Dieta y Nutrición

¿Qué es la niacina y para qué sirve?

Escrito por Jesús Emilio Torrealba

Nuestro organismo requiere para su perfecto funcionamiento, de elementos y sustancias que intervienen en muchos procesos orgánicos.

En este sentido se encuentra la niacina, la cual es un elemento esencial perteneciente al grupo de vitaminas del complejo B.

La correcta ingesta de este elemento, ayudará a prevenir la aparición de patologías orgánicas e inclusive psicológicas y consecuentemente disfrutar de una vida saludable.

A continuación, te explicamos los aspectos más importantes que debes conocer en relación a la niacina.

¿Qué es la niacina?

La niacina, también es llamada vitamina B3,​ ácido nicotínico o vitamina PP. Fue aislada por primera vez debido al proceso de oxidación de la nicotina que forma el ácido nicotínico y denominada, además, vitamina B3, por ser la tercera vitamina del complejo B en ser descubierta.

Su fórmula química es C₆H₅NO₂, es hidrosoluble y forma parte del complejo B. Actúa en el metabolismo celular formando parte del coenzima NAD y NADP. Es absorbida por difusión pasiva, no se almacena y los excedentes se eliminan a través de la orina.

Para destacar: Científicos alemanes demostraron que el ácido nicotínico está presente en la levadura y en el pulido del arroz (1). Allí fue aislado con el bioquímico Casimir Funk (2) en 1912, mientras intentaba encontrar una vulcanización para otra enfermedad conocida como beriberi (desorden alimenticio causado por una deficiencia de la tiamina).

Otra forma de niacina es la nicotinamida, la principal forma circulante en sangre y es transportada a los tejidos para intervenir en diferentes procesos metabólicos, según las necesidades de las células (3).

Nota: También es es utilizada por el cuerpo, para producir las coenzimas nicotinamida adenina dinucleótido (NAD) (4) y nicotinamida adenina dinucleótido fosfato (NADP) (5).

Características de la niacina

Como integrante del complejo, posee características que definen a este grupo de vitaminas. A continuación te mencionaremos las propias de la niacina:

Constituye un tipo de vitamina B

El complejo B es un conjunto de vitaminas, que tiene como beneficios el incremento de la energía celular, efecto analgésico ante los dolores neuropáticos y contribuye a la prevención de la anemia perniciosa, debido a que ayuda a la formación de glóbulos rojos en el organismo, entre otros. La niacina compone este complejo de vitaminas.

Es hidrosoluble

Se caracteriza así porque se disuelve en agua, por lo que pueden pasarse al agua del lavado o de la cocción de los alimentos. Muchos alimentos ricos en este tipo de vitaminas no aportan, al término de su cocción, la misma cantidad que contenían inicialmente.

El cuerpo la produce en el triptófano

El triptófano es un aminoácido necesario para el crecimiento normal en los bebés y para la producción y mantenimiento de las proteínas, músculos, enzimas y neurotransmisores del cuerpo.

Es un aminoácido esencial. Esto significa que el cuerpo no lo puede producir, por lo que se debe obtener de la alimentación.

Para destacar: El hígado puede sintetizar niacina a partir de este aminoácido esencial, pero el proceso es muy ineficiente; se requieren 60 mg de triptófano para sintetizar 1 mg de niacina.

Algunos alimentos la contienen

La vitamina B3 está presente en los siguientes alimentos: carnes magras, pescados, frutos secos (nueces), frutas y verduras, pollo, productos lácteos, huevos, cereales, levadura de cerveza, germen de trigo, y pan.

Estos contienen cantidad suficiente de vitamina B3, para suplir las cantidades mínimas de ingesta diaria.

Se puede encontrar como suplemento

La niacina se encuentra sintetizada en suplementos multivitamínicos y multiminerales. También está disponible en suplementos dietéticos del complejo B y suplementos que contienen solo niacina.

Las dos formas principales de niacina en los suplementos dietéticos, son el ácido nicotínico y la nicotinamida. La niacina (en forma de ácido nicotínico), también está disponible como un medicamento recetado que se usa para tratar las concentraciones altas de colesterol en la sangre.

Se debe consumir de manera regular

La cantidad diaria recomendada para la niacina en los hombres adultos es de 16 mg NE, 14 mg NE en las mujeres adultas, 18 mg NE en las mujeres embarazadas y 17 mg NE en las mujeres lactantes.

La niacina se ingiere para prevenir la deficiencia de vitamina B3, debido posiblemente a una mala nutrición y para afecciones vinculadas a esa deficiencia tal como la pelagra (enfermedad causada por deficiencia de niacina).

Para destacar: También se ingiere para tratar la esquizofrenia, las alucinaciones debido a las drogas, la enfermedad de Alzheimer y la pérdida de la habilidad de pensar relacionada con la edad, para el síndrome cerebral crónico, calambres musculares, la depresión y los mareos.

Es necesaria para mantener las células sanas

La niacina coadyuva en la protección de las células de la piel del daño solar. Algunas investigaciones sugieren que el uso de esta vitamina puede llegar a prevenir varios tipos de cáncer, entre ellos el de la piel.

Su deficiencia genera trastornos de salud

Entre las variadas consecuencias que tiene la deficiencia de vitamina B3 es la pelagra, una enfermedad asociada a una nutrición que ofrece bajos niveles de niacina y/o del triptófano, dando por resultado cambios en la piel, el aparato gastrointestinal y el sistema nervioso.

Nota: La triada clásica de síntomas abarca la dermatitis, la diarrea y la demencia pudiendo causar a la muerte.

Funciones de la niacina en el organismo

A medida que se ha profundizado en el estudio de vitamina B3, se han encontrado nuevas aplicaciones beneficiosas. Entre las más relevantes tenemos:

Contribuye con el funcionamiento del sistema nervioso

En el sistema nervioso, la acción conjunta de niacina y otras vitaminas del mismo complejo, como la riboflavina o la piridoxina permiten el correcto funcionamiento de este sistema, aumentando la función cerebral.

Nota: En algunas enfermedades como la esquizofrenia, se recomienda la ingesta controlada de vitamina B3, pues ayuda a reparar y deshacer el daño causado en el cerebro.

Por otra parte, se estima que el consumo de niacina puede ser adecuado en algunos procesos de Alzheimer, aunque los resultados no son concluyentes.

Aumenta la función cerebral

Según un estudio de la revista Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry, y que ha sido llevado a cabo por investigadores del Rush University Medical Center de Chicago principalmente, determinaron que una dieta rica en niacina, especialmente cuando se produce a partir de fuentes naturales, puede reducir el riesgo de enfermedad de Alzheimer y de deterioro cognoscitivo asociado a la edad,.

Previene enfermedades cardíacas y del sistema circulatorio

La presencia de niacina en el organismo reduce el riesgo de acumulación de colesterol en las arterias. Esto tiene como consecuencia la prevención de enfermedades cardíacas y del sistema circulatorio.

Nota: Se recomiendan una suplementación combinada entre niacina y estatinas para reducir el riesgo de padecer estas enfermedades.

El ácido nicotínico es un agente hipolipemiante. La terapia con ácido nicotínico, aumenta las concentraciones de colesterol de alta densidad (HDL), disminuyendo las concentraciones séricas de lipoproteína (6). Todos estos cambios en el perfil sanguíneo lipídico son considerados cardio-protectores.

Regula los niveles de triglicéridos

Otro de los posibles tratamientos para los triglicéridos altos es la niacina, tratándose de un nutriente que podemos encontrar en alimentos como los guisantes, el pescado o los frutos secos.

Para destacar: En el tratamiento de los triglicéridos, se utiliza la suplementación con dosis elevadas de unos 1.500 mg/día o más, que son capaces de reducir hasta en un 40% los niveles de triglicéridos, y de aumentar en la misma medida el colesterol HDL.

Este puede ser más o menos eficaz en función de la genética personal, habiendo personas con mayor sensibilidad a la suplementación con esta sustancia. Cabe destacar que, las megadosis de esta vitamina debe estar supervisada por un médico.

Controla el colesterol

La presencia de niacina en el organismo, reduce el riesgo de acumulación de colesterol en las arterias, aumentando la función vasodilatadora de los vasos sanguíneos, contribuyendo a la disminución de la presión arterial, garantizando el buen funcionamiento del sistema circulatorio.

Controla los niveles de azúcar en la sangre

La vitamina PP garantiza niveles estables de glucosa en la sangre. Por esta razón, la niacina contribuye al tratamiento de diabetes tipo I.

En este sentido, evidencias de investigaciones in vitro y en animales, indican que un alto nivel de vitamina B3 protege las células pancreáticas que producen insulina, frente glóbulos blancos inflamatorios o especies reactivas del oxígeno.

Es así como la nicotinamida podría ayudar a retrasar el inicio de la dependencia de la insulina, en personas con diabetes tipo I.

Contribuye con el funcionamiento del sistema digestivo

La niacina ayuda en el funcionamiento normal del sistema digestivo humano, estimulando un apetito saludable.

Para destacar: Según estudio efectuado por el Dr. Rafael Pila Pérez, titulado Pelagra: enfermedad antigua y de actualidad, “El aparato digestivo es afectado por la enfermedad ocasionando pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dispepsia y dolor abdominal. Diarrea, gastritis, disminución de enzimas duodenales y aclorhidria se presentan en el 50 % de los casos” (8).

Recordemos, que la principal enfermedad a causa de una severa deficiencia de niacina es la pelagra.

Elimina toxinas

El organismo al poseer un sistema circulatorio eficiente, con niveles lipídicos excelentes gracias a un consumo correcto de niacina a través de la alimentación, garantiza que el mismo sistema circulatorio a través de las vías renales, cumplan correctamente la desintoxicación de la sangre de los desechos del metabolismo orgánico.

Convierte los alimentos en energía

Todas las vitaminas del complejo B se encuentran directamente relacionadas con la producción de energía.

La vitamina B3 participa en el metabolismo de hidratos de carbono, proteínas y grasas así como en el crecimiento y funcionamiento del sistema nervioso. Mediante su participación en el ciclo energético de los hidratos de carbono, facilita su conversión en energía, lo cual es imprescindible para todo deportista.

Nota: Los deportistas, por su actividad física más intensa, necesitan un mayor aporte nutricional que las personas con un ritmo de vida más sedentario.

Fortalece la salud de la piel

Una función adicional de este nutriente es el fortalecimiento del sistema cutáneo, pues evita la formación de afecciones en la piel.

La niacina contribuye a proteger las células del daño solar y algunas investigaciones sugieren que el uso de esta vitamina puede llegar a prevenir varios tipos de cáncer, entre ellos el de piel.

¿Cómo consumir niacina?

Existen dos formas para obtener la niacina. A continuación te las mencionamos:

En alimentos

Algunas buenas fuentes de vitamina B3 son la levadura, la carne, el pescado azul, los cereales, las legumbres y las semillas. La leche, la verdura de hoja verde, el café y el té proporcionan dosis menores de niacina.

Nota: En las plantas, especialmente en los granos maduros de los cereales como el maíz y el trigo, la vitamina B3 podría estar unida a moléculas de azúcar en forma de glucósidos, lo cual disminuye significativamente su biodisponibilidad.

En suplementos bajo prescripción médica

Si bien es cierto, que en los casos de deficiencia de la vitamina B3 en el organismo es necesario recurrir al uso de suplementos para su compensación, la recomendación es que se haga bajo supervisión médica.

Cuando se consume como suplemento, la niacina a menudo se encuentra en combinación con otras vitaminas B.

Nota: Es importante mencionar, que la ingesta de niacina en dosis superiores a la recomendada puede causar efectos secundarios y además esta vitamina tiene interacción con otros medicamentos.

Por ejemplo, tanto la clonidina como la niacina bajan la presión arterial. El tomar niacina con clonidina podría disminuir demasiado su presión arterial. Es por ello que antes de iniciar su consumo en suplemento, se recomienda consultar con el médico especialista.

Conclusiones claves

  • La niacina, es un elemento esencial perteneciente al grupo de vitaminas del complejo B. También es llamada vitamina B3,​ ácido nicotínico o vitamina PP. Actúa en el metabolismo celular formando parte del coenzima NAD y NADP. Es absorbida por difusión pasiva, no se almacena y los excedentes se eliminan a través de la orina.
  • La niacina contribuye con el funcionamiento del sistema nervioso, aumenta la función cerebral, previene enfermedades cardíacas y del sistema circulatorio, controla el colesterol, regula los niveles de triglicéridos y de azucar en sangre, elimina toxinas, fortalece la salud de la piel, entre otros beneficios.
  • La niacina se puede consumir a través de alimentos como levadura, la carne, el pescado azul, los cereales, las legumbres y las semillas. Por otro lado, la leche, la verdura de hoja verde, el café y el té proporcionan dosis menores de niacina.
  • Otra forma de consumir la niacina es a través de suplementos, pero es importante destacar, que esto sólo puede hacerse bajo la recomendación y supervisión de un medico, ya que, la niacina en dosis superiores a la recomendada, puede causar efectos secundarios y además tiene interacción con otros medicamentos.