Hipotálamo: qué es, características y funciones en el organismo

Tabla de contenido

¿Existe algo tan fascinante como la mente humana? Probablemente no. La neurociencia es la ciencia que estudia el sistema nervioso y el cerebro humano.

Abarca todo tipo de cosas, como por ejemplo, el comportamiento humano, enfermedades neurodegenerativas y hasta la evolución del cerebro.

Sin embargo, la neurociencia es una ciencia relativamente nueva, y por ende, aún queda mucho que aprender sobre nuestros cerebros.

De todos modos, los científicos han revelado muchos secretos sobre varias partes de nuestro cerebro, como el hipotálamo.

Por lo tanto, te invitamos a conocer un poco más sobre el hipotálamo, que es, para qué sirve y mucho más, en el siguiente artículo.

¿Qué es el hipotálamo?

El hipotálamo se encuentra en la superficie inferior del cerebro. Se encuentra justo debajo del tálamo y por encima de la glándula pituitaria, a la que está unida por un tallo.

Es una parte extremadamente compleja del cerebro que contiene muchas regiones con funciones altamente especializadas.

En los seres humanos, el hipotálamo tiene aproximadamente el tamaño de un guisante y representa menos del 1% del peso del cerebro.

Una de las funciones principales del hipotálamo es mantener la homeostasis, es decir, mantener el cuerpo humano en una condición estable y constante.

De igual manera, el hipotálamo responde a una variedad de señales del entorno interno y externo, incluida la temperatura corporal, el hambre, la sensación de estar lleno. después de comer, la presión arterial y los niveles de hormonas en la circulación.

También responde al estrés y controla nuestros ritmos corporales diarios, como la secreción nocturna de melatonina de la glándula pineal y los cambios en el cortisol (la hormona del estrés) y la temperatura corporal durante un período de 24 horas.

Además, el hipotálamo recopila y combina esta información y realiza cambios para corregir cualquier desequilibrio.

Estructuras principales del hipotálamo

En un estudio publicado en IntechOpen, se analizaron las principales partes del hipotálamo, que está compuesto por estructuras a las que se les llama núcleo, y cada una de ellas tiene una función diferente. En este sentido te contamos parte por parte:

Núcleo arcuato

Esta sección del cerebro, conocida como núcleo arcuato es un conjunto de neuronas que se encuentran en el hipotálamo. Algunas neuronas contienen dopamina que inhiben la liberación de la hormona prolactina por la glándula pituitaria.

Cuando se activan, estas neuronas pueden producir aumentos notables en el apetito que resultan en obesidad. Estas neuronas pueden estar reguladas por la glucosa, la insulina y la leptina.

Núcleo hipotalámico anterior

Esta región se encarga de la pérdida de calor a través de la sudoración. La función principal de esta región es la termorregulación que es la capacidad que tiene el organismo para modificar su temperatura dentro de ciertos límites, incluso cuando la temperatura es bastante a la del objetivo.

Núcleo hipotalámico posterior

Esta región trabaja en conjunto con el núcleo hipotalámico anterior, solo que en vez de encargarse de la pérdida de calor para regular la temperatura, esta se encarga de mantener el calor cuando hace frío.

Núcleos laterales

El hipotálamo está compuesto principalmente por diferentes núcleos. Según Science Direct, juega un papel central en el control del equilibrio energético y en la regulación de las conductas alimentarias.

Además recibe múltiples regiones sensoriales que afectan al gusto y otras áreas olfativas.

Núcleo mamilar

Los núcleos mamilares son un par de pequeños cuerpos redondos, ubicados en la superficie inferior del cerebro que forman parte del sistema límbico.

Según Stat Pearls, la función principal de los cuerpos mamilares es la memoria recolectada, que comienza dentro del hipocampo. Las ondas theta activan las neuronas en el hipocampo y, así, la información se transmite a los cuerpos mamilares.

Características del hipotálamo

A pesar de su minúsculo tamaño, el hipotálamo juega un papel esencial en muchas funciones importantes del cuerpo. Su nombre viene del griego antiguo ὑπό: que significa “debajo” y θάλαμος: que significa “cámara”.

El hipotálamo es una parte del cerebro llena de núcleos pequeños con una variedad de funciones. Una de las más importantes es comunicar al sistema nervioso con el sistema endocrino a través de la glándula pituitaria.

A continuación te señalamos las características más destacables de éste órgano cerebral:

Forma parte del sistema límbico

El prosencéfalo es la división más anterior del cerebro y contiene las redes más complejas del sistema nervioso central.

El prosencéfalo tiene dos divisiones principales: el diencéfalo y el telencéfalo. El diencéfalo es más bajo y contiene el tálamo y el hipotálamo (que juntos forman el sistema límbico).

Se encarga de procesos fundamentales

El hipotálamo tiene una variedad de funciones fundamentales. Muchas de las funciones importantes del hipotálamo son conocidas como las dos H: homeostasis y hormonas.

Ya que el hipotálamo se encarga de regular la homeostasis en el cuerpo, es decir, mantener la estabilidad del cuerpo. Y por otro lado, se encarga de regular las hormonas.

Se ubica cerca del tronco del encéfalo

El hipotálamo se encuentra en la superficie inferior del cerebro. Se encuentra justo debajo del tálamo y por encima de la glándula pituitaria y del tronco encefálico.

Es una parte extremadamente compleja del cerebro que contiene muchas regiones con funciones altamente importantes.

Actúa como puente entre el cerebro y el sistema endocrino

Podría decirse que el hipotálamo es el intermediario del cerebro y el sistema endocrino, ya que es el vínculo entre los sistemas endocrino y nervioso.

El sistema endocrino es una red de glándulas en todo el cuerpo que regulan ciertas funciones corporales, como la temperatura corporal, el metabolismo, el crecimiento y el desarrollo sexual.

Se encarga de la homeostasis

Asimismo, el hipotálamo juega un papel importante en el sistema endocrino. Es responsable de mantener el equilibrio interno de su cuerpo, lo que se conoce como homeostasis.

Para hacer esto, el hipotálamo ayuda a estimular o inhibir muchos de los procesos clave de su cuerpo como la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Funciones del hipotálamo

El hipotálamo es el responsable de llevar a cabo muchísimas funciones necesarias para mantener a nuestro organismo sano y estable.

A continuación te mostramos algunas de las funciones más importantes que lleva a cabo el hipotálamo en nuestro cuerpo.

Regula la presión sanguínea

Según un estudio publicado por la NHS, el servicio nacional de salud del Reino Unido, el hipotálamo regula la presión sanguínea, así como también regula las pulsaciones del corazón.

Esto se debe a que una de las principales funciones es mantener la homeostasis en el cuerpo, por lo que una de las tareas para mantener el balance en nuestro cuerpo es controlar la presión sanguínea dependiendo la situación y cuándo y dónde necesitemos mayor o menor presión.

Controla la temperatura corporal

Según un estudio publicado por InfoMed Health, la temperatura interna de nuestro cuerpo está regulada por el hipotálamo.

El hipotálamo se asegura de que nuestra temperatura se mantenga en unos 37 ° C. Si nuestra temperatura es demasiado baja, el hipotálamo se asegurará de que el cuerpo genere y mantenga el calor.

De la misma forma, si nuestra temperatura es muy alta enviar a la señal para que sudemos lo cual nos ayudará a regular la temperatura y bajarla.

Controla la tensión muscular

El hipotálamo, entre otros órganos, influye en el sistema nervioso, que implica actividades involuntarias de los órganos.

También media la actividad en la glándula pituitaria, que libera hormonas en el torrente sanguíneo. Esto significa que bajo estrés, los músculos se tensan, la respiración se vuelve más rápida y profunda.

Controla el hambre

En un estudio publicado por Endocrinology and Metabolism Clinics of North America, se descubrió que el hambre, los antojos y las sensaciones hedónicas también son controladas por los procesos homeostáticos, generados por el hipotálamo.

De esta manera, el hipotálamo controla los antojos y el hambre enviando señales al cerebro para que produzca ciertas hormonas que causan hambre y antojos, como la grelina, la leptina y la insulina.

Regula el sueño

Por las mismas razones que mencionamos anteriormente, hipotálamo se encarga de regular absolutamente todas las funciones necesarias para el organismo.

Entre ellas se encuentra el sueño. De la misma forma en la que el hipotálamo envía la señal al cerebro para secretar hormonas de todo tipo, también se encarga de generar hormonas que inducen al sueño como la serotonina.

Regula la sed y la producción de orina

Al principio, descubrieron que el “centro de la sed” principal del cuerpo en el cerebro es el hipotálamo.

Sensores especiales en el hipotálamo controlan constantemente la concentración de sodio y otras sustancias en la sangre. Y por eso también tiene la tarea de regular la orina para regular los niveles de sodio en el cuerpo.

Además, hay dos conjuntos de células nerviosas en el hipotálamo que producen hormonas.

Un conjunto envía las hormonas que producen a través del tallo pituitario al lóbulo posterior de la glándula pituitaria, donde estas hormonas se liberan directamente al torrente sanguíneo. Una de ellas es la hormona antidiurética que estimula la reabsorción de agua en los riñones.

Controla las emociones y estados de ánimo

Un estudio publicado por IBRO Reports, descubrió que Hipotálamo también está a cargo de nuestras emociones y estado de ánimo, los cuales regula a través de enviar señales para secretar ciertas hormonas que regulan nuestro ánimo, como la dopamina.

Además de controlar las respuestas emocionales, el hipotálamo también participa en las respuestas sexuales, la liberación de hormonas y la regulación de la temperatura corporal.

Controla la liberación de hormonas

Existen un conjunto de hormonas que se producen a través de la glándula pituitaria, donde estas hormonas se liberan al torrente sanguíneo, como la oxitocina, la hormona del amor, que más bien cumple la función de estimular la contracción del útero durante el parto y es importante durante la lactancia.

Por otro lado, el hipotálamo trabaja como el computador central que envía las órdenes de qué hormonas se necesitan.

En este sentido, el hipotálamo libera hormonas estimulantes e inhibidoras como las de la glándula tiroides y la corteza suprarrenal, así como la hormona del crecimiento y la prolactina, para la producción de leche.

Por lo tanto, las hormonas producidas en el hipotálamo son la hormona liberadora de corticotropina, dopamina, y hormona de crecimiento

Controla las contracciones uterinas

Como hemos visto antes, el hipotálamo cumple una función esencial durante el parto.

Ya que es el encargado de secretar la hormona de la oxitocina, que si bien es una hormona conocida como la hormona del amor, dado que segrega luego del sexo y sirve para formar lazos afectivos.

También esta hormona es segregada durante el parto, ya que ayuda con las contracciones uterinas que ayudan llevar adelante un parto.

Contribuye en la regulación de la memoria

El hipotálamo juega un rol fundamental en la formación de memoria tanto de corto plazo como de largo plazo. Esto se debe a que El hipotálamo es el encargado de producir la hormona de la felicidad, dopamina.

Si bien la hormona de la dopamina es referida como la hormona de la felicidad porque nos hace felices y nos pone de buen humor, es también importante mencionar que la dopamina es una hormona necesaria para mantenernos motivados.

Es por esto que a la hora de formar nuevas memorias o aprender un tema nuevo es necesario mantener la curiosidad y la motivación a lo largo del camino, y para eso necesitamos de la ayuda de la dopamina.

Controla la excitación sexual

El hipotálamo influye en la conducta sexual. Estimula la glándula pituitaria para que libere hormonas sexuales.

Cuando los niveles de esas hormonas descienden, también lo hace el deseo sexual. De manera que se produce el control por retroalimentación de la producción de hormonas gonadales.

Regula los niveles disponibles de energía

El hipotálamo es una de las regiones cerebrales mejor estudiadas y más importantes implicadas en el control central de la alimentación y el gasto energético.

De hecho, se considera que el núcleo arqueado dentro del hipotálamo es fundamental para la regulación de la alimentación y el metabolismo.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud