Psicología y Salud emocional

Características de una madre narcisista y efectos en los hijos

Escrito por Mercedes Mansilla

Al hablar de una personalidad narcisista, hacemos referencia a un trastorno mental en donde las personas que lo poseen tienen un sentido desmesurado de su propia importancia.

Lo anterior se traduce en una necesidad de atención excesiva y admiración, relaciones conflictivas y carencia de empatía por los demás, lo cual son algunas de las señales que presentan las personas con este trastorno.

En este sentido se encuentran las madres narcisistas, que en su afán por ser el centro de todo terminan ocasionando graves desequilibrios en la dinámica familiar.

A continuación, en el siguiente artículo te compartimos todo lo que debes saber sobre las madres narcisistas,cómo identificarlas y sobre todo cómo evitar convertirse en una.

¿Qué es una madre narcisista?

El trastorno de la madre narcisista suele afectar principalmente a sus hijas, dado que cuando la hija comienza a crecer, la madre se enfrenta a este proceso como un signo de que ella está envejeciendo.

Una madre narcisista, según los psicoanalistas Stephanie Donaldson Pressman y Robert Pressman, puede convertirse en una madre secretamente malvada, dado que por lo general, tiene un comportamiento ante el público completamente distinto al que desempeña en privado y suele maltratar a sus hijos.

Características de una madre narcisista

La American Psychiatric Association , estima que hay aproximadamente 1.5 millones de mujeres estadounidenses que poseen trastorno narcisista de la personalidad. Y si bien todos podemos poseer algunos de estos rasgos, estas madres los poseen de una manera extremista y asfixiante.

En este sentido, la psicóloga Karyl McBride, autora del libro “Madres que no saben amar”, reconoció que su madre lo fue luego de identificar varias de las características especificadas a continuación.

Se encuentra afectada por el trastorno de la personalidad narcisista

Aquellas personas que poseen trastorno de la personalidad narcisista, sobreestiman sus capacidades y exageran sus logros. Se consideran superiores a la media y se muestran como seres únicos y especiales.

Su bienestar depende de lo que los otros piensen de ellos y buscan, por todos los medios, ser admirados.

Suele ver extensiones de sí misma en los hijos

Las madres con personalidad narcisista exigen ciertos comportamientos de sus hijos, dado que los ven como extensiones de sí mismos.

Este comportamiento suele afectar al niño, quien inconscientemente adquiere costumbres y valores de su madre.

Suele ser absorbente o negligente

Una madre absorbente trata de controlar todos los aspectos de sus hijos, exigiéndoles cómo vestir, cómo actuar, qué pensar y qué sentir. Ante una madre de este tipo, los hijos desarrollan conflictos para encontrar su propia voz y terminan fusionándose con la personalidad de la madre.

Por otro lado, una madre negligente es aquella madre ausente que parece no tener demasiada voz en el desarrollo de sus hijos. Sus hijos desarrollan un sentimiento de carencia, dado que entienden la falta de atención como una falta de amor.

Desacredita constantemente a los hijos

Theodore Millon, pionero en la investigación sobre la personalidad, define al trastorno narcisista como el patrón egoísta. Donde quienes poseen este trastorno se creen superiores a los demás.

Esta sensación de superioridad, suele afectar la relación con sus hijos al considerar que los mismos no son lo suficientemente buenos para ocupar ese lugar.

Exige atención plena

Quienes tienen un trastorno narcisista de la personalidad, son personas que exigen atención y admiración plena. Para ellos su valor debe ser reafirmado por otros, buscan reconocimiento y se suelen sentir frustrados si su entorno no responde como ellos quieren.

Exagera sus talentos y logros

Según un estudio de la Universidad Católica Argentina, las personas con esta personalidad cognitivamente tienden a exagerar la verdad y mentir abiertamente para realizar y redimir las ilusiones que tienen sobre sí mismos.

Su autopercepción hace que crean sus propias mentiras y se vean a sí mismos como lo que quieren ser.

Le obsesiona el éxito, poder y belleza

Al tener una visión distorsionada y un alto sentido de autoimportancia, las madres con trastorno narcisista esperan ser reconocidas y admiradas.

De esta manera conciben fantasías de éxito ilimitado, buscando belleza, poder y amor imaginarios. Lo que genera expectativas irrazonables, que la llevarán luego a la decepción.

Utiliza a los demás para su propio beneficio

Las personas con este trastorno, poseen dificultades en las relaciones interpersonales.

Según un estudio de la Universidad de Córdoba, el narcisismo establece una relación patológica donde se caracterizan varias manifestaciones, entre ellas el maquiavelismo.

El maquiavelismo en estas madres, se caracteriza por ver a los otros y en particular a sus hijos como extensiones de sí mismos. Lo que desencadena en la manipulación y utilización de ellos para su propio beneficio.

Carece de empatía

Las personalidades narcisistas poseen un patrón general de grandiosidad y una gran falta de empatía. que comienza a principio de la edad adulta y se da en diversos contextos.

Envidia y se siente envidiada

Al tener una visión distorsionada de sí mismo y falta de autovaloración, quienes poseen este trastorno desarrollan rabia y envidia.

En primer lugar se sienten envidiados porque se consideran superiores, pero al tener una baja autoestima suelen ven al otro como su competencia y llegan a envidiarlo.

Es arrogante y altanera

Elsa Ronningstam, psicóloga especializada en el trastorno narcisista, distingue al narcisismo arrogante del tímido, definiéndolo como abierto, grandioso y asertivo mientras que define al segundo como encubierto, vulnerable y guiado por la vergüenza.

Para la psicóloga, quienes poseen un narcisismo arrogante se muestran de forma altanera, considerándose y mostrándose superiores a los demás.

Efectos de tener una madre narcisista

Los padres afectan el desarrollo del niño, dado que el mismo adquiere sus primeros comportamientos dentro del ámbito de la familia.

Si has identificado a tu madre como una madre narcisista, puede que encuentres también la respuesta y un profundo sentido a alguno de estos comportamientos.

Baja autoestima

Al hablar de autoestima hacemos referencia a la valoración, percepción o juicio que tiene una persona para sobre sí misma. Cuando la autoestima es baja, la persona tiene mayores dificultades para hacer frente al mundo interpersonal y social.

Niveles elevados de autoexigencia

Quienes tienen niveles elevados de autoexigencia, suelen considerar que nada de lo que hacen es suficiente.

Este sentimiento negativo, suele transformarse en un estrés constante generando que quienes lo tengan, reaccionen alineándose y desconectándose de su verdadera motivación.

Incapacidad de aceptarse como se es

Aceptarnos como somos es difícil, sobre todo aún más cuando hemos estado conviviendo con una madre narcisista.

Al no reconocer nuestros logros y descuidarnos no nos estamos aceptando, para ello es fundamental perdonarnos y aceptarnos con nuestras virtudes y defectos.

Inseguridad y falta de confianza en sí mismo

La falta de confianza en uno mismo, es una respuesta ante el miedo y las inseguridades que hemos adquirido durante nuestras vidas.

Confiar en uno mismo es una cuestión de iniciativa personal, determinación y resiliencia.

Dificultad para confiar en otros

La desconfianza ante los demás, es un mecanismo de defensa adecuado en cierto nivel. Cuando la dificultad es constante y desconfiamos, incluso de quienes son nuestros amigos más cercanos, es momento de tomar acción y trabajarlo, ya que termina afectando nuestras relaciones.

Comportamiento demasiado correcto

Nos mostramos al mundo tal y cómo nos comportamos ante los ojos de los demás. Tener un comportamiento demasiado correcto, suele ser una forma de evitar equivocarnos y ser criticados.

Anulamiento de necesidades personales

Si bien difícilmente olvidamos las necesidades fisiológicas, muchas veces olvidamos cuán importantes son las necesidades de seguridad, estima y pertenencia a un grupo.

Es importante tomar todas las necesidades humanas y no descuidar ninguna de ellas.

Dificultades para determinar la identidad propia

Nuestra identidad, es la conciencia que tenemos sobre nosotros mismos y aquello que nos hace distinto a los demás.

Quienes tienen dificultades para determinar su identidad, son personas que se preocupan tanto por encajar que terminan imitando conductas y creencias que no son suyas.

Autosaboteo

El autosaboteo es un acto inconsciente, que tiende a obstaculizar la construcción de metas o logros mediante auto-manipulación. Quién tiene este comportamiento, no logra sus metas simplemente por sus propias jugarretas inconscientes.

Trastornos psicológicos

Los trastornos psicológicos son una alteración en el equilibrio psíquico. Habitualmente, estos trastornos son vividos como un factor limitante y disfuncional para el normal funcionamiento del individuo en su vida cotidiana.

¿Qué hacer ante una madre narcisista?

En primer lugar debes reconocer si tienes una madre narcisista, para luego poder tomar acción basándose en ello.

A continuación te proponemos leer las siguientes recomendaciones.

Poner límites

Poner límites es una de las más importantes formas de autocuidado. Debes establecer límites sanos con ella y ser sincero y preciso con todo aquello que te disgusta, como también todo lo que consideras positivo del vínculo.

Priorizarse y ponerse en primer lugar

Solemos ponernos en un segundo plano, dado que hemos aprendido a considerar a los otros primero. Sin embargo, quién no puede cuidarse a sí mismo y priorizarse no podrá ayudar a los demás. Es importante que comiences a apreciarte y ponerte en un primer lugar.

Construir una conciencia auténtica

Para construir una conciencia auténtica, debemos aprender cuáles son aquellas conductas y valores que hemos adquirido de los otros como si fueran propias y cuáles son las que realmente forman parte de nosotros mismos.

Desvincularse psicológicamente

Dejar la dependencia emocional y comenzar a hacernos cargo de nuestros propios procesos y experiencias, es una forma de soltar lazos con nuestra madre y comenzar a vivir nuestra propia vida.

Evitar la culpa

No debes sentirte culpable de tomar acción o mostrarte más distante ante tu madre. Es necesario por el bien de ambos, que logres convertir la relación en un vínculo sano y para ello es fundamental que al menos una de las partes reconozca que la situación debe ser de otra manera.

Solicitar ayuda si es necesario

Pedir ayuda es una forma de autocuidado. Muchas veces no podemos solos y es necesario asistir a un profesional capacitado, para que nos pueda ayudar a encontrar la solución a nuestros problemas y acompañarnos en el proceso.

¿Cómo evitar ser una madre narcisista?

Para evitar serlo, primero debemos identificar si es posible que nos convirtamos en una de ellas. Primero debes pensar cuál es la relación que tienes con tus hijos y cómo son tus comportamientos y reacciones.

A continuación, te mostramos cómo puedes comenzar a hacerte cargo de ello.

Aceptar y reconocer el problema

Si has podido reconocer que es posible convertirte en una madre narcisista, debes en principio tratar tus carencias. ¿Qué es aquello que buscas que el resto te reconozca y por qué?.

Aplicar la empatía

Comenzar a comunicarte de una manera asertiva con tus hijos, entender qué es lo que sienten y por qué, así también como poder expresar tus sentimientos con ellos. Hará que puedan formar vínculos saludables.

Evitar proyectarse en los hijos

Los niños suelen imitar a sus padres, ya que están aprendiendo y formando su propia identidad. Debes entender que ellos tienen que formar su propio camino, creando sus propios valores.

El rol de los padres debe ser acompañarlos y aconsejarlos en el proceso.

Respetar la vida y espacio de los hijos

Los padres deben estar presentes en la vida de sus hijos, sin embargo tienen que aprender a respetar la intimidad y los espacios personales. Asegúrate de tener una comunicación fluida y saludable respetando sus espacios.

Comunicarse de manera asertiva

La comunicación es fundamental. Procura comunicarte, creando espacios donde tus hijos se sientan seguros para hablar sobre cualquier cosa que sientan o consideren necesario. Recuerda no juzgarlos para que se sientan seguros.

Aprender a escuchar

Primero debemos aprender a escuchar. Evita el juicio, escucha qué es lo que tienen para decirte sin hacer juicios de valores sobre ellos. Recuerda que la comunicación es un signo de que tus hijos están confiando en ti.

Ser más flexible y comprensiva

Alienta a tus hijos a comunicarse y mostrarse tal cual son y se sienten. Puede que haya actitudes o comportamientos que no sean de tu agrado, pero es necesario que en primer lugar entiendas que son personas distintas a ti y que al mismo tiempo puedes aconsejarlos y guiarlos.

Acudir a terapia de ser necesario

Muchas veces necesitamos asistir a un profesional dado que si bien podemos intentarlo solos, necesitamos de un acompañamiento de alguien especializado en la dificultad que estemos transitando. En caso de necesitar ayuda, te recomendamos que busques un psicólogo de alguna línea terapéutica que resuene contigo.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud