Artículo Revisado・Medicinas

Fenciclidina: qué es, características y efectos en el organismo

Escrito por Enmanuel Da SilvaRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

El consumo de drogas ilícitas, todavía continúa siendo un problema grave en muchas sociedades. Las personas, particularmente jóvenes, consumen estas sustancias que pueden tener efectos dañinos, tanto a corto como a largo plazo.

Un ejemplo de ella es el “polvo de ángel”, que no es nada más que un sobrenombre a una droga alucinógena, conocida como fenciclidina. Esta droga es famosa por inducir estados eufóricos, pero también por sus graves consecuencias en altas dosis.

A continuación, te mencionaremos todo lo que tienes que saber de ella, sus efectos, un poco de su historia y fenómenos adversos a largo plazo.

¿Qué es la fenciclidina?

La fenciclidina (PCP, por sus siglas en Inglés), es una droga recreacional, de carácter alucinógeno, actualmente ilegal en los EEUU. Sus principales efectos son a nivel del sistema nervioso central, donde perturba la capacidad sensorial y motora de la persona.

Dato curioso: La creación de la fenciclidina data del año 1926. Posteriormente, fue importada al mercado estadounidense, como un analgésico. Su uso se popularizó, llegando a un pico alrededor de la década de los 1970.

No obstante, la fenciclidina obtuvo notoriedad al verse asociada con una serie de reacciones adversas en el cerebro de la persona, conduciendo a manías, delirios y desorientaciones. Desde entonces, su uso en humanos fue ilegalizado.

Características de la fenciclidina

La fenciclidina, como mencionamos anteriormente, forma parte de las drogas alucinógenas. A continuación, te mencionaremos algunas de sus características más relevantes.

Constituye una sustancia psicoactiva ilegal

Primero, consideramos idóneo definir qué es una sustancia psicoactiva. Son todas aquellas drogas capaces de afectar el funcionamiento del cerebro de tal manera que modifique el pensamientos, sentimientos, e incluso el comportamiento de la persona.

La PCP, una vez que entra en el cuerpo de la persona, compite con neurotransmisores como el glutamato y la acetilcolina. Pero, ¿qué significa esto? Significa que la capacidad del glutamato para interactuar con las neuronas se ve disminuido.

Importante: El glutamato es uno de los principales neurotransmisores del sistema nervioso central. Su función es la de excitar a las neuronas, generando un efecto positivo en la transmisión del impulso nervioso.

Entonces, la fenciclidina, al neutralizar la función del glutamato, produce toda clase de modificaciones en los pensamientos y comportamientos de la persona, esta puede sufrir un episodio de disociación o incluso ataques de agresividad.

Nota: La fenciclidina tiene una semivida de 21 horas, aproximadamente (1). No obstante, puede detectarse en la orina incluso hasta 10 días luego de su consumo (o semanas, si hablamos de un consumidor crónico).

Su principal uso es anestésico

Al principio, fue utilizada como anestésico. Al inhibir la función del principal neurotransmisor excitatorio de nuestro cuerpo, produce un estado de letargo y desorientación en la persona.

Desafortunadamente, su efecto no se detiene allí. También genera toda clase de reacciones adversas, donde la persona oscila entre su letargo a episodios de agitación y ansiedad. Este, y otros efectos tóxicos y mortales, condujeron a su ilegalización.

Nota: Algunos de los efectos de la fenciclidina se asemejan a los de otras drogas, como la ketamina.

Se encuentra disponible en varias presentaciones

La fenciclidina posee distintas presentaciones. Puede ser un polvo blanco, que se puede disolver en agua o alcohol. También puede venir como un líquido.

Se consume de diferentes maneras

Puede ser inhalada (como la cocaína), también puede ser fumada al mezclarse con el cannabis o el tabaco, ingerida e incluso inyectada intravenosamente (pincharse).

Si se llega a fumar, los efectos tardan en aparecer entre 2 a 5 minutos, aproximadamente. Si se ingiere oralmente, los efectos puede que no sean apreciables hasta la siguiente hora.

Por esta razón, es más frecuente que sus usuarios la fumen para obtener efectos instantáneos. Las inyecciones intravenosas corren ciertos riesgos, como infecciones por bacterias que residen en la piel de la persona.

El Staphylococcus aureus es conocido porque tiende a infectar a aquellas personas que se inyectan drogas intravenosamente, causando enfermedades como las endocarditis infecciosas.

Se conoce con varios nombres

No todos conocen a esta droga por su nombre oficial. Por el contrario, se popularizó el uso de otros términos que hacen alusión a la fenciclidina, como lo es “polvo de ángel”, “píldora de la paz” o “hierba mala”.

Su consumo puede generar adicción

De acuerdo al Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas de EEUU, el uso repetido y prolongado de esta sustancia puede generar tolerancia, lo cual hará que la persona desee mayores dosis de grandes concentraciones para alcanzar el efecto deseado.

Este deseo lleva, a la larga, a un desorden de abuso de sustancias. Algunos signos que una persona adicta a la PCP pueda experimentar es un deseo intenso de consumirla, a tal punto que afecta la habilidad de la persona para pensar sobre otras cosas.

Si a la susodicha persona se le dificulta el acceso a la droga, podría experimentar sensaciones extremas de incomodidad, ansiedad e incluso síntomas de un síndrome de abstinencia.

¿Qué sensaciones produce la fenciclidina?

Sus efectos modifican los pensamientos, deseos, comportamientos e incluso la capacidad sensorial de la persona. A continuación, nombraremos algunos de sus efectos más comunes.

Cambios de ánimo

En dosis mínimas, los efectos de la PCP se limitan a modificar el estado de ánimo de la persona, debido a sus efectos psicoactivos. La persona puede experimentar una paz o tranquilidad interna, así como un estado de euforia y alegría.

Importante: Los efectos del alucinógeno también cambian el ánimo en dirección al extremo opuesto. La persona puede experimentar ansiedad (que pueden perdurar con el tiempo), sensación de aprensión o desconfianza hacia las personas que lo rodean o inclusos episodios de ira.

Alucinaciones

Este es su efecto principal como alucinógeno. Debido a que modifica las concentraciones de sustancias químicas (principalmente al glutamato), los sentidos de la persona se descontrolan.

La persona puede observar cosas que, en realidad, no se encuentran allí, así como percibir olores, colores, gustos y sensaciones indescriptibles.

Euforia

La euforia es el cénit o cumbre del estado de ánimo de la persona. La euforia provoca una alegría rimbombante e incontrolable. En el contexto de la medicina, esto es un fenómeno patológico, ya que es consecuencia directa del consumo de la droga.

Por lo general, la euforia por sí sola no es dañina en lo absoluto. Son los efectos adversos y acompañantes que pueden generar problemas, tanto en el momento, como años después si se prolonga el consumo de la PCP.

Sensación de flotar en el aire

Ese fenómeno es que le confirió a la droga su sobrenombre informal, el polvo de ángel (o angel dust, en Inglés). El estado eufórico es tanto que la persona experimenta una “claridad mental”, donde sus pensamientos no se encuentran nublados u ofuscados por otros factores.

Esta euforia y serenidad desenfrenada ha sido descrita como “angelical”, por algunos de sus consumidores. De allí, su sobrenombre.

Distorsión de la realidad

La fenciclidina es capaz de producir un estado transitorio de disociación. Una disociación es un fenómeno psicológico, en el que los pensamientos de la persona se desconectan de sus emociones y elementos que lo rodean en el momento.

Efectos secundarios del consumo de fenciclidina

Pero, no todo es euforia, claridad mental y alegría. Hasta más del 50% de las personas que llegan a consumir fenciclidina llegan a padecer un cuadro toxidrómico, es decir, intoxicación por la droga. (2)

A continuación, mencionaremos algunos de los signos y síntomas más comunes de la fenciclidina, incluso los más peligrosos.

Comportamiento agresivo

La euforia y la alegría, son sólo un extremo de la amplia plétora de emociones que la fenciclidina puede causar. En el otro extremo, sin embargo, se encuentran estados de ánimo más peligrosos, no sólo para aquellos alrededor de la persona, sino también para la persona misma.

Nota: El comportamiento agresivo ocurre con dosis más grandes, donde la aprehensión de la persona hacia quienes lo rodean puede volverse agresivo, violento, desorientado y obsceno.

Entumecimiento corporal

El adormecimiento general del cuerpo, ocurre cuando la persona ingiere dosis bajas a moderadas (2-5 mg). No obstante, la capacidad de la persona para experimentar dolor se mantiene intacta.

Este letargo y entumecimiento es cíclico. Puede ir seguido o precedido por episodios de ansiedad y agitación.

Lenguaje incoherente

Entre los 1 a 5 mg de consumo, inician los efectos sedativos de la CPC sobre el sistema nervioso central. Uno de estos efectos es la pérdida del lenguaje coherente. La persona se ve incapaz de articular oraciones de manera lógica y precisa.

Posiblemente se deba a sus efectos sobre la corteza cerebral premotora y motora, a quienes inhibe, además del entumecimiento del cuerpo, que evita que la persona pueda articular y pronunciar correctamente las palabras.

