Remedios Caseros

Manzanilla: propiedades y beneficios para la salud

Escrito por Luz Pérez

La manzanilla es una de las hierbas medicinales más usadas en todo el mundo debido a sus incontables propiedades medicinales y beneficios para la salud integral, en gran parte gracias a que la misma es rica en compuestos fenólicos como los flavonoides.

Para destacar: Los derivados de los flavonoides como la apigenina y la catequina tienen propiedades antiinflamatorias, analgésicas, antimicrobianas, anti-hiperglucémicas, relajantes y/o sedantes, entre muchas otras.

Es por esto que la manzanilla suele usarse en el tratamiento de trastornos digestivos, congestión, para aliviar estados de estrés y ansiedad, y como cicatrizante, antiséptico y bacteriostático.

¿Qué es la manzanilla?

Esta hierba aromática es una de las plantas medicinales más antiguas, su uso data desde la Edad Media, cuando era empleada para tratar las afecciones en la piel, asma, fiebre, inflamaciones, alteraciones nerviosas, etc.

Nota: La camomila, como es otra manera de llamarla tiene por nombre científico Chamaemelum nobile. Consta de diferentes variedades donde destaca la Matricaria recutita o Matricaria chamomilla también conocida como manzanilla alemana. (1)

Su uso tan extendido se debe a su fácil adaptación climática y geográfica, por lo cual se cultiva en la mayor parte del mundo.

Es una de las plantas que más se consume en forma de infusión, también se encuentra como aceite esencial ampliamente usado en la industria farmacéutica y cosmética, cuyo olor característico y tan agradable se debe a uno de sus componentes: Los terpenos.

8 propiedades y beneficios de la manzanilla para la salud

Son diversos los beneficios terapéuticos e incontables las propiedades de la manzanilla, siempre de la mano a la acción de sus componentes principales.

Donde destacamos sus efectos en el aparato digestivo ayudando en la digestión de alimentos, acción calmante y antiestrés, favorece la acción del sistema inmune, ayuda en la cicatrización de los tejidos y en el control de diversas patologías, etc.

1. Disminuye el estrés

La manzanilla tiene la capacidad de reducir la actividad neural y producir un efecto depresivo en el sistema nervioso central, lo cual atenúa los estados de sobre-estimulación disminuyendo a su vez, los niveles de estrés.

Esto es gracias a la acción de los flavonoides, los cuales al tener propiedades sedantes, ansiolíticas y anticonvulsivas se los reconoce como un nuevo tipo de benzodiacepinas sin presentar los efectos adversos de esta última. (2)

Para destacar: También, se demostró que inhalar el vapor del aceite de manzanilla reduce los niveles de la hormona adrenocorticotrópica plasmática la cual se encarga de estimular la secreción del cortisol, comúnmente conocido como la hormona del estrés.(1)

2. Mejora la digestión

La manzanilla beneficia y estimula la digestión ya que ayuda en la coordinación de los movimientos gastrointestinales y relaja los músculos que mueven los alimentos durante el proceso digestivo.

Al ser antiespasmódica disminuye el dolor, espasmos y cólicos abdominales y también los síntomas de la acidez estomacal. Por otra parte, ayuda a expulsar los gases acumulados en los intestinos.

Disminuye el riesgo de sufrir indigestión e infecciones en las vías digestivas y promueve la acción de la flora intestinal.

Protege y repara la membrana gástrica, sobre todo en zonas irritadas. Igualmente, disminuye la producción de ácidos gástricos y eleva la secreción de mucina la cual actúa como una barrera física que protege las células epiteliales del estómago.

Nota: Uno de los componentes de la camomila, los taninos, tienen la capacidad de crear una capa insoluble sobre la mucosa gastrointestinal inflamada, protegiéndola contra la acción de irritantes y evitando la absorción de toxinas bacterianas.

3. Calmante y relajante

El aceite esencial de manzanilla, a parte de sus propiedades antiinflamatorias y espasmolíticas también tiene propiedades relajantes y ligeramente sedantes gracias a la presencia de flavonoides.

Para destacar: En la práctica de la aromaterapia se suele emplear la inhalación de aceites esenciales vaporizados de manzanilla para aliviar estados de ansiedad y tratar el insomnio.

Gracias a que es un buen ansiolítico menor y a su efecto calmante recomiendan beber su infusión antes de dormir ya que ayuda a conciliar el sueño.

Se cree que este efecto calmante se debe a la unión del flavonoide apigenina con los receptores de benzodiacepinas ubicados en el cerebro.

4. Ayuda a controlar la diabetes

Se tiene que la manzanilla ayuda con el tratamiento de la diabetes ya que favorece el control de los niveles de azúcar en la sangre. Esto fue demostrado en un estudio realizado en personas de 30 a 60 años con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2. (3)

Para destacar: El grupo de estudio el cual ingirió infusión de manzanilla 3 veces al día por 8 semanas, evidenció una disminución significativa en la concentración de hemoglobina glicosilada (proteína de la sangre que resulta de la unión de la glucosa a la hemoglobina). (3)

Esto, en contraste al grupo control los cuales no tuvieron este resultado luego de ingerir solo agua durante esas 8 semanas.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que esta hierba ayuda a controlar el índice glucémico al suprimir los niveles de glucosa en sangre. A su vez, esto disminuye la probabilidad de sufrir las complicaciones propias de esta enfermedad.

Así mismo, determinaron que este efecto no está influenciado o mediado por la secreción de insulina, sino que, además, la manzanilla llega un tener una acción protectora sobre las células beta del páncreas (encargadas de secretar insulina).

5. Ayuda a aliviar los mareos

Un reporte de caso clínico publicado en el año 2018 resaltó a esta planta medicinal como una de las terapias empleadas para el tratamiento de la enfermedad de Ménière, la cual afecta al oído interno y produce vértigo, pérdida del equilibrio, y otros síntomas. (4)

La terapéutica se basó en una decocción de manzanilla 3 veces al día y en la realización de masajes en la zona de las orejas, frente y cuello con su aceite esencial. Esto en unión a otros medicamentos naturales.

Nota: A criterio de los investigadores, esta hierba tiene la propiedad de degradar las sustancias patológicas acumuladas en el oído evitando la re-acumulación en el mismo.

6. Ayuda a tratar heridas e inflamaciones

Como ya se mencionó, entre los componentes de la manzanilla destacan los flavonoides y los taninos, los cuales protegen las células y favorecen la producción de colágeno necesario en el proceso de cicatrización de heridas.

En un estudio donde se evaluó el uso de la manzanilla tópica en la cicatrización de heridas producto de una dermoabrasión de tatuajes tuvieron resultados favorables en el secado de la herida, resistencia a la rotura y en la rapidez de la epitelización. (5)

Nota: Igualmente, el alfa bisabolol (terpeno), principal aceite esencial de la Matricaria chamomilla, tiene propiedades regenerativas y agiliza los procesos curativos.

Entre sus propiedades para disminuir los estados inflamatorios y reforzar y proteger al sistema inmune contra la actividad microbiana, se encuentran:

  • Evita la liberación de prostaglandinas (responsables de la respuesta inflamatoria frente a heridas, quemaduras, infecciones, etc.), al inhibir la acción de la enzima ciclooxigenasa-2 por medio del azuleno.
  • Acción anti-infecciosa y bacteriostática gracias al alfa bisabolol.
  • Efecto depurativo y diurético que permite la eliminación de sustancias tóxicas en la sangre, debido a la presencia de flavonoides.

Una investigación determinó que el consumo de manzanilla está asociado a una mayor actividad antibacteriana, luego que sus participantes ingirieron 5 tazas al día de infusión por un período de 2 semanas. (6)

7. Alivia los cólicos menstruales

Debido a sus efectos analgésicos y antiinflamatorios (alfa bisabolol), antiespasmódicos (apigenina) y relajantes (flavonoides), ha sido empleada como un tratamiento efectivo para el síndrome premenstrual. (7)

Gracias a sus componentes se genera un alivio de los dolores o cólicos menstruales, disminuye la respuesta inflamatoria y sensación dolorosa (por la inhibición de la cox-2) y se atenúa el impacto de los neurotransmisores y las hormonas en el sistema nervioso.

8. Remueve las impurezas de la piel

El poder antioxidante de los compuestos fenólicos actúa protegiendo a las células contra la acción de los radicales libres (los elimina) y por consiguiente se retrasan los signos de envejecimiento.

Para destacar: La aplicación tópica de manzanilla promueve los procesos de reparación de la piel en casos de acné, eczema, ampollas, etc.

Además, protege la piel contra agentes externos evitando su inflamación e infección.

¿Cómo preparar una infusión de manzanilla?

La manera más común de preparar la manzanilla es por medio de una infusión, la cual es una bebida que se realiza vertiendo agua hervida en las hojas, frutos -y en este caso- o flores secas de una planta aromática para luego dejarlo reposar por unos minutos.

Otra opción es la realización de una decocción que, en contraste a la infusión, las flores son agregadas al agua mientras ésta está hirviendo y aún puesta al fuego.

También puede prepararse la infusión mediante bolsas pre-fabricadas con polvo de flores dentro de ellas, las que por su proceso de deshidratación duran más tiempo.

Nota: El método habitual para realizar una infusión de manzanilla es colocar unas 2 cucharaditas de esta hierba a un vaso de agua previamente hervida y se deja reposar tapado por 10 minutos. Posterior a esto se cuela y ya está listo para beber.

También es válido y beneficioso agregar otras hierbas medicinales a la infusión, como es el caso de la menta, el hinojo, tilo, entre otras. Esto puede potenciar la acción de la manzanilla a la vez que agrega otras propiedades curativas.

A la par, una opción más sana y natural es endulzar con miel en vez de azúcar refinada.

Como se explicó anteriormente la manzanilla refuerza el sistema inmunológico, por lo cual su infusión está recomendada para combatir las afecciones relacionadas a los resfriados.

Afecciones en las vías respiratorias: Colocar 3 cucharaditas de flores secas en 1 taza de agua previamente hervida. Dejar reposar por 15 minutos, colar y endulzar con miel. Tomarse cada 4 horas.

Para destacar: Una variante es agregar un chorro de limón a la preparación anterior o realizar otra agregando en medio litro de agua una cucharada de manzanilla, una de hierbabuena y otra de tilo, y se siguen los mismos pasos posteriores.

Descongestionante: Verter media taza de agua a una cucharada de manzanilla, dejar reposar, colar y enfriar. Colocar en un gotero e instilar 2 gotas en cada fosa nasal. Soplar para descargar la mucosidad.

Para desinflamar y refrescar el área de los ojos: Colocar la infusión ya a temperatura ambiente en una cubeta y llevar al refrigerador hasta que solidifique. Envolver los cubos en un paño limpio y colocar sobre los ojos.

Nota: Otra manera es colocarse en los ojos a manera de compresa, las bolsitas para infusión que venden las marcas comerciales. Se colocan por unos minutos en el refrigerador y una vez frías se pueden usar.

Las opciones anteriores también pueden emplearse en caso de conjuntivitis pero siempre bajo la previa aprobación de un médico especialista.

Para activar la circulación: Realizar un baño con la infusión caliente o fría, según la preferencia. También promueve la eliminación de toxinas de la piel y tiene un efecto rejuvenecedor luego de un día ajetreado.

Para disminuir el acné: Realizar una infusión con manzanilla y llantén utilizando poca agua. Licuar y una vez esté a temperatura ambiente colocar la mascarilla sobre el rostro limpio en las zonas afectadas. Dejar 20 minutos y retirar con agua bien fría.

Cólicos menstruales: Realizar una infusión con manzanilla y jengibre. Primero se hierve la raíz por 5 minutos, posterior a esto se apaga el fuego, se agregan las flores y se deja reposar por 10 minutos. Colar y endulzar con miel.

Inflamaciones cutáneas: Aplicar compresas frías en la parte afectada. También se pueden tomar baños durante 15 minutos con una infusión bastante cargada de flores.

Calmante: Hacer una infusión con manzanilla, romero, tomillo y hojas de fresa. Beber después de comer y preferiblemente antes de dormir. Otra opción es darse duchas con esta preparación, añadiendo unas cuantas gotas de aceite esencial al agua tibia.

Estados nerviosos o de ansiedad: Tomar una infusión preparada con flores de manzanilla, tilo y valeriana.

En relación al aceite esencial, también puede emplearse para dar masajes en los músculos o articulaciones donde haya dolor y calambres, con el fin de disminuir la inflamación al tiempo que relaja y estimula la circulación.

Nota: Este aceite puede ser realizado en casa y te vamos a explicar cómo: Debes macerar media taza de flores secas en una taza de aceite de oliva y dejarlo reposar por un par de horas. Luego, guárdalo en un recipiente de vidrio que sea oscuro y que cierre bien.

Otro método efectivo es la aplicación tópica de lociones comerciales a base de camomila.

En relación al uso de la manzanilla debes tener consideración de lo siguiente:

  • No se debe ingerir durante el embarazo (especialmente el primer trimestre) ya que al estimular el útero puede producir contracciones.
  • No se debe dar a niños menores de 6 años sin la supervisión de un médico especialista.
  • No ingerir sin supervisión médica si sufre de gastritis o úlcera péptica.
  • En algunas personas la aplicación tópica puede producir dermatitis.

Importante: Un estudio determinó que esta infusión puede ser empleada como un método para disminuir la inflamación gingival en casos de enfermedad periodontal. (8)

Otra investigación resaltó su capacidad de aumentar el flujo salival y la habilidad de la saliva de amortiguar los cambios de PH, lo cual se considera una acción anticariogénica.

Al producir esto, evita que la cavidad bucal se convierta en un ambiente propicio para que proliferen las bacterias que a través de la fermentación de los azúcares producen ácidos dañinos para los dientes.

Conclusiones claves

  • La manzanilla es una de las hierbas medicinales mas utilizadas en el mundo, debido a sus múltiples beneficios para la salud integra. Además es de fácil adaptación climática y geográfica, por lo cual se cultiva en la mayor parte del mundo.
  • La manzanilla es también conocida como camomila. Esta se consume mayormente en forma de infusión, pero también se encuentra como aceite esencial y es usado en la industria farmacéutica y cosmética.
  • Entre algunos de sus beneficios para la salud, a través de unos estudios científicos, se ha demostrado que la manzanilla ayuda a tratar enfermedades como la diabetes, la periodontitis y la enfermedad de Ménière.
  • La infusión de manzanilla en forma de bebida, es muy utilizada para mejorar la digestión, aliviar los cólicos menstruales, relajarse y conciliar el sueño. También al inhalar esta infusión, ayuda a aliviar los mareos, calmar nervios o ansiedad, etc.