Psicología y Salud emocional

¿Qué es el desapego y por qué es importante?

Escrito por Ydequis Álvarez

El desapego emocional, es un estado psicológico que se puede alcanzar para llevar una vida más libre y feliz, a fin de liberarnos de aquellas cosas que consideramos innecesarias o perjudiciales en nuestras vidas.

La acción del desapego ha tomado importancia, ya que es la manera en la que somos libres para vivir nuevos cambios y experiencias de vida. De manera que prioricemos las cosas sin tener que convivir con el dolor emocional de dejar otras.

Por lo cual en este artículo, encontrarás el significado del desapego, así como también las características y principios que conllevan este concepto. De igual manera, cómo se puede practicar para llevar una vida más libre y plena.

¿Qué es el desapego?

El desapego significa suprimir los afectos e intereses emocionales que tenemos con objetos, actividades, animales y personas. En otras palabras, es el arte de dejar ir lo que creemos más importante en nuestras vidas cuando no lo es.

Un estudio realizado en la Universidad Nacional de Quilmes, afirma que varios autores definen al desapego, como la necesidad de destrucción o debilitamiento de lazos emocionales vinculados con objetos, animales o personas.

Características del desapego

El desapego emocional cuenta con varias características que pueden experimentar las personas, una vez que lleguen alcanzar este estado psicológico de independencia, siendo estas las siguientes:

Constituye liberarse de lo innecesario

El desapego constituye librarnos de aquellos intereses que son verdaderamente innecesarios, para así aumentar el enfoque en las cosas que sí lo son. De manera que podamos avanzar en nuestras vidas sin remordimiento alguno.

Un estudio menciona, que el desapego le permite a las personas liberarse de compromisos personales o interpersonales, a fin de fomentar una mayor libertad e individualidad, sin tener el temor de la pérdida por algo que se creía necesario tener.

Requiere de aceptar lo que no se puede cambiar

En el desapego emocional, es necesario aceptar las cosas que no se pueden cambiar, haciendo que las personas se adapten a sus situaciones, de manera que no les perjudique en su salud mental a través del tiempo.

De igual forma, es necesario crear una mentalidad basada en que no todo se puede obtener de la forma en que deseamos, puesto que en diversas ocasiones se presentarán circunstancias u obstáculos que cambiarán nuestros planes.

Es fluir con la realidad

Fluir con la realidad, es otra característica del desapego, el cual consiste en no vivir de ilusiones falsas y preocupaciones por aquellas cosas que se les tenía importancia. Actuando de manera coherente a lo que está pasando.

Practicarlo es dejar de sufrir

El practicar un desapego sano, influye de manera significativa en las personas para que dejen de sufrir emocionalmente, favoreciendo a una buena autoestima y estado de ánimo para aquellos que realizan esta práctica.

De igual forma, un estudio realizado en la Universidad Rafael Landívar, menciona que las preocupaciones, dependencias emocionales, desconfianzas y egoísmo, son malestares que pueden desaparecer con un desapego saludable.

Permite equilibrar la esencia propia

El desapego emocional le permite a las personas equilibrar su esencia propia, debido a que se liberan de aquellos compromisos que oprimían su personalidad, devolviéndoles la confianza y seguridad que habían perdido.

Permite liberarse del miedo, estrés y ansiedad

Gracias a un desapego saludable las personas se pueden liberar de la emoción del miedo y los sentimientos de estrés y ansiedad, ya que al debilitar los vínculos emocionales, no tendrán por qué preocuparse o angustiarse.

Un estudio realizado por Miguel Fernández Rodríguez sobre la autonomía emocional, menciona que el miedo, estrés, ansiedad y angustia, son provocados por un apego nocivo. Por lo cual, fomenta en las personas un desapego saludable.

Contribuye con la tranquilidad y armonía

El desapego contribuye a las personas un estado de tranquilidad y armonía en sus vidas, favoreciendo a que realicen con mayor eficacia y entusiasmo sus actividades diarias. Igualmente, a la mejora de sus relaciones interpersonales.

Permite relacionarse de manera más sana

Otra característica del desapego emocional, es que permite a las personas relacionarse de una manera más sana. Pues ya no tienen el temor y angustia de aquello que les afectaba en el pasado, volviéndolos más libres y seguros al momento de socializar.

