Psicología y Salud emocional

Enojo: qué es, causas y efectos en la salud

Escrito por Ydequis Álvarez

El enojo es una emoción con la que convivimos todos, la cual ha sido protagonista de muchas tragedias; pero en otros casos ha puesto orden y justicia en la sociedad. Varios psicólogos expresan que tenemos derecho a sentirnos enojados, más no a agredir bajo su influencia.

Todos experimentamos episodios en donde nos mostramos enojados o furiosos, ya que se trata de un estado emocional, que es provocado por situaciones de disgusto imprevistas que afectan emocionalmente y no se puedan controlar de manera sencilla.

Estar en un estado de enojo, puede hacer presentar distintas características perjudiciales para la salud o en las relaciones interpersonales con los demás, siendo necesario el cómo saber dominar esta emoción para minimizar los efectos negativos que trae.

En este artículo encontrarás toda la información necesaria sobre el enojo en las personas, entre las cuales se mencionan, causas, características, efectos en la salud y los métodos efectivos para saber cómo dominarlo o para ayudar a otros.

¿Qué es el enojo?

El enojo es un estado emocional que experimentan las personas cuando se encuentran furiosos. Ésta se puede demostrar a través de agresiones físicas o verbales hacia una persona específica, o por algún suceso de disgusto que haya ocurrido en el momento.

Un artículo publicado sobre el enojo por el Departamento de Asuntos Veteranos de los Estados Unidos, explica que es una emoción natural, y que puede variar dependiendo de los sentimientos de intensidad que tenga la persona en ese momento.

Causas del enojo

El enojo puede ser causado por situaciones externas o internas, que afecten de manera dolorosa o molesta a las personas, trayendo como consecuencia actitudes furiosas e irritantes. Por lo cual, se toman en cuenta las siguientes causas de este estado emocional:

Externas

Las situaciones externas, pueden ser causas comunes para que las personas se enojen de manera frecuente, ya que se tratan de sucesos que no se pueden controlar y que pone en apuros o en una fuerte presión al individuo, lo cual le genera ira y frustración por ello.

Dentro de las situaciones externas que generan enojo y malestar en las personas, se encuentran como ejemplos, el tráfico vehicular atascado, retraso de envíos importantes o problemas de servicios básicos, que son sucesos que no se pueden controlar.

Internas

Los enojos causados por situaciones internas, son sucesos que pueden ser controlados por las personas, pero que de alguna forma se ven afectados de manera negativa en sus vidas, haciéndolos actuar con ira. Estos pueden ser errores cometidos sin intención.

Las causas internas originan en las personas emociones negativas que los hace mantener enojados, ya que se trata de sentimientos como la impotencia, tristeza, miedo, decepción, impaciencia o inseguridad que alteran la conducta de la persona.

Características del enojo

El enojo presenta varias características, ya que se trata de un estado emocional en el que las personas pueden tener distintas actitudes o reacciones por la irritabilidad y molestia que tienen, por lo que pueden manifestar las siguientes:

Constituye una emoción natural

El enojo se puede llegar a experimentar como una emoción natural en cualquier momento, haciendo que este estado emocional sea completamente normal, ya que es causado por la indignación, ira e irritación por situaciones o hechos.

Un estudio realizado en la Universidad Nacional Autónoma de México, menciona que el enojo es una emoción básica y natural del ser humano, en respuesta a situaciones o hechos que generan frustración, estrés o en la que se vean amenazadas las personas.

Genera irritabilidad y molestia

La irritabilidad y molestia, es una característica generada por el enojo de las personas, ya que es una sensación normal cuando se ven afectados por un acto de injusticia, ofensa o agresión, en la que pueden llegar a desquitarse con familiares, amigos o en el trabajo.

Ocasiona la pérdida del autocontrol

La pérdida de autocontrol, puede ser posible cuando las personas se sienten con mucho enojo por algún suceso que los haya afectado. Esto los puede hacer actuar de una manera irracional sin que puedan medir las consecuencias de sus acciones.

Incrementa los niveles de adrenalina

Cuando las personas se sienten enojadas suele haber un aumento en los niveles de adrenalina, ya que se trata de una emoción intensa que provoca una fuerza histérica. Esto como consecuencia, trae efectos negativos en el cuerpo como la ansiedad.

Un estudio que se realizó en la Universidad Nacional Autónoma de México, revela que una característica del enojo, es el aumento drástico en los niveles de adrenalina, lo que hace más fácil a las personas cometer acciones vigorosas que puedan ser negativas.

Aumenta el ritmo cardíaco y presión sanguínea

El enojo genera en las personas, un aumento significativo en el ritmo cardíaco y en la presión sanguínea. Esto es una característica perjudicial, ya que puede causar ataques de taquicardia o hipertensión, volviéndose un daño serio en la salud de los individuos.

Se puede manifestar en agresión física y verbal

Este sentimiento se manifiesta como agresión física o verbal, contra aquellos que la originaron, ya que la fuerte sensación de impotencia que tienen en ese momento, hace que se cometan acciones agresivas de golpear, insultar o herir a alguien con un objeto.

Un estudio realizado en la Universidad Iberoamericana de Puebla, afirma que el enojo hace actuar a las personas de manera frecuente con violencia, en la que buscan golpear a alguien o dañando objetos, siendo esta la manera en la que desquita su ira.

Efectos del enojo en la salud y bienestar

El enojo es una emoción de gran intensidad que provoca efectos en la salud y bienestar de las personas, siendo la mayoría de éstas negativas, ya que afectan en su organismo y en las relaciones interpersonales, por lo cual se pueden encontrar las siguientes:

Alteración del sistema inmune

Las personas al sentir un enojo muy intenso, pueden llegar a alterar su sistema inmune y ser más propensos a sufrir distintas enfermedades. Esto se debe al aumento de las sustancias químicas del cuerpo que alteran el buen funcionamiento del organismo.

Respiración acelerada

El enojo provoca en las personas, una respiración acelerada por causa del estrés y ansiedad. Esto es un efecto negativo para la salud, ya que el corazón bombea sangre con más intensidad y puede llegar a provocar otros síntomas perjudiciales en el individuo.

Dolores musculares y de cabeza

El enojo puede llegar a provocar en las personas dolores musculares y jaquecas, por situaciones en las que estén con mucho estrés o ansiedad. Esto como consecuencia puede hacer presentar este efecto negativo de forma frecuente por varios días.

Trastornos digestivos

Es posible que los trastornos digestivos en las personas, sea un efecto originado por el enojo. Esto aumenta el riesgo de que se presenten de manera inmediata, síntomas como el vómito, dolor de estómago, gastritis, diarrea, colitis, reflujo o estreñimiento.

Afecciones cutáneas

Las afecciones cutáneas pueden producirse en las personas, cuando están enojados y con ansiedad por algún suceso que les pareciera injusto. Esto causa acné en la cara por la alteración de hormonas en el cuerpo.

Problemas familiares, sociales y laborales

Cuando las personas se encuentran enojadas, pueden actuar de manera impulsiva generando problemas familiares, sociales y laborales. En ocasiones, estos conflictos suelen salirse de control por acciones indebidas y terminar en estados depresivos.

Un estudio que se realizó en la Universidad Nacional de Colombia, menciona que cuando las personas se enojan, tienen desacuerdos y conflictos con sus relaciones familiares e interpersonales. Esto puede ser por injusticias, falta de respeto o ofensas cometidas.

¿Cómo dominar el enojo?

Ya se comprende que el enojo es un estado emocional natural en las personas, por lo que se puede dominar para minimizar las características y consecuencias que este genere, siendo estos los métodos más efectivos para aplicar en situaciones de ira.

Identifica el problema que te hace enojar

Es necesario identificar el problema de manera precisa, para conocer qué te hace enojar y así saber qué tipo de acciones realizar. Esto se debe de hacer con calma y concentración para no cometer medidas precipitadas, ni errores que agraven la situación.

Las personas que sepan identificar sus problemas, pueden encontrar soluciones de manera sencilla y rápida a las dificultades que tengan, sin que aumente el riesgo de que pierdan el control de sí mismos, siendo una ventaja adicional para controlar el enojo.

Expresa tus emociones hablando, escribiendo o dibujando

Un método para dominar el enojo y la ira, es expresando tus emociones hablando con otras personas o escribiendo y dibujando algo que te apasione. Estas acciones relajan la tensión corporal y también logran drenar todos los sentimientos negativos que tengas.

De igual manera, hablar con personas, escribir o dibujar, es beneficioso para tu salud emocional, ya que permites expresar tus emociones de manera abierta sin que tengas que reprimirte, lo cual ayuda a disminuir el estrés y a mejorar la autoestima.

Realiza actividad física para drenar

Realizar actividades físicas para drenar el enojo, es una buena forma para dominar y controlar las emociones negativas, ya que el ejercicio estimula a un buen estado de ánimo. Además, te beneficia en tu salud previniendo enfermedades cardiovasculares.

Es recomendable que cuando sientas enojo e ira, practiques un deporte o hagas ejercicios en un gimnasio, ya que los pensamientos o sentimientos negativos desaparecen, gracias a la concentración que hay que tomar para el entrenamiento.

Practica la meditación y respiración profunda

La meditación y respiración profunda son buenas prácticas para dominar el enojo. Estos beneficios te ayudarán a disminuir la ira, presión y ansiedad que te generen las situaciones estresantes. Igualmente, te servirán para autoevaluar tu conducta.

Practicar la meditación y la respiración profunda sirven para el bienestar de tu salud mental y física, ya que te contribuyen a liberarte de presiones que te generan malestar. Asimismo, estas actividades te ayudan a tener una visión más positiva de ti mismo.

Tómate el tiempo para controlar tu reacción

Para dominar el enojo, es necesario tomarse un tiempo para controlar las posibles reacciones que se cometan, ya que puede suceder una situación desagradable por acciones impulsivas. Es recomendable tomarse unos minutos antes de actuar.

Una forma para desarrollar una mejor reacción ante momentos de ira, es analizando las situaciones pasadas, para evitar los hechos desagradables que ocurrieron. También es aconsejable relajarse y buscar apoyo en familiares y amigos cuando se está enojado.

Realiza actividades distractivas

El realizar actividades distractivas ayuda a drenar de manera rápida todas las emociones y pensamientos negativos que se tengan, incluso puede llegar a generar un buen estado de ánimo, lo que significa que es bueno tomarse un tiempo para distraerse.

Algunas actividades distractivas para bajar los niveles de enojo y estrés son hacer ejercicio, escuchar tus canciones favoritas, salir con los amigos, ir de compras, ver una película, o simplemente realizar tu pasatiempo preferido.

Piensa en las consecuencias

Es necesario pensar en las consecuencias cuando se está enojado, ya que podemos agredir personas, dañar objetos o insultar a otros sin darnos cuenta del resultado que se pueda causar, por lo cual es aconsejable pensar de manera racional antes de actuar.

Medir las consecuencias se vuelve esencial para las personas en cualquier momento, y más estando enojados, así podremos prevenir o evaluar lo que va suceder ante determinadas acciones. Una manera de lograr esto, es actuar siempre de manera racional.

Mantén el enfoque en las soluciones del problema

Otra manera de dominar el enojo, es manteniendo el enfoque sobre la solución de problemas, ya que es el resolver situaciones estresantes y complicadas, lo que alivia el estado de ánimo de las personas cuando tienen ira.

Es recomendable trazar un plan de acción de manera detallada, para poder avanzar progresivamente en la solución de problemas. La organización y buena administración del tiempo, le facilita a las personas dar lo mejor de sí mismos con menos esfuerzo.

Decídete por la solución más acertada

Cuando una persona está enojada, es necesario que se decida por la solución más acertada y viable que pueda hacer. Esto es con el propósito de minimizar el estrés y la ansiedad que tiene, para así buscar la forma correcta de solucionar sus problemas.

El tomar una decisión acertada para resolver los conflictos no tiene porqué ser difícil y mucho menos cuando estamos enojados, por lo cual es recomendable escoger la opción más sencilla en la que se minimice el estrés y el riesgo de equivocarnos.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud