Artículo Revisado・Medicinas

Lumbago: qué es, causas y tratamiento

Escrito por Ydequis ÁlvarezRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

El lumbago es un dolor molesto, incómodo y desesperante que alcanzan a sufrir pacientes de cualquier edad. Las causas de esta condición, pueden ser desde un mal movimiento hasta el padecimiento de enfermedades.

Para reducir las probabilidades de sufrir dolor lumbar, se deben evitar ciertas acciones como cargar objetos muy pesados, el sedentarismo y movimientos explosivos.

Por otro lado, existe una gran variedad de tratamientos muy efectivos, que pueden reducir de manera parcial o por completo los dolores lumbares. A continuación en el presente artículo te daremos a conocer todos estos datos sobre dicha patología.

¿Qué es un lumbago?

El lumbago o lumbalgia es un dolor en la zona inferior de la espalda, ocasionado por una lesión en músculos, nervios, ligamentos, vértebras o discos intervertebrales. Esta molestia puede durar días o meses, evitando que el paciente pueda realizar sus actividades cotidianas y en algunos casos produce incapacidad laboral.

De igual forma, esta patología puede afectar tanto a hombres como a mujeres, y pocas veces se produce en niños. Generalmente, sucede al realizar trabajos de gran esfuerzo físico, de sobrecarga, que ejerzan flexión del tronco. Se manifiesta especialmente en aquellos que tengan una vida en sedentarismo.

Nota: Según la Sociedad Española de Reumatología (SER), es un “dolor que se localiza en la zona baja de la espalda, entre el límite inferior de las costillas y la zona glútea” y se estima que el 85 por ciento de la población va a sufrir, al menos, un episodio a lo largo de su vida y supone la principal causa de baja laboral en individuos menores de 50 años. (1)

Causas del lumbago

Un dolor lumbar es una patología, que hace cambiar la vida cotidiana de quienes lo padecen. Muchas veces, sin darnos cuenta tenemos actividades que pueden ocasionar esta afección. A continuación te explicamos las causas más comunes de esta condición:

Levantar objetos pesados

Al levantar objetos pesados y realizar movimientos bruscos, se produce un estiramiento excesivo y violento de los ligamentos de los músculos. Esto crea desgarros musculares o una distensión en la columna.

Asimismo, los dolores pueden variar según sea la gravedad de la distensión muscular. Las molestias lumbares leves se pueden curar solas a corto plazo, mientras que las crónicas requieren atención médica especializada por un tiempo prolongado.

Importante: Un estudio realizado en el Hospital Ortopédico Docente "Fructuoso Rodríguez" de Cuba, dio como resultado que la mayoría de los dolores son lumbalgia tipo vertebral mecánica, la cual requiere de un tratamiento de atención primaria, donde la recuperación siempre resulta favorable. (2)

Postura corporal incorrecta

Tener una mala postura o torcerse es una causa potente para sufrir un dolor lumbar. Realizar movimientos rápidos y explosivos pueden atrofiar los músculos. Del mismo modo, las flexiones incompletas del tronco y sentarse con la columna curvada por un periodo de tiempo estropea los ligamentos.

Cuando realizamos movimientos bruscos, los tejidos pasivos ejercen una fuerza mayor a la que están acostumbrados. Esto ocasiona dolor muscular, y realizar actividades como empujar y estirar también puede crear un dolor lumbar.

Para destacar: Un estudio realizado en Costa Rica, reveló que una de las formas más eficientes de prevenir el dolor lumbar es la corrección de posturas viciosas en la columna vertebral, cambiar la ergonomía en el trabajo y la salud ocupacional. (3)

Fracturas, esguinces y desgarros

Algunas fracturas, pueden ocasionar un deslizamiento vertebral de la parte baja de la espalda. Esta inestabilidad deriva un dolor de raíz nerviosa. Las caídas a la edad de infancia, suelen reflejar molestias y dolores lumbares en la adultez.

De igual forma, el dolor lumbar ocasionado por desgarros y caídas suelen durar menos de 3 meses. Son más comunes en los adultos mayores de 55 años, debido al desgaste de los músculos a esa edad.

Hernias discales

Las hernias discales suelen producir un dolor lumbar que va en evolución y es irradiado, el cual tiene una estrecha relación con las terminaciones nerviosas de la zona lumbar, y puede ir desde la región glútea, el rostro, o los brazos hasta el talón del pie.

Asimismo, las hernias suelen comprimir las raíces nerviosas de la columna lumbar. Esto causa dolor que va en fases de aumento, adormecimiento y entumecimiento.

Enfermedades graves

Hay enfermedades como la discartrosis y la espondilolistesis ístmica, que pueden afectar a pacientes adultos jóvenes. Los discos de la vértebra se desgastan, originando inflamación e inestabilidad al momento de caminar.

Nota: También provoca severos dolores musculares y nerviosos, que limitan al paciente a realizar sus actividades diarias comunes. Al ser tratada con rapidez, se cura con éxito.

Sedentarismo

El sedentarismo promueve el mal funcionamiento de los músculos, dado que la falta de movimiento físico, combinado con acciones bruscas repentinas son causantes de dolores en la espalda.

De igual forma, los trabajos que requieren posturas sedentarias, brindan un alto porcentaje de sufrir dolor lumbar. Esto ocasiona que los músculos tengan una sensación de entumecimiento, y mantener una misma posición por largo tiempo aumenta esta patología.

Síntomas del lumbago

El dolor lumbar tiene varias fases de gravedad. Mientras mayores síntomas existan, más avanzada está la patología. Por esta razón, te explicamos detalladamente los indicios comunes de esta enfermedad:

Dolor irradiado

El dolor irradiado causa espasmos musculares. Suele ser una molestia constante leve o crónica. Esta patología puede afectar sólo el área lumbar, como también se puede extender a otras zonas como las piernas y pies.

Nota: Este dolor es una irritación de una raíz nerviosa, que se expande por varias partes del cuerpo, el cual es una molestia constante que empeora al momento de realizar movimientos.

Hormigueo

Uno de los síntomas comunes que suelen acompañar esta enfermedad, es el entumecimiento y hormigueo, el cual es un signo que se presenta en los distintos tipos de dolor lumbar, ya sea, con presión nerviosa o no.

Nota: Al tener dolor lumbar suele existir hormigueo debido a la inflamación causada en la zona afectada. Esta molestia es ocasionada por las proteínas dentro del espacio vertebral.

Espasmos musculares

Esta sensación es el principal síntoma de lumbalgia y suele presentarse cuando hay algún daño nervioso en la zona lumbar, que provoca debilidad en los músculos de las extremidades. El área se inflama y hay dolor cuando se realizan movimientos cotidianos.

Tratamiento para aliviar el lumbago

Cada paciente puede presentar un lumbago con distintos síntomas. Es necesario tener un tratamiento personalizado, con una evaluación anticipada de todos los antecedentes médicos del enfermo. Las formas más efectivas de curar esta patología son las siguientes:

Fármacos analgésicos

Los médicos suelen recetar medicamentos para calmar el dolor, bajar la hinchazón y relajar los músculos. Dichos fármacos pueden ser orales o por vía intravenosa, los cuales suelen ser efectivos y el paciente ve resultados en minutos.

Importante: Algunos de estos fármacos requieren una receta, otros son de venta libre. Lo más recomendado es ir a un especialista y no automedicarse. Los dolores lumbares que no se tratan, suelen convertirse en crónicos y estos requieren una medicación más agresiva y con mayores efectos secundarios.

Fisioterapia y ozonoterapia

Los ejercicios terapéuticos suelen mejorar y rehabilitar la columna. Estos se recomiendan en pacientes que presenten dolores lumbares no mayor de 6 semanas. No se debe emplear fisioterapia a quienes padecen de artrosis, hernias y antecedentes reumáticos.

Los síntomas de las personas que padecen de lumbago, suelen disminuir y el dolor puede desaparecer. Por otro lado, la ozonoterapia también se usa como analgésico para aliviar las molestias y bajar la inflamación del área afectada.

Nota: Un estudio de la Universidad Nacional de Colombia, afirma que el tratamiento físico es uno de los más prescritos en pacientes con lumbalgia. Es el más efectivo para poder retomar la actividad diaria y volver al entorno laboral con éxito. (4)

Aplicaciones de calor y frío

Las terapias con calor y frío son ideales para aliviar los dolores de espalda, que consisten en colocarse almohadillas o vendajes calientes en el área afectada, donde el calor disminuye las molestias, mientras que colocar bolsas de hielo en la región lumbar, ayuda a descomprimir los músculos y baja la tensión e inflamación de la lesión.

Evitar la inactividad prolongada

El reposo siempre se ha recomendado como tratamiento para reducir problemas en la columna. Sin embargo, el estado de inactividad por un largo periodo puede ser perjudicial para la salud, ocasionando debilidad muscular, depresión y aumentar el dolor.

En caso de sufrir un lumbago, es preferible estar de reposo por los primeros días. Luego de eso, se debe empezar la actividad física progresivamente y eliminar el sedentarismo.

Tip: Se recomienda practicar tai chi a las personas que están saliendo de un cuadro lumbar, puesto que es una disciplina de relajación, que ayuda a la flexibilidad.

Un estudio de la Universidad de Carabobo en Venezuela, reveló que el descanso en exceso puede ser dañino y debe limitarse hasta que el paciente no sienta tanto dolor. (5)

Cirugía

La cirugía es el tratamiento que se usa luego de que se han intentado varias soluciones y ninguna ha sido satisfactoria. Este procedimiento puede ir desde extirpar hernias discales, vaciar el núcleo pulposo o colocar una prótesis. Su objetivo es que el paciente no sienta más dolor y pueda iniciar una vida cotidiana sin ninguna molestia.

Conclusiones Claves

  • El lumbago es un dolor que ocurre en la parte baja de la espalda.
  • Puede afectar a personas de distintas edades.
  • Si el dolor supera más de 3 meses, empieza a ser un lumbago crónico.
  • Los lumbagos de menos de 3 meses pueden ser tratados con fisioterapia, masajes y analgésicos comunes.
  • Los lumbagos por hernias, se recomienda que sean sometidos a tratamiento quirúrgico. Así se extirpa lo que esté afectando la columna y se elimina el dolor de raíz.