Importante: A largo plazo, el consumo repetido de fenciclidina puede generar problemas del habla y pronunciación de las palabras, como efecto secundario.

Mareos, náuseas y vómitos

Debido a que la fenciclidina puede ser consumida con otras sustancias, como alcohol, cuando se ingiere grandes cantidades, el efecto sedativo comienza a desaparecer horas después.

Cuando esto ocurre, la persona experimenta algo similar a un estado de resaca (cuyo término médico es veisalgia), donde se experimentan molestias gastrointestinales, tales como náuseas y vómitos, así como neurológicos, como el mareo.

Desequilibrio físico

Como es de esperarse, si el cuerpo de la persona se entumece, tus facultades mentales se inhiben y experimentas toda clase de alucinaciones audiovisuales, no es de sorprender que susodicha persona tampoco sea capaz de controlarlo.

Esto es lo que se conoce como ataxia, la incapacidad para coordinar los movimientos corporales voluntarios, por alteraciones neuromusculares (más frecuente en dosis mayores, entre los 5 y 25 mg).

Importante: En grandes dosis, ocurren contracciones musculares involuntarias y súbitas, que generan sacudidas incontrolables (conocidos como movimientos mioclónicos). También la persona puede terminar en una postura arqueada, como resultado de una contracción prolongada y dolorosa (opistótonos).

Taquicardia y sudoración

Irónicamente, la razón por la cual la fenciclidina fuese utilizada como sedante a partir de 1950, fue que no inducía en el paciente síntomas como disminución del ritmo cardíaco o de la frecuencia respiratoria.

Pero, cuando se ingiere mayores dosis, ocurre todo lo contrario. El PCP es un irritante cardiaco, desencadenando arritmias y vasoespasmos (estos últimos pueden generar isquemias cardíacas).

Nota: La sudoración se produce como efecto secundario al aumento de la temperatura corporal, producto de la contracción prolongada de los músculos.

También es capaz de producir hipertensión arterial, broncoespasmos (dificultando la respiración de la persona) y contracción involuntaria también de los músculos laríngeos (tráquea).

Depresión y ansiedad

Ya hemos descrito cómo la fenciclidina es capaz de producir alteraciones emocionales graves, como lo son los ataques de ansiedad y agresividad.

Los pacientes en trayecto de recuperarse de la fenciclidina, experimentan toda clase de síntomas relacionados a su abstinencia: psicosis, comportamiento errático y depresión. Este estado puede perdurar de días hasta semanas.

Pérdida de memoria

Investigaciones han arrojado que la PCP interfiere con procesos neurológicos indispensables en el proceso adaptativo continuo de nuestro cerebro, como es la plasticidad cerebral y el almacenamiento de memorias a largo plazo.

Lo logra al interactuar con los receptores de acetilcolina y glutamato de las neuronas que se localizan en sitios, como el cerebelo y el hipocampo (este último es el responsable de la formación de memorias de corto a largo plazo).

Esto tiene implicaciones graves para los adictos a la PCP, ya que podrían experimentar pérdida de memoria e incluso, en el peor de los casos, desarrollar esquizofrenia a largo plazo.

Convulsiones

Las convulsiones son señales graves en los casos de intoxicación severa. Pueden venir acompañados de sacudidas involuntarias y traumatismos que la persona se hace a sí mismo, involuntariamente.

Nota: En el ámbito hospitalario, las convulsiones son tratadas con fármacos anticonvulsivos, como las benzodiazepinas.

Fallecimiento

Las causas más frecuentes de muertes no traumáticas por el consumo de fendiclicinas, corresponden a: falla cardiorrespiratoria, hemorragia cerebral secundaria a una hipertensión arterial que no pudo ser controlada e hipercalemia por desgarramiento muscular.

Es más frecuente que la persona muera como consecuencia directa de una acción cometida en un estado de agresividad, ansiedad o psicosis. (3)

Conclusiones Claves

  • La fenciclidina, conocida también como “polvo de ángel”, es una droga alucinógena ilícita, originalmente usada como analgésico.
  • El mecanismo de la fenciclidina es modificar las concentraciones de sustancias bioquímicas (neurotransmisores).
  • Sus principales efectos son la euforia, alegría, complacencia y entumecimiento del cuerpo. Es decir, un efecto inhibitorio.
  • No obstante, es frecuente que ocurran intoxicaciones, contracciones musculares, arritmias, hipertensión, problemas respiratorios y mucho más.
  • El consumo prolongado de la droga puede llevar a estados de psicosis, problemas de memoria a largo plazo e incluso, la esquizofrenia.