Psicología y Salud emocional

¿Cómo hacer el amor de forma placentera?

Escrito por Mauricio Colazingari

Hacer el amor es muy diferente al significado del sexo, a pesar de que la acción sea la misma. Se trata de una experiencia humana única, que muchos jóvenes hoy en día no son capaces de entender. No se puede hablar de hacer el amor, si no se sabe amar.

Es una acción capaz de unir corazones de una manera fuerte, honesta y bastante placentera. Sin embargo, el término ya no existe de una manera en el vocabulario de la sociedad, así como puede desconocerse el verdadero significado del amor.

En el presente artículo, profundizaremos el significado de hacer el amor, para que te nutras de información útil para tu pareja o la persona mas especial dentro de tu vida, comencemos.

¿Qué es hacer el amor?

Hacer el amor se trata de tener relaciones íntimas con una persona que causa impacto, que inspira a dicho acto, más allá de ser un acto físico también es sentimental.

En este sentido, hacer el amor es muy diferente al sexo, cuyo acto se puede lograr sin estar necesariamente enamorado. Hacer el amor en cambio, es natural y personal.

Dicho de otro modo, hacer el amor es actuar como una unión fuerte de lazos y sentimientos que convergen entre dos personas que buscan expresar dichos sentimientos profundos en la intimidad, en los momentos privados de su pareja donde son capaces de actuar para complacerse mutuamente, fortaleciendo el amor en pareja.

Recomendaciones para hacer el amor de forma placentera

Hay cosas que tomar en cuenta, si se quiere hacer el amor con la pareja de manera correcta. Buscando satisfacerla pero sobre todo, conocer lo que estás haciendo.

Realizarlo bajo previo acuerdo

Hacer el amor es algo mutuo, ocasionalmente en dos personas profundamente enamoradas o ya en una relación, al tratarse de algo íntimo, no tendría sentido que la pareja haga el mismo acto con otros.

Por lo tanto, se debe estar de acuerdo y ser sinceros desde el primer momento en qué sentimiento existe por parte de ambas personas, de esta manera se crea una confianza plena y crucial para hacer el amor.

Mantener la mente enfocada en el momento

Hacer el amor es entre dos personas, en ese momento íntimo, ya sea en la noche o a una hora exacta, no se debe pensar en nada ni en nadie.

Tu mente solo debe estar enfocada en tu pareja, en su momento privado. Así conoces sus gustos, se comprenden mutuamente y disfrutan de un largo momento placentero.

Es un tiempo que debes regalarle a tu pareja y si deseas que sea placentero, concéntrate en ello.

Tener una adecuada higiene corporal e íntima

Hacer el amor implica mucho más que prepararse psicológicamente, físicamente también es importante y a nivel de presentación personal.

La higiene es crucial en la vida humana, además que nos presenta como personas decentes y responsables.

Al momento de hacer el amor es importante estar siempre cuidado, tener un buen aseo, los genitales y otras partes del cuerpo depiladas y lavadas.

Además de que ayuda a un proceso más placentero, protege a la pareja de cosas como los microbios y enfermedades más allá de las ETS (enfermedades de transmisión sexual).

Utilizar lencería o prendas sexys

Esta es una forma ideal de provocar de manera atractiva a tu pareja, sobre todo si eres mujer.

Los hombres se impresionan con el físico femenino y más allá de las extravagantes curvas, son las prendas que los afortunados pueden ver detrás de la ropa. Algo llamativo, sexy y muy coqueto.

No debería dar pena siquiera, ya que se encuentran solos y en confianza. Realmente es algo que se podrá disfrutar bastante.

Amenizar el ambiente con música y otros elementos

Aquí puedes dejar tu imaginación volar, un ambiente ideal proporciona una mejor experiencia pero también hay que tener conocimiento de que funciona en un ambiente erótico.

Muchos jóvenes pensarían en el reguetón como tema musical, sin embargo se queda muy pequeño con otros géneros que en muchos años, se usaron para este tipo de ambientes, tales como el Jazz, el R&B, el Do Woop, entre otros géneros, pero estos crean un lugar sonoro perfecto.

De igual manera, un ambiente poco iluminado, lleno de velas cuidadosamente bien ubicadas y aromatizantes, crean un lugar de ensueño donde te encuentras para cortejar a tu pareja.

Iniciar con caricias, masajes y juegos eróticos

Hacer el amor es con mucha calma y paciencia. Es ir excitando cada vez más a la pareja hasta el clímax, con el fin de satisfacerla y disfrutar de dicho acto.

Hay que ir lento sin dejar de emocionar a la persona; besarse lentamente y los masajes con sumo cuidado en las partes más sensibles del cuerpo, son unos de los factores que pueden emocionar a nuestra pareja en el momento correcto.

Además de eso, uno puede ponerse más atrevido con juegos eróticos de los cuales existen muchos, esto ya se podría hacer de acuerdo a lo que busca la pareja. El proceso es ir lentamente, con el fin de disfrutar más el momento.

Experimentar con juguetes sexuales

No debe ser considerado un tabú, la pareja tienen toda su libertad de explorar su lado sexual como plazca a ambas partes, los juguetes no son únicamente para personas solteras o a las relaciones lésbicas, pueden incluso satisfacer a una pareja en general.

Usualmente se puede comenzar con los conocidos vibradores, por el nivel de excitación que generan a la mujer, pero también puede emocionar a la pareja conjunta.

Segun un artículo, de la revista mexicana Glamour, “El tema de los juguetes sexuales debe enfocarse como una alternativa para pasar un rato erótico juntos y que logren incrementar su placer en conjunto”.

Estimular manual y oralmente las zonas erógenas

Hay que actuar en pro del erotismo. No se debe consumar directamente el acto sexual o la penetración para hacer el amor, se puede ir trabajando mucho antes, con cosas como la estimulación mutua a las partes más sensibles del cuerpo, manual y oralmente, con caricias y hasta besos húmedos.

Muchas zonas además de las íntimas, como los pies, la cintura, el cuello, la espalda entre otros. A pesar que mucha gente lo puede sentir diferente, es tu tarea conocer la zona erógena que más excita a tu pareja.

Probar distintas posiciones

Hacer el amor, es también gozar de diferentes posiciones que fortalecen el deseo sexual de la pareja, además de eso puede ayudar a disfrutar por un tiempo alargado el acto que consuman ambas personas.

En este sentido, se puede realizar posiciones muy variadas dependiendo de la comodidad que consiga cada uno durante el momento íntimo, hay que experimentar con ello.

Alternar los ritmos y velocidades

Hacer el amor no depende de ser algo rápido o lento, es preferencial de como lo desee la pareja, si bien acelerar el ritmo puede ser muy placentero, corren con la mala suerte de llegar a un clímax si la pareja no controla sus estímulos, al igual que al ser lento puede perderse a veces el apetito sexual, dependiendo de qué persona se trate.

Sin embargo, se debe variar para disfrutar el acto de manera muy complaciente, como una canción que tiene un inicio, una parte en la que acelera el ritmo y explota, finalizando con algo lento y satisfactorio.

Posiciones placenteras para hacer el amor

Como se dijo previamente, las posiciones favorecen bastante en el momento de hacer el amor, e incluso ayuda al control de la persona antes de llegar al orgasmo, entre muchas de ellas están las siguientes:

Cucharita

Una de las posiciones más frecuentes y usadas por muchas parejas, mayormente porque estimula mucho más el clítoris de la mujer, no requiere mucho esfuerzo físico y es bastante disfrutable entre ambas personas,.

Es común al hacer el amor, porque también estimula un momento de confianza y pasión. Según el psicólogo y sexólogo Ezequiel López “la cucharita es una de las mejores posiciones sexuales, es romántica y apasionada”.

Balancín

Una posición favorable para la penetración, generando mayor satisfacción a las mujeres, quienes en este caso toman el control de esta posición, no dejando de ser disfrutable para ambas partes.

Hacer el amor con esta posición genera un momento largo y apasionado. Además las posiciones de los cuerpos lograrán un balanceo más excitante. Es una postura muy romántica.

Perrito

Todos han aplicado esta posición, siendo una de las más comunes y cómodas para hacer el amor, siendo muy placentera.

No es complicada de lograr ni de lejos, normalmente todos empiezan el acto sexual con esa posición, el hombre toma el control para satisfacer a su mujer, quien se encontrará en una posición de 4 piernas, tomando así la mayor parte de la satisfacción.

Flor de loto

Por su nombre y concepto, se considera una de las posiciones sexuales más románticas para hacer el amor.

Está basada en las posiciones típicas para meditación, con la mujer encima disfrutando del acto de la penetración, se dice además que trae bastantes beneficios como prolongar el orgasmo o la eyaculación en el hombre, ayudando incluso a los que padecen de eyaculación precoz.

La posición no escatima en abrazos, caricias y besos, vienen con todo ello incluido.

Mecedora

Nuevamente, en esta posición para hacer el amor la mujer toma el control, de una manera satisfactoria para el hombre.

Es una posición muy recomendada, dado que la mujer controla las velocidades de la penetración y el movimiento del pene durante el acto, sin embargo el hombre también requiere tener concentración para prolongar el tiempo de esta posición.

Misionero clitoriano

Si ya conoces la posición del misionero, pues esto se trata de una reinvención, mucho más placentera. Sencillamente consiste en la mujer tumbada boca arriba, el hombre se sitúa encima.

Mientras la penetra, ella puede estimular el clítoris y controlar el ritmo de la penetración con su movimiento de caderas. Ideal para hacer el amor de manera apasionada.

Carretilla

Esta última posición es especial ya que explora mucho el atrevimiento de la pareja, para hacer el amor de una forma creativa y muy divertida, rompiendo con las rutinas diarias y aburridas.

Mientras la mujer está boca abajo, siente una especie de vértigo el cual estará acompañado de fuertes sensaciones, mientras el hombre penetra por detrás, lo que ocasiona mayor placer y a la vez puede ir tocando el clítoris. La satisfacción sexual es mayor que en otras posiciones.

Beneficios de hacer el amor

Hacer el amor no solamente fortalece la relación de dos personas y hace placentero el acto sexual en su mayor límite, sino que también ayuda psicológicamente a los individuos de la siguiente manera:

Reduce el estrés y la ansiedad

Un estudio de la página* Psychology* determinó que “durante las relaciones se reducen los niveles de la hormona cortisol que es la causante del estrés en nuestro cuerpo”, por lo que hacer el amor ayuda a mantener la mente distraída de otras rutinas diarias como el trabajo, las deudas y problemas ajenos. Es una distracción con una persona ideal.

Disminuye el dolor

Hacer el amor te libera de cualquier dolor físico o incluso mental, debido al nivel de hormonas que son liberadas, una en especial llamada la serotonina o la hormona de la felicidad, ayudando a cualquier individuo ante una situación fuerte, esto se puede lograr incluso a través de la masturbación.

Incrementa la concentración

Hacer el amor es como un ejercicio físico y mental, ayuda a las personas a enfocarse en un objetivo y cumplirlo sin errores alguno, como aguantar el orgasmo más tiempo para satisfacer a la pareja y alargar el acto. Requiere de mucha atención que es entrenada si este acto es más frecuente.

Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas

Hacer el amor juega un papel clave para evitar sufrir estrés y depresión, liberando a las personas de dos importantes factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Hay estudios como el de Queens University de Belfast donde hay resultados muy positivos, “hacer el amor tres veces por semana puede reducir a la mitad el riesgo de sufrir un infarto o un ictus”.

Potencia la calidad del sueño

Hacer el amor relaja la mente y alivia las tensiones, cosa que para las personas que sufren de insomnio es muy beneficioso, proporcionándoles un mejor momento para dormir, incluso más rápido. Permitiendo un pleno descanso que la persona desea.

Protege la salud ósea

Hacer el amor tiene múltiples beneficios para la salud de las personas, por ejemplo se sabe que las mujeres menopáusicas que hacen el amor todas las semanas tienen el doble de estrógenos que aquellas que no lo practican, de igual manera sus huesos se ven fortalecidos por la realización de la actividad física implicada en el acto.

También se sabe que el contacto con otro cuerpo, hace que los linfocitos aumenten considerablemente. Estos son los encargados de protegernos frente a enfermedades comunes como la gripe. Y así existen muchos otros beneficios magníficos.

Disminuye el riesgo de cáncer de próstata

Un hombre que mantiene relaciones constantes y hasta eso incluye el acto de la masturbación, tiene menos riesgo de padecer cáncer de próstata, ya que esta no se mantiene en reposo, sino que se encuentra activa, haciendo que pare de crecer y genere algún tumor maligno en un futuro.

El riesgo es mínimo incluso a partir de los 50 años reduce considerablemente, de hecho la incidencia de esta enfermedad es mayor entre las poblaciones célibes, como es el caso de los monjes.

Mejora el humor y estado de ánimo

Hacer el amor mantiene energía positiva, lo que ocasiona que los días grises de las personas siempre estén iluminados, alejándose de cualquier problema del mundo actual o incluso de problemas sociales, es algo inexplicable, pero sucede realmente.

Fortalece la relación de pareja

Por último, hacer el amor fortalece la confianza y el cariño entre dos personas, que no se verá reflejado en simples momentos, días o meses, sino por años. Es un acto natural pero único, pocos tienen la suerte de experimentar dicho acto maravilloso, por eso hacer el amor, es necesario con aquella persona que deseas tanto en tu vida.