Artículo Revisado・Medicinas

¿Qué es la dishidrosis y cómo es el tratamiento para combatirla?

Escrito por Jesús Emilio TorrealbaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y es allí donde más se manifiestan patologías muy molestas, que estéticamente afectan al ser humano. Una de estas enfermedades es la dishidrosis, que se manifiesta muy particularmente en manos y pies.

En el siguiente artículo, te damos toda la información sobre esta patología y te explicamos cuáles son las alternativas terapéuticas existentes para su tratamiento.

¿Qué es la dishidrosis?

La dishidrosis, también llamada eccema dishidrótico o ponfólix en algunas literaturas médicas, pertenece al grupo de patologías denominadas eczemas, cuya causa se le atribuye a factores endógenos, que pueden aparecer como respuesta a distintos estímulos, o desencadenantes aún no definidos por la ciencia.

Esta ocurre en manos y pies, sobre todo en mujeres, y se caracteriza por presentarse con la formación de pequeñas ampollas llenas de líquido en la palma de las manos y la planta de los pies. Esta enfermedad se ha relacionado a otra patología llamada dermatitis espongiótica.

Nota: En un artículo sobre la “Dishidrosis”, se relaciona directamente la dermatitis espongiótica a la aparición de las vesículas propias de la dishidrosis. (1)

¿Qué provoca la dishidrosis?

Las causas que originan la dishidrosis no están del todo claras y se asocian a otras enfermedades. A continuación te describimos algunas de ellas:

1. Dermatitis atópica

La dermatitis atópica, es la manifestación en la piel de una situación alérgica generalizada. Las personas que padecen de dermatitis atópica, suelen también tener ampollas y eczema como manifestación de la dishidrosis.

Aunado a esto, se ha manifestado que la dermatitis atópica ocasiona una alteración en las funciones protectoras e inmunológicas de la piel, por la cual aparecen estas ampollas en manos y/o pies.

2. Alergias

La aparición de la dishidrosis, también se ha relacionado con distintas patologías alérgicas a sustancias como perfumes, medicamentos o el níquel. También otras patologías alérgicas, como dermatitis de contacto o asma se han asociado a esta enfermedad.

Cuando se tiene conocimiento del padecimiento de esta enfermedad, en prevención se deben limitar alimentos como arenques, judías, cebollas, maíz, espinacas entre otros, ya que éstos podrían causar reacciones alérgicas en ciertas personas.

Para destacar: Un estudio sobre “El papel de la alergia a los metales y la hiperhidrosis local en la patogénesis de pompholyx”, concluye que en estudios in vivo hay evidencia para afirmar que existe en personas la sensibilidad a compuestos metálicos que pueden desencadenar la dishidrosis. (2)

3. Infecciones

Otras afecciones, igualmente se han asociado a la aparición de vesículasen las manos o los pies como infecciones micóticas de la piel, incluso en casos donde esta está alejada de pies y manos como la micosis de ingle o infecciones por VIH.

Un estudio asoció a la infección por tinea pedis, comúnmente llamada pie de atleta, a la aparición de las erupciones vesiculares en las manos. (3)

4. Fiebre del heno

Esta patología se caracteriza por signos y síntomas parecidos al resfrío, como secreción nasal, picazón en los ojos, congestión, estornudos entre otros. Durante el padecimiento de la fiebre del heno en pacientes, se han observado también la formación de vesículas y ampollas en manos y/o pies.

5. Estrés

El estrés se caracteriza por presentarse como una reacción fisiológica del organismo, el cual genera una respuesta ante condiciones percibidas por el individuo como demandantes, activando el sistema inmunológico que en algunas ocasiones pueden perturbar el equilibrio físico y emocional de una persona.

En ciertos pacientes con estados de estrés emocional, después del reconocimiento diagnóstico del especialista, se ha detectado la aparición de la dishidrosis.

Para destacar: En un artículo sobre “El estrés en el ámbito de los profesionales de la salud”, se manifiesta que entre los síntomas físicos más representativos del estrés, se incluye a la dishidrosis como una de las alteraciones de la piel. (4)

6. Piel sensible

La piel de nuestro cuerpo puede llegar a sensibilizarse por variados motivos, que van desde factores medioambientales como la fluctuación térmica, hasta desencadenantes internos como cambios hormonales. Se pueden presentar alteraciones cutáneas como descamación, enrojecimiento, hinchazón o aspereza.

Síntomas de la dishidrosis

Los síntomas que manifiesta esta enfermedad, están más asociados a otras enfermedades que hacen desencadenar la dishidrosis. A continuación se los mencionamos:

1. Ampollas en manos y pies

La manifestación principal de esta enfermedad, es la aparición de pequeñas vesículas o grandes ampollas llenas de líquido. Estas ampollas aparecen particularmente en las palmas de las manos, entre los dedos de las manos y en las plantas de los pies.

2. Descamación de la piel

La descamación de las vesículas, o de las ampollas dependiendo de la fase en que se encuentre la afección, es otra de las características de esta enfermedad.

En algunos pacientes predomina la fase vesicular, cuando el eccema es de intensidad leve o moderada y en otros la fase descamativa, en donde la afectación es más severa dando lugar a erosiones y fisuras.

3. Dolor, irritación y comezón

Otra característica de la dishidrosis, es la presencia del dolor cuando la ampolla aumenta de tamaño, y esto es debido a que ella crece hacia la parte interna de la piel, específicamente hacia la dermis. La presión sobre la vesícula o la ampolla causa una reacción dolorosa.

Así mismo, en las zonas adyacentes a la vesícula o la ampolla se crean zonas inflamadas y enrojecidas o eritemas que causan irritación y comezón.

¿Cómo combatir la dishidrosis?

Siendo la dishidrosis una enfermedad que no tiene cura, los tratamientos que han de recomendarse en cada caso en particular, están dirigidos a mitigar los síntomas de otras patologías que dan origen a la dishidrosis. Te mencionamos los más utilizados:

1. Compresas frías

La medicina tradicional recomienda como tratamiento casero, la aplicación de compresas frías, con la finalidad de reducir las sensaciones incómodas de la irritación y la comezón.

Nota: El tratamiento va dirigido a mitigar los efectos de la dishidrosis, ya que esta enfermedad no tiene cura y no existen tratamientos que permitan controlar los brotes.

2. Corticoides tópicos u orales

En los casos en que se compruebe que la dishidrosis es causada por algún tipo de alergia, se recomienda el uso de fármacos corticoides en forma de tópicos u orales para mitigar los síntomas de la alergia y con ello lograr una recuperación más rápida de la dishidrosis.

Importante: Debe consultar a su médico para que le indique cuál presentación de corticoides debe usar, luego que le realice una evaluación del estado de las vesículas o ampollas.

3. Antiinflamatorios

El eczema en la dishidrosis ocurre por la acumulación de líquido en las vesículas o las ampollas. En los casos muy crónicos o reincidentes, se ha recomendado el uso de metotrexato o la ciclosporina.

Nota: Es recomendable la consulta inmediata al especialista para que realice una evaluación y le indique el tratamiento.

4. Fototerapia

Esta es una terapia, que combina la exposición a la luz ultravioleta con medicamentos que ayudan a volver la piel más receptiva a los efectos de ese tipo de luz. El especialista puede recomendarlo en caso de que otros tratamientos no resulten eficaces.

Nota: En un artículo sobre “Exposición a la luz solar como terapia adyuvante para el eccema dishidrótico”, se manifiesta el beneficio que puede traer la exposición controlada a luz solar sobre la dishidrosis. (5)

5. Toxina botulínica

El uso de botox, ha sido otra alternativa que ha demostrado ser efectiva para el tratamiento de la dishidrosis, ya que inhibe la producción de sudor en las glándulas ecrinas, minimizando la formación de ampollas con líquido.

Un artículo científico sobre “Toxina botulínica en enfermedades dermatológicas incapacitantes”, manifiesta que la toxina botulínica puede representar una alternativa viable en el tratamiento de afecciones cutáneas como la dishidrosis. (6)

Importante: La administración de esta sustancia debe ser recetada y aplicada por un médico especialista.

Conclusiones Claves

  • La dishidrosis es una enfermedad vesicular frecuente, que puede aparecer en cualquier persona sin distinción de sexo o edad..
  • Se presenta en manos y pies, y no es contagiosa, caracterizada por la aparición de vesículas y ampollas con líquido.
  • Son dolorosas, causan picor e irritación en casos graves.
  • Esta patología no tiene cura, los tratamientos que se indican es para mitigar los efectos molestos de las vesículas o ampollas.
  • Las infecciones en estas vesículas pueden agravar la enfermedad.