Psicología y Salud emocional

Diencéfalo: qué es, características y funciones en el organismo

Escrito por Mercedes Mansilla

El cerebro es uno de los mayores misterios de la ciencia, aún queda mucho que descubrir sobre este maravilloso órgano que nos da ideas, personalidad, nos hace hablar, pensar y ser quienes somos.

Sin embargo, hoy no hablaremos de todas las regiones del cerebro, pero sí analizaremos en profundidad una de las regiones del cerebro más fascinantes: el diencéfalo.

El diencéfalo es una pequeña parte del cerebro que está oculta a la vista cuando se observa el exterior del cerebro. Esta región se divide en cuatro partes: el epitalamo, el tálamo, el subtálamo y el hipotálamo.

A continuación te compartimos todo lo que debes saber sobre esta fascinante región del cerebro.

¿Qué es el diencéfalo?

El diencéfalo se encuentra encima del tronco encefálico, entre los dos hemisferios cerebrales. La única parte del diencéfalo visible es la parte más inferior del hipotálamo.

Según Science Direct el diencéfalo es una de las tres partes principales del prosencéfalo (porción anterior del encéfalo), las otras dos son el telencéfalo y el hipotálamo.

El diencéfalo está formado por tres unidades definidas por la expresión génica. A pesar de ser una parte pequeña del sistema nervioso central, en términos de masa, el diencéfalo cumple funciones esenciales en la salud del cerebro y el cuerpo.

El diencéfalo es una estructura formada mayormente por materia gris que se encuentra entre los hemisferios cerebrales. Es como si el diencéfalo fuera el núcleo del cerebro.

Funciones principales del diencéfalo

Todos sabemos que el cerebro se encarga de procesar la información sensorial. Sin embargo, antes de que llegue al cerebro, esta información debe pasar primero por el diencéfalo.

La función principal del diencéfalo es transmitir la información obtenida por los sentidos a través del cerebro. Además, también ayuda a controlar las funciones endocrinas y autónomas del cuerpo.

El diencéfalo funciona en conjunto con el cerebelo para respaldar un control óptimo de la función motora, entre otras. A continuación te mencionamos las funciones primordiales de este importante órgano:

Dirigir impulsos sensoriales en el cuerpo

El diencéfalo es el epicentro integrador de la mayoría de los impulsos sensoriales, motores y límbicos.

Esto se debe a que una de las principales tareas del diencéfalo es la de dirigir los impulsos sensoriales del cuerpo, dado que este transmite la información sensorial en el sistema nervioso central. Es decir, ayuda a enviar la orden al cerebro para que mueva los músculos.

Controlar la función autónoma

La función principal del diencéfalo es transmitir información sensorial a través del sistema nervioso central. Además, ayuda al cerebro a interpretar las señales del sistema nervioso y controlar la función autónoma.

La función autónoma es la parte del sistema nervioso que se encarga de regular las funciones viscerales involuntarias del organismo. Una de sus principales características es la rapidez y la intensidad con la que puede cambiar las funciones viscerales.

Controlar la función motora

Mientras que cada uno de los componentes del diencéfalo tiene funciones especializadas que son parte integral de la vida, actúa como un transmisor primario y un centro de procesamiento para la información sensorial y el control autónomo y motor.

Regular la actividad endocrina

Dentro del diencéfalo se encuentra la glándula pineal es una pequeña glándula con forma de piña.

Es una glándula endocrina importante, encargada de secretar melatonina en respuesta a la oscuridad, entre otras hormonas que tienen una gran influencia reguladora en muchos órganos endocrinos, incluida la tiroides, paratiroides, glándulas suprarrenales y gónadas.

Además, el hipotálamo, una parte del diencéfalo, está estrechamente asociado con la glándula pituitaria que controla el funcionamiento de todas las glándulas del sistema endocrino.

Controlar la actividad de órganos viscerales

El hipotálamo, una de las partes más importantes del diencéfalo, es el centro de control visceral, ya que regula las funciones de todos los órganos internos.

Su función es mantener la homeostasis del cuerpo. Debido a su papel clave en el mantenimiento de la función del cuerpo, a veces se lo denomina cerebro dentro del cerebro.

Regular la percepción del tacto

Una de las funciones principales de esta región del cerebro es regular la percepción del tacto, el dolor, la temperatura, la vibración, la propiocepción (o cinestesia, el sentido a través del cual percibimos la posición y el movimiento del cuerpo), y el peso.

Desarrollar la memoria a largo plazo

Un estudio publicado en Journal of Clinical Neurophysiology, demostró que la memoria declarativa implica la memoria consciente de hechos y eventos.

El lóbulo temporal medial y las estructuras del diencéfalo son esenciales en obtener nuevos recuerdos declarativos (memoria a largo plazo), y estos rastros de memoria finalmente se almacenan en regiones específicas de la corteza cerebral.

Mantener la capacidad de alerta

El diencéfalo tiene la capacidad de controlar los movimientos voluntarios, los estados de alerta y vigilia, la subjetividad y hasta la personalidad.

El diencéfalo es un complejo procesador que maneja y condiciona las respuestas fisiológicas, por lo que nos permite mantenernos alerta.

Características del diencéfalo

El diencéfalo varía en el grado de elaboración de sus diversos componentes. El diencéfalo está constituido por varias estructuras cerebrales, que veremos en detalle más adelante.

Está constituido por varias estructuras

El diencéfalo es una de las partes más complejas de nuestro cerebro ya que está formado por cuatro componentes principales: el tálamo, el subtálamo, el hipotálamo y el epitálamo.

Es un conjunto de núcleos de sustancia gris

El tronco encefálico es la estructura que conecta el cerebro del cerebro con la médula espinal y el cerebelo. Por lo tanto, se compone de cuatro secciones en orden descendente: diencéfalo y mesencéfalo, protuberancia y bulbo raquídeo.

El tronco encefálico contiene mucha materia blanca y gris. La materia gris dentro del tronco encefálico son cuerpos de células nerviosas (las neuronas) y forman muchos núcleos importantes del tallo cerebral.

Contiene fascículos de sustancia blanca

El diencéfalo está incrustado entre los dos hemisferios cerebrales y está compuesto, mayormente, por materia blanca, que cumple funciones vitales.

La materia blanca es el tejido a través del cual pasan los mensajes entre diferentes áreas de materia gris dentro del sistema nervioso central. La sustancia blanca es blanca debido a la sustancia grasa (mielina) que rodea las fibras nerviosas (axones).

Se ubica entre los hemisferios cerebrales y el tronco del encéfalo

Según Springer el diencéfalo se encuentra en el extremo del tronco encefálico. Está limitado por la rama posterior de la cápsula interna y dividido en la línea media por el tercer ventrículo.

Esto significa que está literalmente atrapado entre los dos hemisferios del cerebro (el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho) y entre el tronco del encéfalo. Por eso no es visible por fuera, es como si fuese literalmente el núcleo de nuestro cerebro.

Transporta las fibras que viajan a la corteza cerebral

Las principales regiones del cerebro adulto son el diencéfalo, el tronco encefálico, el cerebelo y el cerebro.

El diencéfalo transporta información sensorial entre las regiones del cerebro. El tallo cerebral controla los mensajes enviados desde el cerebro al cuerpo, además de controlar funciones básicas como la respiración y más.

Constituye el 2% del peso total del sistema nervioso central

El sistema nervioso de un adulto solo pesa alrededor 2 kg, lo que corresponde solo al 3% del peso corporal, el sistema nervioso consiste en una compleja red repleta de miles de millones de neuronas y células.

Por otro lado, el diencéfalo, pesa solo alrededor del 2 por ciento del peso del sistema nervioso central. Sin embargo, el diencéfalo tiene una importancia funcional tremenda y sumamente importante.

Partes del diencéfalo

El cerebro puede subdividirse mediante muchos sistemas de clasificación. Una de ellas es la que se refiere a la dualidad del cerebro es el diencéfalo que ocupa la región central del cerebro. El diencéfalo es una región compleja que se compone de las siguientes partes:

Tálamo

El tálamo, que viene de una palabra en griego que significa "cámara", es una gran masa de materia gris ubicada en la parte dorsal del diencéfalo.

El tálamo tiene varias funciones, por ejemplo, la transmisión de señales sensoriales, incluidas las señales motoras a la corteza cerebral y la conciencia, el sueño y el estado de alerta.

Por otro lado, anatómicamente, es una estructura simétrica que se divide en dos mitades: izquierda y derecha.

Hipotálamo

El hipotálamo es una pequeña región del cerebro, ubicado en la base del cerebro, cerca de la glándula pituitaria.

Si bien es muy pequeño, el hipotálamo desempeña un papel crucial en muchas funciones importantes, que incluyen: liberar hormonas, regular la temperatura corporal, mantener los ciclos fisiológicos diarios, controlar el apetito, manejo del comportamiento sexual, y regular las respuestas emocionales, entre otros.

Epitálamo

El epitálamo es un segmento posterior del diencéfalo. El epitálamo actúa como una especie de conector del sistema límbico y otras partes del cerebro.

Algunas de sus funciones incluyen la secreción de melatonina y la regulación de las vías motoras y las emociones.

Subtálamo

El subtálamo está vinculado al movimiento corporal y cuenta con gran cantidad de conexiones con diferentes regiones cerebrales. Esta estructura del diencéfalo se encuentra entre el tronco del encéfalo y los hemisferios cerebrales.

El subtálamo es responsable de promover la sexualidad, la ingesta de alimentos y agua y el mantenimiento de la hidratación junto con la actividad cardiovascular.

Hipófisis

La hipófisis, es una glándula endocrina, del tamaño de un guisante, que regula varios procesos fisiológicos (incluidos el estrés, el crecimiento, la reproducción y la lactancia).

Las hormonas secretadas por esta glándula ayudan a controlar el crecimiento, la presión arterial, la energía, los órganos sexuales, la glándula tiroides y el metabolismo, así como algunos aspectos del embarazo, el parto, la lactancia, la concentración de agua y sal en los riñones, la regulación de la temperatura, y alivio del dolor.

Retina y nervio óptico

El nervio óptico es el encargado de conectar el ojo con el cerebro. El nervio óptico transporta los impulsos formados por la retina.

Estos impulsos se envían a través del nervio óptico al cerebro, que los interpreta como imágenes.

Tercer ventrículo

El tercer ventrículo es una cavidad del tálamo y el diencéfalo. El tercer ventrículo es uno de los cuatro ventrículos del cerebro que se comunican entre sí.

Al igual que los otros ventrículos del cerebro, está lleno de líquido cefalorraquídeo, que ayuda a proteger al cerebro de lesiones y a transportar nutrientes y desechos.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud