Artículo Revisado・Educación Sexual

Flujo amarillo: qué es, causas, tratamiento y prevención

Escrito por Mauricio ColazingariRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Existen ciertos flujos de diversos colores o aromas, que con solo observarlos se encienden todas nuestras alertas, por supuesto, porque creemos que puede tratarse de algo peligroso.

Nuestro cuerpo manifiesta estos flujos o líquidos de manera inesperada, cosa que a veces no nos permite actuar de manera inmediata y nos hace entrar en pánico. Es lo que sucede, comunmente, con el flujo amarillo vaginal.

Por eso en el artículo de hoy, conocerás lo que es el flujo amarillo vaginal, algo de lo que todas las mujeres de cualquier edad, deben estar completamente informadas.

¿Qué es el flujo amarillo vaginal?

El flujo amarillo es uno de los tipos de flujo vaginal que se conocen actualmente, dicho flujo es una secreción completamente natural en la mujer, que se expulsa durante la etapa de excitación y embarazo, en los casos normales.

Los olores, texturas y color del flujo vaginal pueden variar dependiendo del caso que se encuentre. El flujo amarillo en cambio, es un indicio de infección por transmisión sexual, bacterias, enfermedades inflamatorias o uretritis .

El olor del flujo amarillo suele ser fétido o algo asqueante, acompañado de síntomas como flujo espeso, ardor al orinar o dolores pélvicos.

Para destacar: Según un estudio “En la práctica médica las infecciones vaginales representan un problema de salud frecuente ya que el 95 % de las pacientes consultan por flujo vaginal”. (1)

Causas del flujo amarillo vaginal

Las principales causas del flujo amarillo son diversas, como se dijo anteriromente son por distintos tipos de enfermedades o bacterias. Algunas son ligeras y otras graves, a continuación resumimos cuáles son las principales causas:

Candidiasis

Esta es una infección causada generalmente por hongos, del género candida que suelen causar infecciones no letales en los seres humanos.

Sin embargo, es el segundo causante principal de las infecciones vaginales en mujeres, desde los 25 a 45 años. Uno de los hongos más conocidos por la candidiasis, es la candida albicans, como un patógeno muy oportunista.

Nota: Un estudio menciona que esta infección se resume en la siguiente forma: “La candidiasis está presente en la vulvovaginitis, un término que describe enfermedades del aparato urogenital femenino, que se caracterizan por inflamación de la vulva o vagina”. (2)

Enfermedades de transmisión sexual

Hay diversas enfermedades por transmisión sexual que tienen, como un síntoma en común, la presencial del flujo amarillo, a pesar de que puede no tratarse del VIH, si puede tratarse de otras enfermedades letales.

Nota: Entre las más destacables se encuentran: las trichomonas vaginalis, clamidia o también la chlamydia trachomatis, gonorrea (también conocida neisseria gonorrhoeae) o sífilis.

Enfermedad inflamatoria pélvica

Es una infección comúnmente causada por bacterias, llamada también vaginosis bacteriana, que abarca procesos inflamatorios e infecciosos del tracto genital superior en la mujer.

Dicho de forma simple, afecta las trompas de falopio, el útero y los ovarios, pudiendo causar también, la atrofia vaginal en un caso máximo. Otra bacteria ligeramente relacionada es la gardnerella vaginalis, siendo un bacilo o incluso la vaginitis bacteriana y la atopobium vaginae.

Importante: Un estudio cita que “La enfermedad pélvica inflamatoria o vaginosis bacteriana, afecta principalmente a mujeres jóvenes sexualmente activas, que iniciaron su vida sexual a edades tempranas y está relacionada también con la promiscuidad”. (3)

Uretritis

Esta es una infección que afecta principalmente a la uretra (ya sea en hombres o mujeres) y es un síndrome muy común en enfermedades por transmisión sexual, con diversos síntomas además el flujo amarillo, también presenta dolores e hinchazones al momento de orinar, dolor abdominal y ardor en la uretra.

Nota: Se conoce que “La manifestación más común de gonorrea es la uretritis, pero en mujeres es frecuente un curso subclínico o la cervicitis”. (4)

Vaginitis descamativa

Otra infección comúnmente conocida, se presenta por síntomas como el persistente flujo amarillento o por la inflamación de las paredes vaginales. Se produce frecuentemente por diversas bacterias y esta enfermedad puede ser crónica.

Liquen plano

Es una enfermedad principalmente de la piel, pero también logra afectar las áreas mucosas (como lo es la vagina), se presenta como una enfermedad inflamatoria.

El liquen plano vulvar puede ocurrir en las mujeres de 50 años en adelante, afectando la vagina y la vulva, además del flujo vaginal también presenta síntomas como dolores de vientre.

Cáncer

El cáncer también puede presentarse como causa principal del flujo amarillento, principalmente el cáncer del cuello uterino o de la vagina. En ambos se presentan las secreciones vaginales inusuales (así como también el flujo amarillo), sangrado y dolor en las paredes vaginales.

Productos químicos

Los productos químicos son nocivos y son causa de la vulvovaginitis o enfermedades crónicas. Causantes del flujo amarillo y el dolor uretral de la vagina, estos productos suelen ser métodos anticonceptivos como espermicidas, perfumes o aerosoles, lociones corporales y baños de espuma o jabón.

Tampones u objetos extraños

La introducción de tampones, objetos punzantes o extraños en la vagina, a la larga puede causar la presencia del flujo amarillento u otras infecciones vaginales. Es importante cuidarse y ser precavido sobre las cosas que pueden entrar en el aparato reproductor femenino.

Tratamiento para eliminar el flujo amarillo vaginal

Afortunadamente y con los tiempos que corren, existen tratamientos adecuados para eliminar y disminuir la presencia del flujo amarillo.

El tratamiento además, busca disminuir los síntomas de otras enfermedades que causan la presencia del flujo, así como erradicar los agentes patógenos y tratar las infecciones inmediatamente, según sea el caso.

Estos tratamientos principalmente advierten no utilizar agentes antisépticos locales, tener una práctica en la higiene vaginal, tomar los medicamentos recetados por especialistas y acudir frecuentemente al médico.

Importante: Existen guías y tratamientos adecuados para saber, en caso de desconocimiento, por donde comenzar a pedir y examinar el tratamiento para el flujo amarillo, según sea el caso. Como ocurre con la Guía para la práctica clínica de las infecciones vaginales. (5)

¿Cómo prevenir el flujo amarillo vaginal?

A pesar de los tratamientos, la prevención es esencial también, tomar las medidas preventivas y seguras para evitar la presencia del flujo amarillo o de enfermedades causantes de este. Estas son las medidas preventivas:

Higiene adecuada y constante

Es necesario tener mucha higiene muy adecuada y de forma constante. Eso incluye la limpieza vaginal, las duchas, el lavado y el aseo personal. Así como también afeitarse las partes íntimas, donde pueden acumularse muchos microorganismos.

Evitar el uso de duchas vaginales y productos químicos

Se debe evitar el uso inadecuado de duchas vaginales o productos químicos, como se dijo anteriormente, estos no tienen un grado de seguridad por su uso, lo que puede llegar a causar diversas enfermedades vaginales, muchas veces no deseadas.

Utilizar preservativos

Los preservativos ideales como el condón, son importantes para evitar la causa de enfermedades, que son las que permiten la presencia del flujo amarillo vaginal. Deben usarse con consentimiento y responsabilidad.

Evitar el uso de ropa muy ajustada

La indumentaria ajustada de una manera excesiva, puede ser perjudicial para la vagina y los órganos íntimos, ya que la presión puede no solo dañar las paredes y los labios vaginales, puede dañar también los órganos del mismo aparato genital, permitiendo la entrada del flujo amarillento y dolores pélvicos.

Evitar el uso de tampones

Se debe evitar el uso de tampones, ya que algunos no son completamente seguros e higiénicos por fábrica, lo que puede permitir de manera escalofriante, el paso de enfermedades que causan flujo amarillento u otros agentes infecciosos y peores.

Acudir regularmente al ginecólogo

Es importante acudir frecuentemente al ginecólogo, aquel especialista que examina el órgano íntimo de las mujeres, alertando su situación y también puede confirmar la presencia de enfermedades, infecciones u otros agentes.

Nota: Es necesario hacerlo frecuentemente, como una medida de seguridad e incluso como última revisión.

Conclusiones Claves

  • El flujo amarillo es uno de los cinco tipos de color del flujo vaginal.
  • Puede ocurrir a cualquier edad, al ser causado por enfermedades o infecciones.
  • Principalmente tiene un fuerte olor y es un flujo espeso.
  • Existen tratamientos necesarios para cada enfermedad que sea la causante del flujo amarillo.
  • Se debe tener higiene y cuidado sexual para evitar la presencia del flujo amarillento.
  • La prevención es muy requerida en el área de las relaciones sexuales y el cuidado personal.