Psicología y Salud emocional

15 claves para lograr ser mejor persona y vivir en bienestar

Escrito por Zaritza Girón

Vivir en bienestar es una de las metas más importantes de todo ser humano, alcanzar la plenitud y sentirse apreciado por las personas que te rodean son parte de un buen desarrollo humano, que además, te otorga múltiples beneficios.

Esto se debe, a que los individuos buscan ser mejores cada día, sea por metas, superación personal o para sentir que le proporcionan algo positivo a la sociedad, convirtiendo así al ser humano en un constante generador de ideas y acciones para realizar sus sueños.

Por tales motivos, a continuación podrás conocer las mejores recomendaciones para que comiences a ser una mejor persona y los extraordinarios beneficios que dichas acciones te aportan, para que mejores tu salud física y emocional.

Recomendaciones para ser mejor persona

“Una buena cabeza y un buen corazón son siempre una combinación formidable”, fue una de las frases célebres expresada por el ganador de Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, quien en la misma hizo especial referencia a las mejoras que puede alcanzar una sociedad, a partir de los cambios personales que se proponga cada individuo.

Por lo tanto, a continuación conocerás las 15 claves que te harán ser una mejor persona:

1. Asume el compromiso contigo mismo

La principal meta que debes trazarte, es comprometerte contigo mismo de cambiar tu estilo de vida para mejorar, ser más positivo y cordial, por consiguiente, debes ser firme con tu decisión y mantener tu promesa de ser una mejor persona.

Este es el primer paso para alcanzar el bienestar personal, puesto que es el momento donde deberás planificar las cosas que debes comenzar a hacer, reconocer los errores que has cometido para corregirlos y partir de allí estructurar tu vida de una manera más óptima.

2. Enfócate en tu crecimiento personal

El empresario y periodista Richard Newton, describe en su libro “El pequeño libro para pensar en grande”, que la visualización de las metas, sueños u objetivos que cada persona tiene en su vida, puede materializarse con sólo el poder de la mente y la capacidad que esta crea al dejar a un lado los límites para alcanzar así cualquier cosa.

Por lo tanto, al enfocarte en ser mejor persona y crecer cada día un poco más según sean tus intereses de vida, te hará aumentar las posibilidades de que logres tus objetivos y que a su vez, aportes cosas positivas a quienes te rodean.

3. Identifica y trabaja en tus aspectos negativos

Reconocer los defectos y los puntos negativos que tienes te ayudarán significativamente a mejorarlos, puesto que identificarás tus fallas, errores y desaciertos que a su vez te han llevado a, en ciertos casos, tomar malas decisiones.

Por consiguiente, luego que conozcas tus aspectos negativos, el siguiente paso es trabajar en mejorarlos y cambiar esos elementos que no te ayudan a avanzar. Verás que en poco tiempo te sentirás mejor contigo mismo y los cambios te darán mejores resultados.

4. Visualiza y trabaja por tu yo ideal

El yo ideal hace referencia a esa persona que quieres llegar a ser, siendo tu crecimiento personal uno de tus principales y más valioso objetivo por alcanzar, puesto que ya tienes visualizadas las acciones que eres capaz de realizar para conseguirlo .

Por lo tanto, trabajar en ello te otorgará un sentido de constante lucha por alcanzar eso que tanto anhelas, sabrás actuar en consonancia con lo que quieres y te guiará hacia una mejor calidad de vida.

5. Practica la empatía

Aprende a respetar las decisiones de las demás personas y trata con ellas cómo quisieras que te trataran a ti, son dos aspectos fundamentales para que consigas ser una mejor persona.

Ello se debe, a que la empatía te ayuda a no caer en provocaciones, a ser más educado y consciente de tu alrededor, además, el hecho de mostrar interés hacia la persona que está tratando de comunicarse contigo, hará que dicho individuo perciba tus buenos valores y se sienta a gusto con tu compañía.

6. Fortalece tus relaciones interpersonales

Las relaciones sociales benefician tu capacidad de adaptación en un entorno, en la mayoría de los casos se trata de la sociedad donde te desenvuelves, lo que mejora notablemente tu desarrollo como persona, te ayuda a obtener los refuerzos que te hacen falta para mejorar tu calidad de vida y te integra a una población bien consolidada.

7. Acepta las diferencias y criterios distintos

Saber aceptar las críticas y la diversidad de pensamientos, te fortalecerá mentalmente para asumir, entender y conocer otros puntos de vista así vayan en contra de tus creencias, esto te dará la ventaja de conocer otras culturas, religiones o cualquier posición diferente a la tuya pero sin caer en malos entendidos.

8. Ayuda a quien puedas

Un estudio publicado en The Journal of Social Psychology, afirma que los actos de bondad crean satisfacción personal y aumenta el autoestima; esto se debe a que el hecho de ayudar a otros te hace sentir que aportas algo positivo a la sociedad mientras que contribuyes a mejorarla, convirtiéndote así en una mejor persona.

9. Aprende cosas nuevas y sal de tu zona de confort

Una de las principales causas por las que muchas personas en el mundo no son totalmente felices, se debe a que tienen miedo de salir de su zona de confort.

Por lo tanto, para que puedas vivir en plenitud y ser una mejor persona, debes arriesgarte, mejorar tu actitud y crear situaciones que te ayuden a crecer tanto física como emocionalmente.

Para ello, debes mostrarte optimista y asertivo frente a tus miedos, esto te proporcionará mayor confianza al momento de aprender nuevas cosas y te ayudará a expandir tus conocimientos.

10. Potencia tu capacidad de adaptación

La resiliencia, es una forma de adaptación hacia alguna situación adversa que hayas pasado, pero a su vez, mejora y potencia las capacidades que tienes de salir adelante.

Por consiguiente, si comienzas a ser una persona más consciente de tu entorno, de las ventajas y desventajas de lo que te rodea, podrás tomarlo como punto de partida para crear nuevas y mejores situaciones, que poco a poco irán desarrollando bienestar y felicidad en tu vida.

11. Exprésate de manera asertiva

Toda persona en algún momento de su vida ha sentido miedo de expresar algo, sean sentimientos, opiniones o ideas, por tener o vergüenza de lo que las demás personas vayan a decir o pensar de ti.

En este sentido, es imperativo que comiences a expresarte asertivamente, siempre y cuando cuides lo que dices y no ofendas a la persona que te escucha. El ser más abierto al momento de comunicarte, fijarán una posición frente a la sociedad donde serás reconocido por tu seguridad, confianza y desenvolvimiento a nivel expresivo.

12. Sé amigable con la naturaleza y los animales

La responsabilidad, el sentido de pertenencia, la empatía, la compasión, el amor y el respeto por la vida, son algunas de las características que se desarrollan con el simple hecho de ser amables con la naturaleza y los seres vivos.

Además, el contacto directo con estos reduce los niveles de ansiedad, estrés y mejora la salud mental.

13. Haz lo que te gusta

La felicidad que se consigue al realizar las actividades que te generan paz, satisfacción y que te hacen sentir completo, son las que debes hacer con mayor frecuencia.

Hacer lo que te gusta, sea algún deporte, actividad recreativa, tocar un instrumento, cocinar o simplemente leer un libro, te convertirá en una persona feliz y emocionalmente estable.

14. Aléjate de situaciones y personas tóxicas

La negatividad, el odio, el rencor, el egoísmo y los comentarios externos negativos, las personas tóxicas y que no aporten ideas positivas para lo que estás queriendo lograr, son elementos que debes evitar para poder crecer como persona y consigas vivir en completa plenitud.

15. Sé optimista y agradecido

Una investigación publicada en el Centro Nacional para la Información Biotecnológica, revela que la gratitud mejora la salud en pacientes con afecciones cardíacas, debido a que regula los estados emocionales alterados, al mismo tiempo que reduce el estrés y el insomnio.

Por otra parte, el optimismo mantiene elevada la autoestima, haciéndote sentir capaz de lograr cualquier cosa que te propongas, por consiguiente tanto el optimismo como el ser agradecido, son pilares importantes que te convertirán en una mejor persona.

Beneficios de ser mejor persona

Ser mejor persona no sólo le aporta un ciudadano ejemplar a la sociedad, también posee maravillosos beneficios tanto físicos como emocionales, que te ayudarán a sentirte bien contigo mismo y con las personas que te rodean, volviéndote más proactivo y positivo.

La salud física se potencia

Al sentirte mejor contigo mismo, podrás conciliar más rápido el sueño, aumentará tu apetito, disminuirán tus niveles de estrés y ansiedad, lo que a su vez te proporcionará una mejor salud física, comenzarás a sentir mayor vitalidad, ganas de ejercitarte y rendirás más físicamente durante el día.

Proporciona felicidad y satisfacción

La satisfacción personal y la felicidad, son dos características que van de la mano cuando buscas ser una mejor persona.

Esto se debe, a que toda persona posee metas u objetivos que son importantes para sí mismos y que, según sus necesidades, satisfacen alguna carencia o anhelo que los hará sentirse felices, a gusto y en plenitud.

Mejora el ánimo y el humor

Al estar en completa plenitud y vivir en bienestar, tus estados de ánimo y humor mejoran gradualmente. Te sentirás más agradable contigo mismo, sabrás solucionar las situaciones adversas de manera más razonable y sobre todo, la gente que te rodea percibirá el cambio que has tenido y como has avanzado.

Aumenta la confianza y seguridad

Confiar en ti mismo y tener completa seguridad de tus decisiones y acciones, pueden ser unos de los mayores retos que el ser humano atraviesa a lo largo de su desarrollo.

Sin embargo, al convertirte en una mejor persona, estarás más consciente de las cosas que eres capaz de hacer y lograr, lo que te permitirá ampliar tus posibilidades de crecimiento profesional y personal.

Mejora la interacción con los demás

El hecho de ser mejor persona aumenta tus relaciones sociales y afectivas, además, provoca cambios en cómo te ven las demás personas, lo que te hace sentir en completa libertad y confianza de expresarte y comunicarte, convirtiéndote en un individuo más social, amable y empático.

Reduce el estrés y la ansiedad

Al sentirte a gusto con tu personalidad, tus intereses y socialmente aceptado, tus niveles de estrés, ansiedad, nerviosismo e insomnio se reducen.

Igualmente, aprenderás a manejar las situaciones adversas de modo tal que te centraras en resolverlas más allá de convertirlas en una carga y futuros problemas.

Aumenta el rendimiento y productividad

Descansar correctamente, tener una dieta balanceada, realizar actividades físicas, ser más sociable, son características de una persona que vive a plenitud.

Esto además, aumenta el rendimiento de tu organismo haciéndote sentir más productivo durante el día y mejorando tus capacidades de reacción y resolución frente a situaciones difíciles.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud