Artículo Revisado・Dieta y Nutrición

¿Qué es una intoxicación alimentaria y cuál es su tratamiento?

Escrito por Mauricio ColazingariRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

Una intoxicación puede ser más grave de lo que suena, mayormente cuando estamos presentes ante bebidas alcohólicas, medicamentos o incluso alimentos deteriorados, es un tema de sumo cuidado que requiere de mucha atención.

En el presente artículo conoceremos qué es la intoxicación alimentaria y cuál es su tratamiento adecuado, así como también los síntomas y causas que debes conocer, para poder actuar adecuadamente.

¿Qué es una intoxicación alimentaria?

La intoxicación alimentaria es aquella reacción fisiológica del cuerpo humano, ante un envenenamiento ocasionado por alimentos, ingeridos antes de tiempo, cocinados de manera errónea o vencidos. También se vale de la mala cocción, la carne cruda o presencia de toxinas como clostridium botulinum y bacterias como staphylococcus aureus.

Esta intoxicación ocurre, ya que esta clase de alimentos contienen hongos, bacterias, moho o microorganismos que infectan rápidamente al sistema inmunológico, actuando como un veneno que deteriora el funcionamiento del organismo. Puede ser leve y durar minutos o puede ser grave, concluyendo con la muerte.

Nota: Un estudio médico menciona que “La intoxicación alimentaria se define como aquella intoxicación provocada por un producto alimenticio al contener sustancias tóxicas, gérmenes, metales, aditivos, hormonas, etc”. (1)

Causas de una intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria tiene diversas causas, las cuales no son difíciles de reconocer, pero son síntoma de alarma para alguien que lo padece. Estas son las principales causas:

Microorganismos y toxinas

Normalmente los microorganismos y toxinas son la principal causa de intoxicación alimenticia, ya que están presentes en alimentos que no han sido cocidos (como la carne de cerdo que contiene diversas bacterias como escherichia coli) o por hongos como el moho presente en la carne o alimentos en mal estado, también en el ambiente y actúa como una toxina nociva, también se le denomina la clostridium perfringens.

Importante: Gracias a un estudio médico, se conoce lo siguiente “La causa bacteriana más común de la intoxicación alimentaria es Campylobacter, presente en las aves crudas, la leche sin pasteurizar, la carne roja y el agua sin tratar. Así como también la listeria, shigella (diarrea del viajero), clostridium, staphylococcus aureus y bacillus cereus”. (2)

Sistema inmune débil

No es muy alta la probabilidad de evitar el envenenamiento por carne o alimentos tóxicos, pero con un sistema inmune muy fuerte, se puede aguantar los síntomas más graves y letales.

En cambio, con un organismo debilitado, el envenenamiento puede extenderse a los tejidos de los órganos, ocasionando a la larga fallecimiento o deterioro de estos órganos. Esto puede desembocar en enfermedades digestivas causadas por bacterias como la campylobacter jejuni.

Importante: Bacterias como la Listeria monocytogenes son consideradas las más letales referente a la intoxicación alimentaria debido a su grado de mortalidad.

Enfermedades crónicas

Estas enfermedades crónicas también juegan un papel clave durante la intoxicación alimentaria, debido a que complementan al sistema inmune débil o muy delicado. Recordando que las enfermedades crónicas son largas y se desarrollan lentamente, entre ellas está el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y hasta la diabetes.

Para destacar: Es importante conocer que “Las personas con enfermedades crónicas tienen que lidiar de forma permanente con ellas en las áreas física, psíquica y simbólica de la individualidad”, lo cual si involucra la intoxicación alimentaria o presencia de bacterias, puede empeorar el caso de las personas con estas enfermedades delicadas. (3)

Síntomas de una intoxicación alimentaria

Es importante reconocer los tipos de síntomas de una intoxicación alimentaria, ya que a primera vista pueden preocupar bastante a la persona que la llegue a sufrir, sin saber realmente la causa del problema en caso de que no pueda acudir a un médico.

Dolor abdominal y de cabeza

El dolor abdominal es causado por el ardor y envenenamiento estomacal que ocurre por la intoxicación. Suele ser muy incómodo e insoportable. Además puede venir acompañado de dolor de cabeza o dolor articular por la ansiedad, la angustia y el punto de la preocupación del dolor extremo o persistente. Además de ello, el cuerpo se siente débil y los ojos hundidos.

Náuseas, vómitos y diarrea

Otros síntomas principales y quizás los más incómodos. Debido al envenenamiento de parásitos como la giardia lamblia, pueden generarse náuseas y mareos, además de vómitos o diarrea, aunque estas últimas son una reacción del organismo con el fin de purificar o limpiar naturalmente el cuerpo humano de las toxinas presentes. Tomar agua agiliza este proceso notablemente.

Fiebre

La fiebre es recurrente durante el envenenamiento alimenticio, puede ser incómodo y hace que la temperatura corporal suba mucho, además de venir acompañado de palpitaciones aceleradas y deshidratación por falta de líquidos como el agua.

Debilidad general

Es lo más común durante la intoxicación, la debilidad ocurre porque el cuerpo está frágil debido al envenenamiento que se extiende y afecta a la mayoría del organismo, frenando el funcionamiento de los órganos y dejando al cuerpo en un proceso lento de recuperación, acompañado de debilidad muscular.

Nota: Durante la debilidad general, se debe mantener la calma y un breve reposo, no se debe forzar el momento.

Tratamiento para la intoxicación alimentaria

Afortunadamente, existen tratamientos adecuados para la intoxicación alimentaria, que deben tomarse muy en cuenta al momento de estar en una situación así. Por lo cual te dejamos las siguientes medidas para el tratamiento:

Fármacos recetados

Esto es en el caso de una visita médica, durante o después de la intoxicación alimentaria, donde el especialista receta ciertos medicamentos o fármacos, que actúan de forma segura.

Nota: Algunos medicamentos pueden ser aquellos que limpian el organismo del veneno, tales como la loperamida o el pepto-bismol, ideales para aliviar los malestares estomacales.

Tomar suficiente líquido

Esto es en el caso de deshidratación, se debe tomar suficiente agua, a veces en sorbos pequeños para aliviar este problema, aparte se pueden considerar bebidas de sales minerales o bebidas muy frescas, pero nunca líquidos como las gaseosas.

Guardar reposo

Debes darte tiempo de descanso, para no forzar el cuerpo, ya que esto puede empeorar el asunto. Considéralo como un proceso de desinfección, a veces lento pero de forma segura, nunca fuerces el momento.

Nota: Toma reposo según lo necesites y lo que un médico especialista determine.

Evitar alimentos que empeoren la condición

Durante el reposo no se deben ingerir alimentos variados que empeoren la situación, tales como las grasas, los condimentos pesados, batidos o alimentos dulces como el chocolate.

En este caso, se deben comer frutas o alimentos ricos en vitaminas al igual que el uso de antibióticos indicados por el médico especialista. Sin embargo, deben consumirse con suma precaución, debido a que el cuerpo puede rechazarlos por medio del vómito.

Consumir alimentos sólidos gradualmente

Esto es con el fin de alimentar al paciente y sobre todo, ir recuperando el gusto y la costumbre de ingerir alimentos, es un entrenamiento para el estómago. Ya que si se esta pasando por un proceso de intoxicación alimentaria, puede resultar difícil consumir alimentos sólidos, por eso la recomendación es introducirlos de a poco.

Nota: Debes considerar alimentos sólidos como la avena, el plátano, verduras, calabazas entre otros alimentos saludables, a temperaturas frías o a temperatura ambiente. Funcionando como una especie de dieta de seguridad alimentaria.

Conclusiones Claves

  • La intoxicación alimentaria es una reacción del cuerpo ante un veneno, transmitido por medio de un alimento deteriorado.
  • Puede venir acompañada de síntomas como dolor de cabeza, vómitos, fatiga y diarrea.
  • Las intoxicaciones alimentarias pueden ser leves o muy graves, dependiendo del hongo o bacteria que se presente.
  • Hay tratamientos y medios efectivos para prevenir o aliviar la molestia de una intoxicación alimentaria, así como beber abundante agua.
  • Ante un caso grave de intoxicación, la recomendación es acudir al médico quien indicará los mejores tratamientos.