Estética

¿Qué son los lunares rojos y por qué aparecen?

Escrito por Marie Galindo

Los lunares rojos o Nevus Rufus o incluso Nevus Rubí, son lunares benignos que suelen aparecer en la edad de la adultez. No son indicadores de peligro pero deben monitorearse para percatarse si cambian su color o su tamaño.

En épocas antiguas tener un lunar de sangre era sinónimo de poderes mágicos. Consideraban que tenían poderes para predecir el tiempo y las lluvias y que sabían el momento preciso para poder comenzar a sembrar o cosechar. También era sinónimo de belleza y de augura en el amor.

En el siguiente artículo conoceremos qué son estos lunares rojos, cuáles son los motivos por los que se producen, características y tratamientos para erradicarlos.

¿Qué son los lunares rojos?

Los lunares rojos para Dermatología aplicada a atención primaria, son dilataciones normales de las vénulas cutáneas y forman parte de los cambios normales de la piel a medida que pasa el tiempo.

Suelen aparecer más comúnmente en personas de piel blanca y se asocia con ciertos elementos como exposición solar o motivos hereditarios.

Las personas solemos desarrollar a lo largo de nuestra vida entre 10 y 40 lunares, pero monitorearlos siempre nos llevará un paso adelante para prevenir cáncer en la piel.

Causas de los lunares rojos

No existe una causa única, pero los factores genéticos pueden motivar la factibilidad de que estos se desarrollen. A continuación mencionaremos los elementos que más influyen y hacen más propensa las apariciones de los lunares rojos.

Irritación

En algunas situaciones, lunares marrones y tradicionales pueden cambiar de color por motivo de irritación, alergia o constante roce con alguna prenda.

Siempre es importante prestar atención a nuestro cuerpo y a sus cambios para acudir a un especialista cuando sea necesario.

Exposición al sol

Exponernos a los rayos UV puede producir también cambios en la pigmentación de algunos lunares. Evitar el uso de cámaras de bronceado y proteger nuestra piel es indispensable, primordialmente para personas que presentan más de 50 lunares en la extensidad de su cuerpo.

La sobreexposición, aunque no tiene una conexión directa, es relevante porque acelera el envejecimiento de la piel y aumenta la elastosis cutánea.

Embarazo

Los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, puede ser motivo de aparición de estos cambios en la piel.

En este sentido, la dermatóloga Aurora Guerra,miembro de la Academia Española de dermatología, desarrolló un artículo donde menciona que suelen presentarse a partir del tercer mes en el 5% de las mujeres.

De manera que los lunares rojos por esta causa, no precisan tratamiento y suelen desaparecer algunas semanas después de que culmine el embarazo.

Genética

El Dr. Juan Colin Fuentes en el desarrollo del artículo Lunares rojos, también pueden ser hereditarios, menciona que son padecimientos que se presentan con antecedentes congénitos y si aparecen en el nacimiento pueden desaparecer en el primer año de vida.

El tener antecedentes familiares radica en el incremento de posibilidad de presentar nevos (el cual es el término médico que se le otorga a los lunares).

Pigmentación de la piel

Los lunares son parte de la pigmentación de la piel, de hecho se producen a partir de los melanocitos.

Para un estudio sobre lunares en el Manual MSD, se hace mención de que las personas con tez clara son las más propensas de desarrollar lunares con el tiempo, debido a la exposición solar.

Sustancias químicas

Hay ciertas sustancias que contribuyen con la aparición de este tipo de lunares. Quemaduras químicas en el pasado o la constante aplicación de bronceados, puede ser motivo suficiente para que se desarrollen nevus rubí.

Edad

El envejecimiento de la piel es uno de los motivos más relacionados con la aparición de estos lunares.

Después de los 40 aumenta la posibilidad y de hecho es cuando comienza la aparición de estos, llevando consigo todo el trato que le hemos dado a nuestra piel a lo largo del tiempo.

Características de los lunares rojos

Los lunares rojos tienen ciertas características que los distinguen de los marrones, y por ello a continuación presentamos y describimos las principales.

Constituyen pequeñas lesiones vasculares

En el Blog Grimalt dermatología, mencionan que este tipo de apariciones son debido a pequeñas dilataciones capilares por fallas en el sistema vascular.

“Es algo parecido a lo que ocurre en las piernas con las varices. No obstante, mientras las varices transcurren en paralelo a la superficie de la piel, en este caso la trayectoria es perpendicular y aparecen pequeñas dilataciones redondeadas”.

No suponen riesgos para la salud

Estos lunares no son malignos, de hecho no corren el riesgo de serlo a lo largo del tiempo a menos que cambien su tamaño, color y textura. Son solamente acumulaciones de células melanocitos.

Pueden aparecer en diversas zonas de la piel

De hecho si, aparecen incluso en las axilas, áreas genitales, rostro. Ninguna de ellas son riesgosas por la zona donde aparezcan, pero como hemos mencionado previamente deben observarse por si cambian de tamaño, forma y textura.

Los lugares más usuales son brazos, tórax y cuello.

Afectan a hombres y mujeres a partir de los 30 años

Por ser un factor que aparece en el envejecimiento de la piel, suelen aparecer a partir de esa edad. No influye el sexo de la persona, ni existe mayor afinidad motivada por ello. Suele ser un elemento determinante del alcance de la madurez.

Se pueden remover por estética

Existen personas que por vanidad deciden retirarse los lunares rojos. A veces también por recomendaciones del médico que haya examinado la aparición de estos y revisar los antecedentes familiares.

Si cambian de color y textura deben ser examinados

Los lunares tienen distintas maneras de desarrollarse, pueden ser marrones, canela, rosados, rojos, negros e incluso azules.

Su tamaño debe ser entre 2 y 6 mm, y las evoluciones o modificaciones de estas características son las que deben monitorearse para acudir a un médico.

¿Cómo eliminar los lunares rojos?

Existen distintos métodos para eliminarlos. Puede ser por motivos de salud o estéticos, pero siempre es recomendado examinar la aparición nueva de cualquier tipo de lunares, para prevenir la posibilidad de una potencial enfermedad en nuestra piel.

A continuación mencionamos las técnicas que más se manejan para retirar de nuestro cuerpo los lunares de sangre.

Electrocauterización

En el Blog de Health and Beauty International, hablan sobre este tipo de procesos para eliminar lunares.

Consiste en utilizar electricidad para calentar pinzas con punta de aguja, conocida como electrocauterio. Esta punta se coloca sobre el lunar a retirar, eliminándolo y de una vez cauterizando la herida producida.

La electricidad utilizada para la funcionalidad del equipo no penetra el cuerpo. Y los tratamientos de cuidado posterior van a depender del tamaño de la lesión y lugar, evitando la exposición al sol y sometiéndose a los cuidados que recomiende el médico encargado de la técnica aplicada.

Criocirugía

El proceso de crioterapia consiste en aplicar nitrógeno líquido sobre el lugar donde están, para congelarlo y retirarlo posteriormente. Es importante mencionar que en este tipo de tratamiento influye mucho la ubicación del lunar.

Es un tratamiento de frío extremo (-196 °C) y posterior a ello se debe cuidar principalmente de no explotar las burbujas que suelen formarse. De igual manera, se deben cubrir con vaselina y no agregar nada de lociones perfumadas en el área.

Láser

Es un método mínimamente invasivo y bastante novedoso. No se requiere el uso de anestesia y tampoco suelen producir marcas a largo plazo.

La luz del láser es absorbida por el pigmento nevico y al producirse calentamiento y vaporización se elimina el lunar, sin riesgo de dañar el tejido de piel que se encuentra alrededor. Es un tratamiento con el que posterior a él se hace vida normal inmediatamente.

Puntos de sutura

En el Hospital Universitario Sagrat Cor desarrollaron un artículo, donde explican que pueden extirpar lunares haciendo una pequeña incisión en forma de huso y dando puntos de sutura posteriormente.

Varía mucho de la localización y de la forma de cicatrizar del paciente, si se formará marca permanente.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud