Artículo Revisado・Medicinas

Dolor de vesícula: causas y tratamiento

Escrito por Marie GalindoRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La vesícula es un órgano que forma parte del sistema digestivo, siendo un pequeño saco que se encarga de almacenar bilis.

Las afecciones y dolores, suelen presentarse en el cuadrante superior derecho del abdomen y con un cuadro de prolongación de varias horas, usualmente, durante la noche o después de consumir alimentos muy pesados.

En el siguiente artículo, hablaremos sobre las causas de estos cuadros de dolor de vesícula, qué complicaciones pueden presentarse y cómo reducir o desaparecer los síntomas de los mismos.

Causas del dolor de vesícula

Los dolores de vesícula, suelen presentarse a partir de ciertos motivos bastante específicos. Los mismos serán mencionados y descritos a continuación.

1. Cálculos biliares y tumores

Los cálculos biliares son piezas duras que suelen ser llamadas piedras, formadas por material donde predomina colesterol, proteínas, minerales y mucina. La presencia de pequeños cálculos en la vesícula se denomina “litiasis biliar” y producen molestias (como dolor agudo) dependiendo bastante de la magnitud de los mismos.

Por otro lado, los tumores son menos frecuentes y pueden ser tanto malignos como benignos. Los síntomas se van agravando gradualmente y se detectan a través de ecografías. Estos pueden producir obstrucción en las vías biliares.

Nota: En caso de ser malignos los tumores en la vesícula, estos se caracterizan por tener una alta tasa de mortalidad.

2. Obstrucción de las vías biliares

Las obstrucciones de los conductos biliares suelen presentarse, como mencionamos previamente, debido a tumores o quistes. En esos casos la bilis se acumula en el hígado y por esta razón se puede conllevar a una ictericia (coloración amarilla en la piel) como uno de sus principales síntomas. (1)

Este tipo de obstrucciones tiene un tratamiento sencillo, mientras sea identificada a tiempo, debido a que una prolongación de la obstrucción puede desarrollar otro tipo de enfermedades hepáticas de potencial gravedad.

Nota: Este tipo de obstrucciones, aunque sean en pequeña cantidad, suelen conllevar a la aparición de trastornos o enfermedades digestivas.

3. Trastornos en los vasos sanguíneos

Existen dos vasos sanguíneos (vena porta y arteria hepática) sumamente importantes, que funcionan como conductos y permiten recibir tanto oxígeno como nutrientes al hígado. Un trastorno que produce dilatación en estos vasos, conlleva a la aparición de colecistitis (inflamación de la vesícula) debido a la disminución del flujo de sangre.

Complicaciones del dolor de vesícula

Posterior a la aparición de los motivos potenciales para los dolores en la vesícula, existen también ciertas complicaciones que pueden ser consecuencia de ignorar la sintomatología presentada. Por esta razón, a continuación serán mencionados para su consideración.

1. Infecciones

Las infecciones pueden producirse debido a la persistencia de la colecistitis, sobre todo, motivado a la inflamación presente y la posible acumulación de bilis en esa zona del cuerpo, cuando esta debería fluir hasta el intestino delgado.

2. Perforación

La perforación de la vesícula suele ser una complicación de la colecistitis en presencia aguda, con una tasa de mortalidad de aproximadamente el 70% de las personas. Sobre todo, cuando el diagnóstico es tardío.

3. Gangrena

Como mencionamos previamente, existe un tipo de trastorno en los vasos sanguíneos que pueden reducir el flujo de sangre en la vesícula, por lo cual, la misma deja de funcionar y se produce muerte del tejido orgánico.

Nota: Esto puede suceder como consecuencia de infecciones graves, lesiones, cirugías y traumatismos.

¿Qué es bueno para el dolor de vesícula?

El dolor de vesícula se presenta en cuadros que tienden a durar varias horas, por lo que existen ciertos tratamientos que reducen los síntomas, incluso cuando el tratamiento indicado sea la extracción de la misma para minimizar los riesgos. A continuación se mencionan y describen.

1. Fármacos antibióticos y analgésicos

Los analgésicos y antibióticos, son orientados a la disminución de la sintomatología y reducción de riesgos, debido a que además de aliviar los dolores, tienen la capacidad de desinflamar y combatir la infección, produciendo un efecto bastante significativo en el paciente. (2)

2. Cirugía de extracción de la vesícula

Es llamada colecistectomía y es una intervención de pequeñas incisiones que permite la extracción de este órgano, por lo que es considerada poco invasiva y bien tolerada por las personas que la requieren. (3)

Conclusiones Claves

  • El dolor de vesícula suele ser consecuencia de algún trastorno presente en el órgano, sean cálculos, obstrucciones o incluso problemas de flujo correcto de la sangre.
  • Los tumores en la vesícula biliar pueden ser benignos o malignos, pero siempre requieren intervención quirúrgica.
  • La perforación de la vesícula biliar y exposición de la bilis en el sistema digestivo,es potencialmente mortal y una complicación bastante común frente a la irresponsabilidad del reconocimiento de síntomas.
  • Se aplican tratamientos antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos para la reducción y alivio de síntomas.