Principios del desapego

El desapego cuenta con una serie de principios, que son necesarios de aceptar e interiorizar en nuestra mente. Aunque no son unas prácticas para llegar a este estado, sí son necesarios para entenderlo y lograrlo, siendo estos los siguientes:

Cada uno es responsable de sí mismo

Un principio básico del desapego, es que las personas se deben volver responsables de sí mismas, de modo que es necesario tener más conciencia sobre la salud mental y física, así como también la disciplina suficiente para cumplir los deberes y obligaciones.

La felicidad es una decisión propia

En el desapego, la felicidad se vuelve una decisión individual en las personas, porque es posible que se presenten acciones o situaciones ajenas que afectan el estado de ánimo, pero que aun así, en tiempos difíciles se pueda llegar a ser feliz de manera interna.

De igual modo, debemos tratar de que los comentarios o acciones que son directamente hacia nosotros no cambien nuestro estado de ánimo, a fin de no depender emocionalmente de terceras personas.

Es necesario aceptar la realidad

El desapego hace necesario que las personas acepten la realidad, de manera que puedan asumir los nuevos retos y circunstancias que se van a enfrentar. Esto como beneficio ayuda al crecimiento personal a través de las experiencias.

Requiere ubicarse en el momento presente

El desapego emocional, requiere que estemos ubicados en el momento presente de manera firme, siendo necesario evitar los pensamientos y miedos del pasado para no caer nuevamente en una baja autoestima.

Es importante saber dar y recibir sin presiones

En el desapego, es importante saber dar y recibir sin ningún tipo de presión, siendo conscientes de las acciones que realizamos para llegar a un posible equilibrio y estar en completa armonía.

Es necesario asumir los cambios, pérdidas y ausencias

Un principio esencial en el desapego es asumir los cambios, pérdidas y ausencias de aquellas cosas que ya no vamos a lograr tener. De manera que nos hacen estar más concentrados en el presente y nuestros próximos proyectos.

¿Cómo practicar el desapego?

La práctica del desapego emocional, son pequeños esfuerzos psicológicos que contribuyen a mejorar la autoestima y tranquilidad en las personas, entre las cuales están los siguientes métodos:

Concientizate de aquello que quieres liberarte

Para empezar a practicar un desapego saludable, es necesario ser conscientes y tener claro aquello que queremos liberarnos. En las que se toma en cuenta, sentimientos, emociones, momentos del pasado, animales y personas.

Valora más lo espiritual

Una práctica del desapego emocional, es que se debe valorar más la parte espiritual. La meditación e introspección son herramientas que sirven como ayuda para analizar y mejorar nuestras creencias o actos espirituales.

Adáptate a los cambios y nuevas experiencias

Adaptarse a los nuevos cambios y experiencias que vivimos, son una forma de practicar el desapego, ya que nos mantienen en una constante superación personal que nos evita pensar en las situaciones del pasado.

Prioriza la importancia de las cosas

Es necesario priorizar las cosas de mayor importancia cuando practicamos el desapego, esto nos hace ser más productivos y eficientes en las rutinas diarias. A la vez estimula la autoestima por la realización y enfoque sobre las cosas.

Evita personas y situaciones tóxicas

Se recomienda evitar a las personas y situaciones tóxicas de nuestro círculo social, debido a que perjudican de alguna manera nuestra salud mental en la que podemos tener constantemente estrés, ansiedad y nerviosismo por ello.

Aprende a dar sin esperar recibir

Hay que aprender a dar sin esperar recibir. Por la razón de que esto nos ayuda a ser personas más generosas y bondadosas. También evita las sensaciones de frustración e impotencia cuando consideramos que no estamos recibiendo un trato equitativo.

Mantente fiel a tus principios

En el desapego, hay que mantenernos fiel a nuestros principios, para estar acorde con las acciones que realizamos y ser coherentes con los valores que consideramos correctos. Esto como beneficio proporciona armonía y tranquilidad para nuestras vidas.

Concéntrate en el aquí y ahora

En la práctica del desapego, es necesario estar concentrados sobre el aquí y el ahora, dejando atrás las cosas del pasado para afrontar el presente, tratando de no cometer los mismos errores y de ser posible estar en paz con todos.

Asimismo, no pensar de forma excesiva en el futuro que está por venir, para así no crear un estado de ansiedad por sucesos que no han ocurrido, y también lograr ser más eficiente en nuestras metas personales.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud