Artículo Revisado・Psicología y Salud emocional

¿Qué es el mesmerismo y para qué sirve?

Escrito por Mauricio ColazingariRevisado porDr. Walter Ciarrocchi

La mente y el cuerpo humano están increíblemente fusionados, tienden a servir como un equipo poderoso, un pensamiento lleva a una acción, muchas veces en una forma de inercia.

La mente humana es atraída por tantas energías, como si de un enorme imán se tratase. Y es que es cierto, las grandes energías influyen en nuestro pensamiento, alma y cuerpo.

Por ello, hoy conocerás el mesmerismo, un término confuso desde el siglo XVIII pero que explicaremos con mucha brevedad. Que además, sirve para entender los valores más básicos del funcionamiento de la mente humana.

¿Qué es el mesmerismo?

Es un término complicado, pero fácil de entender con el tiempo, acuñado por el psiquiatra Franz Anton Mesmer (1) durante el 1778 aproximadamente, cuando estudiaba los campos magnéticos. Después de él, fue estudiada por otros médicos como Ignace Guillotin y citada en libros como “revelación mesmérica”.

El caso del mesmerismo o el magnetismo animal, se refiere a aquellas energías invisibles (fuerzas magnéticas en palabras de Franzs Mesmer), que actúan e influyen sobre el cuerpo del ser humano o de un ser viviente.

Esta era una técnica que buscaba curar a enfermos y permitir el acceso al subconsciente de las personas, como la hipnosis en un principio.

Nota: Un estudio menciona la siguiente cita de Franz Mesmer “De todos los cuerpos de la naturaleza es el ser humano el que actúa con más eficacia sobre otro ser humano". (2)

Características del mesmerismo

El mesmerismo es interesante y llamativo, además sus características nos muestran que es una técnica efectiva y sobre todo natural. En un principio, a pesar de lo extraña que fuera, daba de qué hablar. Las principales características son las siguientes:

Se le conoce como magnetismo animal

No fue una técnica tomada a seriedad y como en su tiempo era primitiva, esto no era extraño.

Nació como magnetismo animal, ya que Franz Mesmer decía que las fuerzas que actuaban sobre los cuerpos, era realmente hacia los celestes de aquellos astros que se movían en el espacio exterior, a los que Mesmer citaba como “animal”, lo cual trajo en su momento muchas burlas y críticas.

Con el tiempo se le conoció como hipnosis

El mesmerismo ponía en trance a las personas con quienes se efectuaba, con el fin de entrar en su subconsciente al ser magnetizados.

Con el tiempo fue variando y terminó siendo conocido como hipnosis para inicios del siglo XIX, aquel estado mental donde una persona hipnotizada se deja controlar sus procesos cognitivos o de conducta.

Dato curioso: Históricamente desde el siglo XVIII, la técnica fue rechazada por la comisión real francesa, posteriormente el emperador Federico Guillermo III prohibió la práctica del mesmerismo y luego su nombre fue cambiado por hipnosis, para evitar controversias. (3)

Constituyó una terapia sugestiva para curar a enfermos

El mesmerismo, fue considerada una terapia con urgencia para la trata de personas enfermas, mayormente con trastornos mentales.

En este sentido, Franz Mesmer describe que los problemas nerviosos, de salud y de la mente, se deben al bloqueo de las redes o fuerzas magnéticas en nuestro cuerpo.

Se utilizaba el poder magnético de las manos

En esta técnica no se usaban utensilios ni escritos, únicamente el movimiento de las manos, con cierta astucia.

Estas inducían corrientes magnéticas hacia la persona (como el truco de magia del mago), para que cayera en trances y estuviera sometida mentalmente, por el control del magnetismo de las manos del otro.

Nota: Se conoce, gracias a ciertos estudios, que Franz Mesmer defendía la técnica, destacando que “De nuestra existencia vital concreta emana pues una fuerza poderosa - aún sometida a leyes que aún se nos escapan - y que podría actuar de manera asombrosa no sólo sobre el cuerpo”. (4)

Es una técnica sin base científica

El mesmerismo es bastante primitivo, extraño y poco aceptado en la comunidad científica.

Debido a que no está respaldada por alguna base científica, obviamente es difícil de creer en ese entonces que se podía controlar la mente de alguien, a través de la transferencia de energía magnética de nuestras manos.

Importante: A pesar de ello, Franz Mesmer era un licenciado médico de la Universidad de Viena. En la mitad de la historia, se le es mencionado así “Mesmer no era un charlatán o un lunático, era un médico y no se cansó de suplicar que se investigaran, con rigor e imparcialidad, los sorprendentes poderes del magnetismo humano”. (5)

Objetivos del mesmerismo

El mesmerismo se creó para tratar ciertas cosas, que en ese entonces, el ser humano no comprendía por completo. Como el pensamiento, el subconsciente ni la psicología profunda. Entre esos objetivos están los siguientes:

Curar enfermedades

Las enfermedades de diversas índoles eran consideradas, males internos que podrían desaparecer mediante el magnetismo de nuestro cuerpo humano.

La mayoría de las enfermedades son psicosomáticas, más que síntomas físicos sin ninguna explicación u otras enfermedades como la disnea o calambres musculares.

Dato curioso: La primera persona que intentó ser tratada por mesmerismo fue una niña de 4 años, víctima de una avanzada ceguera, considerada incurable.

Liberar de la enfermedad al espíritu del paciente

Con el mesmerismo se buscaba ser más profundo en la trata de enfermedades, funcionaba como una purga de energías negativas y el bloqueo de las redes magnéticas, dentro del cuerpo humano.

Con ello liberando así, el espíritu del paciente, dándole la libertad de combatir dichas enfermedades.

Restaurar el fluido magnético del cuerpo

Como se dijo anteriormente, Franz Mesmer creía que el cuerpo humano era una red de energía magnética, que al encontrarse bloqueada, traería consecuencias físicas y mentales, de una forma negativa.

Por lo tanto, el mesmerismo pretendió ser una herramienta especial, para restaurar o anular el bloqueo que existía del fluido magnético. Se trataba la energía manualmente.

Método del mesmerismo

El mesmerismo solo se constituye por dos herramientas esenciales, naturales y bastante prácticas, tras una larga investigación se determinó que estas eran las únicas usadas dentro del mesmerismo.

Imposición de manos

El uso de las manos era primordial, y la imposición de estas desprendían energía magnética hacia la mente o el cuerpo del paciente.

Nota: Las ilustraciones de aquella época, la reflejan como hilos invisibles, compuestos de energía magnética que es transferible de un cuerpo a otro cuerpo humano.

Imanes y otros dispositivos

A menudo se usaban imanes, definiéndolos como conductores poderosos de energía magnética, cosa que podía influir mucho más en la energía del cuerpo humano.

O las pulseras magnéticas, artefactos en las manos creadas por Franz Mesmer con el fin de controlar y restaurar el círculo magnético del cuerpo.

Conclusiones Claves

  • El mesmerismo es una técnica que hoy en día, está en duda para la comunidad científica.
  • Fue examinada por la comisión real francesa, bajo las órdenes de Luis XVI.
  • Se le conoce actualmente como hipnosis y buscaba controlar las energías magnéticas que existen en el cuerpo humano.
  • Tenía el objetivo de controlar el subconsciente y tratar enfermedades, como la ceguera y la disnea.
  • Franz Mesmer fue criticado pero hasta su muerte, pidió con urgencia el estudio de la energía magnética.
  • Isaac Newton, era de los pocos que concordaban con Mesmer sobre su técnica, basándose en la fuerza de gravedad.
  • Benjamin Franklin y Antoine Lavoisier vigilaron celosamente en una comisión evaluadora de aquel entonces.