Psicología y Salud emocional

Genética conductual: qué es, características y métodos

Escrito por Jesús Emilio Torrealba

¿Por qué somos diferentes?, ¿Por qué actuamos de una manera y otras diferente?, ¿Por qué somos tan parecidos a nuestros padres, a nuestros abuelos?, ¿Por qué traemos patologías desde que nacemos?

Estas interrogantes, tienen un común denominador desde el punto de vista biológico y tiene que ver con la genética humana. Los rasgos con que nacemos, el comportamiento que mostramos, inclusive hay diversas enfermedades que traemos, son heredadas.

Las respuestas a estas preguntas son estudiadas por la genética conductual. A continuación, en este artículo te compartiremos todo lo que tienes que saber sobre la genética conductual.

¿Qué es la genética conductual?

La genética conductual considerada una ciencia, estudia cómo nuestros genes han podido y pueden determinar nuestro comportamiento, rasgos psicológicos y conductuales en nosotros y en nuestros descendientes.

Sus orígenes se remontan a las investigaciones realizadas por el primo de Charles Darwin, Francis Galton, quien fue el primer científico que estudió la influencia de la herencia sobre las características psicológicas y comportamentales del ser humano. Su obra “El genio hereditario”, supuso el inicio de los trabajos sobre genética de la conducta.

La genética de la conducta ha tenido un importante desarrollo, sin embargo su evolución ha estado marcada por polémicas en el campo de la psicología, pero esta situación ha cambiado con el pasar de los años.

La genética conductual ,inició sus primeros pasos a raíz de algunos artículos aparecidos en los años 60, basados en estudios de gemelos y de adopción, cuyos proponentes llamaron la atención sobre la relevancia que podrían tener los factores genéticos en relación con el coeficiente de inteligencia y algunas psicopatologías como la esquizofrenia.

Sin embargo, la genética de la conducta comenzó a ser centro de atención de las ciencias sociales y del comportamiento a raíz de la polémica suscitada en 1969 por un artículo de Arthur Jensen, donde sugería que las diferencias en el coeficiente intelectual entre negros y blancos podían ser debidas, en parte, a diferencias genéticas.

Características de la genética conductual

Las características incluidas en este apartado están más relacionadas hacia el contenido genético del individuo, más que al ambiente en sí que lo influencia:

Estudia la influencia de los genes en el comportamiento

En un artículo escrito por Fabio Salamanca Gómez, Los genes y el comportamiento humano, habla de cómo el propósito de la genética del comportamiento, es dilucidar la participación de los genes en el comportamiento.

Analiza el código genético humano

Para entender cómo los genes participan en la configuración del comportamiento humano, se debe profundizar sobre la estructura y funcionamiento del ADN. El ADN está organizado por moléculas de información llamados genes. Esto se hace a través de la genética.

La genética es la ciencia que trata de la herencia y de la variabilidad entre individuos. En la actualidad, la investigación en genética del comportamiento parte de la hipótesis de que la conducta es un reflejo de unos procesos biológicos, regulados en primera instancia por los genes.

En este sentido, un gen es la unidad física y funcional de la herencia, que se pasa de padres a hijos. Los genes están compuestos por ADN y la mayoría de ellos contiene la información para elaborar una proteína específica.

En los últimos años se han identificado a través de técnicas de biología molecular, fragmentos de ADN y genes que se sospecha puedan estar involucrados en determinadas alteraciones conductuales y psicopatologías. Esto se hizo a través de un proyecto que involucró a varias naciones denominado* “proyecto genoma humano”*.

Incluye conductas visibles, aspectos cognitivos y personalidad

La genética conductual centra su investigación sobre las manifestaciones conductuales de los individuos, las características de su memoria, el lenguaje, la percepción, el pensamiento y la atención, así como los rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona y la diferencian de las demás .

Analiza la influencia del entorno en la conducta

Los rasgos biológicos heredados, son analizados en el contexto en que se desarrollan y son manifestados. Afirma la genética conductual que las características heredadas requieren de un entorno similar para poder manifestarse en el descendiente.

Se efectúan estudios en animales y humanos

Diversas publicaciones, se han referido a investigaciones que se han realizado en animales y humanos. La literatura establece que los estudios que utilizan modelos animales proporcionan datos más precisos, ya que las variables (genes y ambiente) pueden manipularse y controlarse en laboratorio.

Se nutre de otras disciplinas científicas

Aplica estrategias de investigación de la genética cuantitativa y la genética molecular,al estudio del comportamiento humano, incluyendo disciplinas como la psiquiatría genética y la psicofarmacogenética.

Métodos de la genética conductual

Los investigadores en genética del comportamiento, han entendido que los factores hereditarios intervienen en muchas conductas, incluyendo las capacidades cognitivas, personalidad y psicopatologías.

Para ello, esta ciencia ha construido métodos y procedimientos (método científico) para realizar sus investigaciones con un enfoque cuantitativo, entre las cuales mencionamos:

Estudio de gemelos

Fueron utilizados por Galton en el año 1876, y se basa en la comparación de gemelos idénticos y distintos.

Separa las causas genéticas de las ambientales en el origen y desarrollo de la conducta. Este tipo de estudio compara o intenta comparar el comportamiento de los gemelos monocigotos y dicigotos en ambientes similares.

Estudio de adopción

Se trata de estudiar a los individuos genéticamente relacionados, como los gemelos idénticos que viven separados y sujetos sin relación genética que viven juntos.

Es una forma de separar las causas genéticas de las ambientales. La base del estudio consiste en realizar observaciones de individuos genéticamente emparentados, que no comparten un entorno familiar común o de individuos que no comparten una relación genética que comparten un mismo ambiente.

El Profesor Robert Plomin, lleva años estudiando gemelos y niños adoptados, ya que en estos individuos se pueden apreciar, más que en ningunos otros, las influencias del ambiente y de los genes en el desarrollo de la personalidad y la conducta a lo largo de la vida.

Igualmente un estudio realizado de adopción sobre esquizofrenia en el año 1968 por Leonard Heston, demostró que los hijos biológicos de padres esquizofrénicos tenían probabilidades de desarrollar esquizofrenia si eran criados por los padres o adoptados y fue esencial en el establecimiento de esquizofrenia como hereditaria.

Estudio de familia

Son aquellos estudios que son realizados en el mismo grupo familiar, padres, hijos, hermanos. Se realizan observaciones del comportamiento de los descendientes de ese grupo familiar, que están genéticamente emparentados.

Objetos de estudio de la genética conductual

La genética conductual tiene muchos intereses en el estudio del comportamiento humano y entre los principales tenemos:

Herencia de rasgos

Existe un fenómeno que normalmente llamamos herencia. A lo largo del desarrollo (ontogenia) del sujeto, el comportamiento surge de manera compleja donde genotipo y ambiente interactúan de forma permanente a través de procesos no lineales.

Así que para entender y establecer las diferencias entre sujetos debido a los efectos específicos del ambiente, deberá en primer lugar manejar una interpretación correcta de lo que implica la herencia.

Trastornos del comportamiento

Ciertamente, los estudios de genética en población realizados en gemelos homocigóticos y heterocigóticos, hermanos de sangre y hermanos por adopción, proporcionaron herramientas valiosas para comprender la influencia de los genes en los fenómenos conductuales.

La consecuencia, es la aparición de una condición patológica que se expresa de una manera determinada, a la que denominamos “síndrome”.

La patología se expresa frecuentemente como una forma concreta de alteración, que suele implicar a la dimensión cognitiva y a la dimensión conductual y adaptativa de la esfera psicológica, y que se incorpora a las causas genéticas de la discapacidad intelectual.

Al considerar la manera en que los trastornos genéticos afectan a la conducta, nos vemos apremiados a introducir el concepto de “fenotipo conductual”.

Siguiendo a Dykens, los fenotipos conductuales significan que “las personas que tengan un determinado síndrome muestran ciertas consecuencias en su conducta y desarrollo con una mayor probabilidad o posibilidad que las personas que no tienen dicho síndrome”.

Personalidad

Diferencias entre individuos en cuanto a emocionalidad, niveles de actividad, sociabilidad y otros muchos rasgos han sido objeto de estudio.

Las conclusiones más importantes derivadas de la literatura, indican que casi todas las destrezas cognitivas muestran una influencia genética apreciable y que la influencia del entorno, después de la infancia, no es significativa.

Los estudios sugieren una heredabilidad del 40% para la emocionalidad y del 25% para los niveles de actividad y la sociabilidad (Loehlin y Nichols 1976).

Aprendizaje y percepción

Hay una gran cantidad de evidencias, que apoyan la conclusión de que las diferencias individuales en la mayoría de las características psicológicas, que se pueden medir de manera fiable, están influenciadas sustancialmente por factores genéticos.

Es decir, las características psicológicas, incluidas las funciones cognitivas imprescindibles para el aprendizaje, son parcialmente heredables. Se concluye que la genética condiciona lo que somos capaces de aprender y el modo en que podemos aprenderlo.

Así mismo, la forma en que apreciamos el medio ambiente es individualizado, es propio de cada persona y la causa de esta individualización está la influencia de los factores genéticos.

Inteligencia y memoria

La inteligencia ha sido el rasgo más estudiado en genética de la conducta.

Por inteligencia se ha entendido aquello que miden las pruebas. El conjunto de los datos obtenidos con diferentes métodos, apuntan hacia una heredabilidad del coeficiente intelectual en torno al 0,50.

Según declaraciones a una entrevista a Robert Plomin, esto significa que las diferencias genéticas entre los individuos darían cuenta aproximadamente de la mitad de las diferencias en la capacidad de los individuos para realizar las pruebas. El entorno y las variaciones aportarían la mitad restante.

La memoria es integrante de los procesos psicológicos del individuo, y biológicamente está presente si las condiciones del sistema biológico depende de su pasado. Si esta memoria está grabada en el material genético y se establece herencia a través de la división celular, es considerada genética.

Motivación y emoción

Otro de los objetos de estudio de la genética conductual son las emociones.

Se entiende por una emoción, a un sentimiento que nace de las impresiones de los sentidos, ideas o recuerdos y que presenta una alteración orgánica notable, siempre compuesta por un factor cognoscitivo y otro fisiológico.

El factor fisiológico obedece a la expresión de los genes de las neuronas. Se sabe que algunas de las emociones, como son la tensión, la tristeza y su consiguiente estrés, traducen alteraciones fisiológicas.

Tras la permanencia crónica de estas alteraciones fisiológicas, pueden dar lugar a manifestaciones patológicas características y éstas a su vez pueden alterar más aún a las emociones y crear así un círculo vicioso.

Descubrimientos de la genética conductual

A pesar de las luchas que ha tenido que enfrentar la genética conductual, ha logrado importantes avances, entre los más importantes están:

Las características psicológicas puede ser heredables

Según su primer hallazgo, todos los rasgos psicológicos humanos son heredables, algo que Turkheimer (2000) prefiere describir como “primera ley de la genética de la conducta”.

Los estudios de gemelos y adopción, han corroborado que heredamos en distinta medida los rasgos más variados, desde la inteligencia hasta las creencias políticas, pasando por diferentes preferencias.

Es así que, prácticamente no hay una excepción, los rasgos varían entre individuos muestran una influencia genética substantiva, típicamente del 50% o más.

Existen variantes genéticas con distintos efectos

Aunque las influencias genéticas son significativas, no son absolutas. En ocasiones más de la mitad de la variación individual se debe a factores no genéticos. Además, se ha concluido que los los rasgos psicológicos son más difíciles de medir que los físicos.

Los genes median entre el fenotipo y los rasgos psicológicos

Los rasgos psicológicos a menudo están relacionados entre sí. Por ejemplo, la creatividad se relaciona con la salud mental, la inteligencia con la longevidad o la empatía con la moralidad.

Los estudios de gemelos, corroboran que los genes explican más de la mitad de estas correlaciones.

La inteligencia varía con la edad

Los datos longitudinales muestran que los genes controlan la estabilidad de los rasgos psicológicos a medida que avanzamos en años, desde la psicopatología a la inteligencia, pasando por la personalidad.

Los genes y el entorno interactúan entre sí

Aunque estamos habituados a pensar en los genes y ambiente por separado, en realidad interactúan entre sí. El fundamento es que los humanos se integran con su entorno, lo seleccionan y modifican de acuerdo con predisposiciones genéticas.

Los genes explican la similitud psicológica entre hermanos

Suponiendo que la genética también influye en el propio ambiente, algunas adaptaciones entre el ambiente y la conducta podrían estar mediadas por los genes.

Un ejemplo, podría ser la relación recíproca entre la crianza de los padres y la conducta de los niños.

Las diferencias individuales en la crianza, puede reflejar diferencias en la conducta de los descendientes no tanto por lo que hacen los padres, sino por los genes que comparten padres e hijos.

Importancia de la genética conductual

Hoy por hoy existen pocos profesionales de la conducta y quizás pocas profesionales de otras disciplinas, que puedan rechazar y discutir los aportes que la genética de la conducta nos ha dado en los últimos años.

Los más completos y exhaustivos estudios realizados por la genética conductual basados en las adopciones, aplicados a la herencia de la inteligencia y otras capacidades cognitivas, demuestran sin lugar a dudas la heredabilidad de las características genéticas.

Gracias a la genética conductual, sabemos que la gran mayoría de los comportamientos estudiados en psicología se ven influenciados por la genética particular del individuo, por lo que interesa estudiar en qué medida afectan a una conducta específica.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud