Psicología y Salud emocional

¿Qué son las parejas de hecho y cómo están constituidas?

Escrito por Mauricio Colazingari

El vasto mundo de las parejas es a veces complicado, cuando se trata de procesos y sentimientos sencillos. Desde el noviazgo, pasando por las relaciones de concubinatos y terminando en un sagrado matrimonio, en la mayoría de los casos.

Las parejas de hecho, son una de las tantas formas en que dos personas deciden unir sus vidas, al igual que el matrimonio o una relación como el concubinato, existen demasiados detalles a conocer, así como ventajas y desventajas presentes en la ley.

En este artículo conoceremos qué son realmente las parejas de hecho, así como sus ventajas y desventajas de manera jurídica. Puede que tú o un conocido esté en una relación de este estilo.

¿Qué son las parejas de hecho?

Las parejas de hecho se trata de una estructura familiar, que a diferencia de las parejas del concubinato, la pareja convive sin haber contraído matrimonio, siendo reconocida con determinados efectos jurídicos para que cumplan requisitos legales preestablecidos.

Este tipo de parejas está reconocida de manera jurídica, por lo cual pueden gozar de los mismos derechos que se les brinda a un matrimonio. Pueden convivir juntos, tener hijos y formar una familia.

De hecho hay sitios web como Emigroo, donde se brindan servicios como residencias para parejas de hecho, en una mayoría de países como España mencionando que “En España, 14 de las 17 comunidades autónomas han aprobado leyes sobre parejas de hecho. Con los mismos deberes y derechos”.

Características de las parejas de hecho

Las parejas de hecho, comparten muchas similitudes a una pareja formal dentro de un matrimonio. Incluso de una relación de concubinato, sin embargo es importante conocer las características que hacen única a las parejas de hecho:

Constituyen una unión pública

Las parejas de hecho son una unión pública ante los ojos de la ley. Siendo reconocida y aceptada. En diferentes comunidades requiere de un registro público. Claramente sin necesidad de un matrimonio u otra forma de unión. Esto con el fin de tener los mismos derechos y medidas legales.

No se efectúa un matrimonio

Una pareja de hecho no necesita verse en la necesidad de contraer matrimonio. No se trata de inseguridad, sino que es una forma que ciertas personas la ven, no creen necesario el matrimonio para vivir y construir una familia formalmente.

Con esto pueden incluso tener hijos, disfrutando de todos sus derechos legales, sin diferencias de un matrimonio. Y también se guían por un régimen de gananciales, separación de bienes o participación.

Tienen obligaciones y derechos jurídicos

Las parejas de hecho al ser reconocidas dentro de un sistema jurídico, tienen sus obligaciones y derechos, como los que se les brinda a un matrimonio. El proceso puede cambiar, variando de los casos que se encuentren.

Pueden ejercer derechos como tener hijos, las pensiones de viudez, las pensiones compensatorias y atención médica. Tienen obligaciones específicas como sucede con los pagos de impuestos, cumplimiento laboral y de las viviendas.

Se puede dar en parejas de distinto sexo

Las parejas de hecho se han abierto en los últimos años, en pueblos autónomos de algunos países como España por ejemplo, es legal que personas del mismos sexo puedan gozar de ser parejas de hecho.

En este sentido, disfrutan del mismo derecho que se les ofrece a los heterosexuales. Como menciona el despacho de abogados Garan ley, “Cataluña fue la comunidad pionera en España en la regulación de las parejas de hecho. De la que hoy siguen beneficiándose, tanto uniones heterosexuales como homosexuales”.

Suelen tener una regulación autonómica

Las regulaciones autonómicas en las parejas de hecho, varían dependiendo de los sectores y pueblos autónomos. Ya que en un estado de la Unión Europea como España, no están reguladas este tipo de unión civil a nivel estatal, por ello cada comunidad autónoma ha regulado su propia ley de uniones de hecho.

En Andalucía, por ejemplo, según la página Iberly “las uniones de hecho se encuentran reguladas en la Ley 5/2002 de Parejas de Hecho, que define la pareja de hecho como la unión de dos personas, con independencia de su opción sexual, a fin de convivir de forma estable”.

¿Cómo se constituye una pareja de hecho?

Las parejas de hecho no se forman de manera simple y sin previo acuerdo. Existen ciertos requisitos (como un código civil y registro civil), que deben cumplirse para formar una pareja de hecho, los cuales son bien vistos para la población en la que se rodean:

Deben ser mayores de edad o independientes

Una pareja de hecho se constituye de personas mayores de edad. Deben ser independientes en el sentido de gozar de trabajo y vivienda propia. Además, deben acreditar mediante declaraciones de convivencia, firmadas por testigos, que llevan uno o dos años viviendo juntos en pareja.

No deben estar incapacitados

Una pareja de hecho, no debe estar formada por personas incapacitadas de manera jurídica. La incapacidad jurídica no es aprobada ni tiene buena vista. Tratándose de la situación de una persona física, que no tiene capacidad de obrar por su estado físico o psicológico. Por ello necesita de otra persona para regir su persona o sus bienes.

No debe existir parentesco

Una pareja de hecho no debe estar regida por familiares que comparten lazos y la misma sangre, refiriéndose a las relaciones de incesto. Debido a que en varios países esta penada y en muchos casos el incesto se considera como un medio de violencia sexual. Por ello las parejas de hecho no deben compartir parentesco entre sí.

No deben estar casados

Es un requisito necesario, una pareja de hecho puede vivir entre sí y compartir un afecto profundo. Pero lo necesario es no encontrarse dentro de un matrimonio, ni tampoco tener planes de contraer un matrimonio.

Es uno de los requisitos necesarios para formarse como una pareja de hecho, debido a que el proceso será diferente a lo que se hace en un matrimonio formal.

Deben tener un tiempo determinado de convivencia

Una pareja de hecho requiere de declaraciones, junto a testigos (como familiares o amigos de ambas partes), para confirmar que la pareja de hecho han estado viviendo por uno o dos años.

Actuando como un registro civil, esto valida el proceso de una pareja de hecho ya que se confirma el afecto y el compromiso que ambos se tienen, esto funciona para las relaciones de concubinato.

Suelen registrarse en una notaría pública

Las parejas de hecho suelen ser registradas y aprobadas en notarías públicas, estas son las encargadas de la elaboración y trámite de escrituras públicas para los hechos y actos que la ley disponga o cuando sea voluntad de las partes hacerlo.

Por estos motivos puede validarse de manera legal la unión de una pareja de hecho, lo cual es importante para este proceso.

Ventajas de las parejas de hecho

Las parejas de hecho tiene una amplia red de ventajas, donde se benefician de derechos al igual que un proceso matrimonial. Tiene sus ventajas más notorias dentro de esta unión civil. Por lo cual se resumirá esas ventajas en lo siguiente:

Pueden tener pensión de viudez

Las parejas de hecho pueden gozar de diferentes pensiones, la pensión de viudez es una de las más virtuosas para las parejas en momentos más frágiles.

En el caso del fallecimiento de uno de los cónyuges, el otro tendrá derecho a percibir una pensión (recibir dinero) sin importar sus ingresos ni el tiempo que lleven casados. De más está decir, que la pareja de hecho se disuelve con el fallecimiento de uno de los cónyuges.

Pueden tener permisos laborales al igual que un matrimonio

Una pareja de hecho, puede tener los permisos laborales (osease autorización para ejercer un trabajo), como sucede en una pareja dentro de un matrimonio.

Además, a diferencia de un matrimonio donde se reconoce 15 días de permiso por esa unión, no lo contempla de la misma forma para la pareja de hecho, salvo que un convenio colectivo al que esté adscrito el trabajador lo prevea.

En caso de ruptura el régimen económico es voluntario

En las parejas de hecho no existe un régimen económico (un conjunto normativo que regula cómo los cónyuges administran y gestionan sus patrimonios), es voluntario desde el principio de la unión.

