Dieta y Nutrición

Hojas de laurel: propiedades, usos y beneficios para la salud

Escrito por Zaritza Girón

El Laurus nobilis L. o Laurel, es una especie perenne con orígenes mediterráneos, que hoy en día se cultiva como planta ornamental en jardines; y es que gracias a las cualidades que posee esta hoja, siempre querrás tenerla en casa.

El laurel es mundialmente conocido por su característico aroma y el uso que comúnmente se les da en la cocina. Sin embargo, está también catalogado por ser un buen recurso para la salud por sus diferentes propiedades, usos y beneficios.

A continuación, en el siguiente artículo te compartiremos las maravillosas propiedades y beneficios para la salud que tiene esta potente planta, para que la incluyas en tu consumo cotidiano y aproveches todas sus bondades.

¿Qué es el laurel?

El árbol de laurel es de corteza delgada, que puede alcanzar los 10 metros de altura. Las hojas son de color verde oscuro y cuenta con un distintivo aroma que ha posicionado a ésta planta a ser parte de distintos platos culinarios.

Además, según investigadores del Instituto de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México, la hoja de laurel posee propiedades antidepresivas y ansiolíticas, ubicándola como una de las plantas más usadas entre personas que padecen enfermedades del sistema nervioso central.

Propiedades de las hojas de laurel

El laurel tiene distintas propiedades que hacen de esta planta una maravilla en la tierra, sin embargo, hay que tener en cuenta que el laurel debe utilizarse en su estado más seco debido a que las hojas frescas podrían resultar tóxicas.

Esto se debe a su contenido de glucósido cianogenético presente en el tallo y hojas de dicho condimento.

En este sentido, el laurel goza de distintos componentes activos volátiles como el a-pineno, beta-pineno, limoneno, mirceno, neral, chavicol de metilo, acetato de geralio, eugenol y chavicol.

Dichos compuestos son excelentes antisépticos y antioxidantes, además poseen propiedades digestivas.

Es así como, te sorprenderá conocer la gran variedad de vitaminas y minerales que puede aportar el laurel para el cuerpo humano.

Vitaminas

  • Acido fólico: La presencia de este folato contribuye al buen crecimiento de los tejidos y desarrollo de las células.
  • Vitamina A: La vitamina A presente en el laurel ayuda al desarrollo de los tejidos blandos y el buen estado de la piel.
  • Vitamina B: Ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre, regula el metabolismo y mejora el sistema nervioso central.
  • Vitamina C: Conocida por su capacidad antioxidante y estimulante para la aceleración de cicatrización de heridas.

Minerales

  • Potasio: Controla la presión arterial y la frecuencia cardiaca.
  • Calcio: Es uno de los minerales con mayor presencia en el laurel, su importancia se debe a que el calcio ayuda a mantener sanos los huesos y dientes, además de su aporte en la coagulación sanguínea.
  • Magnesio: Este mineral es utilizado para combatir la depresión y se considera eficaz entre los tratamientos contra la diabetes tipo 2.
  • Hierro: El principal mineral presente en la producción de hemoglobina es el hierro, siendo también parte fundamental de las propiedades del laurel.

Beneficios de las hojas de laurel para la salud

La hoja de laurel no solo es un condimento, también posee increíbles beneficios que mejoran distintas afecciones de salud.

En este sentido, investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, realizaron un estudio sobre la composición del aceite esencial del laurel; teniendo en cuenta que actualmente la extracción de dichas sustancias son utilizadas para combatir enfermedades cutáneas, dolores musculares entre otros beneficios que destacaremos a continuación.

Estimulan el sistema inmune

Por su alto contenido de Vitamina C, las hojas de laurel es un excelente estimulante inmunológico, es el encargado de actuar como barrera defensiva ante cualquier enfermedad que intente alojarse en el cuerpo. Es así, como la ingesta de alimentos ricos en esta vitamina, ayudan a proteger y mantener alejados dichos gérmenes.

Además el laurel, es utilizado como desinfectante para combatir procesos virales. Actualmente, cierta variedad de virus ha mutado hasta el punto de mantenerse vivos en objetos, ropa, y las partes más expuestas de nuestro cuerpo bien sea cara, brazos y manos.

Por tal razón, es de suma importancia mantener limpias las superficies vulnerables a la permanencia de enfermedades virales.

Disminuyen afecciones respiratorias

Las propiedades antibacterianas del laurel alivian las afecciones respiratorias, favoreciendo la expulsión de secreciones nasales, despejando el sistema respiratorio y la cavidad oral de virus y bacterias que estén afectando su buen funcionamiento.

Afecciones como la bronquitis y faringitis, donde sus principales síntomas causan dificultad para respirar, fatiga y flema, pueden ser mejoradas con el laurel, gracias a que en su estado gaseoso descongestiona las vías respiratorias, desempeñándose como un excelente expectorante.

Mejoran problemas de circulación

El laurel contiene potasio, este mineral es uno de los principales utilizados para regular la presión arterial, ayudando a mantener sanos los vasos sanguíneos, lo que mejora a su vez la circulación.

Por lo que, se pueden prevenir patologías vasculares y enfermedades cerebrales letales. Es así, como el potasio presente en el laurel, es utilizado para equilibrar el organismo de posibles obstrucciones arteriales.

Por su parte, los altos niveles de colesterol y triglicéridos son nocivos para tu cuerpo, ya que causan problemas de circulación debido a que la grasa acumulada en la sangre puede obstruir significativamente las principales arterias del cuerpo, lo que desataría enfermedades cardiacas

Alivian molestias digestivas

Desde épocas antiguas se han utilizado las hojas de laurel para tratar afecciones digestivas, reducir gases y mejorar dolores abdominales que pueden ser causados por mala digestión o metabolismos lentos, que no procesan bien los alimentos y conducen a dolores gastrointestinales.

La infusión de hojas de laurel después de comer, es comúnmente utilizada por su rápido alivio y fácil preparación. Además, de su cualidad al ser un preparado totalmente natural.

Igualmente, el laurel es utilizado para las obstrucciones intestinales, puesto que gracias a su efecto colagogo facilita la expulsión de la bilis retenida en la vesícula biliar, fungiendo así como un purgante intestinal y diurético completamente natural.

Reducen cólicos y dolor muscular

Las hojas de laurel disminuyen la inflamación por flatulencias y las molestias que causan los cólicos intestinales, esto se debe a que sus propiedades carminativas reducen los gases que obstruyen el sistema digestivo y causan dichas afecciones.

La presencia de eugenol en las hojas de laurel, beneficia la disminución de dolores musculares o enfermedades reumáticas.

Sus propiedades ayudan a reducir inflamaciones causadas por artritis, torceduras y retención de líquidos, por lo que actúa como relajante muscular. Además, de su cualidad diurética como mencionamos anteriormente.

Los aceites esenciales extraídos del laurel son utilizados en aromaterapia y fisioterapia para el alivio de dolores a nivel muscular.

Su agradable y particular olor combinado con los beneficios derivados de esta planta, se desenvuelven como excelentes calmantes para migrañas o dolores de cabeza.

Regulan el ciclo menstrual

Las hojas de laurel poseen propiedades emenagogas, es decir, estimula el flujo sanguíneo hacia la pelvis y el útero, lo que regula la menstruación.

Mientras que en casos de ciclos atrasados, ayuda a que la concentración de sangre en el aparato reproductor femenino circule más rápido.

El uso del laurel para el ciclo menstrual debe ser usado con precaución, debido a que puede ser perjudicial para mujeres en estado de gestación.

Esto ocurre gracias a que la misma propiedad emenagoga presente en la planta también es considerada como abortiva.

Estimulan el apetito

La presencia de los compuestos orgánicos cineol y el eugenol en el laurel, ayudan a mejorar el apetito en personas que deseen ganar peso de manera natural.

También, ingerir una taza de infusión de hojas de laurel antes de cada comida, ayuda a tu cuerpo a regular problemas anémicos por mala alimentación y fortalece la producción de jugos gástricos.

El laurel es utilizado en personas que desean combatir la anorexia, puesto que este trastorno de conducta alimentaria causa estragos en el sistema digestivo de tu cuerpo. Para lo cual, el laurel ayuda a reconstituir y fortalecer el buen funcionamiento del tracto alimentario que es afectado por las constantes náuseas.

Incrementan la salud de los ojos, cabello y piel

El contenido de Vitamina A presente en las hojas de laurel, la hacen una maravillosa opción para tratar enfermedades visuales, siendo los antioxidantes las propiedades que abundan en dicha vitamina, los encargados de mantener una visión óptima.

Mientras que para el cabello el laurel es eficaz para combatir la caspa, al ser un astringente natural limpia y purifica la piel dejándola libre de resequedad o agentes externos que estén irritando el cuero cabelludo.

Así mismo, el té de laurel es utilizado para fortalecer el folículo que se encuentra en desarrollo y acelerar el crecimiento de otros.

Según estudios publicados por la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. las hojas de laurel tienen propiedades que alivian inflamaciones cutáneas provocadas por acné.

Siendo positivos los resultados luego de la aplicación del laurel en las zonas del rostro afectadas por bacterias y microorganismos que causan enrojecimiento e inflamación.

Combaten infecciones bucales

Gracias a sus propiedades antisépticas y antibacterianas, la infusión de hojas de laurel se puede utilizar para mejorar afecciones en la cavidad bucal, como encías y labios, que pueden ser producidas por el uso de aparatos dentales e irritación de la mucosa por causa de agentes externos.

Por otra parte, los aceites esenciales del laurel y su contenido de Vitamina A, ayudan a mejorar las grietas que aparecen en los labios por resequedad y heridas en el interior de la cavidad bucal.

A diferencia de otras plantas medicinales, su agradable sabor no será un inconveniente.

Disminuyen el estrés y ansiedad

Por lo general, el laurel es conocido por su efecto tranquilizante, como mencionamos anteriormente.

Su aceite es uno de los más utilizados en la aromaterapia y es que los masajes anti estrés mayormente son realizados con aceites a base de laurel, esto permite una mejor relajación de los músculos a la vez que los desinflaman, permitiendo que te relajes mientras disfrutas de su agradable olor.

Este condimento, es también utilizado para reducir los niveles de ansiedad, puesto que su consumo beneficia el sistema nervioso central, disminuyendo las tensiones corporales causadas por episodios de estrés.

También, su infusión endulzada con un poco de miel es utilizada para problemas de insomnio. Esta mezcla hará que tu cuerpo se relaje y puedas descansar plácidamente.

Sirven como repelente de insectos

Ya no más hormigas, mosquitos, cucarachas y moscas, el laurel es el repelente de insectos ideal para tu hogar. No solo aromatiza el ambiente, sino que también repele estos molestos insectos.

Al ser una opción completamente natural, las hojas de laurel también son utilizadas como insecticidas, ayudándote a combatir las plagas que pueden estar retrasando el crecimiento de las plantas de tu jardín.

Su característico olor aleja los insectos mientras que sus múltiples propiedades protegerán tu piel de cualquier picadura a la hora de estar al aire libre.

¿Cómo se consumen y utilizan las hojas de laurel?

Los griegos acostumbraban a tomar infusiones de laurel por las distintas propiedades que ya conocemos.

Sin embargo, al momento de consumir las hojas de laurel debes ser precavido y en su preferencia la hoja debe estar totalmente seca.

Además, no es recomendable que embarazadas y lactantes consuman dicha planta, sin embargo es importante que consultes a tu médico si deseas ingerirla.

Estudios realizados revelan que el consumo de cápsulas con hojas de laurel previamente procesadas, ayuda a controlar los niveles de insulina en personas que padecen de diabetes tipo 2. Mejorando significativamente sus niveles de glucosa tras el consumo del laurel.

A continuación te mostramos dos recetas a base de laurel.

Té de laurel

Una de las principales maneras de consumir el laurel es en té o infusiones. Esto se debe a que la ingesta de esta planta es más sencilla de dicha manera.

El té de laurel es recomendado para el alivio de las afecciones gastrointestinales, hipertensión arterial e insomnio y su preparación es muy sencilla.

Ingredientes

  • Hojas de laurel
  • Agua

Preparación

  • Lavar las hojas frescas de laurel y dejar secar.
  • Colocar el agua en una olla y cocinar hasta que alcance su punto de ebullición.
  • Luego, agregar las 3 hojas de laurel al agua y dejar hervir de 2 a 3 minutos aproximadamente.
  • Posteriormente, apagar el fuego y dejar reposar el té, para luego colar y verter en una taza.
  • El té se puede consumir frío o caliente, también lo puede endulzar con el edulcorante que prefiera.

Bálsamo de laurel

El bálsamo a base de laurel es utilizado en productos para el cuidado de la piel y cabello por sus propiedades hidratantes y regeneradoras.

Ingredientes

  • Hojas de laurel
  • Agua
  • Aceite esencial

Preparación y aplicación

  • Lavar y dejar secar las hojas de laurel. Triturarlas en un mortero y dejarlas cocinar en un poco de agua y dejarlas reposar.
  • Luego, triturarlas en un procesador de alimentos y exprimirlas con un paño de tela fina preferiblemente.
  • A continuación, se mezcla dicha pasta con el aceite esencial de su preferencia.
  • Para aplicarse, se vierte el aceite en la zona afectada y se procede a masajear hasta que la piel absorba el aceite.

Aceite de laurel

El aceite de laurel es uno de los preferidos por las personas con problemas cutáneos causados por acné. Su fácil preparación, agradable aroma y eficaces resultados, lo hacen el aceite perfecto para el rostro y zonas del cuerpo resecas.

Ingredientes

  • Hojas de laurel
  • Aceite de oliva

Preparación y aplicación

  • Se coloca un puñado de hojas de laurel secas en 250 ml de aceite de oliva.
  • Al ser fotosensible, se recomienda dejar reposar la mezcla en un lugar fresco, vertida en un recipiente oscuro durante 15 días.
  • Pasado el tiempo, se escurre la preparación para utilizar el aceite sobre las lesiones que afectan la piel.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud