Nolotil: qué es, efectos y usos

Tabla de contenido

En el interés de ofrecer una mejor calidad de vida a las personas que presentan numerosos síntomas, producto del padecimiento de patologías, algunas simples, otras más complicadas, el hombre ha fabricado un gran número de medicamentos en laboratorios, siendo un gran porcentaje de ellos para tratar el dolor.

Uno de estos medicamentos es el nolotil, cuyo poder analgésico supera a otros fármacos de otras familias.

A continuación te presentamos el siguiente artículo, cuyo contenido te orientará en el uso de este medicamento, pero recuerda siempre consultar al médico.

¿Qué es el nolotil?

El nolotil cápsula es un producto farmacéutico sintético utilizado primeramente para tratar el dolor, ya que su composición química tiene un gran efecto analgésico.

También presenta efectos antipiréticos, es decir, reduce los estados febriles, y dosis supervisadas, reduce los espasmos musculares y el dolor asociado a ellos.

No fue elaborado para tratar procesos inflamatorios, sin embargo, a mayores dosis de las recomendadas terapéuticamente para el dolor, ha demostrado efectividad para la disminución de la inflamación, pero a estas altas dosis, puede presentar una alta toxicidad.

Cómo analgésico, este fármaco es más potente que otros como el paracetamol o el ibuprofeno. Nolotil pertenece al grupo de fármacos definidos como “otros analgésicos y antipiréticos”.

En todo el mundo su adquisición y compra era libre, es decir, no se precisaba prescripción médica para su administración. En los años 70 esto cambió, cuando se descubrió que algunos pacientes sufrían efectos secundarios que pueden conducir a la muerte.

Composición del nolotil

El principio activo de esta marca de medicamento es el metamizol magnésico, que pertenece a la familia de las pirazolonas (un grupo de medicamentos que se emplean principalmente para el tratamiento del dolor y la fiebre, incluyendo el metamizol).

El prototipo de este fármaco se conoce como piramidón. El resto de los componentes del nolotil son: estearato de magnesio, indigotina, eritrosina, dióxido de titanio y gelatina.

El responsable de la síntesis del metamizol, fue la compañía alemana Hoechst AG en el año 1920 cuando se sintetizó por primera vez. Esta compañía fue absorbida más tarde por Sanofi.

En el año 1922 empezó su producción masiva, y se introdujo por primera vez en el mercado alemán bajo el nombre de Novalgin.

Presentaciones y dosis del nolotil

El metamizol está disponible en una gran variedad de presentaciones, la más habitual es en forma de cápsula dura para administrarlo por vía oral. También puede encontrarse, en forma de ampolla o en una presentación inyectable por vía parenteral.

El nolotil cáps está disponible en envases que contienen 10, 20 ó 500 cápsulas duras. Cada cápsula contiene 575 mg de metamizol magnésico.

Por otra parte, la dosis recomendada de nolotil según la ficha técnica del fármaco, publicada por la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios, es de 6 cápsulas de 575 mg cada cuatro horas, en pacientes mayores de 15 años.

Después de su administración vía oral, se convierte en el estómago en su metabolito principal, que es la 4-metilaminoantipirina. Este metabolito se absorbe fácilmente y de forma casi completa.

¿Para qué se utiliza el nolotil?

El nolotil está indicado primeramente para tratar dolores y fiebre, pero bajo circunstancias previamente estudiadas, puede utilizarse en dosis más altas para casos inflamatorios. A continuación te damos en detalle su uso:

Dolores agudos, moderados o intensos

El nolotil está indicado para tratar el dolor agudo moderado o intenso, producto de trastornos músculo esqueléticos o neuropáticos, los cuales son dolores causados luego de intervenciones quirúrgicas o luego de haber sufrido lesiones postraumáticas.

Dolores oncológicos

Están relacionados a pacientes con patologías oncológicas, bien por la progresión de la propia enfermedad o debido al tratamiento y enfermedades asociadas.

En los casos de dolores oncológicos de leves a moderados, de acuerdo a un documento publicado por una reconocida página web especializada en la orientación médica, indica al nolotil como coadyuvante en estos casos.

Fiebre alta

En aquellos casos en que otras medicaciones no sean efectivas para bajar la fiebre, es utilizado el nolotil.

Dolor visceral

También es utilizado en el tratamiento de dolores en la musculatura lisa de las vísceras de tipo cólico.

Contraindicaciones del nolotil

Los medicamentos son elaborados para tratar patologías específicas. Sus componentes pueden alterar la química del organismo, ocasionando desequilibrio en su fisiología y biología. Antes de usar nolotil, debe saber en qué condiciones no debe ingerirlo:

Hipersensibilidad a medicamentos con metamizol

Algunas personas son sensibles a ciertos componentes químicos, que pueden provenir de la propia naturaleza o que son sintetizados en laboratorios.

En el caso del metamizol, es un compuesto químico sintético y su uso puede causar ciertas reacciones indeseables en el organismo como alergias, malestares generales entre otros.

Si usted observa alguna reacción poco común después de iniciado el tratamiento con metamizol, puede que sea hipersensible a este compuesto. Consulte a su médico inmediatamente.

Intolerancia a los analgésicos

Si ha padecido efectos indeseables durante el consumo de otros analgésicos como ácido acetilsalicílico, acetaminofén o antinflamatorios no esteroideos, puede que también tenga sensibilidad al metamizol (sustancia activa de nolotil).

Porfiria hepática intermitente aguda

La porfiria hepática intermitente aguda se caracteriza por crisis de dolor abdominal, alteraciones psiquiátricas y afectación neurológica. Si usted ha sido diagnosticado con esta patología, evite el uso de medicamentos que tengan cómo componente el metamizol, incluyendo nolotil.

Deficiencia genética de glucosa

Así mismo, si ha sido diagnosticado con glucosa fosfato deshidrogenasa, cuyo trastorno consiste en que los glóbulos rojos se descomponen cuando el cuerpo se expone a ciertos fármacos o al estrés de una infección, evite el uso de medicamentos que tengan cómo componente el metamizol, incluyendo nolotil.

Alteraciones de la médula ósea

Si ha sufrido de patologías en la médula ósea, durante o después de recibir quimioterapia antitumoral (antineoplásica) o si ha tenido enfermedades relacionadas con la formación de células sanguíneas, el uso de metamizol está contraindicado.

Reacciones alérgicas o hematológicas previas

Si con anterioridad ha sufrido de reacciones alérgicas o hematológicas (cambios en los valores hematológicos), durante la administración de medicamentos que contienen metamizol, no lo consuma.

Asma, rinitis y urticaria

Si su historial de patologías incluye asma, rinitis o urticaria durante el tratamiento con otros analgésicos como ácido acetilsalicílico, acetaminofén o antinflamatorios no esteroideos, no consuma este medicamento, ya que en estos casos también puede ser sensible al metamizol.

Últimos 3 meses de embarazo

No existen datos suficientes sobre su uso durante el embarazo, pero se sabe que el metamizol atraviesa la barrera placentaria y al no existir experiencia suficiente en humanos, no se recomienda utilizarlo durante el primer trimestre.

Durante el segundo trimestre, únicamente debe utilizarse si los beneficios esperados superan claramente los riesgos. Aunque el metamizol es solamente un inhibidor débil de la síntesis de prostaglandinas, no puede excluirse la posibilidad de sufrir patologías asociadas. Por ello, está contraindicado durante el tercer trimestre del embarazo.

Efectos secundarios del nolotil

Todos los medicamentos, tienen la posibilidad de producir reacciones secundarias no deseables y depende del componente principal y de la sensibilidad del paciente. A continuación te mencionamos las más comunes tras el consumo de metamizol:

Reacciones alérgicas

Con el uso de nolotil, pueden producirse reacciones alérgicas desde la piel y mucosas como: picor, quemazón, enrojecimiento, hinchazón.

También puede producir dificultad para respirar y molestias gastrointestinales como: urticaria generalizada, hinchazón de pies, manos, labios, garganta y vías respiratorias y broncospasmo grave.

También se pueden manifestar alteraciones del ritmo cardíaco y disminución de la presión arterial y en algunos casos, precedida por un aumento de la presión arterial.

Hipotensión

De acuerdo a las estadísticas presentadas en la ficha técnica del nolotil, publicada por la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios, se puede presentar con una frecuencia que puede afectar a 1 de cada 10 personas que consuman nolotil.

Leucopenia

El uso de nolotil puede causar, en razón de la dosis recetada y de la sensibilidad del paciente, una reducción en la producción de glóbulos blancos.

Trastornos gastrointestinales

Con una incidencia global menor al 6%, se conocen de reacciones alérgicas aparecidas en pacientes que fueron tratados con metamizol fueron náuseas, sequedad de boca y vómitos. Se observaron erosiones gástricas con 3 g diarios de metamizol, pudiendo marcar esta dosis el límite de tolerancia gástrica en uso crónico.

Así lo describe la Parte I.B.1. Ficha Técnica”, publicada por la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios, en julio de 2019.

Afecciones respiratorias

Existen grupos de pacientes identificados, que pueden sufrir posibles reacciones anafilactoides graves con el uso de metamizol y cuyos síntomas pueden deberse a una reacción alérgica grave denominada shock anafiláctico.

Esta reacción es más probable si usted padece de asma bronquial o trastornos de tipo alérgico.

Arritmia cardíaca

Si consume más nolotil de la dosis recomendada por su médico, puede, en ocasiones, padecer de aumento del ritmo cardíaco (taquicardia).

Problemas renales

Si usted sufre de insuficiencia renal o hepática, entonces, la velocidad de eliminación disminuye de toxinas y metabolitos disminuye, incluyendo los del metamizol, entonces debe evitar la administración de dosis elevadas de nolotil.

Agranulocitosis

Otro efectos secundarios del consumo de nolotil, es la agranulocitosis o neutropenia (el paciente deja de producir neutrófilos), afección grave que se produce cuando hay un número muy bajo de granulocitos (tipo de glóbulo blanco) en la sangre. Es el efecto secundario más grave del metamizol.

En este sentido, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, ha realizado una serie de recomendaciones para evitar esta patología derivada del uso de nolotil.

Sepsis

Con la reducción de los neutrófilos causados por el uso de nolotil, el sistema inmunológico queda expuesto a bacterias y virus, que en los casos extremos puede causar sepsis en el organismo.

Una tesis de grado titulada ¿Es el Metamizol un medicamento seguro?, da cuenta de la toxicidad en ciertos casos del nolotil sobre la producción de neutrófilos en la médula ósea.

Tanto la agranulocitosis como la sepsis, han sido causa de la restricción en la venta de este medicamento a través de recetas y en otros se ha prohibido su venta, como en Europa y el Reino Unido, y pese a ello, el nolotil tiene una gran comercialización a nivel mundial.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud

\