Esto prevalece la voluntad, de que la pareja de hecho establezca pactos específicos entre ellos, en el sentido del patrimonio y la situación económica. En caso de una ruptura, no están en la obligación de deberse ningún patrimonio, salvo por acuerdo mutuo.

Con respecto a los hijos se tienen las mismas obligaciones y derechos

Las parejas de hecho tienen la libertad de procrear hijos e incluso adoptarlos. Estos hijos se verán beneficiados de los mismo derechos y deberes con los que nacen, siendo esta una forma de seguridad social, valiéndose del derecho a la educación o a la atención médica.

Los padres de una pareja de hecho, tienen el deber de velar por el bienestar de los infantes, siendo parte de la familia que se forma en la pareja de hecho.

Pueden disfrutar de atención sanitaria

La pareja de hecho puede gozar de atención sanitaria a ambos cónyuges, este tipo de atención se basa en el acceso de medicinas y servicios médicos como los farmacéuticos u otros complementarios, con el fin de preservar, proteger y restablecer la salud de los beneficiarios.

Pueden acceder a ayudas económicas

Una pareja de hecho tiene el derecho de solicitar ayuda económica, sea cual sea su caso o del estado y comunidad que se encuentre.

Puede solicitar ayuda económica o préstamo a un banco, puede solicitarlo al mismo gobierno de su estado y todo con el fin de cubrir gastos, ya sea hospitalarios o de otra naturaleza. Es un derecho establecido que se puede brindar a la pareja al ser reconocidos en la ley.

Desventajas de las parejas de hecho

Las parejas de hecho no son del todo perfectas, tratándose de un compromiso, hay ciertas desventajas que deben conocerse antes de unirse con alguien en pareja de hecho. Es importante estar informado sobre esto, lo cual es recomendado para las parejas estables:

No existe un régimen económico fijo en caso de ruptura

Como se dijo anteriormente, en caso de una ruptura no existe la obligación de que la pareja se deba dinero o división de un patrimonio específico (como vivienda y otros materiales físicos).

A diferencia de un matrimonio, donde la ley establece que en caso de divorcio cada uno de los cónyuges podrá participar en las ganancias que haya obtenido su pareja, en una pareja de hecho esto no está reflejado en ningún acta. Se trataría más bien de un compromiso mutuo entre ambas personas, en el mejor de los casos.

No tienen derecho a herencias como herederos forzosos

Como en una pareja de hecho no existe un régimen económico, tampoco está reflejado el derecho a las herencias, en caso de fallecimiento o separación de los cónyuges. Por lo cual no será necesario asistir a un tribunal supremo.

También puede variar de cada estado o comunidad, normalmente y como lo menciona la revista* Abogados y Herencias* “En Canarias existe regulación sobre las parejas de hecho pero no tiene competencias sobre el Derecho Sucesorio, debiendo atenerse al Derecho Civil. Se debe realizar el testamento si se desea dejar protegida a la pareja, habrán de respetarse siempre las legítimas de los herederos forzosos que serían los hijos, y en defecto los padres en dicha Herencia”.

No pueden declarar impuestos de manera conjunta

Los impuestos se declaran de manera conjunta en matrimonio. En una pareja de hecho esto no es usual. Los integrantes de dicha pareja de hecho, sólo podrán optar a efectuar la declaración de impuestos en modalidad individual.

Debe cumplir requisitos para la pensión de viudez

Para obtener la pensión de viudez, la pareja de hecho debe cumplir ciertos requisitos preestablecidos en la ley. Uno de ellos es encontrarse de una relación de dos o más años, esta debe encontrarse inscrita y plasmada por la notaría pública.

Es importante recalcar, que en cada comunidad se fija un límite de ingresos para el cónyuge superviviente. Si este lo supera, pese a que pueda acreditar todo lo demás, no tendrá derecho a percibir la pensión de viudez.