicción, desencadenando así otros riesgos y consecuencias de salud graves.

Mantener una alimentación saludable y realizar actividad física

Es importante mantener una alimentación saludable para combatir la depresión crónica, ya que al otorgarle al organismo los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento, se asegura de mantener energías y buena salud para la realización de actividades.

Tip: En caso de sentirse triste, el realizar ejercicios físicos contribuye a reducir significativamente los síntomas de la depresión crónica. Esto a su vez, mejora las energías y salud del cuerpo, brindando como beneficio un mejor estado de ánimo.

Apoyarse en seres queridos

Una persona que sufra de depresión crónica, debe apoyarse en sus seres queridos lo más que se pueda, ya que estos deberán actuar como pilar frente a momentos de crisis y dificultad donde se requiera de ayuda, los cuales tratarán de levantar el ánimo de quien está deprimido.

Conclusiones Claves

  • La depresión crónica, es un trastorno depresivo que se mantiene de forma recurrente por un largo período de tiempo.
  • Existen varias causas que pueden provocar una depresión crónica, pero la mayoría de estas, se deben a factores genéticos que han sido heredados, sin embargo, también es posible que sea causada por experiencias traumáticas.
  • Los síntomas que se manifiestan en una depresión, resultan ser perjudiciales para cualquier persona, ya que suelen presentarse alteraciones de sueño, falta de apetito, irritabilidad, aislamiento o baja autoestima.
  • Por último, para disminuir la depresión crónica se recomienda terapia psicológica, mantener una alimentación saludable y la realización de actividades físicas.