Psicología y Salud emocional

¿Qué es El Ello?: características y funciones

Escrito por Jesús Emilio Torrealba

Junto al “yo” y al “superyó”, el “ello” forma parte de los componentes de la personalidad de acuerdo a la corriente del psicoanálisis de Sigmund Freud.

Estos componentes a pesar de tener una clara diferenciación, no funcionan por separado, sino que trabajan coordinadamente manteniendo una estrecha relación y así definir la personalidad del individuo.

En este sentido, Freud denomina a “El Ello” como la más primitiva región del aparato psíquico, donde se encuentra lo heredado, lo innato, lo instintivo o lo constitucional y concierne a los impulsos psíquicos.

El “ello” junto al “yo” y al “superyó”, comprenden la gran renovación metapsicológica que Freud introdujo con la llamada segunda tópica (modelo estructural del aparato psíquico).

A continuación, en este artículo te daremos explicación de esta instancia de la personalidad humana.

¿Qué es El Ello?

Es la instancia psíquica primaria. Aquí se encuentran las pulsiones sexuales, las pulsiones agresivas rigiéndose por el “principio del placer”. El "ello" es la fuente de toda la energía psíquica.

El propósito de esta instancia, es satisfacer las necesidades básicas del sujeto manifestándose a través del placer.Si estas necesidades no son satisfechas de forma inmediata, el resultado es un estado de ansiedad y tensión en el individuo.

Por describirlo de alguna forma, constituye la caja negra de todo aquello que el consciente no quiere hacer presente o no quiere manifestar.

“El ello” funciona en la instancia del inconsciente y está presente desde el mismo momento del nacimiento. Para Freud, el "ello" nace del contenido del inconsciente (todo lo reprimido) de la primera tópica más un aspecto nuevo llamado "pulsión de muerte".

También está constituido por los instintos adquiridos inclusive de nuestra genética, cómo el de supervivencia, el "ello" es el resto psíquico inconsciente. Cabe destacar, que Freud tomó el término de “ello” del médico y escritor considerado el pionero de la medicina psicosomática, Georg Groddeck.

Por otra parte, Jacques Lacan, seguidor de la corriente de psicoanálisis, llama al “ello” de Freud, como “eso”, esto para diferenciarlo de su propia perspectiva interpretativa en cuyo contexto entra en lenguaje.

En otras ideas, Melanie Klein, en su artículo “La influencia mutua en el desarrollo del yo y el ello”, manifiesta que el instinto de vida y muerte no prevalece en el “ello”, sino que involucra al yo (El temor primordial de ser aniquilado fuerza al yo a la acción y engendra las primeras defensas).

Características del Ello

Este componente de la personalidad, está construido de cualidades muy particulares que lo definen y delimitan de los otros que estructuran la personalidad. Las características señaladas a continuación, describen los rasgos más distintivos de este elemento de la personalidad.

Forma parte de la psique humana

Considerando la psique como el conjunto de procesos conscientes e inconscientes propios de la mente humana, el "ello" se encuentra según Freud en la instancia inconsciente de la mente humana.

Está presente desde el nacimiento

Desde el mismo momento de nuestro nacimiento, ya contamos con una carga genética psíquica que nos aferra a la vida.

Esa carga genética constituye el instinto de pedir alimento, de respirar, de eliminar desechos metabólicos como la orina, las heces, el sudor. En fin, todo aquello que en primera instancia permite nuestra supervivencia.

Domina en los primeros años de vida

En relación con el texto anterior, desde el nacimiento el "ello" controla la satisfacción de nuestras necesidades e instintos primarios para la supervivencia.

Se considera la parte primitiva del ser humano

Al inicio de nuestra vida, el "ello" no ha tenido ningún tipo de contacto, ni con personas ni con el entorno por lo que al principio está contenido de los instintos básicos de supervivencia.

A medida que tiene contacto con el "yo", este lo va alimentando de nuevas experiencias, pero recordemos que el “ello” se nutre de las experiencias que el “yo” no quiere manifestar.

Opera según el principio del placer

El “ello” busca la satisfacción de los deseos básicos del individuo y lo hace obteniendo la sensación de placer. Cuando surge una demanda (pulsión), esta se manifiesta a través de una tensión. El “ello” busca liberar esa tensión buscando la gratificación inmediata a través del “principio de placer”.

Expresa los impulsos y deseos

El “ello” es el mecanismo por el cual el inconsciente libera de tensión a las pulsiones que el consciente no quiere manifestar, pero que en algún momento debe exteriorizarlos, porque en caso contrario se formaría un conflicto en esta instancia.

El “ello” es el sitio psíquico inconsciente que intenta expresar de manera consciente los deseos y pulsiones que han sido contenidas o reprimidas por el “yo”.

El desequilibrio en el “ello” puede dar paso a una sociopatía, una impulsividad que pone en peligro tanto a la persona que la experimenta como a los demás, ya que la prioridad absoluta es satisfacer necesidades con urgencia.

Utiliza la condensación y el desplazamiento

La condensación y el desplazamiento son mecanismos de defensa involuntarios e inconscientes, que evitan que los impulsos e instintos acumulados en el “ello” tomen la parte consciente del individuo para manifestarse.

Son mecanismos característicos en el sueño y ocurren mediante la representación de situaciones, deseos reprimidos entre otros, en que el “yo” no permite su manifestación, pero que a través del sueño se expresan y ocurre la liberación de la tensión acumulada en el “ello”.

Presenta conflicto con el Yo y el Superyó

La instancia por la cual el “ello” busca exteriorizar las emociones y deseos del inconsciente es a través del “yo”, pero este que funciona bajo el principio de realidad que no permite que esas pulsiones se manifiesten libremente.

Por otra parte, el “superyó” que funciona a través del “principio del deber”, coloca reglas éticas y morales al “ello” y le impide en cierta forma expresarse a través del “yo”.

Desde esta perspectiva, el “ello” presenta dualismo de conflictos con estas instancias porque no sabe ni conoce de reglas o normas. Su función se basa en descargar la tensión, sin importar la forma en que lo hace.

No se contacta directamente con el exterior

El “ello” carece de la facultad de comunicarse con el exterior directamente, por encontrarse inmerso en el inconsciente. La figura intermediaria para esto es el “yo”, quien canaliza la liberación de la tensión acumulada.

No conoce normas ni leyes

Siendo la instancia primitiva y básica de la personalidad, no sabe de restricciones. El “ello” existe sólo para almacenar y satisfacer pulsiones a través del placer.

Se manifiesta en sueños, delirios y alucinaciones

Las formas en que el inconsciente se manifiesta con regularidad, es a través de los sueños como mecanismo de defensa o de liberación de las tensiones acumuladas.

Los sueños para Freud, “son una expresión del mundo subconsciente y que la motivación de esta actividad onírica es el cumplimiento de los instintos y deseos que no se han visto satisfechos en el día”.

Cuando estas tensiones se manifiestan en delirios o alucinaciones, son síntomas que pueden indicarnos la presencia de patologías psicológicas a causa de un desequilibrio en el “ello”.

Funciones del Ello

A pesar de que la función del “ello” está muy bien definida, existen otras complementarias que le dan sustento a su existencia dentro de la teoría del psicoanálisis y que a continuación se mencionan:

Almacenar la energía psíquica

Para entrar en contexto, Freud define a la energía mental como una transformación de la energía física.

En este sentido el psicoanalista habla de pulsiones, siendo ella la representación psíquica de una fuente de energía interna biológica.

La pulsión exige satisfacción, la cual se manifiesta de forma constante. Es característica de la pulsión, someter al aparato psíquico a una tensión que se mantiene constante con el fin único de mitigar o suprimir esa tensión.

Esta energía es vital para el funcionamiento de los procesos psíquicos y biológicos del organismo.

Contener deseos y fantasías

Como se ha mencionado con anterioridad, el “ello” es la caja negra que almacena todo aquello que el “yo” no quiere manifestar a través del consciente. Gracias a este mecanismo nuestro comportamiento no es primitivo.

Liberar la excitación mediante estímulos internos y externos

Una de las funciones del “ello”, es encargarse de la descarga de cantidades de excitación (energía), llamadas tensión, que se liberan mediante estímulos internos o externos.

Este proceso se logra a través del “principio del placer”, cuya finalidad es reducir la tensión a un nivel aceptable y mantenerlo equilibrado tanto como sea posible.

Mantener contacto con los procesos corporales

El organismo a través del “ello”, garantiza el funcionamiento de sus procesos más básicos , ya que es considerado como un aparato reflejo que descarga por vías motrices cualquier excitación sensorial que sea percibida.

Por ejemplo, cuando cerramos los párpados de los ojos de forma inconsciente al recibir una cantidad de luz excesiva con la finalidad de proteger la retina. Este acto reflejo está almacenado en el inconsciente y se manifiesta automáticamente en un proceso corporal de protección.

Para resumir, el “ello” es el primer componente de la personalidad humana según la teoría del psicoanálisis de Sigmund Freud.

Funciona desde el inconsciente y es el almacén de las pulsiones e instintos básicos del individuo. Su función principal es la de liberar la tensión causada por las pulsiones.

Este proceso se realiza a través del principio del placer. A medida que el consciente adquiere nuevas experiencias, el “ello” recibe de ese consciente todas aquellas experiencias que no quiere recordar.

Este componente va a tener una dualidad de conflictos frente a los otros elementos de la personalidad.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud