Psicología y Salud emocional

Neurotransmisores: qué son, funciones e importancia

Escrito por Mercedes Mansilla

Los neurotransmisores son una especie de mensajeros químicos en nuestro cuerpo. Su función principal es transmitir señales de las células nerviosas a las células presentes en los músculos, glándulas y nervios.

El cerebro necesita neurotransmisores para regular muchas funciones necesarias para el organismo como la frecuencia cardíaca, la respiración, la digestión, el sueño, el estado de ánimo, el apetito y el movimiento muscular, entre muchas otras.

En este artículo te damos a conocer qué son los neurotransmisores, qué funciones cumplen y la importancia que tienen en el funcionamiento del cerebro.

¿Qué son los neurotransmisores?

Las células nerviosas (neuronas) disparan impulsos nerviosos, a través de la liberación de neurotransmisores, sustancias químicas que transportan señales a otras células.

En este sentido, los neurotransmisores son quienes transmiten mensajes entre células, uniéndose a receptores específicos en otras células.

Cada neurotransmisor se une a un receptor diferente, por ejemplo, las moléculas de dopamina se unen a los receptores de dopamina.

Lo cual permite la exitosa comunicación entre neuronas que envían señales al cuerpo, según el tipo de neurotransmisor.

Función de los neurotransmisores en el cerebro

Los neurotransmisores permiten la comunicación entre las células de nuestro cuerpo y generan un potencial de acción que desencadena en diferentes respuestas, desde la respiración hasta comportamientos complejos como el pensamiento.

Tipos de neurotransmisores

Existen más de 40 neurotransmisores en el sistema nervioso. A continuación verás algunos de los más importantes.

Dopamina

La dopamina, conocida como el neurotransmisor del bienestar, es una sustancia que el cerebro libera cuando comemos alimentos que deseamos o durante el sexo.

La dopamina contribuye a la sensación de placer y forma parte del sistema de recompensa. Además aumenta el estado de ánimo, la motivación y la atención, y todo esto ayuda a mejorar el aprendizaje.

La dopamina aumenta el comportamiento dirigido a objetivos, estimula la curiosidad y la búsqueda de información. Por eso podemos afirmar que la dopamina es la encargada de mantenernos motivados.

Un estudio publicado en Frontiers in Aging Neuroscience concluyó que la deficiencia de dopamina está relacionada con afecciones como el Alzheimer, además está relacionada con la depresión, los atracones, el hipotiroidismo y las adicciones.

Serotonina

La serotonina es un neurotransmisor inhibidor y se encuentra principalmente en el tracto gastrointestinal, las plaquetas y el sistema nervioso central.

La serotonina contribuye al bienestar y felicidad y se deriva del triptófano. Este neurotransmisor impacta en muchas funciones, desde las emociones hasta las habilidades motoras.

La serotonina es una especie de estabilizador natural del estado de ánimo, nos ayuda a conciliar el sueño, tener apetito y digerir la comida. Además ayuda a reducir la depresión y regular la ansiedad.

Endorfinas

Las endorfinas son neurotransmisores que se liberan durante situaciones de estrés o dolor, por eso es normal liberarlas durante el ejercicio físico.

Las endorfinas interactúan con los receptores de opiáceos en el cerebro para reducir la percepción del dolor y actúan de manera similar a la morfina y la codeína.

Además de la disminución de la sensación de dolor, las endorfinas generan euforia, apetito, liberación de hormonas sexuales y mejora de la respuesta inmunitaria.

Adrenalina

La adrenalina se produce durante una situación estresante y desencadena la respuesta de lucha o huida del cuerpo.

Esto hace que las vías respiratorias se dilaten para proporcionar oxígeno a los músculos. También hace que los vasos sanguíneos se contraigan para redirigir la sangre hacia los músculos, el corazón y los pulmones.

La capacidad del cuerpo para sentir dolor también disminuye como resultado de la adrenalina. La adrenalina provoca un aumento de la fuerza y el rendimiento, así como una mayor conciencia, en momentos de estrés.

Noradrenalina

La noradrenalina es un neurotransmisor que se produce en las glándulas suprarrenales. La médula suprarrenal también produce adrenalina (también conocida como epinefrina).

La noradrenalina aumenta la presión arterial y ayuda a descomponer la grasa y aumentar los niveles de azúcar en sangre para proporcionar más energía al cuerpo. La noradrenalina juega un papel en el ciclo de sueño-vigilia, ya que te ayuda a despertarte, aumentar la atención y concentrarte.

Este neurotransmisor es esencial para la supervivencia, ya que además de controlar funciones necesarias para el organismo, el cuerpo la libera en momentos de estrés, cuando más necesitamos mantenernos concentrados y pensar con mayor claridad.

Glutamato

El glutamato está involucrado en todas las funciones principales del cerebro. Se estima que más de la mitad de todas las sinapsis en el cerebro liberan glutamato, lo que lo convierte en el neurotransmisor dominante en la comunicación del circuito neural.

En el cerebro, grupos de neuronas forman circuitos para llevar a cabo funciones específicas como la formación y la recuperación de memoria. Estos circuitos se interconectan entre sí para formar redes cerebrales.

El glutamato juega un papel importante en la plasticidad sináptica, la capacidad de fortalecer la comunicación entre las neuronas, el aprendizaje y la memoria.

Acetilcolina

La acetilcolina es un neurotransmisor que desempeña un papel importante en la función cognitiva, la memoria, el estado de alerta, la atención y el aprendizaje.

También es responsable de la unión neuromuscular, es decir, ayuda a contraer los músculos.

Ácido butírico amino-gama (GABA)

El ácido gamma-aminobutírico, más conocido como GABA, es un neurotransmisor que participa en la regulación de la comunicación entre las células cerebrales, inhibiendo o reduciendo la actividad de las neuronas.

Es el neurotransmisor inhibitorio más importante, ya que es el más frecuente y los neurotransmisores inhibidores disminuyen la probabilidad de que un impulso nervioso se dispare.

También juega un papel importante en el comportamiento, la cognición y la respuesta al estrés. Además ayuda a controlar el miedo y la ansiedad.

Histamina

La histamina promueve la vigilia y organiza comportamientos dispares y funciones homeostáticas. Estas sustancias ayudan al cuerpo a mantenerse despierto y a deshacerse de algo que le molesta, en este caso, desencadenado alérgenos.

Además, la histamina cumple un rol esencial en la regulación de los ritmos vitales. Gracias a la histamina somos capaces de mantener nuestro ritmo de sueño estable. Por eso, muchas píldoras para conciliar el sueño contienen histamina.

Taquicinina

La taquicinina es un neurotransmisor implicado en el dolor y en la regulación de las funciones involuntarias del cuerpo, como los latidos y la respiración.

La taquicinina facilita la comunicación entre neuronas como respuesta al dolor y también ayuda a impulsar los latidos del corazón, la respiración, la digestión y otras funciones vitales.

Glicina

La glicina es un neurotransmisor y también un aminoácido que interviene en la regulación de los músculos, además ayuda a mantener el tono y la coordinación muscular.

Como si eso fuera poco, la glicina también asiste a la regeneración de tejidos, gracias a su acción como aminoácido.

Al igual que otros neurotransmisores, la glicina nos permite mantener la calma y evitar el estrés.

Péptidos opioides

Los péptidos opioides son neurotransmisores que juegan un papel importante en la regulación de la temperatura corporal, el apetito y hasta las adicciones.

Los péptidos opioides son moléculas que ayudan a reducir el dolor ya que “adormecen” al sistema nervioso y que están involucradas en el desarrollo de adicciones, la temperatura corporal, y el apetito, entre otros.

ATP

El trifosfato de adenosina (ATP) es un neurotransmisor que cumple la importante función de generar energía en el cuerpo.

Cuando consumimos alimentos, nuestro organismo los digiere para obtener nutrientes, que son procesados para generar ATP, el alimento de las células.

La función principal del ATP es obtener energía, pero además cumple una función importante en el control de los vasos sanguíneos, la actividad del corazón, la regulación de la información sensorial, y los procesos mentales.

Importancia de los neurotransmisores en el sistema nervioso

Las neuronas son esenciales para el sistema nervioso. Las mismas transmiten información en forma de señales eléctricas entre sí.

Como las neuronas no están conectadas entre sí, el impulso eléctrico se transmite por medio de neurotransmisores. Por esta razón los neurotransmisores son vitales para la función cerebral, ya que sin ellos no podríamos llevar a cabo ninguna acción.

Para prevenir ciertas condiciones, como la depresión, la ansiedad, el Alzheimer o el Parkinson es importante mantener el equilibrio de neurotransmisores.

No existe una manera de garantizar que los neurotransmisores funcionen correctamente. Sin embargo, llevar un estilo de vida saludable que incluya una dieta variada y ejercicio regular puede ayudar.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud