Artículo Revisado・Psicología y Salud emocional

Fortaleza mental: 12 claves para desarrollarla

Escrito por Zaritza GirónRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La fortaleza mental, es una de las capacidades que se adquieren para mejorar la calidad de vida, resolver de mejor manera los conflictos y lograr enfocarte más de lleno en los objetivos o metas que desees, convirtiéndote en una mejor persona para la sociedad en general.

Cabe destacar, que dicha capacidad va enlazada al compromiso de cada persona en querer cambiar su estilo de vida a uno más óptimo y positivo. Resaltando que, una de las principales características de la fortaleza mental, es reconocerte y aceptarte como persona que se valora, respeta y quiere a sí misma.

Por tales motivos, a continuación conocerás de qué se trata la fortaleza mental, las más destacadas claves para que comiences a desarrollar esta maravillosa capacidad y los beneficios que te otorgará ponerla en práctica.

¿Qué es la fortaleza mental?

La psicoterapeuta estadounidense Amy Morin (1), reseña en su libro “13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen”, que la fortaleza mental no es más que la capacidad que se adquiere de poder regular las emociones, comportarse de manera positiva y administrar los pensamientos para obtener una mejor calidad de vida. (2)

A su vez, la autora describe que la fortaleza mental puede desarrollarse rápidamente en ciertas personas, esto dependerá de las situaciones por las que haya o esté atravesando y la disposición que posea tal individuo en cambiar y mejorar su estilo de vida.

Nota: La autora detalla además que elementos como: la genética, la personalidad y las experiencias, son características importantes para el desarrollo de la fortaleza mental, teniendo en cuenta, que este método psicológico se utiliza a partir de los comportamientos, sentimientos y pensamientos de cada persona.

Claves para desarrollar la fortaleza mental

La fortaleza mental, es una capacidad que se desarrolla con práctica y la disposición del individuo por cambiar dichos aspectos en su vida, sin embargo, para que ello ocurra, es importante que conozcas las siguientes claves que te ayudarán a desarrollar la fortaleza mental que necesitas para tener una vida armoniosa y plena.

1. Potenciar la autoestima

La percepción que tengas de ti mismo, debe ser potenciada para que tu fortaleza mental se desarrolle hasta tal punto que no dudes de tus capacidades físicas y psicológicas, poseas amor propio y te conviertas en un ejemplo a seguir para la sociedad.

En este sentido, la autoestima, juega un papel fundamental dentro del desarrollo de la fortaleza mental, siendo uno de los pilares principales para vivir en bienestar y poder controlar tus emociones, pensamientos e ideas de manera positiva.

2. Concientizarse de las capacidades

Debes ser capaz de reconocer las capacidades que posees, sean físicas o mentales, esto va dirigido a todo tipo de persona con cualquier profesión, es decir, el individuo puede ser médico, abogado, deportista o músico, siempre será importante que su mente sea consciente de lo que es capaz de hacer y la forma o habilidades que tiene para actuar.

Importante: La fortaleza que posea tu mente frente a distintas situaciones, es lo que te ayudará a darte cuenta de las distintas capacidades que tienes para lograr controlar tus pensamientos y emociones.

3. Destacar lo positivo de las situaciones

Las situaciones adversas, se pueden presentar en cualquier momento y de diversas formas, lo que es realmente imperativo para que puedas salir de ellas, es la manera en cómo utilizas tus pensamientos para evaluar los rasgos positivos, realistas y racionales de dichas situaciones y cómo puedes ser capaz de superarlas.

4. Asumir responsabilidades

Desde que el ser humano es capaz de razonar, este comienza a adquirir responsabilidades que van tomando cierta complejidad a medida que el individuo adquiere mayor edad.

Por lo tanto, a medida que vas creciendo, las responsabilidades van tomando roles más serios y de mayor compromiso, por lo que, asumir y cumplir dichos actos, te convertirá en una persona con mayor confianza en sí misma, capaz de asumir las distintas tareas que se presentan a nivel profesional y laboral.

5. Tomar acción para lograr lo que se quiere

Más allá de planificar alguna meta u objetivo, debes actuar en pro a lo que quieres lograr, es decir, realizar diariamente pequeñas acciones que te acerquen a tus sueños, para ello, es importante que aprendas a organizar tu tiempo productivamente, te plantees metas reales y tengas la fortaleza mental para superar los obstáculos que se te presenten.

6. Desarrollar la inteligencia emocional

El conferencista estadounidense Daniel Goleman (3), describe en su libro “La inteligencia emocional”, que dicha capacidad se vuelve imperativa para el desarrollo de la vida humana, puesto que se encarga de hacer que el individuo sea capaz de razonar sobre sus emociones y las de las personas que lo rodean. (4)

Además, se centra en mantener controladas las frustraciones, para convertir a la persona en un ser socialmente empático y en bienestar consigo mismo, por tales razones, la fortaleza mental favorece el buen ejercicio y desarrollo de la inteligencia emocional.

Nota: Desarrollar la inteligencia emocional da como resultado, que las personas sean capaces de sobrellevar y solucionar las situaciones negativas que se les presenten, además, de transformar los pensamientos colectivos, logrando así una mejor relación entre las sociedades humanas.

7. Asumir riesgos y salir del confort

Desde practicar un deporte, hasta adquirir responsabilidades fuera de tu campo laboral, te beneficiará para que desarrolles tu fortaleza mental. Esto se debe, a que las expectativas, la fuerza de voluntad y la seguridad en ti mismo, aumentarán con el hecho de que te propongas salir de tu zona de confort.

A su vez, al lograr dichos retos, se elevará tu autoestima, sentirás mayor confianza en ti mismo, tus pensamientos y emociones serán más sólidos y así se incrementará tu fortaleza mental.

8. Rodearse de personas positivas

Las ideas propias de tu círculo social, en ciertas ocasiones, puede influir en tus pensamientos, necesidades tanto personales como profesionales, hasta puede afectar psicológicamente tu percepción de la realidad.

Nota: Cuando tus intereses están enfocados en desarrollar y fortalecer tus capacidades mentales, es importante que te rodees de personas que te aporten energías, ideas y pensamientos positivos.

Por lo tanto, es importante que las personas que te rodeen, estén en sintonía con tus intereses y puedas utilizar lo que ellos te aportan para alcanzar tus objetivos y tener una vida positiva.

9. Ayudar a otros

Ayudar a otros, no solo te hace sentir bien contigo mismo, sino que te ayuda a reforzar el sentido de pertenencia hacia lo que tú tienes, sean bienes materiales o el amor de familia, incrementa tu empatía y refuerzas tu fortaleza mental, mientras le aportas algo a la sociedad y por supuesto, a los más necesitados.

10. Practicar el autocuidado

El autocuidado, no es más que la capacidad que adquieres de realizar acciones que vayan en beneficio de tu salud física y mental. Es considerado un estilo de vida que conduce hacia el bienestar propio de quien lo pone en práctica.

Importante: El autocuidado te favorecerá para fortalecerte mentalmente, al mismo tiempo que cuidas tu organismo de cualquier patología que padezcas o que estés propenso a sufrir, además, te ayuda a alimentarte sanamente, ejercitarte, descansar lo suficiente para que mantengas la energía necesaria para tu día a día.

11. Confiar en los instintos

Los instintos, se van desarrollando a medida que vas adquiriendo experiencia a lo largo de toda tu vida. Cabe destacar, que los instintos son transmitidos de una generación a otra y estos se van afianzando a medida que las personas van confrontando las distintas situaciones que ocurren diariamente dentro de las sociedades humanas.

Por lo tanto, el desarrollo de los instintos va de la mano al sentido de supervivencia, algunos otros pueden ser religiosos, reproductivos, entre otros. Confiar en tus instintos, hará que tomes mejores decisiones, sepas que opinar en algún momento dado y busques la manera más idónea de resolver conflictos.

12. Solicitar ayuda cuando sea necesario

Pedir ayuda, puede ser, una de las acciones que más les cuesta realizar a las personas por ,principalmente, el miedo a ser juzgados , sin embargo, es importante que tengas en cuenta, que el hecho de solicitar ayuda significa que estás dispuesto a confiar en alguien más para la solución de algún inconveniente o respuesta ante alguna duda.

Nota: Debes saber que solicitar ayuda a profesionales, familiares o amigos cercanos, te ayudará a reforzar la confianza entre quienes te rodean, aumentando así la fortaleza mental de tus decisiones, pensamientos y alcances la madurez emocional.

Beneficios de desarrollar la fortaleza mental

La fortaleza mental, posee múltiples beneficios que van relacionados a la capacidad de afrontar los problemas o situaciones adversas, manejando tus ideas, emociones, pensamientos y acciones desde una perspectiva realista, coherente y positiva. A continuación los beneficios más destacados de la fortaleza mental:

Incrementa la autoestima

La autoestima, es una de las capacidades que más se ven beneficiadas dentro del desarrollo de la fortaleza mental, puesto que, posee directa y estrecha relación con las emociones, los pensamientos y la percepción que posee cada persona de sí misma.

Importante: Al incrementarse la fortaleza mental, también se progresa la autoestima, convirtiéndote en una persona más segura, centrada y capaz de superar cualquier obstáculo.

Potencia el autoconocimiento

El autoconocimiento, trata sobre reconocerse como persona, forma parte de la autoestima y la valoración que posee cada uno de sí mismo, por lo tanto, la fortaleza mental potencia dicha percepción propia, aportando así mejoras en la capacidad de quererte y aceptarte tal y como eres.

Mejora la gestión de los conflictos

Al poseer mayor conciencia y aprender a regular tus pensamientos, ideas y emociones, serás más racional al momento de resolver conflictos.

Nota: Este beneficio es uno de los más importantes, puesto que, te ayuda a enfrentar con mayor uso de razón las situaciones adversas, utilizando así las palabras correctas y ejecutando las acciones correspondientes para finalizar, de buena manera, el conflicto que se te presente.

Manejo adecuado de las emociones

La fortaleza mental, está estrechamente ligada a las emociones, al uso y comprensión de cada una de ellas, por consiguiente, mejora los estados de ánimo de la persona que logra desarrollar dicha capacidad, aportándole una mejor percepción y manejo de sus emociones frente a cualquier situación.

Aumenta la capacidad de adaptación

Los conjuntos de los distintos beneficios de la fortaleza mental, le otorgan al individuo la maravillosa capacidad de adaptación, sobre todo en situaciones adversas, de miedo o conflicto, para que sea capaz de resolverlas, crear ideas y superarlas de manera eficaz con menores niveles perjudiciales para su salud psicológica.

Enfoque en el logro de objetivos

El pensamiento positivo, los buenos niveles de la autoestima, la capacidad de resolver conflictos y de manejar las emociones, hacen que la persona además de desarrollar su fortaleza mental, pueda enfocarse aún más en el logro de sus intereses sean personales o profesionales, otorgando plena seguridad en sí mismos.

Mejoran las relaciones interpersonales

La Universidad del País Vasco, publicó una guía académica, donde resalta que las relaciones interpersonales son necesarias para la supervivencia mental y física del hombre común, resaltando que los individuos poseen tres necesidades básicas que son: el contacto físico, la intimidad y la pertenencia a un grupo. (5)

Por tales motivos, la fortaleza mental, al mantenerte en sintonía con tus pensamientos, emociones y acciones, te ayudarán a ser más sociable y a cultivar el valor de la amistad, además, reforzará tu seguridad personal al momento de relacionarte con otras personas.

Conclusiones Claves

  • La fortaleza mental, es la capacidad que se adquiere de controlar y ser conscientes de los pensamientos, ideas, emociones y sentimientos.
  • Uno de sus beneficios, es que te ayuda a enfrentar con mayor uso de razón las situaciones adversas.
  • Mejora tu autoestima, autoconcepto, autocuidado y desarrolla tu inteligencia emocional.
  • Incrementa el enfoque hacia tus metas u objetivos de vida, convirtiéndote en una persona más segura de sí misma y de lo que es capaz de lograr.