Educación Sexual

¿Qué es la pastilla del día después y para qué sirve?

Escrito por Enmanuel Da Silva

Las “pastillas o píldoras del día después” se han convertido en métodos anticonceptivos relativamente comunes, en comparación con las décadas anteriores.

Esto se debe, a que han demostrado efectos positivos al evitar el embarazo y un número muy reducido de efectos adversos. Sin embargo, hay consideraciones que deben tomarse en cuenta a la hora de tomar la pastilla.

También es importante aprender cuándo verdaderamente se deben usar, y cuando es bueno comenzar métodos anticonceptivos regulares, como las inyecciones, el dispositivo intrauterino, los anticonceptivos orales y mucho más.

A continuación, te daremos un resumen de lo que debes saber y tomar en cuenta antes de usarla.

¿Qué es la pastilla del día después?

La pastilla del día después, forma parte de los llamados métodos anticonceptivos de emergencia. Estas son medidas anticonceptivas que pueden ser utilizadas inmediatamente tras una relación sexual para prevenir el embarazo.

El principal mecanismo de la pastilla anticonceptiva de emergencia (ECP, por sus siglas en Inglés), es detener el proceso de ovulación o fertilización, ambos procesos indispensables para que el embarazo se de a lugar.

Gracias a los avances en el área de la farmacología, los efectos adversos son más y más infrecuentes y demuestran una alta eficacia a la hora de evitar la fertilización del óvulo, sin modificar significativamente la calidad de vida de la mujer.

Composición y presentaciones de la pastilla del día después

Las ECP en líneas generales, se categorizan en: aquellas que contienen estrógeno y progestina, aquellas que contienen solo progestina y las antiprogestina.

Entre las pastillas más usadas en países como EEUU, Canadá, Australia, Dinamarca, Suecia y muchos más son las que sólo contienen progestina, que es la levonorgestrel.

Esta última tiene dos presentaciones: un blíster que contiene un solo comprimido de 1,5 mg de Levonorgestrel o un blíster que tienen dos comprimidos de 0,75 mg.

Otras, como el acetato de ulipristal (comercializado bajo el nombre de EllaOne), es un blíster que contiene un solo comprimido de 30 mg.

¿Cuándo usar la pastilla del día después?

Las ECP son empleadas en un número de situaciones precedidas de una relación sexual. A continuación, nombraremos algunas de estas situaciones.

Al tener relaciones sin protección

El principal uso de esta pastilla es evitar el riesgo de un embarazo no deseado tras haber tenido relaciones sexuales sin emplear alguna clase de protección (preservativos, anticonceptivos orales u otros métodos).

Su uso, especialmente en países desarrollados como EEUU, es bastante común. Solo en este país, en el período 2006-2010, una de cada nueve mujeres entre los 15 y 44 años de edad, afirma haber utilizado pastillas del día después al menos una o dos veces.

De éstas, una de cada dos mujeres afirma haber tomado la pastilla por miedo a que su método anticonceptivo no funcionara adecuadamente o porque tuvieron relaciones sexuales sin protección.

El uso de las ECP no se limita a las relaciones sexuales consensuadas. En los EEUU, durante la década de 1960, el Dietilestilbestrol era ofrecido a mujeres que habían sido víctimas de abuso sexual.

Eventualmente, el FDA descontinuó su uso como anticonceptivo poscoital por los diversos efectos adversos que presentaba (infertilidad, embarazos ectópicos, preeclampsia, partos pretérminos y mucho más).

Al producirse roturas en el preservativo

La utilización incorrecta del preservativo o su rotura durante el acto sexual representa otra razón muy común del porqué las mujeres toman ECP. Las roturas de preservativo son situaciones que, aunque no son frecuentes, pueden ocurrir.

El porcentaje de preservativos rotos varía de estudio en estudio, pero incluso hasta el 29% de los hombres que emplean preservativos afirman haber experimentado la rotura de uno en los tres meses previos a la encuesta.

Entre las razones por las que puede ocurrir: utilizar preservativos caducados, colocarlo de manera incorrecta, “voltearlo” y volverlo a utilizar, preservativos expuestos a ambientes húmedos, cambios drásticos de temperatura o exposición directa a la luz solar.

Al generarse desplazamiento del diafragma

El diafragma anticonceptivo es un domo circular, hecho de un material delgado y suave a base de silicona, que se inserta en la vagina antes de tener relaciones sexuales. Su propósito es obstruir el paso del esperma hacia el útero, evitando el embarazo.

La efectividad del diafragma como método anticonceptivo, cuando se utiliza en conjunto con espermicidas, es de un 92-96%. Esto significa que de cada 100 mujeres, solo 4 o 8 pueden resultar embarazadas.

Eso significa que existen ciertos riesgos, como el desplazamiento del diafragma durante las relaciones sexuales, lo que podría resultar en la entrada del esperma al útero y la posible fecundación del óvulo.

Al expulsarse el DIU

La expulsión del dispositivo intrauterino (DIU) es una posibilidad que toda mujer

que decida emplear este método anticonceptivo, debe saber. Se define como la incapacidad que tiene el dispositivo para anclarse al endometrio del útero.

Ciertos factores influencian la posibilidad de la expulsión, como lo son: la habilidad del profesional para insertar el dispositivo, la edad y gravidez de la mujer, el intervalo de tiempo desde su colocación y cuándo fue colocado.

El riesgo de la expulsión es mayor en mujeres jóvenes que no han tenido hijos, especialmente durante los primeros meses, ya que todavía el cuerpo no se ha ajustado al dispositivo.

Al tomar incorrectamente los anticonceptivos orales

La naturaleza de los anticonceptivos orales, requiere que estos sean tomados a horas precisas, de lo contrario, su efectividad puede que se vea reducida.

De manera que 3 o más pastillas anticonceptivas orales combinadas, que no sean tomadas en su momento, constituyen un riesgo de embarazo. Para las pastillas de progestágeno, tomarlas más de 3 horas tarde representa un riesgo.

Otro ejemplo son las pastillas de Desogestrel, que son tomadas 12 horas más tarde de lo debido (es decir, 36 horas luego de la última pastilla tomada).

Estas irregularidades a la hora de consumir las pastillas anticonceptivas, disminuyen su eficacia y hacen que la mujer necesite de las ECP.

¿Cómo funciona la pastilla del día después?

El mecanismo principal de funcionamiento de las ECP, consiste en prevenir la fertilización al inhibir el proceso de ovulación en la mujer. A continuación, te detallaremos, por parte, sus mecanismos de acción.

Impide que el óvulo salga del ovario

El embarazo tras el coito, se produce solo si tiene lugar durante la ovulación o los cinco días que la preceden, es el llamado período o ventana fértil del ciclo menstrual.

Los espermatozoides, alojados en las criptas uterinas pueden permanecer allí hasta por cinco días y fecundar el óvulo si las condiciones adecuadas se dan. El mecanismo de anticonceptivos como el Levonorgestrel, es impedir la fecundación en primer lugar.

La hormona luteinizante es una hormona secretada durante el ciclo menstrual, que alcanza un pico los días cercanos a la ovulación. Es la encargada de que el óvulo se desprenda del ovario.

La administración de anticonceptivos durante el día de máxima secreción, inhibe o retrasa la ovulación, aunque este efecto depende, en gran parte, en la fase del ciclo al momento de tomar la pastilla. Su mayor efecto parece ser durante la fase folicular.

Altera el moco cervical

En la superficie del endometrio cervical, yace una capa de moco que permite la penetración y adherencia del esperma una vez haya ingresado al útero. Los anticonceptivos parecen modificar las propiedades físico-químicas de este.

Los espermatozoides que residen en las criptas del cuello uterino, conservan su viabilidad y son capaces de fecundar el óvulo hasta cinco días luego.

Se desconoce el porqué, pero, los anticonceptivos son capaces de modificar esto y reducir la supervivencia del espermatozoide, es decir, alterar la capacidad de migración espermática.

Evita la implantación del embrión

La hipótesis que las ECP causan cambios morfológicos y microscópicos del endometrio y, por extensión, de la capacidad de implantación del blastocisto, es una idea controvertida.

Revisiones recientes parecen indicar que tiene un escaso o nulo efecto. Por ende, la hipótesis que los efectos anticonceptivos se dan durante la fase lútea, gana mayor peso sobre la idea que estos tienen un efecto antiimplantatorio.

Consideraciones sobre la pastilla del día después

A pesar de sus beneficios como anticonceptivos, las ECP no son una solución mágica y completamente infalible. Su eficacia, al igual que los anticonceptivos orales, dependen en gran medida de las circunstancias en las que fueron tomadas.

A continuación, explicaremos algunas de estas.

Su acción es eficaz las primeras 24 horas

El pico máximo de eficacia para ciertos ECP ocurren durante las primeras 24 horas tras el coito. El Levonorgestrel, por ejemplo, comienza a modificar la supervivencia del espermatozoide en la cavidad uterina a las 3-10 horas tras el coito.

Al cabo de 5 horas, el Levonorgestrel modifica el pH del moco endometrial, lo cual inmoviliza los espermatozoides e impide su migración al óvulo. A las 9 horas, inducen una mayor producción de moco para imposibilitar el paso de los espermatozoides.

Se puede utilizar hasta 5 días después

A pesar de su alta eficacia durante las primeras 24 horas tras el coito, aún continúan siendo eficaces incluso a las 70-120 horas.

El intervalo de eficacia varía de acuerdo al medicamento: el Levonelle debe ser tomado durante los primeros 3 días, mientras que el EllaOne puede ser tomado incluso hasta 5 días luego.

No se debe usar 2 veces en el mismo ciclo menstrual

No existe un amplio cuerpo de información o evidencia que demuestre los efectos a largo plazo, que el uso repetido y prolongado de estos anticonceptivos puedan tener sobre la mujer.

No obstante, no se recomienda, en lo absoluto, el uso de estas pastillas como único método, ya que la exposición prolongada, a altas dosis, de estas hormonas, aumenta el riesgo a desarrollar irregularidades el ciclo menstrual y otros efectos adversos.

Evitar su uso en caso de insuficiencia hepática

La insuficiencia hepática (o cualquier enfermedad, aguda o crónica, del hígado), representan un desafío para los doctores a la hora de administrar medicamentos, ya que esto entorpece con el proceso de eliminación del fármaco.

Si estos no son eliminados, se acumulan en el cuerpo, lo que podría generar efectos tóxicos. Los anticonceptivos que contienen estrógeno, se asocia con colelitiasis y adenoma hepático, en pacientes con enfermedades hepáticas.

Por otro lado, aquellos que contienen progestina (por ejemplo, el Levonorgestrel, cuyo nombre comercial es Plan B), no han demostrado causar hepatotoxicidad o exacerbar los síntomas de insuficiencia hepática.

No obstante, oficialmente, no se recomienda la administración de pastillas como el Levonorgestrel y el EllaOne en pacientes con insuficiencia hepática grave.

Evitar su uso en caso de asma grave

Mujeres que padecen de asma y están siendo medicadas con glucocorticoides orales, no se les recomienda tomar ciertos anticonceptivos hormonales, ya que contienen estrógeno.

Un estudio publicado en el American Thoracic Society 2018 International Conference, observó que existe una asociación significativa entre el uso de anticonceptivos hormonales orales y mujeres premenopáusicas con asma crónica.

Si se está lactando, interrumpir por 8 horas

El contenido de los medicamentos puede pasar del torrente sanguíneo a ciertas secreciones corporales, tales como la leche materna durante la lactancia. Eso significa que el neonato o infante se encuentra expuestos a estos fármacos.

Por ende, en el caso del Levonorgestrel, se recomienda interrumpir la lactancia por lo menos 8 horas tras su administración. En el caso de EllaOne, se recomienda interrumpir la lactancia por una semana.

La menstruación puede adelantarse o retrasarse

Entre los posibles efectos adversos de las ECP, existen las modificaciones temporales del ciclo menstrual. No obstante, no son efectos comunes. Un gran número de mujeres afirma que la menstruación inició en la fecha esperada.

Por otro lado, un porcentaje menor de mujeres afirmó que hubo un retraso de la menstruación de hasta casi o más de 7 días. En otras, no hubo un retraso, sino que la menstruación llegó días antes de lo esperado.

Evitar su uso en caso de alergia a los componentes

Los fármacos pueden venir en distintas presentaciones y, dependiendo de cuál sea, se ven acompañados de otras sustancias inactivas (excipientes). La lactosa monohidrato es un ejemplo de un excipiente que acompaña a ciertas pastillas anticonceptivas.

Ahora bien, ciertas personas pueden ser alérgicas al medicamento en sí o a las sustancias que lo acompañan, como la lactosa, por ejemplo.

Si eres intolerante a la lactosa o padeces de algún trastorno de mala absorción de la galactosa (por déficit de la lactasa), debes evitar su uso y consultar por alternativas.

Asegurarse de no estar embarazada

Los anticonceptivos hormonales de emergencia no deben ser administrados si su periodo se retrasa, si presenta síntomas de un posible embarazo o si existe la sospecha de uno.

Aunque no existen registros que indiquen un posible efecto teratogénico sobre el efecto, tampoco existe información que respalde su seguridad sobre el feto. Por ende, no se recomienda, en lo absoluto, la toma de las ECP si se sospecha de un embarazo.

No es abortiva

No existe evidencia que indique el consumo de la pastilla produzca efectos teratogénicos (es decir, malformaciones del feto) o induzca el aborto.

En este sentido, estudios donde se han administrado altas dosis de anticonceptivos orales de emergencia no resultaron en ningún riesgo para el desarrollo del embrión.

No produce infertilidad

Las ECP no parecen causar efecto alguno en los niveles de fertilidad en la mujer. Ciertas ECP, como el Levonorgestrel, pueden alterar la fecha de ovulación de la mujer, ya sea adelantando o retrasando la fecha. No obstante, esto no disminuye la capacidad de la mujer para quedar embarazada.

No obstante, se recomienda a la mujer que inicie tratamientos anticonceptivos tradicionales para así minimizar el riesgo del embarazo, ya que las pastillas de emergencia no deben ser usadas como único método anticonceptivo.

Efectos secundarios de la pastilla del día después

Casi todos los medicamentos pueden traer consigo efectos secundarios, y las pastillas del día después no son la excepción. Estos efectos secundarios en general tienen una corta duración, de apenas un par de días y no suelen ser graves.

Es importante señalar que los efectos secundarios pueden variar dependiendo de la marca comercial de las pastillas, y de cada mujer. A continuación se mencionan los efectos secundarios más comunes de las pastillas del día después.

Mareos, náuseas y vómitos

Entre los síntomas más comunes están los mareos, las náuseas en aproximadamente el 50% y vómitos en el 20% de las mujeres que tomaron las pastillas del día después. Si el vómito ocurre y apenas pasaron dos horas luego de ingerir la pastilla se recomienda repetir la dosis.

Dolor abdominal y dolor de cabeza

Entre los efectos secundarios está, el dolor en la parte inferior del estómago o en el vientre que puede ser descrito como dolor abdominal, acompañado o no de calambres en la zona. Si el dolor persiste por más de dos días se recomienda asistir al médico.

Las pastillas del día después, al ser métodos anticonceptivos hormonales es común que produzcan dolor de cabeza, esto es a causa de los efectos de los estrógenos frente a la aldosterona.

Cansancio

El cansancio y la fatiga, son otros efectos secundarios relacionados directamente con las hormonas contenidas en este medicamento, estas sensaciones de pesadez desaparecen espontáneamente al paso de las 24 o 48 horas.

Dolor en las mamas

El dolor y sensibilidad en las mamas es un efecto secundario común en muchas de las pastillas anticonceptivas hormonales, por lo que también lo es, en las pastillas del día después, en general desaparece en un par de días. Si el dolor persiste, se recomienda acudir al médico.

Sangrado abundante y entre ciclos menstruales

Posterior a tomar la pastilla del día después, se puede producir un sangrado en algunas mujeres, sin embargo, son pocas las alteraciones que se presentan en el ciclo menstrual, y todas estas posibles irregularidades son toleradas por la mujer.

Cabe destacar que el 50% de las mujeres, luego de ingerir la pastilla del día después, presenta su ciclo menstrual de manera normal y en la fecha esperada. Algunas mujeres pueden tener un adelanto de su periodo menstrual, o atraso de máximo 5 días.

Síguenos en todas nuestras redes:

https://twitter.com/​TuInfoSalud

https://www.instagram.com/​tuinfosalud/

https://www.facebook.com/​tuinfosalud

https://www.pinterest.es/tu_​infosalud/

https://medium.com/@​tuinfosalud