Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

Intolerancia al gluten: causas, síntomas y tratamiento

Escrito por Marie GalindoRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Los trastornos alimenticios son en muchos casos producidos por reacciones inmunológicas, precisamente como la intolerancia al gluten, donde si no se detecta y cuida la reacción, conlleva a inflamaciones que dañan el revestimiento del intestino delgado y la aparición de una inadecuada absorción de ciertos nutrientes.

En el siguiente artículo hablaremos sobre la intolerancia al gluten, las causas de su existencia o aparición, cómo identificarlo a través de su sintomatología y cuáles son los tratamientos recomendados.

¿Qué es la intolerancia al gluten?

El gluten es una proteína, presente en diversos tipos de cereales y además en alimentos procesados donde es añadido como un ingrediente espesante.

En este sentido, la intolerancia o sensibilidad al gluten es una respuesta autoinmune de nuestro organismo que afecta a un porcentaje bastante bajo de la población, al consumir alimentos que contienen gluten. Es considerada una enfermedad permanente y puede desarrollarse a cualquier edad.

Nota: El trastorno de intolerancia al gluten suele afectar más a las mujeres que a los hombres, en proporciones de 2:1, es decir, el doble de los casos.

Causas de la intolerancia al gluten

La existencia o aparición de la intolerancia o sensibilidad al gluten como un trastorno o enfermedad, se presenta a partir de ciertos elementos desencadenantes. Los mismos serán mencionados y explicados a continuación para su consideración.

Alergia al gluten

Cuando nos referimos a alergia, este término se encuentra definido como alteraciones en el organismo producto del consumo de ciertos alimentos o sustancias a las que se ha visto expuesto. (1)

Aunado a eso, al hablar de alergia al gluten se producen reacciones al consumir alimentos con presencia de trigo o cereales que contengan esta proteína. Incluso en productos en los que ni siquiera se sospecha la presencia del mismo, debido a su utilización como ingrediente. Entre estos alimentos podríamos mencionar:

  • Salsas
  • Helados
  • Embutidos

Antecedentes familiares

Sucede que genéticamente existen elementos que influyen en la aparición de una intolerancia al gluten. Esto se debe a una mala absorción de la proteína, en la que influyen factores como individuos genéticamente predispuestos con los alelos HLA-DQ2 y/o HLA-DQ8. (2)

Importante: Una determinación temprana de esta condición va a reducir los riesgos de complicaciones a lo largo del tiempo.

Infecciones gastrointestinales

Una gastroenteritis severa y de naturaleza bacteriana, pueden tener la capacidad de desencadenar sintomatología que produce una intolerancia o sensibilidad al gluten. Igualmente, las modificaciones o variantes genéticas producidas por tratamientos fuertes, influyen y conducen a la enfermedad celíaca.

Procedimiento quirúrgico

Existen estudios que evocan la aparición de la intolerancia posterior a un procedimiento quirúrgico, debido a una reacción secundaria. Cabe destacar que la modificación o daños en las vellosidades del intestino, igual que una inflamación que no sea correctamente controlada, aumenta el riesgo del desencadenamiento.

Embarazo o parto

Estudios investigativos sobre casos reportados de mujeres embarazadas que comienzan a presentar sintomatología de intolerancia o sensibilidad al gluten, han determinado que existe una vinculación con el proceso de gestación.

Nota: Esto se debe principalmente a que el embarazo siempre aumenta el riesgo de desarrollar trastornos y diversas enfermedades a las que ya se es susceptible o predispuesto. Y entonces, claramente el embarazo y el parto, podrían ser los desencadenantes.

Estrés emocional

Estudios científicos, demuestran como existe un contacto directo entre las partes del Sistema Nervioso Central (SNC) y el aparato digestivo, por lo que alteraciones en el mismo se ven reflejadas en trastornos de esta naturaleza. (3)

El estrés es entonces un factor bastante relevante para derivar problemas intestinales, en los que se limite la absorción de nutrientes y asimilación de proteínas como el gluten.

¿Cómo identificar la intolerancia al gluten?

La intolerancia o sensibilidad al gluten, se puede identificar principalmente por la sintomatología que presenta, aunque es importante mencionar que la determinación a través de exámenes médicos siempre será indispensable para su control y tratamiento.

Esta sintomatología previamente mencionada, será descrita a continuación para su contemplación e identificación de ser necesario.

Náuseas, vómitos, diarrea y estreñimiento

Aunque es bastante amplio el campo de manifestaciones, las náuseas, vómitos, diarrea crónica y estreñimiento entran en juego como parte de la lista de los componentes más evidentes de esta enfermedad.

Nota: Se presenta también un reflujo, hinchazón abdominal y acidez debido a la aceptación tan mínima o inexistente incluso, que tiene nuestro organismo.

Distensión y dolor abdominal

Se presenta sobre todo en personas adultas, y esto puede verse directamente involucrado frente a una sobreproducción y acumulación de porfirinas y precursores.

Es una complicación de diagnósticos tardíos o pocos cuidados y responsabilidad por parte del paciente y su condición. (4)

Fatiga

La fatiga crónica, se considera como uno de los síntomas en reacción al daño del revestimiento del intestino delgado. Se suma a esto, una sensación de cansancio y pérdida de peso y de apetito.

Anemia ferropénica

Como mencionamos previamente, la limitación en absorción de ciertos componentes que son indispensables para nuestro organismo, es justamente lo que conlleva a la aparición de una anemia ferropénica. Se puede presentar además sangrado nasal y deterioro cognitivo como consecuencia.

Para destacar: La anemia ferropénica es aquella que se presenta cuando existen bajos valores de hierro y por lo mismo se produce una disminución en la concentración de la hemoglobina.

Reblandecimiento óseo

Bajo el mismo motivo previamente descrito, la falta de vitamina D y calcio en el organismo, es motivo de la aparición de un ablandamiento óseo en los pacientes.

Aunado a esto, se puede producir, bajo las mismas circunstancias, una disminución de la densidad ósea en personas adultas.

Problemas de desarrollo

Sucede que en un diagnóstico tardío, existe el riesgo de una sintomatología más evidente y complicada, por lo que se producen problemas de desarrollo y de tallas debido a la deficiencia de elementos importantes para nuestro organismo, que es producido por la disminución de la capacidad de absorción.

Tratamiento para la intolerancia al gluten

La intolerancia al gluten no tiene un único tratamiento, limitado a la reducción o eliminación total del consumo de alimentos con gluten. Los mismos serán mencionados y descritos a continuación.

Alimentación estricta libre de gluten

Como mencionamos previamente, la primera herramienta para un paciente con intolerancia al gluten es desaparecer esa proteína de su dieta.

Nota: Los cuidados en la alimentación y respeto por los tratamientos recetados por un profesional médico, reducirán los riesgos de complicaciones y prolongarán la calidad de vida del individuo.

Suplementos de vitaminas y minerales

Los suplementos de vitaminas y minerales, son necesarios para las personas en las que existe una complicación latente en la disminución de absorción de nutrientes en sus intestinos.

Por lo que entonces, es necesario la inducción de los mismos por otras vías para su correcta absorción y prevenir el desarrollo de enfermedades a largo plazo.

Fármacos para la inflamación intestinal

La disminución de la inflamación intestinal, ayudará a la reducción de la sintomatología y molestias ocasionadas en el paciente celíaco. Esta inflamación afecta directamente la pared intestinal, por lo que su control podrá prevenir la producción de más daño en nuestro sistema digestivo.

Entre los medicamentos más destacados para esto, se utilizan corticoesteroides y aminosalicilatos.

Control y seguimiento médico

Como mencionamos previamente, la determinación, medicación y seguimiento por parte de un profesional médico ayudará a la seguridad de un tratamiento correcto y adecuado a la sintomatología, complicaciones y nivel de avance de la enfermedad en el individuo.

Importante: Una de las características más importantes de la atención médica, es no confundir la dermatitis atópica con la dermatitis herpetiforme. La dermatitis herpetiforme es aquella que produce comezón y protuberancias debido a factores genéticos que se ven vinculados con la intolerancia al gluten.

Conclusiones Claves

  • La intolerancia al gluten es una enfermedad progresiva que necesita de los cuidados correctos para reducir los riesgos.
  • Puede provenir de complicaciones médicas y elementos genéticos, e incluso es destacable que puede aparecer a cualquier edad del individuo.
  • El seguimiento adecuado y cumplimiento responsable de los tratamientos y recomendaciones médicas, será clave frente a la reducción de complicaciones y mantener o mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Es muy importante que las personas tengan un seguimiento correcto y responsable de su condición, para evitar trastornos y enfermedades más graves.