Glándulas de Tyson: qué son y funciones en el organismo

Tabla de contenido

Son variadas las afecciones que se pueden presentar en la piel, pero existen zonas de mucha sensibilidad estética para el hombre, como el pene.

Es mucha la desinformación que existe en ambos géneros, con respecto a ciertas formaciones no comunes en esta parte del órgano reproductivo del hombre, específicamente entre el glande y el surco balanoprepucial. Una de ellas son las glándulas de tyson.

En el siguiente artículo, te damos toda la información sobre estas glándulas, por qué se originan y su remoción en caso de riesgos.

¿Qué son las glándulas de Tyson?

Las glándulas de tyson, glándulas prepuciales o pápulas perladas (hirsuties papillaris genitalis), son glándulas sebáceas modificadas y exocrinas que se encuentran localizadas en los genitales de los mamíferos, con el objeto de producir feromonas y esmegma.

Nota: La aparición de estas glándulas sebáceas, no tienen relación con la higiene personal, no es una enfermedad de transmisión sexual como el virus de papiloma humano (VPH), tampoco representa peligro de contagio y no son de origen cancerígeno, pero si consiste en un motivo de preocupación entre los hombres. (1)

Se ubican simétricamente a los lados del surco balanoprepucial, se presentan en pares a los costados del frenillo o en la zona de unión del prepucio con el glande. Su crecimiento se debe a una hipertrofia de las glándulas. Un artículo científico describe a las glándulas de Tyson como tumores benignos. (2)

Funciones de las glándulas de Tyson

En la literatura científica no hay un consenso exacto sobre las funciones de esta glándula, sin embargo, te describimos las más mencionadas:

1. Lubricar el pene

Una de las funciones de las glándulas de Tyson, es producir durante el coito una secreción sebácea, que tiene como finalidad la lubricación del pene. La aparición de esta secreción está relacionada a los períodos de excitabilidad masculina, antes y durante el coito.

2. Producir esmegma

El esmegma, es la combinación de acumulación de las secreciones de las glándulas de Tyson, con células de piel muerta, hormonas, secreciones de la próstata y células blancas sanguíneas, además de bacterias. Aparece debajo del prepucio y tiene una consistencia blanquecina, de olor poco agradable.

Nota: En un estudio científico, se identificó las bacterias comunes encontradas en el esmegma (3), sin embargo es importante aclarar que el esmegma no describe el estado de higiene del individuo, ya que este se forma como resultado del proceso de desintoxicación del organismo.

3. Liberar feromonas

Las feromonas son sustancias químicas secretadas por los seres vivos, con el fin de provocar comportamientos específicos en otros individuos de la misma especie. En tal sentido, se ha vinculado a las glándulas de Tyson en la producción de feromonas masculinas.

En el hombre, esta feromona es secretada a través de las glándulas sudoríparas y recibe el nombre de androsterona. La literatura ha descrito que las glándulas de Tyson también tienen esta función de secretar esta feromona, sin embargo, no hay evidencia científica que la respalde.

¿Cómo se quitan las glándulas de Tyson?

Existen variados procedimientos destinados a la extirpación de estas glándulas, en caso de que el paciente así lo requiera. A continuación te mencionamos algunos de ellos:

1. Crioterapia

La crioterapia es una técnica, que se fundamenta en la aplicación de frío extremo sobre la lesión concreta, provoca la congelación y destrucción de la glándula. Normalmente se utiliza nitrógeno líquido (-196ºC) mediante un sistema de spray pulverizado.

Nota: El nitrógeno provoca la congelación y destrucción de la glándula sin perjudicar el tejido sano que rodea a la lesión. El proceso es relativamente rápido.

2. Cauterización

La cauterización es un tratamiento utilizado en la eliminación de las glándulas de Tyson. Se realiza de manera más rápida y todas las pápulas pueden ser eliminadas en una sola sesión de media hora. Este procedimiento se realiza con la aplicación de anestesia local.

Existen dos procedimientos de cauterización utilizados; uno de ellos es la electrocauterización el cual es un procedimiento quirúrgico, donde el cirujano usa electricidad para calentar el tejido y extirpar la pápula.

El otro procedimiento consiste en el uso de láser de CO2, donde se dirige un haz de láser de dióxido de carbono que vaporiza la lesión sin afectar el tejido adyacente. De acuerdo con un estudio científico, la terapia con láser es un método eficaz y bien tolerado. (4)

3. Cirugía

El método tradicional, ha sido el empleo del bisturí para retirar las glándulas de Tyson o las pápulas perladas. En este procedimiento, el médico aplica anestesia local y luego utiliza un bisturí para remover las glándulas.

Nota: Este tratamiento ya es poco utilizado, y también depende de la cantidad de pápulas a retirar.

Conclusiones Claves

  • La aparición de las glándulas de Tyson, se debe a una hipertrofia de ella misma.
  • La producción de esmegma se relaciona con un proceso de desintoxicación del organismo.
  • No representan un problema para la salud, ya que no son contagiosas, ni son causadas por alguna enfermedad de transmisión sexual como el VPH.
  • En el hombre causa problemas a nivel estético.
  • Existen varios tratamientos quirúrgicos a nivel ambulatorio para eliminarlas de ser necesario.