Medicinas

12 efectivos jarabes para la tos en 2020

Escrito por Mercedes Mansilla

La tos es una de las razones más comunes por las que acudimos al médico de cabecera. Dado que la mayoría de las toses son causadas por resfriados o gripes o factores ambientales.

Los medicamentos para la tos de venta libre y los remedios caseros generalmente solucionan el problema.

Sin embargo, es importante ir al médico para ver si necesitas medicamentos recetados para la tos.

En el siguiente artículo te presentaremos una lista de efectivos jarabes recomendados para el alivio de la tos.

¿Qué es la tos?

Una tos suele venir acompañada de un resfriado. Aunque la tos es desagradable y molesta, también sirve como uno de los mecanismos de defensa del cuerpo.

La tos sirve para deshacerse de las partículas extrañas inhaladas, como el polvo o el polen que pueden ser irritantes o dañinas para el sistema respiratorio.

Por lo que, la tos es un mecanismo para despejar las vías respiratorias de sustancias potencialmente dañinas. La tos es un reflejo que requiere varios sensores, nervios y músculos.

Causas de la tos

Existen varias causas por las que puedes toser. La tos puede ser esporádica, crónica o aguda. La tos crónica puede deberse al asma, la EPOC, a un resfriado, una gripe o tabaquismo.

Alergias

La tos puede ser causada por alergias. En el caso de la tos alérgica, esta suele venir acompañada por secreción nasal y congestión nasal.

Es parecido a los síntomas del resfriado o una reacción alérgica. A veces suele venir acompañado por una picazón en la nariz o la garganta.

Asma

La tos por asma puede ocurrir en asmáticos después de hacer ejercicio, después de la exposición a alérgenos, después de reírse y, a menudo, por la noche. También es muy común en los niños menores.

Algunos de los desencadenantes de la tos para el asma son alérgenos de exteriores, como el polen.

Por otra parte, también están los alérgenos del interior, como el pelo de las mascotas, los ácaros y el moho, de igual manera ciertos medicamentos o químicos irritantes en el aire, como el humo o vapores químicos como el perfume o los pesticidas.

Resfriado y gripe

Una tos seca y picazón en la garganta persistentes pueden indicar un resfriado o una gripe. El virus de la gripe también puede causar tos con silbidos y sensación de opresión en el pecho.

La tos por resfriado tiende a venir acompañada por moco y flema, mientras que la tos por la gripe suele ser una tos seca.

Infecciones pulmonares

Las infecciones pulmonares son muy parecidas al resfriado común. Sin embargo, ocurre con mayor frecuencia cuando un virus ingresa al cuerpo a través de la boca o la nariz.

Se transmite con mayor frecuencia al tocar superficies infectadas, por ejemplo, la manija de una puerta, y cuando alguien estornuda o tose cerca nuestro.

Sinusitis

La tos producida por sinusitis es particularmente húmeda, dado que los senos nasales producen un goteo posnasal.

Este goteo a veces se siente como un cosquilleo en la parte posterior de la garganta y el drenaje de la mucosa puede provocar tos crónica.

Jarabes recomendados para la tos

Se pueden usar varios medicamentos para tratar la tos y los síntomas del resfriado, pero solo algunos de ellos pueden tratar rápidamente los síntomas. A continuación te mencionamos los jarabes más recomendados para la tos:

1. Bisolvon

Bisolvon trata la congestión del pecho y la tos. Dado que Bisolvon descompone la mucosidad y facilita la tos, es posible que al principio notes un aumento en la tos.

Por otro lado, es un medicamento de venta libre que se usa para tratar la congestión del pecho y la tos. Bisolvon pertenece a un grupo de medicamentos llamados mucolíticos, que actúan descomponiendo la mucosidad para que sea más fácil toser.

Este medicamento líquido se puede administrar de 2 a 4 veces al día.

Aunque no suele ocurrir, los posibles efectos secundarios de Bisolvon pueden ser náuseas, sarpullido, vómitos, diarrea o dolor de estómago.

2. Histiacil

El Histiacil es un jarabe popular para tratar los síntomas causados por el resfriado, la gripe, las alergias, y otras enfermedades respiratorias como la sinusitis o la bronquitis.

El dextrometorfano, que es el nombre de la droga, es un supresor de la tos que afecta una determinada parte del cerebro que maneja la tos, reduciendo la necesidad de toser.

Además, cuenta con descongestionantes que ayudan a aliviar los síntomas de la congestión nasal y antihistamínicos, que alivian los ojos llorosos, la picazón en los ojos, nariz y garganta.

Es importante tener en cuenta que este medicamento no debe ser administrado a personas con hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, o a menores de dos años.

3. Mucosan

El Mucosan es un expectorante popular para aliviar la irritación de las vías respiratorias y disuelve la flema de los bronquios que causa la tos. Ayuda a deshacerse del exceso de flema haciéndola más delgada y más líquida.

El Mucosan se vende bajo receta y se usa para tratar varias afecciones respiratorias de producción excesiva de moco.

Al igual que otros medicamentos, el Mucosan puede producir efectos adversos, como náuseas, alteración del sentido del gusto, sensación de adormecimiento de la faringe o la boca, aunque no todos los sufren.

4. Iniston

El Iniston es un expectorante y descongestivo con pseudoefedrina, guaifenesina y triprolidina.

La pseudoefedrina es un descongestionante nasal, mientras que la guaifenesina es un expectorante que alivia la tos disminuyendo la mucosidad y facilitando su expulsión. Por último, la triprolidina alivia la secreción nasal.

Este medicamento es apto para el alivio de la tos, la congestión y la secreción nasal producto de un resfriado o gripe en adultos y adolescentes mayores de 12 años.

Si padeces alguna enfermedad respiratoria, como el enfisema, la bronquitis o el asma. O si padeces de alguna enfermedad tiroidea, o diabetes, o enfermedad cardiovascular o hipertensión consulta con un médico antes de medicarte.

5. Broncolín

El jarabe para la tos de Broncolin es un complemento nutricional que contiene miel, propóleo y extractos de plantas naturales.

El propóleo es una sustancia resinosa, producida por las abejas con materiales recolectados de los árboles. El propóleo es un antiinflamatorio natural rico en flavonoides (antioxidantes) y es un poderoso remedio natural para la salud.

Además, el broncolin contiene extracto de saúco, eucalipto, gordolobo y aceite de menta. Estos son remedios naturales, que la ciencia ha comprobado sus numerosos beneficios para la salud.

Broncolin ayuda a aliviar la garganta irritada y la tos, gracias a su fórmula que contiene extractos de plantas naturales, como el mentol y el eucalipto.

6. Broncolan

El Broncolan es un complemento alimenticio a base de propóleo y extractos de plantas, formulación especialmente útil en casos de catarro bronquial y trastornos pulmonares, tos, bronquitis crónica y aguda.

No te excedas de las dosis recomendadas en el prospecto, ya que este producto no debe utilizarse como sustituto de una dieta balanceada y saludable.

7. Tukol - D

El Tukol es un jarabe expectorante mucolítico con extracto de Hedera Helix que alivia la tos seca y facilita la expulsión de flemas. Su fórmula es de origen natural y contiene extracto de Hedera Helix, que afloja las flemas, favoreciendo su expulsión.

Tukol puede ser administrado a partir de los 2 años ya que no contiene alcohol ni produce sueño. En niños pequeños se recomienda una toma de 2.5ml cada 3 veces al día,

La toma recomendada para niños en edad escolar es de 5ml cada 3 veces al día, mientras que en mayores de 12 y adultos se recomienda tomar entre 5 y 7.5ml durante 3 veces al día.

Algunas contraindicaciones del Tukol, aunque no son comunes, incluyen hipersensibilidad a alguno de los componentes del medicamento y malestar estomacal.

8. Vick-44

Este producto se utiliza para aliviar la tos, estornudos o secreción nasal causadas por un resfriado, rinitis u otras alergias de las vías respiratorias.

También contiene un supresor de la tos no opioide (clofedianol, dextrometorfano) que afecta una parte del cerebro (conocida como el centro de la tos) para dejar de toser.

Por otra parte, este producto contiene un antihistamínico que bloquea los efectos de la histamina, que causa síntomas de alergia.

Antes de tomarlo, habla con tu médico ya que la dosis dependerá de la edad, afección médica y respuesta al tratamiento.

9. Tesalon

La sustancia activa del Tesalon es el Benzonatato que previene, reduce y elimina la tos causada por diversas enfermedades.

Además, se puede administrar para la bronquitis, la neumonía, y la tuberculosis pulmonar.

Algunas de las contraindicaciones del Tesalon pueden incluir insensibilidad en el tracto alimentario, incluyendo la boca.

Es muy importante no administrar a menores de 10 años o a personas sensibles al medicamento y embarazadas o mujeres en periodo de lactancia.

10. Fluidín

La carbocisteína es el principio activo del Fluidin, y según la NHS (el servicio nacional de salud del Reino Unido) es un tipo de medicamento mucolítico que ayuda a deshacerse de la flema.Este jarabe puede ayudar ante el EPOC y la fibrosis quística.

Se recomienda una dosis para adultos de 15 ml de jarabe, 3 veces al día hasta que los síntomas mejoren.

Mientras que para niños de hasta 4 años, se recomienda entre 1,25 ml a 2,5 ml de jarabe, 4 veces al día. Para niños de 5 a 11 años, 5 ml de jarabe 3 veces al día y para preadolescentes de 12 a 17 años, 15 ml, 3 veces al día.

Como todos los medicamentos, el Fluido puede causar efectos secundarios, aunque no es común que suceda. Entre estos, se encuentran, la diarrea y el malestar estomacal.

11. Prospantus

Prospantus es un jarabe expectorante a base de plantas medicinales para la tos y para afecciones bronquiales benignas. Facilita la eliminación de la mucosidad y es apto para adultos y niños mayores de 6 años.

Siempre consulta a tu médico antes de empezar a tomar un medicamento, ya que no se recomienda el uso del Prospantus con otros medicamentos como la codeína o dextrometorfano sin previa consulta médica.

12. Flutox

El Flutox combate diferentes tipos de tos seca o irritativa que no viene acompañada de mucosidad y se produce en respuesta a una irritación.

Cuanto más tosemos, más empeora el estado de las vías respiratorias, por eso ante un ataque de tos, aumenta la irritación o picor, lo que provoca más tos.

La cloperastina es el principio activo de Flutox y actúa contra la tos y el picor de garganta. Si bien, no necesitas receta medica para comprar Flutox, es recomendable consultar con tu médico antes de tomar cualquier medicamento.

Se recomienda una toma de 10 ml cada 8 horas en adultos y mayores de 12 años. Mientras que en niños de entre 6 y 12 años, se recomienda 5 ml cada 8 horas. Y en niños de entre 2 y 5 años, 2,5 ml cada 8 horas.

Al igual que con otros medicamentos, Flutox puede producir efectos adversos, aunque no suele suceder.

Los efectos adversos que más se pueden producir aunque son poco frecuentes son: somnolencia y sequedad de boca, somnolencia, o urticaria.