Artículo Revisado・Medicinas

Las 10 enfermedades respiratorias más frecuentes

Escrito por Marie GalindoRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Existe una amplia gama de enfermedades respiratorias que son importantes reconocer, debido a que las mismas complican la función esencial de suministrar oxígeno al cuerpo. La principal causa de estas puede ser desde condiciones congénitas, hasta afecciones por exposición ocupacional.

En el siguiente artículo, ahondaremos sobre cuáles son las 12 enfermedades respiratorias más frecuentes, entendiendo de qué van y los motivos de sus apariciones.

¿Qué son las enfermedades respiratorias?

Una enfermedad respiratoria, es toda aquella que comprometa el funcionamiento correcto del sistema respiratorio. Son afecciones, y trastornos, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) aproximadamente 4 millones de personas mueren anualmente a nivel mundial debido a una enfermedad respiratoria crónica, de las tipo obstructivas.

Nota: Las enfermedades respiratorias tienen un pronóstico variable para cada paciente y sus respectivos cuidados, como el cumplimiento correcto del tratamiento y la reducción de exposición a agentes que puedan influir en la aparición o complicación de estos trastornos.

¿Cuáles son las enfermedades respiratorias más frecuentes?

A continuación se mencionan y explican las 12 enfermedades respiratorias más frecuentes, comprendiendo además el riesgo que implican y cómo evitar los problemas asociados.

Importante: Es indispensable asistir a un profesional médico para hacer frente a este tipos de problemas. La salud no es un juego.

1. Gripe

La gripe es una enfermedad de carácter viral, es infecciosa y suele aparecer de forma brusca. Presenta sintomatología que incluye molestias en la garganta, cefalea, dolores musculares y en algunos casos, tos.

Es bastante contagiosa, sobre todo por medio del contacto con otras personas contagiadas y fluidos expulsados a través de estornudos y tos. Es normal incluso contraer gripe varias veces en un mismo año, sobre todo si el sistema inmunológico se encuentra en alguna condición de deficiencia o existe algún factor de patrón estacional que puedan influir en una epidemia del virus.

2. Asma

El asma es un trastorno en el cual se produce la inflamación crónica de los bronquios, se presenta en cuadros y es detonado a partir de ciertos elementos. Produce una sensación de ahogo y dificultad respiratoria. Está motivada por la inflamación de las vías respiratorias, donde se emiten pitidos al fallar la respiración.

Nota: Los factores que influyen en el asma están compuestos entre ambientales y genéticos, provocando que los pulmones no tengan la movilización correcta, donde al aire le cuesta hacer el recorrido normal a través de las vías respiratorias. (1)

3. Bronquitis

Es una inflamación de los conductos bronquiales, producida por infecciones o gripes previas que han tenido una deficiente recuperación. Es grave y los fumadores son los individuos más propensos a sufrir este tipo de enfermedades.

Produce mucosidad en las vías respiratorias que se ve reflejada al toser, y es importante saber que el tratamiento con antibióticos no es muy bien recomendado para estos casos.

Importante: Se recomienda mantenerse hidratado, evitar agentes externos que puedan empeorar el cuadro y consumir alimentos o productos que ayuden a refrescar y aclarar la garganta, como la menta, limón y jengibre.

4. Sinusitis

La sinusitis es una inflamación que se produce en las cavidades alrededor de los conductos nasales (senos paranasales). Produce obstrucción nasal y dolor en el área, incluyendo la cabeza.

La inflamación puede ser producida por hongos, una bacteria o virus, aunque también se puede presentar como una reacción alérgica. Es importante la atención y asistencia médica, sobre todo cuando comienza a presentarse una disminución del sentido del olfato, fiebre, fatiga y sensación de presión facial.

Nota: Suele ser tratado con antibióticos y la búsqueda de los factores que hayan desencadenado el cuadro para reducir los riesgos. (2)

5. Amigdalitis

La amigdalitis es una afección bastante común y característica por su inflamación de las amígdalas y dificultad para tragar. Suele ser ocasionada por una infección viral y es algo que en estadística, alguna vez en la vida se llega a sufrir.

Se presenta con inflamación de las glándulas ubicadas en el cuello, fiebre y mal aliento. Se trata con descanso, hidratación y se recomiendan gárgaras saladas y medicina para desinflamar y evitar el dolor constante. En pocos casos existe la necesidad de retirar las amígdalas con intervención quirúrgica. Sobre todo si los cuadros son muy frecuentes.

6. Rinitis

La rinitis produce estornudos constantes, secreciones nasales y picor nasal. Es un trastorno otorrinolaringológico, debido a que se caracteriza por ser una hinchazón en la membrana mucosa que hace presencia de congestión y dolores, que abarcan los oídos. (3)

Las causas más frecuentes de la rinitis son alergia y resfriados, lo cual permite que se clasifique en rinitis alérgica, rinitis no alérgica, rinitis aguda y rinitis crónica. En todo esto influye más que nada la evolución de la enfermedad y los cuidados realizados.

7. Neumonía

La neumonía es una inflamación e infección de uno o ambos pulmones. La misma puede ser provocada por diferentes microorganismos y produce tos, fiebre y dificultad para respirar.

El diagnóstico suele requerir rayos x del tórax y una exploración física, donde al realizar la identificación es importante comenzar el tratamiento de inmediato para evitar complicaciones indeseadas.

8. Faringitis

Es una enfermedad de naturaleza bacteriana y es viral. Suele aparecer con una sintomatología dolorosa y llegar a comprometer órganos como los pulmones o los intestinos.

Para destacar: Se presenta con malestar general, fiebre, dolor al tragar e inflamación en los ganglios cervicales. Pocas veces la faringitis va a ser producida a causa de un hongo, a menos que exista la vulnerabilidad presente en pacientes que reciben tratamiento para cáncer.

9. Enfisema pulmonar

El enfisema pulmonar es definido en términos generales, como una afección que conlleva a dificultad para respirar. Es una enfermedad de tipo obstructiva y crónica, donde existe un agrandamiento permanente de los espacios en los bronquiolos terminales.

Los enfisemas se caracterizan, por presentar una sensación de cansancio respiratorio incluso cuando se está en reposo, y el pronóstico y recuperación dependerá del daño causado en los pulmones y las medidas terapéuticas tomadas en la plena identificación de la enfermedad. (4)

10. Cáncer de pulmón

Un cáncer de pulmón es una afección que suele comenzar en los pulmones, pero termina abarcando todos los componentes de las vías respiratorias. Existe una clasificación que parte del tamaño de las células cancerígenas, siendo este cáncer de pulmón de células pequeñas y de no pequeñas, donde este último es el más frecuente. (5)

El cáncer pulmonar suele detectarse cuando ya está en estado avanzado, debido a la agresividad de su naturaleza y presenta sintomatología de: cansancio, tos, pérdida de apetito, dolor y dificultad para respirar.

Nota: Para el cáncer pulmonar se aplican tratamientos de quimioterapia y radioterapia, incluso en combinación para poder detener la proliferación de estas células.

Conclusiones Claves

  • Las enfermedades que se presentan en las vías respiratorias son bastante comunes y delicadas.
  • Un mal cuidado de las enfermedades respiratorias, o incumplimiento del tratamiento aconsejado, puede traer consigo complicaciones no deseadas e innecesarias.
  • Tienen una amplia variedad de afecciones y enfermedades, que en muchos casos su principal causa es por agentes externos y elementos alérgicos.
  • Es importante tener una revisión constante si nos vemos expuestos a agentes químicos o al humo del tabaco para prevenir un diagnóstico tardío.
  • Los niños suelen ser bastante propensos a contagiarse más fácilmente de gripes y rinitis, por lo que el seguimiento correcto del tratamiento evitará una recuperación insatisfecha.